Sos del Rey Católico

Sos del Rey Católico, es un municipio de Zaragoza que, según las crónicas medievales, es donde nació el rey Fernando II, el último rey de la Corona de Aragón. Pero aparte de este detalle histórico tan importante, Sos es un pequeño pueblo amurallado, declarado conjunto histórico, que por su aspecto medieval pareciera que se hubiese congelado en el tiempo.
Sos se erige sobre un cerro, posición estratégica que le permitió durante el siglo XV vigilar a la vecina Navarra, época en que se encontraba inmersa en una guerra civil de proporciones.
La muralla y las siete puertas de entrada de la villa se conservan en perfecto estado. Este interesante conjunto arquitectónico puede ser apreciado  desde la carretera. Para recorrer el núcleo poblacional, podemos comenzar por la Puerta de Zaragoza, desde la cual parte la calle principal. Durante el paseo, es posible contemplar las fachadas de las casonas con sus detalles góticos y renacentistas.
En el Palacio de Sada, donde nació el rey, funciona actualmente un centro de interpretación dedicado a Fernando II. Antes de arribar al castillo que domina la población, está la lonja medieval, en cuyo suelo, parte del cual procede de la antigua prisión de Sos, se pueden apreciar inscripciones realizadas por los presos durante la Guerra Civil y el periodo de posguerra.
Por último, en Peña Feliciana, accedemos al conjunto compuesto por el castillo y la iglesia de San Esteban. Como el castillo se encuentra en ruinas, solamente se puede observar el exterior y la torre del homenaje. En la iglesia de San Esteban, el principal templo de la villa, se conserva la pila en la que se bautizó a Fernando el Católico. Esta iglesia contiene además un museo de arte sacro, que expone lienzos barrocos, tallas góticas y una gran cantidad de piezas de orfebrería, entre tantos otros tesoros artísticos.

Imagen:

Wikipedia

O Grove, ¡allá vamos!

O Grove, situado en la provincia de Pontevedra, Galicia, es un municipio que combina una caprichosa geografía con paisajes excepcionales. Bellas playas muy bien equipadas y una pujanza turística compuesta por senderismo, golf, arqueología y una activa vida nocturna, son sólo una muestra de lo que te depara en tu viaje a O Grove.
La pequeña península de O Grove, localizada en la entrada de la ría de Arousa, se halla unida al continente por O Bao, un istmo que posee al este la marisma de Umia-O Grove y al oeste la playa de la Lanzada. Por medio de un puente, es posible acceder a la isla de A Toxa para disfrutar de las aguas termales, aprovechar para embellecerte en un spa, jugar al golf o, mejor aún, entretenerte en su estupendo casino.
Este paraíso de ensueños es, además, uno de los principales puertos pesqueros y marisqueros de la Comunidad Autónoma de Galicia.
Para despuntar el ocio, nada mejor que surcar las aguas del Arousa a bordo de algún catamarán o barco, hasta el muelle de O Grove. También, puedes optar por practicar surf, windsurf o kitesurf en las playas de La Lanzada, así como vela, moto náutica o remo en las playas localizadas al norte de la península. Para los más aventureros, está la posibilidad de realizar una excursión de buceo para descubrir los desconocidos fondos marinos del lugar.
Mientras que la naturaleza en O Grove te sorprenderá con rincones de una belleza inigualable, como es el caso de la ensenada de O Bao, un espacio protegido y la zona húmeda más importante de Galicia, o la laguna de A Bodeira, que sorprende por la gran variedad de aves migratorias que visitan el lugar. Otros de los espacios protegidos con los que cuenta el municipio son Red Natura 2000, Espacio Natural del Complejo Intermareal Umia-O Grove, A Lanzada, Punta Carreirón y la Laguna A Bodeira.
Si todo lo anterior te deslumbró ni qué decir entonces de los diez kilómetros de playa que ofrece O Grove, destacándose las  playas de A Lanzada, que cuenta con un bello paseo de madera,  Área da Cruz, orientada al sur, Raerios, la cual ofrece una hermosa vista de la Isla de Ons,  y la playa de Área das Pipas, ubicada en un entorno rural.
La geografía, la historia y las encantadoras playas de O Grove, convierten a este lugar en un destino verdaderamente de ensueño.

