Acebal de Garagüeta: lugar de paseo por excelencia

El Acebal de Garagüeta es una reserva natural ubicada al norte de la provincia de Soria, en Castilla-La Mancha. Abarca poco más de 400 hectáreas en pleno Sistema Ibérico Norte, entre los puertos de Oncala y Piqueras. Este paraje, de gran valor ecológico y paisajístico, constituye una de las reservas de acebal más importantes del continente europeo.

Dicho espacio protegido es un excelente lugar de paseo. A nuestro paso podremos apreciar la diversidad de la fauna que allí habita, representada por diferentes ejemplares de mamíferos, como zorros, liebres, conejos, jabalíes, etc; aves, como águilas, búho real y buitres; además de reptiles y anfibios.

En cuanto a la flora, además de los bosques de acebo, predominan los pastizales de alta montaña así como numerosas especies arbóreas, tales como hayas, avellanos, robles y arces.

Los canchales, fabulosos ríos de piedras sedimentarias de origen glacial, también forman parte de la estampa del lugar.

Además, en el acebal pueden observarse diversas construcciones vinculadas a la actividad ganadera, refugios para los visitantes y la singular choza del pastor, ésta última ubicada en pleno centro del monte.

Una buena opción es dar un paseo por los bosques de acebos, pues hay numerosas sendas que conducen hacia impactantes cuevas naturales, las cuales sirven de refugio tanto para animales domésticos como salvajes.

Imagen:

Wikipedia

El paisaje kárstico del Parque Natural del Cañón del Río Lobos

Valle-del-río-Lobos

El Parque Natural del Cañón del Río Lobos, una de las primeras zonas protegidas de Castilla y León, está enmarcado por un abismal cañón de escarpados desfiladeros. Además de una frondosa vegetación, que incluye grandes extensiones de bosques de sabina y pino laricio, alberga una rica fauna. Debido a las características espectaculares de su relieve, es considerado como uno de los paisajes de mayor belleza de toda España.

En su interior, al igual que en sus alrededores, contiene interesantes restos artísticos y tradicionales pueblos, como es el caso de la ermita de San Bartolomé, El Burgo de Osma, San Leonardo y Ucero.

Resulta interesante tomar las sendas señalizadas que parten desde el Centro de Interpretación del Parque para contemplar el enorme atractivo de este cañón de origen kárstico, ubicado al oeste de Soria, cuyas paredes de roca caliza alcanzan los 200 metros de altura.

Asimismo, en el interior del cañón hay un laberinto de grutas y cuevas dispuestas en diferentes niveles, que se comunican entre sí a través de profundas simas y sumideros.

Luego de visitar la ermita de San Bartolomé, que perteneció a los caballeros templarios, es necesario atravesar un puente de troncos, que se encuentra justo al lado de una gran caverna, para proseguir caminando junto al curso del río Lobos hasta llegar al puente de los Siete Ojos, punto en el cual el cañón se vuelve más escarpado y angosto.

Los más aventureros pueden optar por ir hasta Hontoria del Pinar, donde un puente de origen romano señala la culminación del recorrido.

Imagen:

Wikipedia

San Esteban de Gormaz, puro atractivo a orillas del Duero

 

A orillas del río Duero se localiza San Esteban de Gormaz, un pueblo verdaderamente pintoresco que forma parte de la provincia de Soria. La villa cuenta con el honor de haber sido merecedora del máximo galardón que en asunto de turismo se entrega en Castilla y León: el “Premio C”, el cual exalta el patrimonio del municipio, no sólo artístico y monumental sino también histórico y cultural.
Por su ubicación, San Esteban de Gormaz  goza de un clima suave, que se caracteriza por sus veranos calurosos y extensos e inviernos templados.
Al transitar por sus calles es posible apreciar los restos de la cultura romana tanto en muros como en construcciones religiosas, además de diferentes construcciones de estilo medieval. Continue reading

Zonas turísticas cercanas a Alcubilla de Avellaneda

Alcubilla de Avellaneda es una localidad situada en la provincia de Soria, que además de ser conocida por ser “el pueblo de las 100 fuentes”, se destaca por estar ubicada en una zona de importante interés turístico. En efecto, en sus alrededores es posible encontrar numerosos lugares de gran encanto. Por lo que si elegimos este destino, es imprescindible disponer de un coche para poder recorrer todos esos lugares.

