El entorno natural de Calpe

Al norte de la provincia de Alicante se sitúa la ciudad de Calpe,  una localidad que dispone de un clima mediterráneo, lo cual hace que las condiciones del tiempo sean envidiables durante todo el año, con inviernos cortos y veranos muy extensos con temperaturas más que agradables.
Calpe pertenece a la comarca de la Marina Alta, su paisaje está circunscripto por conjuntos de montañas, además de numerosas calas, playas y acantilados que se disponen a lo largo de la costa.
El casco urbano cuenta con un gran encanto, por tratarse de una villa marinera con un rico pasado histórico. Entre los edificios más sobresalientes encontramos el torreón de la Peça, del siglo XIV, que es el único resto que se mantiene en pie de la muralla, y la iglesia de Nuestra Señora de las Nieves.
También, vale la pena visitar la iglesia Vieja, templo de estilo gótico construido entre los siglos XIV y XV, con claras reminiscencias mudéjares que pueden observarse nítidamente en los arcos de herradura apuntalados.
En cuanto a los espacios culturales, rescatamos el Museo de Historia de Calpe, que expone en sus dos salas restos arqueológicos del siglo III y VIII hasta la actualidad, y el Museo del Coleccionismo, que está ubicado en el Torreó de la Peça y que exhibe obras de arte, tanto nacionales como internacionales.
La Torre El Castellet es un edificio con gran historia emplazado en el macizo montañoso del Mascarat. Al día de hoy, sólo se conserva una pared de piedra de 5 metros de altura, ya que el castillo resultó destruido por los ingleses durante la guerra de Sucesión. Las ruinas que se pueden contemplar actualmente no son del castillo árabe original sino que, más bien, son los vestigios de una torre vigía que fue levantada en el Mascarat a fines del siglo XVI.
En cuanto a los entornos naturales, Calpe cuenta con uno magnífico: el Peñón de Ifach de 332 metros de altura y que, dada su importancia, fue declarado Parque Natural. Posee una reserva vegetal que aglutina aproximadamente unas 300 especies diferentes de plantas, así como numerosas clases de aves marinas. Desde lo alto del peñón, es fácil divisar Ibiza.  Para los que no se animan a emprender el ascenso, pueden también disfrutar de una excelente panorámica desde el Mirador de Levante, ubicado justo en la  base del lugar.
En contrapartida, tampoco puede perderse la oportunidad de conocer el peñón de Ifac, al oeste de Calpe, un cerro de naturaleza calcárea que se erige en el mar, y que está unido a tierra mediante un istmo detrítico. Por la geomorfología de este sitio, la vegetación reinante es rupícola, con un importante valor biológico.
Para culminar con el paseo, nada más encantador que refrescarse en la Ensenada de Ifach , una cala que se halla guarecida por el Peñón de Ifach,  óptima para la práctica del buceo y la pesca. ¿Se quedó con ganas de conocer más?

Fuente:

¡Compártelo volando!Share on Google+Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *