El legado arqueológico de Minas de Riotinto

Minas de Riotinto es una pequeña población que limita con El Campillo,  Nerva, El Castillo de las Guarcas, Valverde del Camino, Los Silos y Zalamea La Real. El municipio, se halla en el corazón de la cuenca minera onubense.
La explotación de las minas de Riotinto se inició hace más de 5.000 años. A partir de entonces, una multitud de civilizaciones han pasado por estas tierras, lo cual puede apreciarse en el legado arqueológico que se expone en el Museo Minero. Cuenta con quince salas que engloban la historia de las minas, además de  varias locomotoras restauradas, con planos y maquetas del recorrido del ferrocarril. El museo integra el Parque Minero, y a pesar de su escasa antigüedad es reconocido como uno de los primeros museos temáticos de España.


Uno de los principales atractivos de la ciudad es el Barrio Inglés de Bella Vista, que está conformado por construcciones con elementos comunes a las edificaciones victorianas inglesas. Aquí, se hallan la capilla anglicana, el club y la Casa del Consejo, está última considerada la edificación más importante ya que fue el lugar donde se hospedó Alfonso XIII.
De la arquitectura religiosa sobresale la Parroquia de Santa Bárbara, la cual posee  un Crucificado de León Ortega. El templo, conserva la estética y el modelo de las construcciones victorianas, muy comunes entre los ingenieros y jefes de puestos superiores de la empresa minera.
Junto a las explotaciones mineras se ubica una necrópolis romana del siglo II, época de mayor esplendor de la zona. Las excavaciones que se realizaron en el lugar llevaron al hallazgo de diversos enterramientos, como torres funerarias y mausoleos familiares.

¡Compártelo volando!Share on Google+Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *