Santander, ciudad balnearia

A orillas del Mar Cantábrico se halla Santander, una encantadora ciudad portuaria que atrae a los viajeros  con sus increíbles balnearios, ideales para disfrutar del sol y del mar, contemplando el bello paisaje marítimo.
El turismo se ve atraído, además, por sus impactantes monumentos y sus pintorescas calles, que dan muestra de una ciudad moderna, con una importante infraestructura en restaurantes, lugares de ocio y centros comerciales.
De recorrida por Santander, no puedes perderte  el Paseo de Pereda, donde podrás apreciar típicas casas de miradores. En torno a la Plaza Porticada se halla la antigua Catedral, que data del XIII, y otros edificios de interés, aglutinados todos en los alrededores del Casco Antiguo.
Para ir de compras, resulta aconsejable dirigirse a las calles más populares, como el Arrabal o el Cubo, donde se pueden adquirir artesanías típicas de la región. También, se puede optar por concurrir al conocido mercado La Esperanza. Continue reading

Visitando Huesca

Huesca, perteneciente a la Comunidad Autónoma de Aragón, es una ciudad del  noroeste de España que tiene la particularidad de poseer su historia escondida en los diversos edificios que se encuentran, sobre todo, en el casco histórico.Es una localidad perfecta para hacer una escapada original con la pareja o la familia. Además el entorno ofrece muchas posibilidades: desde visitas a pintorescos pueblos y castillos románicos, pasando por la práctica de deportes de montaña como la escalda o el barranquismo hasta lujosos balnearios en el corazon de las montañas.
Precisamente, es en el casco histórico donde se alza la  Catedral de Huesca, que data del siglo XIII y que fue construida en el mismo sitio en donde supo haber un foro romano. En la misma zona, se halla la Casa Consistorial, la cual constituye un vivo ejemplo de la arquitectura aragonesa.
Con referencia a los edificios religiosos, durante el paseo por Huesca es imposible  dejar de visitar la Iglesia de las Miguelas, la Basílica de San Lorenzo y la Ermita de Salas, tres bellos templos de estilo románico oscense que fueron levantados en el siglo XII. El Monasterio de San Pedro el Viejo, es otra edificación que vale la pena apreciar.

Continue reading

Sorpréndete con el gran legado de Zaragoza

Si estás pensando en viajar a Zaragoza, aquí te acercamos una breve guía con los principales lugares de interés. Esta hermosa ciudad te sorprenderá por su exquisito  patrimonio histórico-monumental, fruto de un legado increíble que se pone de manifiesto en sus magníficas obras de la arquitectura civil y religiosa, así como en los importantes museos que atesora.
La Basílica del Pilar, de estilo barroco, es uno de los templos más importantes de la ciudad ya que es al mismo tiempo un centro de peregrinación y un centro artístico de gran calidad. Alberga obras de gran valor pertenecientes a distintas épocas, entre las que se destacan los frescos de la bóveda del Coreto y la cúpula Regina martyrum, realizados por Goya. Además, sobresalen  el Retablo Mayor del siglo XVI, el Coro Mayor, el Órgano, y la Santa Capilla. Continue reading

¡A disfrutar de Almuñécar!

Almuñécar es una ciudad de la provincia de Granada que ofrece un paisaje en el cual predominan el mar y las montañas, además de brindar bellas playas a lo largo de 20 kilómetros que resultan ideales para la práctica de  deportes acuáticos.
Si buscas un sitio para disfrutar en familia lo encontrarás en la playa de Calabajío, ya que dispone de aguas poco profundas, siendo ideal para quienes viajan con niños. Dicha playa, cuenta con un maravilloso entorno natural, el cual es posible apreciar realizando senderismo. Mientras que para aquellos que buscan diversión, vale la pena conocer  Puerta del Mar, que posee una importante infraestructura hotelera así como numerosos lugares de ocio y diversión.
Por su parte, La Herradura que es el sitio por excelencia para los amantes del buceo y aficionados a este deporte.
Más allá de sus maravillas naturales, Almuñécar cuenta con monumentos y edificios de enorme interés, que constituyen el legado de antiguos poblados y civilizaciones. Así, es posible apreciar monumentos tales como el acueducto, las termas y la famosa Cueva de Siete Palacios. También, es aconsejable realizar una visita al  Museo Arqueológico, donde se llevan a cabo interesantes exposiciones con piezas de yacimientos cercanos.
Los musulmanes han dejado un vasto legado arquitectónico, que incluye palacios e iglesias.
El casco urbano, que se caracteriza por sus laberínticas calles, está circunscripto por una muralla medieval, donde se erige el castillo de San Miguel.
Por otro lado, en la playa de Tesorillo se pueden contemplar las viejas atalayas de vigilancia, las cuales fueron utilizadas en el pasado a modo de resguardo contra los ataques de piratas y forasteros.
También, vale la pena dar una vuelta por el castillo de la Herradura, en donde es posible participar de visitas guiadas. Luego, no dudes en ir al Museo de Historia de la Ciudad, donde se realizan exposiciones permanentes y momentáneas  acerca de la historia de la ciudad.

Fuente: Foto

Foto del puerto de Mahón

El puerto natural de Mahón

Foto del puerto de Mahón

Puerto de Mahón

La ciudad de Mahón, capital de Menorca, se sitúa en uno de los más bellos puertos naturales del Mar Mediterráneo. Además de tratarse de una ciudad con una gran tradición histórica, debido a que durante siglos ha sido escenario de desembarcos famosos, es un lugar que posee atractivos rincones, dignos de conocer.
Posee un buen número de iglesias, preciosos edificios y palacios cargados de historia. La mayor concentración de edificios históricos se puede observar en los alrededores de  las plazas Colón, Sant Francesc, Conquesta y Miranda, precisamente dentro de la zona del casco histórico.
Si deseas conocer los principales monumentos de Mahón, sólo tienes que dirigirte hacia la plaza de España, sitio en donde se encuentra la Iglesia de Santa María, una construcción de estilo gótico que data del siglo XIII y que fue remodelada en el XVIII. Asimismo, también podrás apreciar el Ayuntamiento, un edificio de estilo renacentista que se destaca por el reloj que luce en su fachada, el cual fue llevado a la isla de Menorca por el primer gobernador británico, Richard Kane.
En torno a la Plaza del Carmen, se ubica la iglesia que lleva el mismo nombre, datada en el siglo XVIII. También, vale la pena visitar la iglesia de Sant Francesc, antiguo convento franciscano de Jesús que actualmente sirve de sede para el Museo de Menorca. A través de sus diferentes salas, es posible realizar un recorrido por la historia y las costumbres del pueblo menorquín.
Por otro lado, en las proximidades de Mahón se localizan algunos de los yacimientos prehistóricos más antiguos y significativos de la zona, como por ejemplo el de Trepucó.
Para los que deseen ir de compras, deberán dirigirse a la peatonal Carrer Nou, en donde se alzan un sinnúmero de tiendas que ofrecen un surtido espectro de productos artesanales de la zona.
Otro de los sitios más maravillosos, y que no puedes dejar de conocer durante tu visita en  Mahón, es la zona del puerto natural, donde existe una importante oferta de ocio y donde además se hallan una gran cantidad de bares y restaurantes para que puedas degustar lo mejor de la comida local contemplando el paisaje conmovedor que brinda el mar.
Debido a que Mahón forma parte del 60% de Menorca que es considerada zona protegida, es el lugar perfecto para realizar actividades, como el senderismo y el ciclismo, en contacto directo con la naturaleza.
Es preciso señalar que la oferta hotelera de Mahón es bien amplia, habiendo alojamientos para todos los gustos y bolsillos. No lo dudes más, Mahón te espera.

Un paseo por Colomera y su entorno

Colomera es un pequeño pueblo de la provincia de Granada que resulta de especial interés para aquellos que optan por el turismo de carácter rural y cultural. Este municipio, forma parte de la Ruta del Califato, uno de los itinerarios de las Rutas de Al-andalus, por lo que el visitante quedará asombrado con su bello entramado urbano, en el que se alzan diversos monumentos, y con el entorno natural que lo rodea, que resulta ideal para la práctica deportes tales como la pesca, el senderismo o el piragüismo.
El casco urbano, de calles estrechas y empinadas, se dispone  sobre la ladera de un cerro, el cual se halla coronado por los restos de antigua una fortaleza del siglo IX. Además del Castillo árabe, merece mención especial la Iglesia de la Encarnación, templo declarado Monumento Histórico Artístico que fue erigido sobre una antigua mezquita durante el siglo XVI. La iglesia, que dispone de tres naves, se caracteriza por su bello artesonado y por su decoración con elementos góticos, mudéjares y renacentistas.
Otras construcciones que seguramente el visitante no querrá dejar de visitar, dado su gran valor histórico, son un puente, una necrópolis y una calzada romana, además de la Ermita del Calvario que data del siglo XVII. Tanto el puente como la mencionada calzada se hallan en el paraje conocido como Molino del Puente, popularmente llamado Molino de Zacarías, mientras que la necrópolis está ubicada en la Era del Chopo.
Con respecto a la gastronomía de los colmenereños, aparte del aceite de oliva virgen extra, destacan el choto al ajillo, las migas, los guisos de cordero, la fritada de conejo con tomates y pimientos, entre otros platos típicos que son elaborados con productos derivados del cerdo y de la caza menor.

Imagen:

granadasiempre.blogspot.com.ar

Manises: “Artística y Laboriosa”

Manises es un municipio situado en la comarca de L´horta Sud, a orillas del río Túria, en la Comunidad Valenciana. Un dato curioso es que desde 1926 la ciudad ostenta el título de ‘Artística y Laboriosa’, que le fue concedido por su cerámica artesanal e industrial cuya calidad es conocida en todo el mundo. Al dar un paseo por el centro histórico es posible toparse con diversos  talleres artesanales y tiendas donde apreciar y adquirir esta cerámica.

El Museu de Ceràmica de Manises es, sin dudas, una de las visitas obligadas. En el mismo, que funciona en una casa señorial del siglo XVIII, es posible ver una interesante colección de piezas de cerámica elaboradas con diferentes técnicas.

Más allá de la cerámica, Manises cuenta con otros atractivos de interés artístico. Tal es el caso de la iglesia parroquial de San Juan Bautista, templo neoclásico construido en el siglo XVIII, que además presenta algunos elementos barrocos.  La decoración con azulejos y una bella cúpula destacan del conjunto.

En la Plaza de la Iglesia se ubica la Torre de Olla, construcción que representa la parte más antigua de esta localidad. Visitarla es como acceder a la historia de Manises.

También es interesante conocer el acueducto medieval, del cual sólo se conservan algunos restos en la actualidad.

Imagen:

hispavista.com