Recorre París en un fin de semana

París es mucho más que la capital de Francia, además es la capital del amor. Por ese motivo, sobre 25 millones de personas la visitan cada año. Posee alrededor de cuatrocientos parques, ciento cincuenta galerias y hasta setenta mercados hacen que el viajante tenga dificultad sobre qué elegir entre tanta opción.

Inicialmente, una visita a la catedral de Notre Dame hará el gozo de grandes y pequeños. Esta emblemática alcázar es uno de los monumentos más magníficos de París. La catedral ha servido para telón de fondo de cientos de films y cuentos. Sube hasta la torre más alta para disfrutar de unas fantásticas vistas de la capital y admira las gárgolas bien de cerca.

Glimpse of the Marais, Paris with Half-Timbered Medieval House by Rita Crane Photography

Un viaje a París sin visitar el Museo del Louvre es un sacrilegio. Es tan enorme que es imposible verlo todo en 24 horas, así que si no eres un fan del arte, no pierdas el fin de semana entre todas sus salas. Elige tus obras favoritas y contémplalas. Por supuesto, no puedes perderte a la Mona Lisa, la diosa del museo.

Seguidamente, corre al mercado de Les Puces. Se trata de un mercado encantador que aún mantiene la chispa de los sitios que no han sido descubiertos por el turismo de masas. Allí podrás comprar prácticamente de todo, desde libros y muebles antiguos, hasta todo tipo de cachivache. No te preocupes por el clima, el tiempo en París suele ser bueno prácticamente todo el año.

Los Jardines de Luxemburgo son una de las muchas maravillas de París. Flores, frutales y fuentes harán que te sientas como en el Paraíso. Asegúrate de no perderte la increíble fuente Medici. Luego puedes pasear hasta Montmartre, el famoso barrio bohemio de los artistas y de Amelie Poulain. Una vuelta a través de sus calles estrechas y un vistazo al Sagrado Corazón son obligatorios.

Para gozar de la noche más auténtica típica de París, pásate por el famoso Moulin Rouge. Allí disfrutarás del mejor cancan francés de la mano de las Doriss Girls. Si te apetece algo más sosegado, el Duc des Lobards es tu sitio. Allí se toca jazz en directo y conocidos artistas internacionales como Freddy Cole o Olivier Ker Ourio actúan en su escenario.

Y por supuesto, visita la Dama de Hierro: La Torre Eiffel te espera con las mejores vistas de toda la ciudad. Para la cena más sofisticada, sube hasta la segunda altura de la misma, donde se encuentra el restaurante Le Jules Verne, uno de los mejores de toda la cuidad.

Desarrollo turístico de Arnuero

Arnuero es un municipio que está ubicado en la costa de Trasmiera, abarcando los pueblos de Isla, Castillo Sietevillas y Soano, aparte de Arnuero que da nombre al término municipal, y el barrio de Quejo, que forma parte de Isla y que en las últimas décadas ha experimentado un importante desarrollo turístico.

El municipio está delimitado al oeste por la Ría de la Venera o de Castellano, al norte por el mar, y al este por la Ría de Quejo y Marisma de Joyel. De este modo, las rías y la costa constituyen los principales protagonistas del entorno natural de Arnuero, con prados que cubren ligeras elevaciones y algunas manchas forestales como es el caso de  los encinares del Cincho y la Playa de la Arena.

Vale decir que la costa de Arnuero, y específicamente de Isla, lejos está de la fiebre urbanizadora que en los últimos tiempos ha caracterizado al litoral de Cantabria, como se puede observar en Quejo: edificios que se alzan sobre las rocas y a orillas del mar, imitando al modelo turístico mediterráneo en un clima muy disímil, nueve meses al año de tranquilidad y sosiego.

Por fortuna, las autoridades municipales de Arnuero están poniendo sus esfuerzos en fomentar un proyecto de desarrollo sostenible muy ambicioso en base a los recursos naturales y culturales del municipio. Dicha iniciativa de promoción del turismo, denominada Ecoparque de Trasmiera, revaloriza el hasta ahora olvidado patrimonio histórico-artístico: las torres medievales de Cabrahigo, Rebollar y Venero, las iglesias de Arnuero, Castillo e Isla; el palacio de los Condes de Isla; los molinos de marea del Conde y La Venera y el de Santa Olalla en la Marisma de Joyel.

La costa es indudablemente la zona de mayor atractivo del municipio. La costa de Cabo Quejo, es el sitio perfecto para aquellos que desean dar paseos por parajes agrestes carentes de construcciones y coches, algo totalmente impensado en otras zonas del litoral cántabro. Partiendo desde el núcleo poblacional y turístico de Quejo, pasando por las playas de Los Barcos y El Sable, y ascendiendo junto al camping “Playa de Isla”, lugar en el que la “civilización” se acaba, se llega a una senda que sube por praderías y y se extiende hacia el oeste siguiendo la línea costera, donde a la derecha se erigen los acantilados de Cabo Quejo. Esta ruta nos lleva hasta la Playa de la Arena, en donde desemboca la Ría de la Venera, que se destaca por su encantador encinar. Desde ahí, podemos tomar la carretera para subir hasta Isla, y tomar frente al palacio de los Condes de Isla un camino asfaltado que conduce directo a Quejo.

Cuando baja la marea, es recomendable pasear por la Playa de la Arena, recorriendo la orilla de la Ría de la Venera. Al otro extremo de Arnuero, se localiza la Marisma de Joyel, que compone la Reserva Natural de las Marismas de Santoña y Noja.

Otro lugar de gran valor ecológico es el monte Cincho, que en su mayoría se halla cubierto por un abultado matorral autóctono. Intentar ascender a la cima es bastante difícil debido a que, para ello, es necesario atravesar matorrales muy cerrados.De ahí la razón por la cual es considerado como uno de los montes más inaccesibles de Cantabria.

Imagen:

http://www.laspain.com/Cantabria/Arnuero_Cantabria1.jpg

Turismo y deportes de aventura en Castejón de Sos

En la Comarca de la Ribagorza, en pleno Valle de Benasque, se localiza Castejón de Sos, ciudad famosa por ser considerada como uno de los mejores lugares para practicar parapente en España.
Su estructura urbana se halla delimitada por dos barrios, producto del creciente  turismo que experimenta la zona. Uno de los barrios, el más nuevo, es atravesado por una carretera. En tanto que en el antiguo asentamiento pueden observarse  bellas casonas, características por sus portadas blasonadas.
Son de destacar los restos de la antigua Iglesia, perteneciente al siglo XVII,  que actualmente funciona como centro cultural, cuya portada se encuentra flanqueada por pilastras estriadas.
El  municipio de Castejón de Sos está, a su vez, conformado por los núcleos poblaciones de El Run, Liri y Ramastué.
El Run, es una localidad que posee un entorno natural de inigualable belleza, con un vasto bosque que hace las veces de telón de fondo. El casco urbano se alza en medio de este maravilloso espacio natural.
Una de las principales construcciones es la Ermita de Nuestra Señora de Gracia o de la Virgen de la Almanera, originaria de los siglos XI y XII.
Por su parte, Liri es un pueblo que se halla separado en dos pequeños barrios por el barranco que lleva el mismo nombre. Está inmerso en medio de la naturaleza salvaje del Valle de Benasque.
Sus construcciones, ofrecen la típica postal de las aldeas alpinas que exhiben las características inherentes a la arquitectura popular de La Ribagorza. En las cercanías aún es posible apreciar una atractiva vivienda, que es conocida como Casa de “La Plana”, cuyo interés reside en que conserva parte del recinto defensivo que la guarecía con su torreón de defensa, entre otros elementos muy interesantes.
La Iglesia Parroquial, otro de sus atractivos, se levanta sobre un montículo rocoso. Posee orígenes románicos, pero ha sido remodelada y ampliada en los siglos XVI y XVII.
En tanto que en la pequeña localidad de Ramastué, con sus casas de piedra y  pizarra, cuenta con algunos sitios de interés como la Casa Riu y  la Iglesia Parroquial de Santa Eulalia.
Vale decir que los amantes a los deportes de aventura encuentran en Castejón de Sos un reducto ideal  para la práctica del parapente y todo tipo de actividades como: barranquismo en San Feliú de Veri, rafting y piragüismo en el cauce del Ésera,  senderismo en los Senderos de la Ribagorza, entre otros.
La rica orografía del terreno arroja parajes majestuosos, como  el Circo de Armeña, el Macizo del Turbón, el Congosto de Obarra; y El Forau de Aigüalluts, cerca de Francia.

Imagen:

http://www.atlasrural.com/images/casasrurales/2757_vistaspueblo2.jpg

San Esteban de Gormaz, puro atractivo a orillas del Duero

 

A orillas del río Duero se localiza San Esteban de Gormaz, un pueblo verdaderamente pintoresco que forma parte de la provincia de Soria. La villa cuenta con el honor de haber sido merecedora del máximo galardón que en asunto de turismo se entrega en Castilla y León: el “Premio C”, el cual exalta el patrimonio del municipio, no sólo artístico y monumental sino también histórico y cultural.
Por su ubicación, San Esteban de Gormaz  goza de un clima suave, que se caracteriza por sus veranos calurosos y extensos e inviernos templados.
Al transitar por sus calles es posible apreciar los restos de la cultura romana tanto en muros como en construcciones religiosas, además de diferentes construcciones de estilo medieval. Continue reading

En busca del relax en Almería

Almería, capital de la provincia homónima, es una bella ciudad que atesora  monumentos emblemáticos, como la Alcazaba y la Catedral. Aunque, además dispone de hermosas playas y paraísos naturales para descansar, así como una  variada agenda festiva y cultural.
La Alcazaba de Almería, que conserva siglos de historia, es una  fortaleza musulmana que poseía tres recintos de interés: una zona militar y de refugio para la población en caso de invasiones; instalaciones palatinas  y el recinto que fue construido a pedido de los Reyes Católicos después de la conquista cristiana.
Cada zona de la ciudad posee su encanto. Según se cree, el barrio musulmán La Chanca fue el origen de la ciudad.
La Catedral, más allá de ser un espacio de culto también era destinada a la defensa de Almería ante los ataques de los piratas berberiscos.
Al mismo tiempo, Almería se destaca por sus distintas playas, galardonadas con la Bandera Azul, urbanas o alejadas del centro para aquellos que desean mayor tranquilidad. Puede decirse que las hay para todos los gustos. Continue reading

Acerca de Colmenar de Oreja

Colmenar de Oreja es una ciudad situada al sur de la provincia de Madrid, la cual ha sido declarada Conjunto Histórico Artístico, a pesar de que no se encuentra en la lista de las villas más populares ni entre las más visitadas por el turismo cultural.
Su casco antiguo esconde rincones tradicionales bastante pintorescos, aunque sin duda la Plaza Mayor, porticada, es la que mayor encanto posee. Se trata de una plaza muy amplia, cuya forma se asemeja aun rectángulo y se halla asentada sobre un colosal túnel de piedra. Las casas que se levantan a sus alrededores presentan una clara homogeneidad en su arquitectónica.
Una de las construcciones más significativas del lugar es la Iglesia de Santa María la Mayor, construida en el

Continue reading

San Sebastián, un destino elegante para vacacionar

Conocida por ser la sede de uno de los festivales de cine más importantes a nivel mundial, San Sebastián es una hermosa y, a la vez, pequeña ciudad situada muy cerca de la frontera con Francia que ofrece un paisaje conmovedor, dominado por la Bahía de La Concha.
Tanto su arquitectura de la “belle epoque”, como su gastronomía y los importantes eventos culturales que aquí tienen lugar, han dotado de mucha fama a esta ciudad.
Junto a la playa de Ondarreta, y continuando hasta donde culmina el paseo que circunda la bahía, se arriba al Peine del Viento, un interesante conjunto escultórico.
Avanzando hacia el oeste por el paseo de La Concha, está el Palacio de Miramar, una construcción de estilo inglés que sirvió de residencia de verano a la Casa Real española. Sus jardines, que están abiertos al público, brindan maravillosas vistas de la Bahía. Continue reading

Viaje a la mítica Pamplona

La legendaria ciudad de Pamplona, capital de la Comunidad Floral de Navarra, es sin lugar a dudas un sitio que bien merece la pena visitar. Aquí, es posible deslumbrarse con la combinación de una antigua arquitectura, legado de viejas culturas, con una edificación de vanguardia.
Los paseos culturales en Pamplona son, por demás, bien diversos. De ese modo, durante el paseo por la ciudad se pueden apreciar las imponentes murallas, además de las iglesias de San Saturnino y San Nicolás, que datan de la Edad Media. También, quedarás fascinado con la Catedral de Santa María, una construcción de estilo gótico, y el edificio del Ayuntamiento, el cual se destaca por su increíble fachada barroca.   En la zona del centro, no puedes dejar de visitar la maravillosa Ciudadela de Pamplona, donde se hallan diferentes instalaciones culturales y donde, a su vez, es posible deleitarse con lo mejor de la gastronomía local. Continue reading

El ambiente especial de Nueva Carteya

Nueva Carteya, al sureste de la provincia de Córdoba, puede definirse como un pueblo joven, de historia reciente, rodeado por siete colinas.
La forma triangular de su núcleo urbano y su trazado tornan más fácil realizar un recorrido por sus calles empinadas y sus floridas terrazas, observando a nuestro paso el atractivo aspecto de las  casas solariegas, verdaderas joyas arquitectónicas.
En los alrededores es posible apreciar el paisaje que ofrecen los olivos que, conjuntamente con  ermitas, fortificaciones y arroyos, le dan un toque más que especial a un entorno que invita al paseo.

Continue reading

La ruta de los pinares en Teruel

Partiendo desde Teruel, tomaremos la Ruta de los Pinares, en un camino que en su mayoría transcurre por la Reserva Nacional de Caza de los Montes Universales, un entorno de inigualable belleza compuesto por pinares, árboles centenarios y manantiales.
La provincia de Teruel dispone de una geografía complicada, aunque provista de gran belleza, con ríos y montes que conforman un paisaje verdaderamente atractivo.
Sus bellezas naturales, además de las pistas de esquí de Valdelinares y Javalambre y mancomunidad turística del Maestrazgo, integrada por las provincias de Teruel y Castellón, sirven de motor para el turismo.
Entre sus parajes prodigiosos, podemos destacar los Órganos de Montoro, los Ojos de Pitarque, los valles Guadalope y Guadalopillo aparte de las sierras de Javalambre y Albarracín.
La localidad de Cella, ubicada a tan solo 21 kilómetros de la capital provincial, posee una famosa fuente, considerada  el mayor pozo artesiano del continente europeo y el segundo del mundo. La fuente constituye el origen posterior del río Jiloca, a partir de Monreal del Campo, característica por su manantial de gran belleza y el pretil de sillería del siglo XVIII.
En el casco urbano de Cella, es posible apreciar diversas construcciones de enorme valor como la iglesia parroquial y el ayuntamiento.
Por su parte, en Monteverde, al norte de la Sierra de Albarracín, encontramos una población en cuyos alrededores pueden visitarse lugares como la Fuente del Chorrillo, los pinares de la Fuente de la Sierra, el Barranco de la Hoz, la Cueva del Hierro, el Arroyo Manzano y la Vereda de la Noguera. Estas zonas naturales, son perfectas para la práctica de deportes al aire libre como cabalgata, espeleología y senderismo, entre otros.  Del casco urbano de Monteverde, sobresale la iglesia parroquial de la Asunción, un templo de estilo tardo-gótico, que dispone de bóveda de crucería estrellada y campanario de planta cuadrada. También, vale la pena visitar las ermitas de San Roque y del Carmen.
Continuando con la ruta, llegamos hasta Bronchales, en los Montes Universales, cuyo entorno natural conjuga pinos, rocas y agua, con sitios como la Sierra Alta, que ofrece panorámicas sensacionales, y el Monte Caimodorro, de 1.935 metros de altitud. Uno de los símbolos de dicha población son las numerosas fuentes que se encuentran diseminadas por todo el término municipal.
En el interior de la Reserva Nacional de Caza de los Montes Universales, se halla Noguera de Albarracín, que dispone de diversos  parajes de marcado interés paisajístico como es el caso de la Laguna de El Cerritón, el Alto la Hierba, las fuentes del Hierro, del Guitarral o San Sebastián.
Por último, recorreremos la localidad de Orihuela del Tremedal, situada a 67 kilómetros de la ciudad de Teruel. Uno de sus principales atractivos es su entorno natural, pues se encuentra  circunscripta por pinares y parajes maravillosos, entre los que podemos mencionar  las fuentes de los Pradejones, los Colladillos, o la del Hierro, así como los cerros de la Virgen del Tremedal, Muela Grande, San Millán y el Castillejo, y los barrancos las Zorras y la Bruja, por citar algunos.
En fin, la ruta de los pinares nos deparará una experiencia única en cada uno de sus sitios excepcionales. ¡Imperdible!

Imagen:

http://img67.imageshack.us/img67/8296/img0606.jpg