A tan sólo 15 km del término municipal se hallan las ruinas de Clunia Sulpicio, una antigua ciudad romana de la que aún se conservan el foro, el anfiteatro y las termas.

También, podemos visitar San Esteban de Gormaz, pueblo localizado a escasos 20 minutos, cuyos principales atractivos son el castillo del siglo IX, una construcción de origen musulmán que se halla en franco estado de abandono; las iglesias Nuestra Señora del Rivero y de San Miguel, y el puente que cruza el Duero, de origen medieval.

 En el Parque Natural Cañon de Río Lobos, podremos apreciar un profundo cañón, que se erige sobre el río Lobos, además de diversas grutas, cuevas y la ermita templaria de San Bartolo del s.XIII, que se dispone en el centro mismo del cañón.

Otra población de gran atractivo es Peñaranda de Duero, que se sitúa a tan solo 16 km. En ella, además de su casco medieval, apreciaremos distintos edificios de interés, como el castillo, el Palacio de los Zúñiga Avellaneda, la Botica de Ximeno y la iglesia parroquial de Santa Ana, entre otros.

Por su parte, si visitamos Burgo de Osma vale la pena dar un paseo para conocer sus principales monumentos, como la Catedral, las ruinas romanas de Uxama y la Universidad de Santa Catalina. También, podemos realizar un recorrido por la la Plaza Mayor y la Plaza de San Pedro, hasta culminar en las murallas.

Mientras que Coruña del Conde, pueblo situado a 16 km, ofrece sitios de  visita obligada, como el Castillo, del que todavía se conservan las torres y algunos restos de muralla; la Ermita del Santo Cristo de San Sebastián, de origen visigótico; la plaza porticada y dos puentes romanos que se  alzan sobre el río Arandilla.

Un poco más alejada se halla la Fuentona de Muriel, un espacio protegido cuyo entorno sorprende por su belleza. Entre sus principales valores se pueden mencionar el acuífero de la sierra Cabrejas y el Ojo de La Cuentona.

Asimismo, a poco más de una hora de viaje está la Laguna Negra, que se encuentra ubicada en un entorno de gran belleza paisajística. En este sitio se localiza el Pico Urbión, muy elegido por quienes practican escalada.

Por último, a 61 km de Alcubilla de Avellaneda visitamos la Playa Pita y el Pantano de la Cuerda del Pozo, una atractiva zona de recreo que resulta ideal para realizar actividades náuticas, pescar o ir de camping.

En fin, desde Alcubilla de Avellaneda podremos llegar a lugares sensacionales y de enorme valor natural, que nos depararán una grata experiencia.

Imagen:

http://www.alcubilladeavellaneda.es/uploads/imagenes/imagenes_AlcubillaAvellanedacalle1_56993387.JPG

Sabinar de Calatañazor y la Fuentona

Sabinar de Calatañazor, localizado al oeste de la provincia de Soria, constituye uno de los bosques de sabinas mejor conservados de todo el mundo. Está dispuesto sobre tierras llanas y sorprende por el porte y longevidad de los ejemplares de esta masa boscosa, ya que algunos alcanzan los 20 metros de altura y poseen una antigüedad de aproximadamente dos mil años.

En los alrededores del sabinar se encuentra una de las localidades de mayor atractivo de la zona, Calatañazor.  Dicho pueblo, circunscripto por un impactante y profundo precipicio, se halla presidido por su castillo. Al pasear por las calles estrechas y empedradas de esta villa medieval,  pueden apreciarse las casas porticadas construidas con adobe y vigas de enebro y que se caracterizan por sus chimeneas redondas.

Junto a este parque natural, más precisamente en la parte más occidental de la Sierra de Cabrejas, se encuentra el Monumento Natural de la Fuentona, el cual está conformado por el paraje Los Ojos de la Fuentona, surgencia de origen kárstico de abundante fauna y vegetación formada por el nacimiento del río Abión. Este acuífero, que consiste en un conjunto de galerías subterráneas inundadas por agua, catalogadas como las más profundas de España, se complementa con la Cascacada de la Fuentona.

En síntesis, esta reserva natural es el sitio ideal para aquellos que buscan combinar el descanso con actividades al aire libre, como senderismo, avistaje de aves y senderismo.

Imagen:

Wikipedia