Arucas, la ciudad de las flores

La ciudad de Arucas, al norte de la isla de Gran Canaria, se halla en los límites de los municipios de Teror y Majo, Firgas  y las Palmas de Gran Canaria. El poblado está asentado en la ladera de la montaña de Aruca.
El casco antiguo de Arucas cobija un interesante patrimonio artístico, por lo cual ha sido declarado Conjunto de Interés Histórico- Artístico en 1976. En el casco viejo se destaca la iglesia de San Juan Bautista, construida sobre la antigua ermita de San Juan, que fue la primera construcción religiosa de la ciudad. Dicha iglesia posee un estilo ecléctico, con grandes influencias neoclásicas. En el interior del templo, se conservan obras pictóricas y escultóricas de gran valor, provenientes de escuelas flamencas, italianas y andaluzas. Otros edificios de interés son la casa de la Cultura, la casa consistorial, y el mercado municipal. Tales construcciones disponen de un tipo de piedra volcánica que es popularmente conocida como “piedra de Aruca”, con bellos colores azul y gris.
La Heredad de Aguas es otro de los edificios importantes del conjunto histórico. Las obras se iniciaron en 1909 y sobresale por la cúpula gallonada y la ornamentación con la piedra de la isla, además del reloj que adorna su portada.
Para familiarizarse con la historia y cultura del lugar, se recomienda visitar la sede del Museo Municipal, ubicado en la antigua casa del Mayorazgo, y el Museo del Ron, que exhibe todo lo relacionado con las destilerías Arehucas, fundadas en 1884.
Otro sitio interesante que vale la pena conocer son las Salinas del Bufadero, las únicas que se conservan de tracción humana ya que el agua se portaba a hombros desde la primera línea del mar hasta los cristalizadores.
En cuanto a las playas de Arucas podemos mencionar la de San Andrés, la más larga del municipio, Los Enanos, playa formada por bolos, Quintanilla, de fina arena dorada,  Los Charcones,  el Puertillo y el Charco de las Palomas, una pequeña playa virgen repleta de riscos. Otras playas solitarias son la de los Marrajos, las Salinas, y la Fuente. En todos los casos, el oleaje de las aguas es fuerte.
Por último, no se pierda del Jardín Municipal que está conformado  por varias zonas pavimentadas y arboladas. Cuenta con una vegetación variada, con plantas de todos los contienentes, de ahí que la villa es conocida como la “Ciudad de las flores”.

¡Compártelo volando!Share on Google+Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *