Tarifa, imperdible

De inviernos suaves y veranos calurosos, así es Tarifa, una localidad andaluza de gran patrimonio artístico y de sensacionales paisajes.
Uno de sus principales monumentos es, por cierto, el Castillo de Guzmán el Bueno, una edificación árabe del siglo X que se mantiene en buen estado de conservación gracias a sucesivos retoques que se le realizaron. Dicho castillo, fue erigido sobre antiguas ruinas romanas y a su lado pueden divisarse las murallas.
En el pasado, las murallas circunscribían todo el casco urbano y servían para guarecer a la población de algún inminente ataque de piratas. Existen dos tramos bien diferenciados de las mismas, uno que pertenece a la época islámica, y otro más reciente que se enlazaba con el castillo por medio de un torreón de forma octogonal.
También, vale la pena visitar la Iglesia de San Mateo, un templo del siglo XVI que reemplazó a la antigua iglesia de Santa María, la Iglesia de San Francisco y  el Santuario de Nuestra Señora de la Luz, este último localizado en las afueras de Tarifa. Continue reading

Tarifa, el lugar ideal para tus próximas vacaciones

Si andamos de paso por la provincia de Cádiz, vale la pena realizar un alto en el camino en Tarifa, una tranquila villa ubicada a unos 100 kilómetros de la capital provincial.
En Tarifa y sus inmediaciones podrás disfrutar de sus más de 8 kilómetros de playa de arenas finas y blancas, cuyo paisaje de los alrededores está compuesto por mar y montaña, ambos unidos por verdes campos.
Esta apacible villa, es el sitio ideal para quienes gustan de los deportes náuticos, debido a que sus extensas playas y sus excelentes condiciones climáticas propician la práctica de diversas actividades deportivas, como el windsurf, el kitesurf y la navegación.
La ciudad de Tarifa puede servir como punto de partida para conocer el Estrecho de Gibraltar, las costas de Barbate, Cabo Trafalgar, así como la costa mediterránea y atlántica de Marruecos, que constituyen bellos accidentes naturales. Las costas y las estupendas vistas, hacen que la navegación en Tarifa sea realmente una experiencia única. Incluso, desde el puerto parten embarcaciones que hacen excursiones para conocer y apreciar la enorme cantidad de ballenas y delfines que atraviesan el Estrecho de Gibraltar. Tales excursiones, son dirigidas por guías expertos quienes se encargan de contar al visitante todo sobre las costumbres y la vida de esos grandes mamíferos que merodean las costas de Tarifa.
Al mismo tiempo, Tarifa se presenta como el lugar perfecto para realizar diferentes actividades, como cabalgatas por montañas y playas, pesca deportiva y submarinismo, además de senderismo y travesías en bicicletas de montaña.
Mientras que si buscas conocer de cerca el pasado de la región, podrás realizar un recorrido por sus más de cincuenta cuevas y abrigos con arte rupestre, que conforman el conjunto denominado Arte Sureño, entre las cuales sobresale  la Cueva del Moro, en donde es posible apreciar grabados de caballos que datan de hace aproximadamente 20.000 años.
En cuanto a la gastronomía local, se destacan los platos elaborados con pescados de la zona, como el voraz, la lubina, la dorada, el pez espada y el atún rojo, entre otros.
En fin, no hace falta decir que Tarifa es el lugar ideal para tus próximas vacaciones.

¡A la playa en Bolonia!

En esta oportunidad viajaremos a Bolonia, una pequeña población perteneciente al término municipal de Tarifa, en la Costa de la Luz, que es muy popular tanto por su playa como por las ruinas romanas que alberga.
Desde la misma playa, puede apreciarse a Baelo Claudio, un yacimiento arqueológico que conserva los restos de lo que fue una de las principales ciudades romanas. Su importancia económica queda de manifiesto en  los vestigios vivientes del foro, el palacio de justicia, los templos de Juno, Júpiter y Minerva, las termas, el mercado y el teatro. Una visita guiada nos llevará por el interior del complejo arqueológico, declarado Monumento Nacional.
Por otro lado, si hablamos de Bolonia es imposible no mencionar su playa, la cual combina  una mezcla de naturaleza virgen, panorámicas estupendas y un importantísimo patrimonio histórico-cultural.
Bolonia es, sin dudas, una de la mejores playas del litoral gaditano, que es muy popular por su gran duna. Posee una extensión de 4 km. de arenas doradas y aguas de un tono azul intenso. Es muy concurrida por los surfistas así como por aquellos que desean un sitio tranquilo para disfrutar del sol. Donde termina la playa, en la parte en la que se encuentran las dunas, hay una zona nudista desde la cual es posible contemplar la costa de Marruecos.
El paisaje de fondo es dominado por la montaña San Bartolomé, la cual divide con sus rocas la bahía de Tarifa de la de Bolonia.
A pocos kilómetros de Bolonia se sitúa Tarifa, la ciudad más sureña de Europa,  que está abierta a los dos mares y que está ubicada a tan solo 14 kms. de África. La “capital del viento”, tal como la llaman, representa, por cierto, el paraíso del windsurf y otra buena opción para visitar tras nuestro paso por Bolonia.

Propuestas de ocio en Tarifa

Tarifa, localidad situada en la provincia de Cádiz, Andalucía, es el sitio perfecto para llevar adelante la práctica de cualquier tipo de deportes, ya sean acuáticos o sobre tierra. Los más elegidos por los visitantes suelen ser el kitesurfing y windsurfing gracias a las condiciones de viento favorables que se dan en  Tarifa. Además, se puede practicar surfing en el Balneario, u optar por deportes como el mountain bike, trekking, jogging por la playa de los Lances, escalada en el paraje de San Bartolo, etc. Continue reading

Vacaciones en la costa andaluza

Durante el verano, las costas de Andalucía se transforman en el punto de encuentro de millones de viajeros, provenientes de todas partes del mundo, quienes buscan en ellas poder disfrutar del sol, la playa y, en especial, mucho relax. El verano aún no ha acabado y septiembre continúa siendo un mes donde el clima agradable de la zona invita a gozar de la costa.
Vale destacar que Andalucía dispone de mil kilómetros de costa bañados por el Mediterráneo y el Océano Atlántico, conformando un paisaje bien diverso que va desde la desembocadura del río Guadiana hasta la costa del Cabo de Gata y que se halla dividido en cuatro importantes zonas, a saber: la Costa de la Luz, Costa del Sol, Costa Tropical de Granada y la Costa de Almería.
La Costa de la Luz, situada en el golfo de Cádiz, abarca los litorales de Cádiz y Huelva. Así, puedes disfrutar del sol en las playas de Ayamonte, Isla Canela, Conil de la Frontera, Isla Cristina, Zahara de los Atunes, Chiclana, Punta Umbría, Matalascañas, Chipiona, Costa Ballena, y el paraíso de los surfistas de Tarifa, por mencionar algunas. Además, en la Costa de la Luz encontrarás rincones perfectos para el turismo natural, como es el caso del puerto de Cádiz, así como el Cabo Trafalgar y el Parque Nacional del Coto de Doñana.
Por su parte, la Costa del Sol se presenta como uno de los puntos turísticos más elegidos de España, el cual se extiende a lo largo del  litoral mediterráneo gaditano y el de la provincia de Málaga. Su principal punto de interés no es otro que Marbella y su Puerto Banús. También, sobresalen lugares como Nerja, Benalmádena, Fuengirola, Torremolinos, Manilva, Estepona y San Roque, etc. La Costa de la Luz dispone de una infraestructura turística de primer nivel y posee todo lo necesario para satisfacer los gustos de toda clase de turistas, sobre todo de los aficionados al golf.
En tanto que la Costa Tropical de Granada, ocupa la franja costera de la provincia granadina, que se caracteriza por su microclima de características tropicales, siendo Almuñécar, Salobreña y Motril sus principales centros de veraneo.
Por último, mencionaremos a la Costa de Almería, sin dudas, la menos urbanizada y la más agreste en comparación con el resto. Aquí, es posible descansar en sitios como Mojácar, Roquetas de Mar, Carboneras, Pulpí o Cueva de Almanzora, además de aprovechar para recorrer el Parque Nacional de Cabo de Gata, el cual está provisto de paisajes de sensacional belleza que incluyen desde el desierto subtropical interior hasta preciosas calas recónditas de aguas cristalinas.