Manises: “Artística y Laboriosa”

Manises es un municipio situado en la comarca de L´horta Sud, a orillas del río Túria, en la Comunidad Valenciana. Un dato curioso es que desde 1926 la ciudad ostenta el título de ‘Artística y Laboriosa’, que le fue concedido por su cerámica artesanal e industrial cuya calidad es conocida en todo el mundo. Al dar un paseo por el centro histórico es posible toparse con diversos  talleres artesanales y tiendas donde apreciar y adquirir esta cerámica.

El Museu de Ceràmica de Manises es, sin dudas, una de las visitas obligadas. En el mismo, que funciona en una casa señorial del siglo XVIII, es posible ver una interesante colección de piezas de cerámica elaboradas con diferentes técnicas.

Más allá de la cerámica, Manises cuenta con otros atractivos de interés artístico. Tal es el caso de la iglesia parroquial de San Juan Bautista, templo neoclásico construido en el siglo XVIII, que además presenta algunos elementos barrocos.  La decoración con azulejos y una bella cúpula destacan del conjunto.

En la Plaza de la Iglesia se ubica la Torre de Olla, construcción que representa la parte más antigua de esta localidad. Visitarla es como acceder a la historia de Manises.

También es interesante conocer el acueducto medieval, del cual sólo se conservan algunos restos en la actualidad.

Imagen:

hispavista.com

Visita Requena

Requena es una atractiva ciudad que, con sus aproximadamente 22.000 habitantes,  es la más grande del interior de la provincia de Valencia. Posee una vasta tradición industrial y artesanal.
En la zona existen importantes restos prehistóricos, a pesar de que el progreso histórico de  la ciudad de Requena se ha basado básicamente en su condición de plaza fuerte, cuya misión era controlar uno de los accesos a la Ciudad de Valencia desde el interior.
La Villa, cuenta con una exquisita gastronomía, típica de la meseta, destacándose el gazpacho manchego, los embutidos y la caza, entre otros.
El cerro habitado desde tiempos remotos, representa  una zona de construcción tradicional, en la que se tornan visibles diversas mejoras de restauración.
En dicho entorno, se alzan dos templos góticos: el de Santa María y El Salvador, además del antiguo Castillo, del que se conserva en perfecto estado la Torre del Homenaje, y algunas casonas, restos de muralla, arcadas, etc.
La Plaza de la Villa, constituye el centro del casco viejo. Por debajo de esta zona, aún persisten algunos túneles y pasadizos, que antaño hacían las veces de bodegas.
En Requena, una de las visitas obligadas es el Museo del Vino, donde se celebran las Fiestas de la Vendimia, desde hace poco más de medio siglo, que incluyen desfiles y cabalgatas. Durante dicha celebración, el vino es gratis para todos, habiendo incluso fuentes por toda la ciudad que manan la bebida típica del lugar.  
En fin, visitar Requena te permitirá disfrutar del sabor de un buen vino además de conocer al calor de sus gentes.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/b/b0/ReqFortaleza.JPG/450px-ReqFortaleza.JPG

Ruta por el Valle de Ayora y alrededores

Adentrándonos en la provincia de Valencia, más precisamente en el Valle de Ayora, llama poderosamente la atención el encanto del paisaje surcados por los ríos Júcar y Cabriel, en donde hay atractivos caseríos que constituyen el cobijo ideal para los amantes de la vida al aire libre y el turismo rural. Hablando específicamente de Ayora, la capital del valle, allí es donde se atesora Cautelar de Meca, un antiguo poblado ibérico de especial interés histórico y artístico.
Gracias a la naturaleza y el esfuerzo de los ayorenses, fue conformándose este enclave en un centro turístico del interior de Valencia, lo cual se evidencia en su amplia oferta de casas rurales o de alquiler, actividades culturales y de excursiones para apreciar de cerca la riqueza natural del Valle de Ayora.
Sin embargo, no caben dudas que  de todo su patrimonio se destaca el pueblo ibérico de Castellar de Meca, una auténtica joya que permanece oculta en el Valle de Ayora. Se trata de un antiguo poblado en el que se conservan vestigios que se remontan al siglo VIII a. de  C. de los primeros habitantes de la zona. Un tanto más antiguas son las pinturas rupestres del Abrigo del Sordo, que se hallan en los alrededores de aquel poblado.
Castellar de Meca está ubicado a aproximadamente diez kilómetros de Ayora, sobre una colina de gran altitud de la Sierra de Mugrón. En este yacimiento es posible observar el viejo trazado de las vías del ferrocarril, al igual que la arquitectónica de las construcciones de los antiguos pobladores, una verdadera fortaleza natural a la que solamente podía accederse por un camino sinuoso excavado en la roca caliza.
Las ruinas de esta ciudad ibérica conforman un impactante conjunto y testimonian la envergadura de esta espectacular ciudad-fortaleza, que supo ser uno de los centros principales de la cultura íbera.
Otros de los encantos del Valle de Ayora residen en sus costumbres, rutas de senderismo, excursiones por el río y una exquisita gastronomía.
Uno de los pueblos que merecen ser visitados es Cofrentes, que sobresale por su castillo  y su balneario. Se encuentra situado en la cima de una colina rodeada por las aguas del río Júcar, por el cual se puede navegar para conocer mejor el paisaje, y el Cabriel. En las cercanías están el volcán de Cerro Agrás y la fuente de Tollo.
Por su parte, en Jalance puede visitarse la Cueva de Don Juan, en la que abundan las estalagmitas y estalactitas, y donde se hallaron importantes restos arqueológicos del periodo Mesolítico y de la Edad de Bronce.
En el recorrido podemos incluir también a la villa de Jarafuel, sitio en el que es posible conseguir todo tipo de artesanías. 
La ruta finaliza en Zarra, pueblo de calles pintorescas, y Teresa de Confrontes, muy popular por su paraje de Las Quebradas en el que abundan las cavidades y simas.

 Imagen:

http://www.canal-valencia.es/valencia_pueblos/images/excursion_a_ayora_01.jpg