Lo mejor de Calles

En esta ocasión, haremos una visita a Calles, un municipio perteneciente a la Comarca de Los Serranos, en la Comunidad Valenciana. La villa se encuentra ubicada en un llano, sobre la margen derecha del río Tuéjar.
El pueblo se alza en torno a la iglesia parroquial de la Purísima Concepción, la cual se localiza en el centro de Calles.
El término municipal posee una superficie por demás montañosa y abrupta, pudiéndose destacar las elevaciones de Peña Uncel (993 m.), Mataja (1.024 m.),  Castellano (1.059 m.) y Escorpión (645 m.).
El territorio de Calles, se encuentra bañado por las aguas de los ríos Tuéjar y Turia, éste último transcurre entre los imponentes paredones del paraje conocido como La Cerrada.
Si salimos de paseo por Calles, podemos hacer un alto en la Ermita de Santa Quiteria, Patrona del municipio, la cual se ubica justo en el centro de una curva cerrada de la carretera, frente al pueblo.
También, vale la pena acercarse hasta la Iglesia de la Purísima Concepción, un templo originario templo del siglo XVII, cuya fachada puede apreciarse desde la Plaza de la Iglesia.
Otro de los atractivos del lugar es el Acueducto romano de laPeña Cortá”, el cual es considerado uno de los más excepcionales de la Comunidad Valenciana. Dicho acueducto empieza en el Azud del río Tuéjar, a 600 metros sobre el nivel del mar. Esta obra monumental, realizada con el propósito de salvar el Barranco de la Cueva del Gato, debe su nombre al corte tan singular que se ha realizado sobre la roca para la construcción del acueducto.
Además, Calles se caracteriza por sus diversas torres que se alzan en su entorno, de las que sobresalen la Torrecilla, que fue utilizada como torre de vigilancia, y la Torre de Castro, una estructura de origen medieval.

Imagen:

http://refugioderosa.webcindario.com/paisajes/VALENCIA/calles.jpg

Vacaciones al natural en el Embalse de Arrocampo

En las proximidades del Parque Nacional de Monfragüe, en el noreste de la provincia de Cáceres, se ubica el Embalse de Arrocampo, espacio natural protegido que integra la Red Natura 2000.

Por sus singulares características, Arrocampo es un embalse que conforma un enclave único en Extremadura, habitado por una avifauna peculiar y rara de observar en el interior peninsular. Debido a que el embalse cumple la función de refrigerar la central nuclear de Almaraz, el nivel del agua no varía sino que es constante. Por esa razón, en la mayor parte de la orilla abunda la vegetación palustre.

Por su cercanía a dos autovías, el embalse es un sitio de fácil acceso. En este caso, es interesante tomar las dos rutas propuestas por el Parque Ornitológico de Saucedilla. La primera consiste en un recorrido de aproximadamente 4 km por senderos de tierra, realizando paradas en cuatro observatorios. Se puede realizar caminando o en vehículo, de acuerdo al estado de la vía. En tanto que la segunda ruta es un corto paseo en vehículo entre Saucedilla y una balsa de riego cercana. Ambas rutas comienzan en la Oficina de Información, en el sur de Saucedilla.

En total existen cinco observatorios, aunque también se pueden utilizar las rampas de subida como mirador para avistar aves palustres, como la garcilla cangrejera, bigotudo, calamón y garza imperial, etc.

Cualquier época del año es buena para visitar Arrocampo, aunque el invierno y la primavera suelen ser considerados los mejores momentos para hacerlo.

Entre Arrocampo y Monfragüe hay una gran extensión de dehesas. Para apreciarlas mejor, lo ideal es tomar la carretera que une Serrejón y La Bazagona o alguna de las que llegan hasta Toril.

En los pueblos situados en los alrededores puede contemplarse diversas muestras de arquitectura popular y monumental, como es el caso de las iglesias parroquiales de Almaraz y Saucedilla, y el castillo de Belvís de Monroy, este último construido entre los siglos XIII y XIV.

Imagen:

Wikipedia

Bienvenidos a El Puerto de Mazarrón

La región de Murcia le depara al viajero lugares de singular belleza, como es el caso de El Puerto de Mazarrón que constituye uno de los centros veraniegos por excelencia de la provincia, gracias a sus atractivas y apacibles playas.
En El Puerto de Mazarrón, es posible apreciar las famosas Erosiones de Bolnuevo que representan un espectáculo digno de ser visto, una auténtica obra natural creada por la acción del viento. Desde este punto hasta las playas, las sensacionales costas de El Puerto de Mazarrón se encuentran bañadas por cálidas aguas marinas. Entre las playas más populares es posible mencionar la Reyna, Bahía, cala Amarilla, Covaticas y Percheles, entre otras.
Al mismo tiempo, podrás realizar un recorrido por los diferentes lugares culturales y monumentos arquitectónicos característicos de esta localidad.
Sitios como el Ayuntamiento y el Antiguo Ateneo Cultural representan dos de los atractivos más emblemáticos. En cuanto a la arquitectura religiosa, sobresalen la encantadora iglesia de San Andrés, la cual data del siglo XVI y dispone de un artesonado mudéjar, y el Convento de la Purísima, la patrona local, donde suelen congregarse los fieles.
Por su parte, encontrarás numerosas torres, las cuales te dejarán estupefacto por su construcción de diversos estilos y tiempos, como es el caso de la Torre de Vieja de la Cumbre, así como la Torre de los Caballos y la Torre de Santa Isabel. Todas ellas, claros exponentes del siglo XVI.
No puedes perderte la oportunidad de realizar este gran viaje a El Puerto de Mazarrón. Reserva tu alojamiento y prepárate para disfrutar de la grata experiencia que te ofrece esta bonita ciudad.

Cuzcurrita de Río Tirón

Cuzcurrita de Río Tirón es un municipio de la comunidad de La Rioja, cuyo territorio es atravesado por las aguas del río Tirón.

De paseo por este bello pueblo, podemos comenzar visitando la Iglesia Parroquial de San Miguel, que se alza junto al río y que compone junto con bellísimas casonas barrocas el conjunto arquitectónico de la Plaza Mayor. Se trata de un edificio dieciochesco, que sobresale por su singular fachada. Además del crucero y sus retablos, el templo se destaca por albergar en su interior numerosos elementos neoclásicos, así como importantes ejemplos de orfebrería y pintura.

Mención especial merece El Castillo, un interesante recinto fortificado que se erige a orillas del río Tirón. Dicha fortaleza fue construida siguiendo los lineamientos clásicos de los castillos señoriales de la Rioja Alta, posee una muralla cuadrada y un torreón central.

Otro de los símbolos de este lugar es el Puente de Piedra, datado en el siglo XV, que conserva ciertas características de su estructura original a pesar de que debió ser sometido a diversas obras de reedificación.

El Rollo, popularmente conocido como El Bolo, es todo un referente del municipio. Este monumento, coformado por cinco tambores de piedra y un cono de coronación, el tambor inferior, supera los tres metros de altura.

De su arquitectura popular vale la pena mencionar a El Fielato, un pequeño edificio que está ubicado en la entrada de la Villa, donde antiguamente se efectuaba el cobro de los derechos de consumo de las mercancías que ingresaban al municipio para su distribución.

La Caseta Bonita, es otro de los atractivos de este destino. Se trata de una construcción rústica de piedra que, por más de un siglo, cobijó a los agricultores durante los calurosos días de la trilla.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/c/c8/Cuzcurrita_de_rio_tiron.jpg/800px-Cuzcurrita_de_rio_tiron.jpg

Turismo en Estepona

En plena Costa del Sol y al suroeste de Málaga se alza Estepona, una atractiva ciudad de la  Andalucía Occidental que tiene mucho por descubrir.
La Sierra Bermeja se diferencia del resto del paisaje por el tono rojizo de sus rocas. Desde allí, es posible obtener maravillosas vistas del litoral y del Peñón de Gibraltar.
Respecto a las construcciones religiosas, el edificio más sobresaliente es la iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Remedios, un templo del siglo XVIII que se destaca por su portada en la que se observa una mezcla de estilo rococó con otros rasgos propios de la arquitectura colonial. Continue reading

Turismo de sol y playa en Vera

Los amantes del sol y la playa, en su búsqueda de nuevos destinos para descansar, pueden recalar en Vera, un atractivo pueblo de la provincia de Almería. Este lugar es muy elegido por los que practican el naturismo, pues hay playas y hoteles que ofrecen exclusivamente servicios para los nudistas.
Esta localidad cuenta además con una oferta cultural sumamente interesante, debido al  patrimonio histórico y artístico que posee. En la zona del caso antiguo, con su entramado de calles estrechas y empinadas, pueden contemplarse los blancos caseríos cuyas fachadas alegran la vista de los transeúntes con sus flores. Por esta zona, se hallan los principales monumentos y edificios de Vera, como es el caso de la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, construida a modo de fortaleza en el siglo XVI en el interior del recinto amurallado de la villa. También, se destacan el Ayuntamiento, edificio del siglo XIX donde se encuentra el Archivo Histórico, catalogado como uno de los mejores de la región; y el Museo Etnográfico y Arqueológico, sitio en el que se expone una maqueta de lo que según se cree fue un antiguo asentamiento musulmán que estuvo ubicado en el Cerro del Espíritu Santo.
En cuanto a los edificios de carácter religioso, vale la pena mencionar al Convento de los Mínimos, que atrae la atención por su iglesia fortaleza; la Iglesia de San Agustín, erigida a pedido de Carlos V en el siglo XVI; la Ermita de San Ramón, datada en el siglo XVIII; y la Ermita de la Virgen de las Angustias, patrona del municipio. Además, puede visitarse la Ermita de la Virgen de las Huertas, en las afueras del núcleo urbano, muy concurrida por los vecinos durante la celebración de la romería que se realiza aquí cada año. En torno a ella se localiza el Roceipón, uno de los más importantes yacimientos arqueológicos romanos de Vera.
Los visitantes no deben dejar pasar la oportunidad de visitar el Cerro del Espíritu Santo, sitio en el que se han hallado restos romanos y musulmanes de especial interés.
Para disfrutar del sol, Vera cuenta con un atractivo Paseo Marítimo, además de las playas de las Marinas, Puerto del Rey y la del Playazo, siendo esta última la preferida por los nudistas.

Imagen:

Wikipedia

Viaje por Abanto

Abanto, ubicado a aproximadamente unos 130 Km de Zaragoza, es un pueblo de gran encanto, con monumentos y bellos paisajes para conocer.

Cerca de aquí está la laguna de Gallocanta, que con sus 1.400 hectáreas de superficie se presenta como la de mayor extensión de toda España. Esta reserva natural acoge a una gran cantidad de aves acuátivas, por lo que es el sitio elegido por los ornitólogos de toda Europa.

Uno de los símbolos de la población es la iglesia parroquial de la Asunción, la cual se alza en pleno centro del casco urbano. Se trata de un edificio de portada barroca, cuyos orígenes se remontan al siglo XVIII. Su interior está dividido en tres naves de planta rectangular y alberga una imagen de madera dorada de San Bernardo, que justamente preside el retablo del altar mayor.

A poco más de mil metros de la entrada de la localidad se ubica la Ermita de los Mártires San Fabián y San Sebastián, de la cual se desconoce con certeza su fecha de su creación. De todos modos, su estructura se mantiene bien conservada.

El paraje más importante de Abanto es el Embalse o laguna de Las Fuentes, que se nutre de manantiales de gran caudal que emergen por bajo de una enorme roca así como de las fuentes que originan al río Ortiz. Aquí, los visitantes pueden aprovechar para darse un baño, pescar o pasar un rato ameno saboreando las viandas del merendero.

El Castillo de Pardos, es una fortaleza que fue reutilizada por los musulmanes, quienes construyeron en ese lugar una torre pequeña, convertida luego en palomar.

Otros lugares destacados son la Fuente del Hostal, espacio de reunión de los locales,  Las Salinas, una bonita construcción de barros y piedras, las escuelas, que actualmente están cerradas, y la casa del médico.

Imagen:

http://www.abanto.es/lugares/hostal/Grandes/paisaje3.jpg

El Sardinero, el paraíso de Santander

Considerada la ciudad-balnearo de la burguesía española del siglo XX que pasaban sus vacaciones en aquel paraíso del mar Cantábrico. Es una de las zonas más bonitas de Santander, provincia situada en la comunidad de Cantabria, al norte de España.

Barrio y enclave turístico de la ciudad de Santander. Sus extensas playas se extienden entre la conocida Península de la Magdalena y la zona de Mataleñas. El terreno físico forma un abra que da el nombre a la zona.

El Sardinero empezó a ser conocido a principios del siglo XX cuando se inaugura el Palacio de La Magdalena como residencia del rey Alfonso XII para pasar sus vacaciones de verano en Santander. Tras las visitas continuas del rey, la alta sociedad española castellana y madrileña comenzaron también a elegir El Sardinero como destino turístico. Debido a la afluencia de gente durante los meses de verano se construyeron nuevos edificios con un estilo artquitectónico de la Belle Époque y balnearios parecidos al de Biarritz.

Para dar alojamiento a los turistas se edificaron gran cantidad de Hoteles en Santander como el Hotel Real, el más conocido de la zona de El Sardinero. Además de zonas de ocio como el Gran Casino, el hipódromo y el campo de polo. Todo esto dio lugar a una extensión funcional del espacio de la costa que transformó la morfología urbana de El Sardinero hasta quedar como es hoy.

La Plaza de Italia (la antigua Plaza del Pañuelo) se llenó de más hoteles, alamedas, casas de baño comunicando todo el barrio de El Sardinero con paseos como el de Reina Victoria, Pérez Galdós y el de Menéndez-Pelayo.

Pero la belleza de El Sardinero se encuentra en sus playas, sobre todo en la primera y segunda playa: la Playa del Camello y la Playa de los Bikinis junto a la Península de la Magdalena, respectivamente. Cerca de estas playas se encuentran las más importantes infraestructuras culturales y deportivas como es el Palacio de Congresos y Exposiciones, los Campos de Sport del Sardinero o el Palacio de Deportes, donde juegan regularmente el club de balonmano Teka Cantabria y el de baloncesto Lobos Cantabria.

Gracias a la afluencia de turistas acceder a unas vacaciones en El Sardinero es apto para todos los bolsillos. Aunque, desde la primera mitad del siglo XX, esta zona de extensas playas continúa siendo el paraíso perfecto para las clases acomodadas. Sin embargo, existen grandes ofertas de hoteles, sobre todo en la ciudad de Santander. Te explican cómo llegar al Sardinero, qué sitios visitar, restaurantes y visitas guiadas a ciudades cercanas. Si aún no tienes pensado dónde ir de vacaciones ahora puedes aprovechar y conocer las playas más bonitas del mar Cantábrico.