Ruta de los Tres Reinos

Los Tres Reinos, de origen medieval, es una zona a caballo con escasa densidad de población que se encuentra ubicada entre Aragón, Castilla – La Mancha y Valencia.
Este territorio abarca alrededor de un centenar de municipios, que pertenecen a las comarcas de Sierra de Albarracín, Rincón de Ademuz, Gúdar-Javalambre y a Teruel. El mismo se prolonga por el Sistema Ibérico, área que se caracteriza por sus sierras, ríos, paisajes rurales y la abundancia de zonas boscosas.
El entorno de los caseríos es de gran valor natural, pues dispone de un patrimonio ambiental de sumo interés dado a la escasa acción del hombre que se registra desde hace décadas en esta zona. Los paisajes agrícolas, característicos por los cultivos de cereales, destacan por su cercanía a numerosas sierras que se alzan por todo el territorio.
Al mismo tiempo, los pocos cambios que se han producido en los pueblos y la tarea restauradora que viene desarrollándose en los últimos años posibilitaron la preservación de un rico patrimonio cultural. La arquitectura popular puede apreciarse en las casas construidas en piedra, que se combinan con palacios señoriales, templos, recintos amurallados, ermitas y amplias casonas, de estilos y épocas diversas.  
Al recorrer el territorio puede apreciarse de cerca el patrimonio arquitectónico, compuesto por  castillos, puentes, antiguos caminos empedrados, molinos, sistemas de riego de larga data e infinidad de corrales de ganado. Existe una amplia oferta museística, que propone itinerarios temáticos para conocer en detalle la zona.
Durante el trayecto visitamos el Rincón de Ademuz, una isla valenciana que se erige en torno al valle del Turia y a los valles del Boilgues y el Ebrón, donde se hallan las  principales poblaciones, en tanto que en la zona de alta montaña que los rodean hay pueblos y aldeas más pequeños. Además de una gran variedad paisajística, en Rincón predominan los campos de cereal y los huertos de manzanas. Incluso, podemos realizar una excursión al Cerro Calderón, 1.859 metros, que es considerado la mayor elevación de toda la Comunidad Valenciana.
El periplo puede continuar por Albarracín, un territorio singular muy popular por las pinturas rupestres que alberga y los numerosos vestigios de poblaciones antiguas que conserva.
Por su parte, en la Comarca de Teruel podemos contemplar su variedad de paisajes, entre los que sobresalen las vegas del Jiloca y Alfambra, además de zonas de alta montaña y páramos desérticos.
La Sierra de Javalambre (2.020 metros de altitud), por su lado, representa uno de los macizos más escarpados del Sistema Ibérico. Se trata de un territorio de contrastes, en el que se incluyen desde el paisaje lunar propio de la alta montaña y bosques, pasando por el desierto de las salinas y vegas. Por lo que la diversidad de su fauna y flora es impactante.

Imagen:

http://www.laspain.com/Teruel/Javalambre_Teruel1.jpg

¡Compártelo volando!Share on Google+Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Facebook