Almansa turística

Almansa es una villa de la provincia de Albacete, cuyos atractivos turísticos están encabezados por el Castillo de Almansa, una espectacular fortaleza que se alza sobre la enorme roca que preside la ciudad.

El entramado de callejuelas del casco antiguo se dibuja en torno al Castillo de Almansa, considerado uno de los mejor conservados de la provincia y declarado Conjunto Histórico Artístico. Fue edificado en el siglo XIV, según se cree sobre antiguas fortificaciones, y en su interior conserva interesantes obras de cantería góticas.

Aparte del mencionado castillo, puede visitarse el Centro de Investigación y Documentación de la Batalla de Almansa, donde se exhibe documentación de la época, así como maquetas, uniformes y diversos objetos que fueron recuperados del campo de batalla. La Sala de Interpretación de la Batalla se divide en 3 partes, una donde se puede conocer el marco histórico de dicho enfrentamiento, otra donde se informa los sitios y parajes en los que se desarrolló la batalla, y un tercer bloque audiovisual de gran calidad didáctica. Vale destacar que el centro es el primero dedicado a un acontecimiento histórico de Castilla-La Mancha de carácter internacional.

El recorrido puede continuar por la Iglesia de la Asunción, el Palacio de los Condes de Cirat, el Convento de las Agustinas o el Santuario de Nuestra Señora de Belén. En su entorno, pueden apreciarse las fortificaciones existentes en Higueruela y Alpera. Aquí se encuentra la Cueva de la Vieja, que ha sido declarada Monumento Histórico Artístico y Patrimonio de la Humanidad por albergar excelentes ejemplos del arte rupestre levantino.

Imagen:

Wikipedia

Somontano de Barbastro

Somontano de Barbastro es una comarca de Aragón que se halla en el centro-este de la provincia de Huesca.
Dicha comarca alberga diversos municipios como Torres de Alcanadre, El grado, Peralta de Alcofea, Castillazuelo, Hoz y CosteanAdahuesca y Castejón del Puente, por mencionar solo algunos.
Los ríos Ésera y Vero, atraviesan la comarca, en tanto que sus valles constituyen el escenario perfecto para pasar un día de campo o realizar un paseo al aire libre, pues ofrecen recorridos tradicionales del senderismo aragonés.
Somontano de Barbastro limita al norte con las sierras exteriores pirenaicas, mientras que al sur lo hace con la zona monegrina. Paisajes verdaderamente sorprendentes, como es el caso de los barrancos de secano y las Muelas, conforman el lugar de crecimiento de hierbas y especies, como la ortega y la ganga, que proceden de los desiertos de África.
El río Vero, declarado Parque Cultural, presenta en su interior las construcciones de mayor antigüedad de Aragón. Por su parte, el Monasterio del Pueyo, así como la arquitectura gótica de Alquézar, Bierge y Buera, y los yacimientos arqueológicos de la vera del Vero, forman parte del conjunto histórico del lugar.
En esta zona, que vive de la agricultura, ganadería y el turismo,  se celebra el Festival del Vino durante el mes de agosto, que incluye representaciones y espectáculos musicales además de muestras de una de las rutas enoturísticas que gozan de mayor popularidad en Huesca. Al mismo tiempo, se llevan a cabo todo tipo de muestras gastronómicas, promoviendo además el conocimiento de los pueblos del interior, conocidos por su labor en la elaboración de los vinos de Somontano.

http://www.huesca.eu/wp-content/uploads/naval02.jpg

Rutas por Mura

La provincia de Barcelona alberga muchos sitios interesantes para recorrer, tal es el caso de Mura, un municipio de la comarca del Bages que está ubicado en el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac.
Esta población, cuyos orígenes se remontan al año 978, se erigió en torno a la iglesia románica de Sant Martí, conservando aún hoy su encanto medieval en sus plazas y calles empedradas.
Este pueblo pintoresco se encuentra rodeado de cuevas, pozas, torrentes, pozas y cuevas, así como de fuentes y balmas, estas últimas son galerías que se forman en la base de las rocas producto de la erosión y que se hallan en torno a los diversos senderos y caminos.
Al estar ubicado en plena montaña, entre verdes promontorios, hace que Mura cuente con paisajes fabulosos. Una sola carretera, no muy transitada, lo atraviesa de un extremo a otro.  Y si bien es un pueblo pequeño, posee algunos bares con terraza que invitan a hacer un alto para tomar algo.
Para conocer a fondo Mura, vale la pena realizar las rutas de Riera de Nespres y Més de Mil Fonts, de dificultad mínima. 
Partimos del Centro de Información de Mura y nos disponemos a atravesar la riera a través de un puente de cemento hasta llegar rápidamente a la Font de la Mascarosa. Pasamos por la Font de la Noguera y el Molí, y continuamos hasta la Font de la Coma, que se halla entre huertos.
Al retomar el camino principal, pasaremos junto al Forn de Calç, un horno de cal que utilizado en el pasado para la extracción de este mineral de las rocas.
La próxima parada es en la Font del Foradot, un salto de agua natural detrás del cual hay una cueva pequeña que se ha formado en la roca. 
Luego nos dirigimos a la Font del Formatget, una fuente pequeña resguardada por un árbol donde podemos tomar un descanso.
Tras ello,  retornamos a Mura para tomar el camino que nos conduce primero a la Font de l’Era y después a la Ermita, desde la cual parte un sendero que sigue la riera. Unos metros más adelante de la Font de l’Escolà se halla el salto de agua Gorg del Pare, un auténtico paraíso terrenal.

Imagen:

Wikipedia

Actividades en Pallars Sobirà

Pallars Sobirà, que integra el Parque Natural del Alto Pirineo, no sólo es una comarca a la que muchos suelen visitar en invierno para practicar esquí alpino, sino que además cuenta con pueblos de mucho encanto, que se alzan entre valles y montañas, los cuales disponen de interesantes propuestas de actividades para el viajero.
Estos pueblos exhiben la típica arquitectura de montaña del Pirineo, a través de senderos y puentes que reflejan el estipo característico de otros tiempos.
Además de contar con diversos edificios de la época romana, hay una amplia oferta de museos, entre otros sitios de interés cultural, como es el caso del Ecomuseo de les Valls d’Aneu o la Serradora d’Areu, en donde se pueden conocer sobre los usos y costumbres que forman parte de la tradición de la comarca. También, pueden visitarse el Museo de Mariposas de Cataluña y el Centro de Interpretación de Tavascán, así como los conjuntos de Gerri de la Sal, la localidad de  Esterri d’Aneu y Llesui.
Esterri d’Aneu se la conoce por ser la localidad más importante de la región. Su casco antiguo está configurado por angostos callejones con edificios realmente antiguos. En la calle Mayor está la Creu de Terme, una estela discoidal ubicada sobre una columna que, de acuerdo a la tradición, fue levantada por los franceses. El río Noguera Pallaresa es cruzado por un puente medieval que data del siglo XIII. Asimismo, en esta localidad se encuentra la Casa Grassia, uno de los ecomuseos más importantes de la zona, donde el visitante puede hacer un repaso sobre  las costumbres y tradiciones propias de los habitantes del siglo XIX.
Por su parte, la localidad de Llesui, situada cerca de Sort, es popular por su estación de esquí, aunque desde hace años que sus instalaciones permanecen cerradas. Uno de sus principales monumentos es la iglesia románica de Sant Pere.
En tanto que Gerri de la Sal, es un municipio que ha sido declarado conjunto histórico artístico debido a su bello trazado medieval, que incluye la muralla y la Torre de la Presó.
Pero además en la comarca de Pallars Sobirà puede visitarse la Montaña de Tor, situada en el pueblo homónimo, sobre la cual recae un halo de misterio pues durante la Guerra Civil y, sobre todo, en el periodo de posguerra, fue escenario de una serie de extraños asesinatos y revueltas que, sumado las difíciles condiciones de vida, hicieron que fuera abandonado por sus habitantes. Por eso es que muchos la denominan la “Montaña Maldita”. Aunque claro, para conocer más de esta historia y develar el misterio, nada mejor que visitar el pueblo de Tor.

Imagen:

http://www.lleidatur.com/pic/fotosg/pallars_sobira1.jpg

Conociendo Arrecife, capital de Lanzarote

De paseo por una de las islas más bellas de España, Lanzarote, bien merece la pena darse una vuelta por Arrecife, su capital. Se trata de una ciudad portuaria, que dispone de una importante actividad comercial. La existencia de numerosos museos y edificios históricos, permiten a Arrecife disponer de una intensa vida cultural.
Arrecife es una localidad muy animada y que sobresale por una serie de edificios modernos. Al mismo tiempo, cuenta con un atractivo paseo marítimo que alberga palmeras de gran tamaño, las cuales sirven de escolta para aquellos que deseen disfrutar de la playa.
Una buena opción es visitar la Iglesia de San Ginés, cuyos alrededores resultan más que propicios para realizar una tranquila caminata.
Por su parte, aquellos que gustan de la vida nocturna, nada mejor que visitar la zona de la calle José Antonio y sus adyacencias.
El Castillo de San José es otro de los lugares que se pueden conocer. Es una construcción del siglo XVIII, la cual es muy popular por ser el edificio más antiguo de la ciudad. Posee una muralla Continue reading

