Turismo rural en Los Navalmorales

En la comarca de La Jara se encuentra Los Navalmorales, un encantador pueblo de la provincia de Toledo, en cuyo entorno pueden contemplarse paisajes naturales de admirable belleza. Todo ello, sumado a su interesante patrimonio monumental, hace de este lugar el destino indicado para disfrutar del turismo rural.

El entorno natural de Los Navalmorales resulta más que perfecto para  practicar senderismo y dar paseos en bici.

En Los Navalmorales puede visitarse la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Antigua, templo que destaca por su esbelta torre y su exquisito retablo. Pero también es posible realizar un recorrido por las diversas ermitas que se hallan diseminadas por las calles del pueblo, como es el caso de la Ermita de los Remedios, considerado el edificio religioso de mayor antigüedad de la localidad, y la Ermita de San Antonio, de planta rectangular.

Además, el pueblo posee yacimientos arqueológicos que albergan restos de antiguos asentamientos prerromanos, entre los que se encuentran varias tumbas y un dolmen.

Sus atractivos turísticos van más allá del patrimonio monumental, pues también engloban las fiestas tradicionales del pueblo y la exquisita gastronomía, completando de ese modo una oferta que tentará a más de uno a regresar a esta encantadora población.

Imagen:

diputoledo.es

Descubre Yepes

Yepes es una localidad de la provincia de Toledo, en Castilla-La Mancha, que dispone de un interesante patrimonio monumental, el cual da cuenta de su rica historia.

Comenzamos visitando la Colegiata de San Benito Abad, edificación del siglo XVI que, debido a sus grandes dimensiones, es popularmente conocida como “la Catedral de la Mancha”. Se trata de una construcción de tres naves, en cuyos laterales se ubican las capillas. En el retablo mayor pueden contemplarse seis grandes lienzos sobre la vida de Cristo.

En la Plaza Mayor, frente a la Colegiata, está el “Edificio de las buhardillas”, construcción neoclásica del siglo XVIII que consta de  tres pisos. En el primero predominan los arcos de medio punto clásicos, mientras que los dos restantes resultan atractivos por sus amplios balcones y buhardillas.

Otros de los monumentos considerados Bien de interés cultural son la Ermita de San José, erigida durante el siglo XVII, y la Ermita de San Sebastián, cuya capilla mayor se halla tras un arco triunfal de medio punto.

Las fuentes forman parte también de los atractivos turísticos de este pueblo. Se trata de la Fuente de Arriba y la Fuente de los Tres Caños, ambas fueron construidas en piedra caliza en el siglo XVI y utilizadas como lavaderos hasta el siglo XX.

Al caminar por el casco histórico es posible apreciar antiguas casas nobiliarias, que llaman la atención por sus imponentes fachadas con rejas y balcones.

La villa de Yepes conserva, además, algunos restos de la muralla medieval, que son una clara muestra de las tres culturas que supo albergar (cristiana, musulmana y judía).

Imagen:

diputoledo.es

La Villa de Don Fadrique

La Villa de Don Fadrique es una población de la comarca de La Mancha toledana, poseedora de una interesante historia. Llamada en un principio Puebla de la Isla, la villa perteneció por espacio de cinco siglos a la Orden de Santiago.

La arquitectura tradicional es uno de los principales atractivos de este destino. Un ejemplo de ello es la Casa de Don Paco, caserón manchego que dispone de un diseño similar al de la Casa de los Laras. En el interior de esta antigua botica alberga una interesante colección de tarros de parafarmacia hechos en cerámica.  De modo que visitar este lugar es una buena manera de empaparse de la historia farmacéutica.

La Casa de Don Victor Jiménez es una construcción erigida a inicios del siglo XX, propiedad de una familia de viticultores y bodegueros de posición acomodada. Tanto en su puerta principal como en su esquina pueden apreciarse ciertos elementos de estilo modernista y “art decó” que componen su diseño.

En la Casa de Doña Higinia veremos una típica construcción manchega, cuya fachada destaca por sus rejas de antigua forja.

También puede visitarse la Casa de la Médica, construida en la década del 20 durante el siglo pasado. Llama la atención por su estética ecléctica.

Por su parte, la Casa de la Tercia es una edificación del siglo XVI que en sus orígenes fue una casa de bastimentos y pósito, luego utilizada por la Orden de Santiago.

La Casa de la Torrecilla es otra de las muestras de la arquitectura típica de la villa. Esta casa fortaleza fue utilizada por los vecinos como una especie de refugio durante el siglo XV. El edificio posee murallas,  una pequeña torre de piedra, “la Torrecilla”, y un túnel que era utilizado como vía de escape en situaciones de apuro, que es conocido como la “Cueva de la Torrecilla”.

Otros lugares que no pueden dejarse de visitar son la Casa de las Llaves, que se caracteriza por sus altos corredores y patio de columnas, la Casa de los Laras, casa solariega de fines del siglo XVII, la Casa del Conde, antiguo caserón que perteneció al Conde de Buenavista, y la Casa Parroquial, edificación construida por la Orden de Santiago en el año 1515 que fue usado como albergue de pobres y transeúntes.

Imagen:

diputoledo.es

Sitios de interés de San Pablo de los Montes

San Pablo de los Montes, que pertenece a la Comarca de Los Montes de Toledo, es una población con una rica historia, pues desde sus orígenes fue habitada por numerosos pueblos, los restos arqueológicos que se conservan en el término municipal son muestra de ello.

El patrimonio religioso está encabezado por la Iglesia Parroquial, edificio construido en el siglo XIII cuya torre campanario fue levantada. La iglesia combina el estilo medieval y mudéjar con detalles de la arquitectura popular.

El edificio del Ayuntamiento es una construcción de dos plantas, fiel a la arquitectura popular, fechada en el año 1904. La edificación es de piedra de granito y cuenta con sillares en las esquinas.

En la intersección de las calles Calvario y Rebollar se halla el Monumento del Calvario. Se trata de tres cruces y dos olivos, en clara alusión al sitio donde fue crucificado Jesucristo, que se alzan sobre una plataforma de mármol gris y granito.

A 1 kilómetro de la villa se localiza el Convento de los Padres Agustinos, construcción del siglo XV que fue erigida sobre ruinas visigodas.

En el camino que conduce a la Ermita de la Fuente Santa, también conocida como Fuente de la Virgen de Gracia, se encuentra la Cruz del Siglo, un monumento que consiste en una cruz de hierro apoyada sobre  una pieza cilíndrica de granito.

La Glorieta Plaza Constitución, construida en 1924, y el Pozo de la Nieve, ubicado al sureste del municipio, son otros de los atractivos del lugar. ¡Visita San Pablo de los Montes!

Imagen:

diputoledo.es