El paisaje de contrastes de Uleila del Campo

A aquellos que le gusten los destinos llenos de contrastes, entonces de seguro les encantará visitar Uleila del Campo. Se trata de un municipio que se encuentra situado entre la vastedad que supone el desierto de Tabernas y el paisaje marcado por la sierra de Filabres.
Entre sus calles, angostas y de pendientes abruptas, es posible visitar la Iglesia de Santa María, un majestuoso edificio de estilo neorrománico, considerado el monumento más importante de la población, que fue construido a pedido del Conde de Aguilar y cuya estampa puede apreciarse desde las afueras del municipio. Debido al estado de deterioro en el que se encontraba, se le han realizado diversas remodelaciones, siendo la más reciente la efectuada a principios de 2012, a través de la cual se realizó una redecoración del interior y una parte de la portada del templo.
Otro de los sitios destacados es el Centro de Interpretación del Trabajo Tradicional, en donde se exponen fotografías, vídeos y demás material, que dan cuenta de cómo se efectuaba la actividad agrícola, no sólo en esta localidad sino también en el resto de la comarca
Al mismo tiempo, Uleila del Campo posee numerosos espacios de gran encanto, que se mantienen intactos al paso del tiempo. Un ejemplo de ello es la plaza de los Álamos, punto de encuentro por excelencia para la mayoría de los locales.
Por otro lado, esta localidad, al estar ubicada entre dos paisajes que contrastan visiblemente, es en verdad un auténtico mirador natural, desde donde es posible obtener fantásticas vistas panorámicas de todo su entorno así como de municipios vecinos.

Imagen:

http://media-cdn.tripadvisor.com/media/photo-s/01/21/c8/35/uleila-del-campo.jpg

¡Compártelo volando!Share on Google+Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Facebook