Recorriendo Santo Domingo de la Calzada

Santo Domingo de la Calzada es una ciudad perteneciente a la Comunidad Autónoma de La Rioja, cuyo origen se halla íntimamente ligado al Camino de Santiago.
La catedral, puede tomarse como punto de partida para comenzar el recorrido por la ciudad. Ubicada en la plaza del Santo, cobija el sepulcro de Santo Domingo, debido a que fue construida en su honor. El templo combina  los estilos románico, gótico, renacentista y barroco. Frente a la catedral, se halla el antiguo Hospital de Peregrinos, el cual funcionó como tal hasta el siglo XIX y actualmente constituye uno de los Paradores Nacionales de Turismo.
Continuando a la arquitectura religiosa, otro edificio sobresaliente es la abadía cisterciense de Nuestra Señora de la Asunción, que está habitado por monjas, quienes aparte de regentar un albergue de peregrinos, realizan un taller de restauración de libros antiguos y hacen una exquisita repostería, como los borrachuelos,  unos hojaldres rellenos de pudín de frutas.
Al mismo tiempo, la ciudad de Santo Domingo dispone de un centro de interpretación del Camino de Santiago, donde el turista puede  realizar un recorrido sensorial por cada una de las etapas del Camino Francés hasta arribar  a Compostela.  El centro es, a su vez, la oficina de turismo de Santo Domingo, donde se proponen cuatro rutas para pasear por  la ciudad, a saber: la jacobea, la medieval, la renacentista y la de las ermitas. Asimismo, brinda visitas teatralizadas por los lugares históricos de la ciudad, así como catas de vinos en bodegas cercanas.
Por otro lado, Santo Domingo es el recinto amurallado de mayor importancia que perdura en La Rioja, acogiendo muestras de la arquitectura gótica de la comunidad, como es el caso de  la Casa Trastámara, el edificio civil más antiguo del lugar.
En las afueras, pueden darse bonitos paseos,  como en el Paseo de la Carrera, que parte desde hileras de castaños hasta arribar a la  Ermita del santo. Otra opción es el Paseo de los Molinos, que  llega hasta las únicas huellas que persisten de los diversos molinos que se emplazaban en la zona.
Si dispones de tiempo, vale la pena visitar Haro, ciudad situada a tan solo 16 kilómetros de santo Domingo y es un templo para los aficionados al vino de Rioja. Se trata de un verdadero paraíso para los amantes del buen vino, ya que aquí es donde mejor se da la uva tempranillo, la variedad más representativa de La Rioja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *