Por las calles de Cuenca

Cuenca, es un buen destino para pasar una estancia relajada. Se trata de una ciudad que, además de un bello paisaje, cuenta con un importante patrimonio monumental.
Si bien casi no queda nada en pie de la antigua muralla árabe, merece la pena realizar una visita al castillo, del cual solo se conservan algunos fragmentos, como  dos cubos y el arco de la puerta de entrada de la fortaleza.
Otro de los lugares de interés  es el edificio donde funciona el Archivo Histórico Provincial. Esta edificación ha sido por mucho tiempo sede del Tribunal de la Inquisición y luego cárcel provincial.
En relación a la arquitectura religiosa, sobresale el convento de las carmelitas descalzas. Una construcción del siglo XVII, que representó una de las más originales y bonitas casonas de Cuenca. Actualmente, el edificio es sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y otras instituciones más.
También, as aconsejable concurrir a la iglesia de San Pedro, erigida en la plaza del Trabuco. Este templo de origen románico, posee una planta octogonal hacia el exterior pero circular en la parte de adentro, todo un lujo para los seguidores de la arquitectura.
De este modo, más allá de que esto es sólo una pequeña muestra de lo que podemos encotrar en Cuenca, la ciudad dispone de más monumentos muy significativos.
La calle de San Pedro y la plaza mayor, de forma irregular, son otras de las visitas obligadas.

Imagen:

http://www.escapadafindesemana.net/

¡Compártelo volando!Share on Google+Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *