Turismo activo en Benaoján

Si está buscando un buen lugar para practicar deportes y, a la vez, disfrutar del turismo rural, entonces Benaoján es el mejor destino para ello. Su entorno natural ofrece rincones propicios para realizar senderismo, escalada y demás actividades, que le permitirán estar en contacto con la naturaleza.
También, Benaoján es un sitio de gran riqueza histórica. Precisamente, su término municipal  es hacedor de un atractivo e interesante patrimonio, tanto natural como histórico, destacándose sobre todo lugares como el Parque Natural de Grazalema, además de la Cueva del Gato y la Cueva de la Pileta.
Próxima a la estación del ferrocarril de la población se halla la Cueva del Gato, un paraje que despierta la atención de geólogos, arqueólogos y espeleólogos por igual, puesto que el sistema espeleológico Hundidero-Gato constituye uno de los de mayor complejidad de toda Andalucía. Esta galería, que se alza al lado de un río subterráneo, se caracteriza por su enorme belleza.
Por su parte, la Cueva de la Pileta, ubicada a pocos kilómetros del casco urbano, es uno de los principales ejemplos de arte rupestre de la época prehistórica del territorio andaluz, razón por la cual le ha merecido ser declarada Monumento Nacional. En algunas de sus salas, es posible apreciar la presencia de numerosas estalactitas y estalagmitas.
En el casco urbano, de aspecto tradicional, se localizan sus construcciones más importantes, como es el caso de la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, datada en el  siglo XVII. Otra gran muestra de la arquitectura típica del lugar es la Torre del Moro, la cual da cuenta del pasado árabe de este destino.
Entre sus principales festividades se encuentra la Verbena del Tren, mediante la cual se recuerda el arribo del ferrocarril a Benaoján. Dicho festejo tiene lugar los últimos tres días de julio o comienzos del mes de agosto.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/3/30/Benaoj%C3%A1n.jpg/800px-Benaoj%C3%A1n.jpg

Jimena de la Frontera

Jimena de la Frontera es un municipio andaluz que forma parte de la Ruta del Toro. La ciudad alberga buena parte del Parque Natural de los Alcornocales y se ufana de su casco urbano, el cual ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico. Se trata de un enclave que atrae a los amantes del turismo natural y cultural.
Su legado histórico puede ser apreciado en sitios como la Cueva de Laja Alta, catalogado como uno de los monumentos de la prehistória de mayor importancia del arte rupestre peninsular, dado a que incluye pinturas que representan escenas marítimas. Este yacimiento está ubicado a aproximadamente unos siete kilómetros del núcleo poblacional, en la Garganta de Gamero.
El Castillo de Jimena, procedente de las épocas romana y morisca, es un Monumento Nacional que, por su ubicación geográfica privilegiada, permite contemplar panorámicas sensacionales de los alrededores.  De esta estructura sobresalen la Torre del Homenaje, los lienzos de murallas, la Torre Albarrana y las puertas de acceso.  Fue construido sobre la ciudad romana de Oba y gozó de gran esplendor durante la época de dominación árabe.
En las inmediaciones del castillo se localizan el Baño de la Reina Mora, pileta que se cree fue utilizada como pila bautismal por una iglesia mozárabe; los restos de la Iglesia de la Misericordia, levantada tras la conquista cristiana sobre los cimientos de una antigua mezquita; y la Real Fábrica de Artillería, a la cual se la conoce popularmente como El Cao y que fue mandada a construir por Carlos III para la fabricación de cañones y artillería militar.
En el centro de la ciudad, más precisamente en la Plaza de la Constitución, está El Campanario, el único resto que es conservado de la antigua iglesia de Santa María Coronada. En el Barrio Alto del municipio puede visitarse la Iglesia de Ntra. Sra. de la Victoria, edificio histórico cuya portada, claustro y campanario son de gran valor arquitectónico.
En la Estación Ferroviaria, situada a escasos dos kilómetros del centro de la población, se encuentra el Santuario de Ntra. Sra. de los Ángeles, mejor conocido como El Convento, originario del siglo XV.
Por su excelente entorno natural, Jimena de la Frontera es el destino perfecto para realizar turismo rural y desarrollar diversas prácticas deportivas, como caza, senderismo, tiro al plato o cabalgar. 

Imagen:

Wikipedia

Turismo rural en Arenas del Rey

Arenas del Rey es un municipio granadino que cobró gran trascendencia en el siglo XIX debido a la presencia de las tropas napoleónicas en sus tierras durante la Guerra de la Independencia.
El núcleo poblacional, originariamente denominado sólo Arenas, quedó completamente destruido tras el terremoto que sacudió la región en 1884. Pero gracias a la ayuda recibida de diferentes rincones de España a raíz de la iniciativa de Alfonso XII, logró ser reconstruido, adoptando a partir de ese entonces el nombre de Arenas del Rey.
Este pueblo es especial para hacer turismo rural, pues entre sus atractivos posee un embalse que es usado como depósito y centro recreativo.
En cuanto a sus monumentos, los que más se destacan son los de índole religiosa, como la iglesia parroquial, levantada en el siglo XIX, y la ermita de San Isidro Labrador.
De la artesanía tradicional de Arenas del Rey prácticamente poco y nada queda, aunque todavía siguen realizándose algunos trabajos de cestería con esparto.
Con respecto a la gastronomía, la carne de caza menor, al igual que los guisados de almendras, son sólo algunos de los platos con que el viajero podrá deleitarse.
El calendario festivo de Arenas del Rey comienza el 20 de enero, fecha en que se organiza una procesión en honor a San Sebastián, la cual es acompañada por un espectáculo de fuegos artificiales. En tanto que el 15 de mayo se realiza una romería por San Isidro, complementándose el festejo con una verbena, actuaciones y una comida popular.

Moriles, tierra del buen vino

Moriles es un municipio de la Campiña Sur de Córdoba, muy conocido por ser donde se produce uno de los mejores vinos de España. De hecho, los orígenes de este lugar se hallan estrechamente ligados al vino, porque alberga amplias zonas en sus alrededores donde se  pisa la uva.
Para conocer mejor la población, podemos comenzar por visitar la Parroquia de San Jerónimo; un templo de estilo neoclásico en cuyo interior posee un retablo del siglo XVII.
Las Bodegas de San Rafael, con sus techos de ladrillo y la maquinaria para la extracción del vino, que conservan en su estado original, es otro de los sitios de interés para conocer.
Fuera del casco urbano es posible apreciar el verdadero encanto de su entorno natural en lugares como la Laguna del Rincón, un reservorio natural en donde se pueden contemplar algunas especies en extinción.
También, aquellos que opten por el turismo rural no pueden dejar de conocer el Cortijo Lagar el Patriarcal, cuyas instalaciones han sido declaradas de interés turístico.
Aparte del exquisito vino fino propio de la zona, no hay que perderse la oportunidad de degustar los platos típicos de Moriles, como es el caso de los flamenquines.

Imagen:

http://mw2.google.com/mw-panoramio/photos/medium/30765911.jpg

Puebla de Almenara, un remanso de calma

Si nos encontramos de paseo por Castilla-La Mancha, veremos que hay numerosos poblados, interesantes y atractivos por igual, para poder visitar. Tal es el caso de Puebla de Almenara, un apacible  pueblo, que es visto por muchos turistas como un remanso de calma, por lo que es la opción ideal para escapar de la rutina que conlleva la vida cotidiana. Además de la tranquilidad del lugar, podemos destacar también el calor de sus gentes, muy hospitalarias por cierto.
Para admirar de cerca la oferta cultural de Puebla de Almenara nada mejor que visitar el Castillo de Almenara, poseedor de una muy interesante historia; la  Iglesia Parroquial de la Asunción, una construcción que combina diversos  elementos del Barroco y el Renacimiento; y la Ermita de la Misericordia, templo ubicado en las afueras de la ciudad en el que descansa la patrona del pueblo.
Otros sitios de especial interés son el Cerro de la Cruz, que posee una altura de 1054 metros, y las cuevas que se ubican en las cercanías del mismo.
También, Puebla de Almenara es un buen lugar para todos aquellos que gusten del turismo rural, por su ubicación incomparable en la Península y su excepcional entorno natural. En fin, no hace falta decir mucho más para confirmar que se trata de un destino que merece ser conocido.

Moriles, la cuna del buen vino

Moriles es una localidad de la Campiña Sur de Córdoba que es muy popular por su vino, considerado uno de los mejores de España. Es por ese motivo, que todo aquél que visita este municipio no pierde la oportunidad de probar el rico vino fino  de Moriles. De hecho, en todo su entorno es posible contemplar amplias zonas de viñedos y lagares, donde se pisa la uva para la obtención del vino.
Además de este producto, que fue elaborado por la población desde sus orígenes, vale la pena apreciar los yacimientos arqueológicos que dan cuenta del paso de unas nueve culturas distintas.
En la ruta cultural por este municipio, prefijamos efectuar varias paradas. Una de ellas es en la Parroquia de San Jerónimo; un templo de estilo claramente neoclásico en cuyo interior alberga un antiguo retablo que perteneció en el pasado a otra población.
En esta tierra del buen vino, las Bodegas de San Rafael son de paso obligado. Las mismas conservan su estructura original, con tejados de ladrillo y la maquinaria correspondiente para la elaboración del vino.
Saliendo del casco urbano, es posible disfrutar de su entorno natural visitando por ejemplo la Laguna del Rincón, una reserva natural que alberga una rica flora y fauna.
Para aquellos que gustan de hacer turismo rural, una buena opción es acercarse hasta el Cortijo Lagar el Patriarcal, cuyas instalaciones han sido nombradas de interés turístico.
En cuanto a la gastronomía de Moriles, los flamenquines es uno de los platos más característicos de esta población, siendo perfectos para acompañar con una buena copa de vino de la zona. Todo es válido para disfrutar de este destino de especial encanto.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/5/52/01.Moriles_vista_general.jpg/800px-01.Moriles_vista_general.jpg

Turismo ecológico en Calera y Chozas

Calera y Chozas es un afable y bello poblado de la provincia de Toledo, situado a pocos kilómetros de Talavera de la Reina, popularmente conocida como la Ciudad de la Cerámica. Justo en este pueblo es donde tiene comienzo la Vía Verde de la Jara, un recorrido ecológico de poco más de 50 kilómetros que abarca antiguas líneas ferroviarias caídas en desuso.
La Vía Verde de la Jara es una buena opción para el turismo rural y ecológico, siendo muy visitada por senderistas, cicloturistas y aficionados a la naturaleza y los deportes al aire libre. La vía atraviesa tierras de regadío,  ofreciendo paisajes de berrocales de granito de inigualable belleza, entre otros de fuerte contraste.

Continue reading

Dehesas de Guadix

Muy cerca de Guadix hay un lugar estupendo para pasar unos días, Dehesas de Guadix, un maravilloso vergel de vegetación situado a orillas del río Guadahortuna, en el cual tiempo pareciera haberse detenido.
En todo su territorio, rodeado por un paisaje casi desértico, hay un importante número de yacimientos arqueológicos que dan cuenta de los asentamientos humanos que aquí habitaron a lo largo de la historia. Además, en este pueblo hay diversas casas cueva, viviendas excavadas literalmente en la tierra, que han sido acondicionadas con todas las comodidades para hospedar a los visitantes.
Entre sus yacimientos destaca el de Terrera del Reloj, un asentamiento argárico de la edad del Bronce, donde se han hallado objetos hechos en hueso y cerámica, así como utensilios de piedra. Además de las terrazas artificiales en las que está organizado, pueden contemplarse algunas sepulturas y viviendas dispuestas en línea. La ruta que lleva a este pueblo prehistórico es, por su carácter sinuoso,  ideal para practicar senderismo.
También, puede visitarse uno de sus enterramientos que ha sido reconstruido en el Museo Arqueológico de Granada.
De los monumentos religiosos resulta interesante la Iglesia de Nuestra Señora de la Anunciación, un templo muy peculiar dado que, a diferencia de lo que comúnmente puede observarse en las construcciones religiosas de este tipo, no cuenta con una torre. El edificio es de una sola nave y cuenta con un vistoso tejado mudéjar
Por otro lado, Dehesas de Guadix posee un mirador desde el cual es posible contemplar atractivas vistas panorámicas de su entorno. Asimismo, este pueblo dispone de zonas recreativas y de ocio, además de senderos urbanos que lo atraviesan y conducen hacia las cuevas. Actualmente, esta población es perfecta para el turismo rural. En sus cerros pueden practicarse deportes de aventura.

Imagen:

http://mw2.google.com/mw-panoramio/photos/medium/73590595.jpg

Vacaciones rurales en Ibiza

La isla de Ibiza constituye uno de los sitios más propicios para el turismo rural,  gracias a sus estupendas calas, sus rutas agroturísticas y sus magníficas playas.
De la mano del agroturismo, puede darse el lujo de descubrir la Ibiza milenaria, paseando por las cuevas des Culleram, el pueblo-fortaleza de Balàfia y los templos defensivos que  resguardaban a Ibiza de posibles ataques piratas.
Las playas de Cala Salada y Cala Saladeta resultan ideales para el agroturismo, y para amantes de la naturaleza se halla Punta Galera. Al norte, encontrará Cala Xuclar, Aguablanca, el paraje del Pou des Lleo con su sendero hasta el alminar. En tanto que en el sur no hay que dejar de concurrir a las playas de Salina y de Es Caballet, y disfrutar del ocaso desde El Cap des Falco, en pleno parque natural de las Salinas de Ibiza y Formentera. Continue reading

Costa Tropical: Ítrabo

La Costa Tropical es una comarca granadina, que dispone de poco más de 70 kilómetros de litoral, en la que se extienden pequeñas calas y playas de gran encanto, que configuran el escenario perfecto para la práctica de deportes náuticos y acuáticos, como el submarinismo.
Los municipios que conforman a dicha comarca, cuentan con excelentes enclaves naturales en los que pueden realizarse senderismo, escalada, espeleología y demás actividades deportivas.
Uno de los municipios turísticos de la Costa Tropical es el de Ítrabo, el cual es ideal para aquellas personas a las que les gusta hacer turismo rural, puesto que se trata de un pueblo acogedor que aún hoy mantiene intacta gran parte de su estructura tradicional.
Su casco urbano, delineado por callejuelas angostas surcadas por casas encaladas, sobresale por el edificio de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, un templo de grandes dimensiones que fue contruido entre los siglos XVI y XVII. Otro de los lugares más destacados de la población es la Ermita de la Virgen de la Salud, la cual se localiza en el enclave conocido como La Era. Según cuentan los locales, apareció la imagen de esta Virgen a los pies de dicha construcción, más precisamente sobre una fuente que allí se erige.
También, los visitantes se sorprenderán con la fuente llamada La Carenata, que antiguamente era utilizada como lavadero público y que en la actualidad es el punto de encuentro por excelencia de los lugareños.
Su entorno natural, marcado por la Sierra de Bodíjar, dispone de una serie de rutas para practicar senderismo, como las de Al-Idrisi y León Africano.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/2/21/Panoramica_itrabo.JPG