Nos vamos al Puerto de Santa María

 

El Puerto se enmarca en la Costa de la Luz, en una sección del litoral atlántico donde los pinares llegan, entre marismas, hasta la misma arena de la playa. El envidiable clima de esta población andaluza hace que sea un destino idóneo para quienes quieran disfrutar del sol, el mar y los deportes al aire libre. Y en este increíble paisaje natural, de profunda tradición marinera, se han instalado lujosos complejos turísticos, provistos de todas las comodidades que el viajero pueda desear. Urbanizaciones como Vistahermosa, Puerto Sherry o Casino de Bahía de Cádiz son algunas de ellas.

Entre los distintos sitios para conocer tenemos el Castillo de San Marcos que es uno de los edificios más sobresalientes de esta población. Levantado sobre una antigua mezquita, conserva una capilla cristiana en su Torre del Homenaje. En su trazado se descubren elementos tanto almohades como góticos, fruto de los años de convivencia cultural. Se trata de un conjunto arquitectónico declarado Bien de Interés Cultural.

Entre las construcciones religiosas de El Puerto de Santa María destaca la realización de la iglesia Mayor Prioral, cuya planta inicial se remonta al siglo XV. A esta época pertenece la Portada del Perdón, que mantiene elementos góticos, como pináculos, arbotantes y gárgolas, aunque el resto del conjunto data de una fecha posterior. Por su parte, la Puerta del Sol se diseñó en el siglo XVII, como atestiguan columnas estriadas, decoración floral y medallones.

También declarado Bien de Interés Cultural, encontramos el Monasterio de la Victoria, antiguo hospital y centro penitenciario. Su aspecto de fortaleza alterna características propias del gótico tardío con las del renacimiento. Merece la pena reseñar su espléndida portada exterior.

El Puerto es un excelente lugar para degustar lo mejor de la gastronomía gaditana. En la Bahía de Cádiz, la mesa se surte de pescados y mariscos del Océano Atlántico, que se ven acompañados por verduras y hortalizas de la huerta. La tortillita de camarones, urta a la roteña y sopa marinera son algunas de las recetas que el viajero no debe perderse. Los chocos con patatas, la almejas, el adobo, la caballa con fideos completarán cualquier menú degustación. El vino, de la Denominación de Origen de Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda.

Desde El Puerto de Santa María se hace inexcusable coger el “Vaporcito del Puerto”, que conducirá al visitante al otro lado de la bahía, a Cádiz. Aquí, los barrios de La Viña, Santa María y el Pópulo nos adentrarán en la mejor tradición carnavalera y flamenca de la región. Aunque si hablamos de flamenco, Jerez de la Frontera es cuna de las gargantas más afamadas.

No hay forma de perderse pasar por Cadiz y el Puerto de Santa María!

¡Felices vacaciones!

Fuente de la imagen

¡Compártelo volando!Share on Google+Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *