La impronta inconfundible de Valenzuela

Valenzuela es una bonita villa de la provincia de Córdoba, la cual llama la atención a quienes la visitan gracias a su amplia alfombra de serrín de diversos colores que la visten durante el mes de mayo, con motivo de la Festividad de la Cruz, que es considerada de interés turístico.
Cuentan que sus primeros pobladores han sido los íberos, de quienes se conservan importantes yacimientos arqueológicos, como el Recinto de Algarbejo así como diversos restos de murallas que se alzan en las rutas que conducen hasta Valenzuela.
Este pueblo de casas encaladas, se encuentra coronado por el edificio de la ermita del Calvario, el cual está situado en lo alto del Cerro Boyero. Gracias a su excepcional ubicación, desde aquí es posible contemplar fabulosas vistas de todo Valenzuela.
En su casco urbano sobresale la Parroquia de la Asunción, monumento que fue construido sobre un antiguo templo barroco. A pesar de su estructura moderna, aún conserva un mirador de la antigua iglesia, que se mantiene en perfectas condiciones.
Si hay algo que atrapará a todos aquellos que visiten este municipio es la magnífica postal que brinda dar un paseo por sus calles llenas de encanto. Para estar en contacto con la naturaleza del lugar, sólo basta con recorrer la loma del cerro, desde la cual se obtienen bonitas panorámicas de su entorno privilegiado.
En relación a su gastronomía, es sugerible probar los platos a base de legumbres, el principal ingrediente de la cocina tradicional de la villa.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/6/68/Corpus.jpg

¡Compártelo volando!Share on Google+Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Facebook