Viaje por la Costa Verde

La Costa Verde cuenta con una gran variedad de destinos entre los cuales elegir para pasar unos días de descanso. En toda su extensión, además de abruptos acantilados y bonitas calas y playas bañadas por las aguas del Cantábrico, acoge atractivos pueblos de pescadores y algunos centros vacacionales.
Su nombre, claro está, deviene del hecho de que en su interior hay grandes extensiones de prados así como de bosques de pinos y eucaliptos.
Esta zona del litoral español no está muy urbanizada, por lo que los centros de veraneo generalmente son pequeños y se emplazan junto a pueblos de pescadores de gran atractivo.
Rumbo a Cantabria, llegamos a Castropol y Figueras, dos pintorescos pueblos de pescadores que se hallan en una de las márgenes de la Ría de Ribadeo, que limita con Galicia. Se trata de destinos sumamente tranquilos, en donde es posible practicar diversos deportes acuáticos.
En dirección al este se encuentran Tapia de Casariego y Ortigueira, dignos de visitar.
Continuando por la Costa arribamos a Luarca, que sobresale por su puerto lleno de coloridas barcas.
Seguimos nuestro camino hasta Cudillero, un pueblo de pescadores emplazado en una estrecha caleta. Junto a su puerto, se dispone una plazoleta en la que abundan las terrazas con marisquerías de primer nivel.
Prosiguiendo por la franja costera arribamos a Cabo de Peñas, situado al este de  Gijón, en donde suelen realizarse capeas en la arena cuando hay marea baja.
La siguiente parada es Lastres, una tradicional villa asturiana cuyas casas se disponen en la base de un gran acantilado. En este lugar está La Isla, una bella playa que se encuentra circunscripta por campos de intenso verde.
Cerca de allí se halla Ribadesella, una localidad con una calidad monumental envidiable, que posee numerosas iglesias y palacios medievales. La Playa de la Vega es uno de sus principales atractivos, en cuyos acantilados que la rodean se hallaron huellas de dinosaurios.
Finalizamos el recorrido en Llanes, una popular localidad que se caracteriza por sus imponentes murallas de la época medieval, en el interior de las cuales se encuentra su casco antiguo de excelente riqueza monumental. Sus playas son muy elegidas por los turistas cada verano.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/7/71/Ribesella.jpg

Consuegra y sus molinos de viento

Para conocer de cerca las tradiciones manchegas nada mejor que visitar Consuegra, un pueblo del sureste de la provincia de Toledo que atrapa al visitante por su calidad paisajística.  Sus 12 Molinos de Viento, que se encuentran entre los mejor conservados de España, y el Castillo de la Muela, configuran un recorrido excepcional  por tierras de Castilla-La Mancha.

Los doce molinos, que en el pasado supieron coronar la denominada Crestería Manchega, se encuentran en la cima del Cerro Calderico, un promontorio que domina la ciudad. Cuatro de ellos, el Rucio, el Espartero, el Sancho y el Bolero, aún conservan la maquinaria en óptimas condiciones. De todos, el Molino Sancho resulta el más interesante. El Vista Alegre, Chispas, Clavileño, Caballero del Verde Gabán, Alcancía, Mambrino, Cardeño y Mochilas, completan este excepcional conjunto de molinos.

Por su parte, el Castillo de la Muela es una fortaleza de arquitectura militar sanjuanista construida entre los siglos X y XIII, que fue habitada por los caballeros de la Orden de San Juan. En su interior es posible visitar el patio de armas, las murallas, los aljibes, la ermita, las terrazas y el jardín, entre otras dependencias. El castillo se encuentra en lo alto del Cerro Calderico, situación que hace posible observar desde sus terrazas magníficas vistas panorámicas del entorno, incluyendo de la docena de molinos de viento manchegos que se erigen junto a él.

Las festividades, entre las que se incluyen las de la Rosa del Azafrán, que se realiza en noviembre, y la de Consuegra Medieval, durante el mes de agosto, también son muestra del pasado medieval y de las antiguas tradiciones del pueblo.

Imagen:

Wikipedia

Cortes y Graena

Cortes y Graena es un municipio del norte de Sierra Nevada que está compuesto por cuatro núcleos de población: Graena, Cortes, Lopera y Los Baños.
Entre sus principales monumentos de encuentra la Iglesia de la Presentación, en Cortes, que a pesar de tener una estructura sencilla constituye una de las pocas construcciones que se conservan tal como en sus orígenes, cuatro siglos atrás, de ahí su interés.  Se trata de un templo de estilo mudéjar, lo cual queda de manifiesto en su tradicional suelo de ladrillos, el altar mayor y la balaustrada de la capilla.
En Graena, destaca la Iglesia de Ntra. Sra. de la Anunciación, un templo mudéjar que data del siglo XVI y que está ubicado en el centro de dicha población. La construcción  es de una sola nave, la cual está cubierta por un artesonado policromado. La iglesia posee un coro de madera y una torre de planta cuadrada.
En los cuatro núcleos de población hay casas cueva, muchas de las cuales se encuentran habitadas y en óptimo estado. Este tipo de “viviendas” han sido popularizadas por los musulmanes, quienes instalaron en esta región la tradición de vivir en cuevas. Actualmente, muchas de ellas están siendo rehabilitadas, sobre todo porque son consideradas una atracción turística. Por ello, los turistas tienen la opción de alquilar una cueva durante su estancia en el municipio.
La localidad de Los Baños, es muy popular por su balneario con aguas termales, sobre todo entre el turismo de la tercera edad. Además, Los Baños posee una interesante oferta de alojamiento y diversos restaurantes, que invitan a los comensales a degustar las típicas tapas de la región.

Imagen:

http://www.comarcadeguadix.com/noticias/noticiasguadix2101111a.jpg

Benalauría

Benalauría es un municipio de mucho encanto, que capta especialmente la atención de quienes lo visitan debido a que sólo puede ser divisado desde el lado opuesto del Valle del Genal. Si vamos por el lado del valle, nada podrá verse de él ya que el verde intenso de la vegetación así lo impide. Muchos creen que gracias a esta situación aún sigue conservando intactos cada uno de sus encantos.
Las riberas del río, sumamente bellas, al igual que la Loma de la Sierra y el Peñón de Benadalid, sobresalen del entorno natural del pueblo, el cual ofrece una estampa muy pintoresca gracias a que cuenta con bonitos bosques, que se combinan con un gran número de  ejemplares vegetales.
De paseo por las calles empinadas del casco urbano, conoceremos los principales edificios, como el Ayuntamiento, que se alza en la plaza del pueblo, y la Iglesia Parroquial de Santo Domingo, una bonita construcción datada entre los siglos XV y XVI. Recorriendo la calle Alta podremos visitar el Museo Etnográfico, el cual funciona en un edificio que antiguamente era un molino de aceite.
Saliendo del núcleo poblacional, el Columbario romano del Cortijo del Moro es un sitio muy interesante para conocer. Se trata de un yacimiento arqueológico cuyo origen, según se cree,  se remonta al siglo I.
Un dato a tener en cuenta es que todos los años, en diciembre, se realiza la Feria de Artesanía del Valle del Genal, donde se puede adquirir todo tipo de artículos de corcho. Entre las festividades más importantes del municipio se encuentra la de los Moros y Cristianos, que se desarrolla el primer domingo de agosto. El calendario festivo se completa con la Feria en Honor a Santo Domingo de Guzmán, también en agosto, la Semana Santa y, el 1 de noviembre, el Tostón de Castañas.

 Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/8/88/Benalauria_azulejo.jpg/800px-Benalauria_azulejo.jpg

Cañete la Real

Cañete la Real puede ser considerado como el destino ideal para disfrutar de la naturaleza en su más puro estado, combinado con el encanto que transmite su patrimonio histórico y monumental.
La Sierra del Padrastro, de gran valor ecológico, domina su entorno natural. Estña habitado por numerosas especies animales y vegetales, conformando así un escenario estupendo para la práctica de deportes, tales como parapente, espeleología, senderismo, escalada o bicicleta de montaña. Aquellos que practican parapente, seguramente no querrán perderse la oportunidad de saltar junto al cementerio del pueblo. En tanto que quienes prefieren la escalada, la Sierra del Padrastro y “La albacara”, son de cita obligada. 
De sus monumentos sobresalen las casas señoriales, propias de los siglos XV y XVIII, la Iglesia Parroquial de San Sebastián, que se caracteriza por su portada barroca, el Convento de San Francisco, edificio levantado en el siglo XVII, el Monasterio del Santísimo Sacramento de las Monjas Carmelitas, datado en el siglo XVIII, las torres defensivas de Ortegícar y Atalayón y los restos del castillo Hins Canit, de origen árabe.
Con respecto a su artesanía, los visitantes suelen preferir comprar los tradicionales azulejos decorados, al igual que productos de repostería hechos por las monjas de clausura.
Para degustar lo mejor de su gastronomía, sólo tenemos que probar la carne guisada con cebolla, la porra, el potaje de tagarninas, el gazpacho tostado y las chacinas.

Imagen:

Wikipedia