L’Ametlla de Mar, lo mejor de la costa mediterránea

L’Ametlla de Mar, en la provincia de Tarragona, es un pueblo de la costa mediterránea que se halla al sur de Cataluña, yconstituye una de las 4 comarcas de las Tierras del Ebro.
Posee una costa extraordinaria, la cual se prolonga a lo largo de 16 Km, en cuya extensión resalta la presencia de magníficos acantilados, además de  maravillosas calas de agua cristalina que ofrecen un paisaje cubierto de rocas y pinares. En fin, a lo largo de su costa es posible hallar diversos rincones en los cuales encontrará la tranquilidad y el sosiego deseado.
Entre los diferentes sitios que posee el municipio para visitar, se destaca el Museo de Cerámica Popular, en el cual  se exponen alrededor de 5.000 piezas representativas de poco más de 300 centros alfareros.


Al mismo tiempo, vale la pena conocer las ruinas del castillo de Sant Jordi d’Alfama, una fortaleza del siglo XIII, que fue sede de la Orden de Sant Jordi d’Alfama, la única orden catalana de la historia.  Allí mismo, se halla también un castillo restaurado, cuyos orígenes se remontan a los siglos XVII y XVIII.
Si recorre el puerto de l’Ametlla de Mar, podrá descubrir la nave de venta del pescado, que funciona en un edificio de un solo cuerpo y que posee una fachada de cristal, lo cual permite apreciar el entorno portuario, las barcas y el mar.
Por otra parte, la ciudad cuenta con 255 hectáreas de espacio natural protegido, como es el caso de Plana de Sant Jordi, una llanura que alberga diversas comunidades vegetales de enorme singularidad.
Otro sitio de excepcional belleza es el “Cap de Santes Creus”, uno de los mejores representantes de la costa rocosa del litoral catalán de gran naturalidad y que sobresale por sus valores paisajísticos y biológicos. Además de la naturaleza geológica de la zona, encontrará un gran número de torrentes. Al sur de dicho espacio natural se halla el “Torrent de Santes Creus i de l’Estany”, un tramo de costa rocosa en el que afloran pequeñas calas de playas de arena y guijarros, en donde también existen  estanques salobres, conformados en la desembocadura de los torrentes.
Entre muchas de las actividades que se pueden realizar en L’Ametlla de Mar está el senderismo, práctica que permite descubrir  el paisaje natural de la región. A su vez, muchos se inclinan por el buceo durante su visita, eligiendo sitios como Cala Llobeta, Calafató, Sant Jordi, Punta Galera,  Torrent del pi, entre otros lugares excepcionales.
En pocas palabras,  si desea disfrutar de lo mejor de la costa mediterránea no dude en visitar L’Ametlla de Mar, un municipio que lo sorprenderá por la singularidad de sus paisajes y el descanso prometedor que ofrecen sus numerosas calas y playas.

Fuente:

¡Compártelo volando!Share on Google+Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *