Corral de Almaguer

Corral de Almaguer es una localidad situada al este de la provincia de Toledo, en Castilla-La Mancha, que sobresale ampliamente por su belleza monumental.

Una de sus principales construcciones es la Iglesia Parroquial que está ubicada en la plaza Mayor. Se trata de un edificio de estilo gótico, que terminó de construirse en 1515 y que posee tres naves y un crucero. La capilla de los Collados, de planta cuadrada, dispone de bóveda de crucería y arco de medio punto.  Mientras que la capilla de los Gascos contiene dos estatuas orantes de mármol, y la Capilla de los Ayón y Briceños posee un acceso de arco de piedra en silleria.

La Ermita de Ntra. Sra. De la Muela, por su parte, erigida en el siglo XVII, posee dimensiones semejantes a las de  un antiguo monasterio. De estilo renacentista, alberga la figura de la patrona del pueblo durante ocho meses, la cual ha sido mutilada a mano de los musulmanes, durante el califato de Córdoba, y hallada luego debajo de una muela de piedra, de ahí su nombre.

La Ermita de San Sebastián, a la que popularmente se la conoce como ermita de San Antón, es una construcción del siglo XVII que se halla localizada en lo que en su momento fueron los arrabales del pueblo. Aún hoy se celebran misas en ella.

De la arquitectura tradicional se destaca la Casa de los Collados, de estilo gótico, mudéjar y renacentista. Esta vivienda posee dos fachadas y su estructura se dispone en torno a un patio rectangular. La totalidad de las dependencias del techumbre cuentan con forjados de madera que están decorados con pinturas de diversos estilos.

La Casa Chacón es un edificio estilo renacentista que consta de dos cuerpos. Sus ventanas poseen atractivas rejas, en las que sobresale el escudo de la familia de los Briceños.

La  Casa de la Encomienda, de origen judío destaca por las decoraciones de las puertas de los salones principales. Hasta entrado el siglo XIX perteneció a  la Orden de Santiago.

La Casa Maldonado y Medrano, conocida también como casa de postas, fue un edificio del Estado que era utilizado como parador por los Reyes. De claro estilo neoclásico, se encuentra situado en la plaza mayor, formando junto con la iglesia parroquial y la casa Higueras un interesante conjunto arquitectónico.

 Imagen:

http://www.diputoledo.es/munitur/fotos_historia/054.jpg

Valdeverdeja

Valdeverdeja es una villa toledana de la comarca del Campo del Arañuelo, poseedora de un atractivo entramado rural, que se encuentra rodeada por las aguas del río Tajo.
Hay indicios de que esta población estuvo habitada desde el Neolítico. También, en estas tierras verdejas es posible apreciar el legado romano, pues los pueblos prerromanos dejaron aquí una escultura zoomorfa, así como diversas aras romanas.
Durante la época medieval, Valdeverdeja perteneció al señorío de la Puebla de Santiago del Campo Arañuelo y luego pasó a manos de la Orden de Santa María de España, fundada por Alfonso X el Sabio para potenciar la armada castellana. Tiempo después volvió a pertenecer a los Reyes Católicos, siendo entregada en 1423 a don Pedro López de Zúñiga. Para finalmente en 1668 obtener el título de Villa, dejando de ese modo de pertenecer a la Puebla de Santiago del Campo Arañuelo.
La iglesia parroquial de San Blas, datada en el siglo XVI, es una magnífica construcción de sillería de granito que dispone de tres naves y un imponente  crucero conformado por arcos torales. Se encuentra rodeada por  un extenso espacio diáfano, el cual según se cree puede haber sido un antiguo cementerio.
Otro sitio de especial interés es la ermita de los Desamparados, cuya subida por la que se accede a la ermita se halla rodeada por un bonito via crucis realizado con cruces de granito.
En líneas generales, el conjunto urbano se encuentra en muy bien estado de conservación, resultando sumamente atractivo.

Escapada a Carranque

Carranque es una apacible villa situada en la Comarca de La Sagra, en la provincia de Toledo, adonde cada vez atrae más turistas deciden hacerse una escapada gracias a su posición estratétiga, ya que se encuentra muy cerca de las capitales de Madrid y Toledo.

Uno de sus principales atractivos es el Parque Arqueológico, sitio que alberga una sensacional colección de mosaicos de la Villa de Materno, además de los restos de la Basílica, entre los que se incluyen columnas de mármol de 4 metros de altitud, que fueron talladas en el pasado en las canterías Grecia, Turquía y Egipto. Durante el mes de mayor, para conmemorar su inauguración, aquí se celebran las Jornadas Romanas “La Huella del Mundo Romano”.

Al pasear por el pueblo, es interesante visitar la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, que destaca por su retablo mayor. La Ermita de San Dimas, al igual que la Fuente de Carlos IV, son otros de los lugares de especial interés. En tanto que para disfrutar de la naturaleza del entorno, lo ideal es dar un paseo por los alrededores del río Guadarrama.

Su calendario festivo incluye la representación del Belén Viviente, que se lleva a cabo el 5 de enero, y la fiesta en honor a Santa María Magdalena, patrona de la villa, que tiene lugar cada 22 de julio.

Imagen:

Wikipedia

Consuegra y sus molinos de viento

Para conocer de cerca las tradiciones manchegas nada mejor que visitar Consuegra, un pueblo del sureste de la provincia de Toledo que atrapa al visitante por su calidad paisajística.  Sus 12 Molinos de Viento, que se encuentran entre los mejor conservados de España, y el Castillo de la Muela, configuran un recorrido excepcional  por tierras de Castilla-La Mancha.

Los doce molinos, que en el pasado supieron coronar la denominada Crestería Manchega, se encuentran en la cima del Cerro Calderico, un promontorio que domina la ciudad. Cuatro de ellos, el Rucio, el Espartero, el Sancho y el Bolero, aún conservan la maquinaria en óptimas condiciones. De todos, el Molino Sancho resulta el más interesante. El Vista Alegre, Chispas, Clavileño, Caballero del Verde Gabán, Alcancía, Mambrino, Cardeño y Mochilas, completan este excepcional conjunto de molinos.

Por su parte, el Castillo de la Muela es una fortaleza de arquitectura militar sanjuanista construida entre los siglos X y XIII, que fue habitada por los caballeros de la Orden de San Juan. En su interior es posible visitar el patio de armas, las murallas, los aljibes, la ermita, las terrazas y el jardín, entre otras dependencias. El castillo se encuentra en lo alto del Cerro Calderico, situación que hace posible observar desde sus terrazas magníficas vistas panorámicas del entorno, incluyendo de la docena de molinos de viento manchegos que se erigen junto a él.

Las festividades, entre las que se incluyen las de la Rosa del Azafrán, que se realiza en noviembre, y la de Consuegra Medieval, durante el mes de agosto, también son muestra del pasado medieval y de las antiguas tradiciones del pueblo.

Imagen:

Wikipedia