Recorriendo las Rías Bajas de Galicia

Aquellos que buscan pasar unas vacaciones en las que prime el descanso y la tranquilidad cuentan con muchas opciones, como realizar senderismo en las islas que forman el Parque Nacional Marítimo Terrestre de las Islas Atlánticas, realizar una excursión en barco por las Rías Bajas (o Baixas) o, simplemente, disfrutar de sus playas inmersas en un paisaje de belleza inigualable.
El Parque Nacional está situado en las costas de Galicia, zona popularmente conocida como las Rías Bajas. Está compuesto por  las Islas Cíes, Cortegada, Ons y Sálvora.
Durante el verano, la vertiente oriental de la cadena natural que integra estas islas, destaca por el atractivo de sus playas y clima apacible. Mientras que, mar adentro hay imponentes acantilados, donde anidan un sinnúmero de aves marinas de Europa. Además de disfrutar de sus playas, al pasear por estas islas es posible observar la riqueza  de la fauna y flora endémica.
No todas las islas son accesibles, pero a algunas se puede llegar en ciertas épocas del año a bordo de embarcaciones de recreo que parten desde los puertos de Vigo, Beu, Baiona y Sanxenxo. Lo ideal es poder recorrer la totalidad de este magnífico parque marítimo-terrestre, ya sea a pie, en barcos de pasaje ode trabajo o en planeadoras.
Muchas son las actividades que aquí pueden hacerse, como practicar snorkle para descubrir los singulares fondos marinos haciendo snorkle y degustar exquisitos platillos a base de frutos de mar, así como recorrer sus bodegas y los sitios de especial interés.
La isla de Cortegada está ubicada frente al pueblo pesquero de Carril, separado de está por un breve paseo.  Esta isla de frondosa vegetación, acoge el bosque de laurel más grande de Europa y un fondo marino de gran riqueza. Durante el paseo, es posible toparse con las ruinas de una pomposa casona, que data de fines del siglo XIX, y los restos de su antigua iglesia monasterial.
Los roquedos de las islas de Sálvora y Ons, en los que el oleaje es muy fuerte, es donde se crían los percebes de las Rías Baixas, por lo que aquí es muy común ver a los percebeiros en sus embarcaciones en busca de los mejores ejemplares.
Las Islas Cíes son tres, a saber: Faro, Monteagudo y San Martiño. Las dos primeras están conectadas por el enorme arenal de la Playa de Rodas y el Lago dos Nenos. En la
escarpada franja occidental, es posible apreciar numerosas cuevas que han sido formadas por efecto del intenso oleaje; en tanto que en su cara opuesta pueden disfrutarse de apacibles playas.
Vale la pena aprovechar la oportunidad para realizar una visita al poblado de As Hortas, donde son conservados diversos restos de viejas construcciones. Un poco más allá de la playa das Margaridas hay un observatorio de aves, desde donde se contemplan los abruptos acantilados de la franja oriental.
Además, hay cuatro rutas de senderismo, la del Monte Faro, Alto Príncipe, Faro da Porta y la de Monteagudo, que conducen al interior de la isla, mediante las cuales puede apreciarse de cerca el encanto del paisaje y ver increíbles panorámicas. Los senderos están correctamente señalizados y su duración no excede las dos horas.

Imagen:

Wikipedia

¡Compártelo volando!Share on Google+Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Facebook