Recuerdos de Abla

Abla es una localidad de la Comunidad de Andalucía, situada entre Granada y Almería, dentro de cuyo territorio  incluye al núcleo poblacional Las Adelfas.
Ya desde la prehistoria, específicamente durante el periodo de los Millares, Abla disponía de diversos asentamientos. Luego, en el s. III a. C., fueron asentándose los íberos en el Castillo de Abla. También los romanos se sintieron atraídos por el encanto de este lugar, lo cual queda demostrado en un mausoleo romano que fue erigido para darle sepultura a un personaje relevante de la época. Dicho mausoleo, fue utilizado para fines diversos, pero lo que lo hizo perdurar hasta hoy es la Ermita a San Sebastián que allí funciona, aunque se encuentra en muy mal estado de conservación. También, resultan de interés para el visitante el Pedestal de Aviliano, ubicado en la plaza de San Antón, y la Ermita que lleva el mismo nombre, datada en el s. XVII.
Tras la reconquista a mano de los cristianos, el pueblo creció considerablemente. Así, por ejemplo, en 1629 fue construida la Ermita de los Santos Mártires, en homenaje a los patronos del municipio, Apolo, Isacio y Crotalo. Esta Ermita ha ido objeto de numerosas reformas.
Por su parte, la Iglesia Parroquial de Abla, separada del ayuntamiento por una calle estrecha, es casi una de las visitas obligadas, al igual que su plaza mayor, considerada una de las más bonitas de Almería.
Del pasado árabe, se conservan algunos restos de una alcazaba, situados en la parte más alta del pueblo. De ella, sólo quedan en pie algunos cimientos, parte de sus muros y un aljibe. Desde aquí, puede contemplarse el barrio del Castillo, que se caracteriza por su interesante arquitectura tradicional.
Aquellos que quieran llevarse un recuerdo de su visita a estas tierras, pueden comprar alguna jarapa en los talleres artesanos de Abla.

Imagen:

http://mw2.google.com/mw-panoramio/photos/medium/6814692.jpg

Visita Abanto

Abanto es una localidad de la provincia de Zaragoza, en Aragón, que le depara al visitante un atractivo itinerario para realizar.

No muy lejos de su término municipal se halla la laguna de Gallocanta, que con sus 1400 hectáreas de superficie es la de mayor extensión de España. Esta laguna natural, que se halla ubicada a unos 1.000 m. de altura, atrae a ornitólogos provenientes de todas partes de Europa dada a la gran variedad de aves acuáticas que allí se concentran.

De paseo por el pueblo, una buena opción es visitar la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que se alza en pleno centro del casco urbano. Se trata de un templo del siglo XVIII, de portada barroca y planta rectangular, que contiene numerosas imágenes escultóricas.

A unos mil quinientos metros antes de la entrada a Abanto, se sitúa la Ermita de los Mártires San Fabián y San Sebastián que, si bien se desconoce la fecha de su construcción, conserva muy bien su estructura.

Otra de las ermitas que encontramos por aquí es la Ermita de San Sebastián, que está ubicada en dirección al Pantano sobre una pequeña elevación. Del templo, destaca la imagen de San Esteban del altar mayor. A pesar que no posee grandes dimensiones, este lugar no puede dejar de ser visitado por quienes gustan de los monumentos antiguos y de lineas rústicas.

De su paraje natural, no podemos dejar de mencionar al embalse o laguna de Las Fuentes, nutrida por manantiales de importante caudal que brotan por debajo de una gran roca así como de las fuentes situadas un tanto más arriba.

El Pantano de Abanto, suele servir como marco ideal para la pesca o el baño. Este lugar dispone de un merendero, donde es posible saborear diferentes comidas. En fin, se trata de un paraje que resulta ideal para descansar y disfrutar de la naturaleza, sobre todo durante los meses de calor.

Otro de los sitios que merecen ser visitados es la muralla de Abanto, situada en uno de los lados de un cerro de calizas. Esta monumental estructura llama la atención de los visitantes por sus sillares de más de dos toneladas.

También, caben destacar otros lugares como el Molino de Abanto, la Fuente del Hostal y las Salinas.

Imagen:

http://agenda21abanto.dpz.es/gestion/archivos/adjuntos/panoramica.jpg

Viaje a Padrón

En la provincia de A Coruña, en su límite con Pontevedra, se levanta el municipio de Padrón, un sitio con un patrimonio arquitectónico y monumental que vale la pena apreciar.
Esta localidad alberga lugares de gran revés cultural como la Casa Museo Rosalía de Castro, que fue la residencia en la que la autora escribió sus obras más destacadas
En cuanto a la arquitectónica religiosa, sobresale la Iglesia Parroquial de Santa María de Herbón, que es parte del convento que lleva el mismo nombre. Se trata de una construcción de estilo románico que data del siglo XII y se caracteriza por su base rectangular y un ábside semicilíndrico. También, se puede apreciar el convento del Carmen, en cuyo interior se conservan tallas de un gran valor artístico. Además cuenta con un mirador desde donde se observan las rías del Sar y el Ulla. Continue reading

San Martín de Pusa

San Martín de Pusa, llamada en sus orígenes El Pozuelo, es una villa de Castilla-La Mancha que está ubicada en la provincia de Toledo. Se trata de una antigua población señorial, cuya vasta historia puede vislumbrarse al caminar por sus plazas y recoletas calles apreciando lo mejor de la tradicional arquitectura toledana de aparejo.
Durante el paseo, es posible visitar la iglesia parroquial, de admirable sobriedad arquitectónica, la cual fue levantada en en el siglo XVI sobre los restos de un antiguo templo. 
También, vale la pena acercarse hasta donde vivieron los administradores de los señores de Valdepusa, una antigua casona del siglo XVI, que en el pasado supo hospedar a Santa Teresa de Jesús cuando iba camino a Puebla de Montalbán.
Otro de los tesoros de San Martin de Pusa es la ermita del Santísimo Cristo de Valdepusa, situada en una apartada plazoleta, cuya imagen fue llevada a la villa por los del Valle del Pozuelo tras abandonar su antigua población. Es interesante saber que el Cristo fue ocultado en un pozo por los lugareños, para protegerlo del furioso accionar de los ejércitos de Napoleón, siendo hallado años después en perfecto estado de conservación. 
Un poco más allá, en la Plaza Mayor, se alza el edificio del ayuntamiento, que fue construido a fines del siglo XV. Frente a él, y junto a la vieja torre en donde se hallaron vestigios celtas, se encuentra el palacio de los antiguos señores de Valdepusa, que data del siglo XVI. En su fachada luce un escudo cuartelado que contiene las armas de los Rivera y las de los Figueroa.

Imagen:

http://www.laspain.com/Toledo/San_Martin_de_Pusa_Toledo1.jpg

L’Ametlla de Mar, lo mejor de la costa mediterránea

L’Ametlla de Mar, en la provincia de Tarragona, es un pueblo de la costa mediterránea que se halla al sur de Cataluña, yconstituye una de las 4 comarcas de las Tierras del Ebro.
Posee una costa extraordinaria, la cual se prolonga a lo largo de 16 Km, en cuya extensión resalta la presencia de magníficos acantilados, además de  maravillosas calas de agua cristalina que ofrecen un paisaje cubierto de rocas y pinares. En fin, a lo largo de su costa es posible hallar diversos rincones en los cuales encontrará la tranquilidad y el sosiego deseado.
Entre los diferentes sitios que posee el municipio para visitar, se destaca el Museo de Cerámica Popular, en el cual  se exponen alrededor de 5.000 piezas representativas de poco más de 300 centros alfareros.

Continue reading

Paisaje rural de Hazas de Cesto

El municipio de Hazas de Cesto, ubicado en el centro de la comarca de Trasmiera, se formó tras la desintegración de la vieja Junta de Cesto en el siglo XIX. Su término municipal es pequeño, y comprende solamente tres pueblos: Beranga, la capital y donde se asienta el ayuntamiento; Hazas, del cual recibe su nombre el municipio; y Praves, localizado en la cuesta de Jesús del Monte.

El paisaje de este municipio se caracteriza por la existencia de suaves relieves montañosos cubiertos en su mayoría por praderías y eucaliptales. Al oeste se halla el macizo del monte Llusa, de gran valor medioambiental. Se trata de la zona más elevada y escarpada de Hazas de Cesto, con cumbres que alcanzan los 400 metros de altitud. Desde siempre ha sido considerado un lugar de paso, por lo que se trata de un lugar desconocido para los turistas al igual que el resto de la región. De todos modos, aquí hay sitios y caminos que valen la pena descubrir.

Si bien este municipio trasmerano, no dispone de rutas de montaña así como tampoco de espacios naturales importantes, ofrece un paisaje rural sumamente ameno y tranquilo que invita a disfrutar del campo. Uno de los rincones que merecen ser visitados es  la surgencia kárstica de la Fuente la Real, situada el barrio El Rincón, en la carretera que va desde Hazas hacia Jesús del Monte. Aquí se encuentra el nacimiento del río Chico, afluente del Campiazo, junto al cual hay una singular fuente de estilo neoegipcio que data de fines del siglo XIX.

Esa surgencia constituye la salida a la superficie de las aguas filtradas en el monte Llusa, lugar que no es casi intransitable porque carece de caminos, el terreno es muy accidentado y la vegetación es abundante.

Al otro extremo del valle, se encuentra la depresión kárstica de Riolastras, a la que se puede acceder desde Hazas. Desde aquí pueden recorrerse diversas pistas, caminando o en bici de montaña por sitios muy tranquilos, aunque con algunas cuestas bastante empinadas.

Imagen:

http://www.laspain.com/Cantabria/Hazas_de_Cesto_Cantabria2.jpg

Sitios recomendados en Manilva

Manilva es un municipio ubicado en la Costa del Sol que posee cinco núcleos urbanos, de los cuales se destacan visiblemente los de Sabinillas y el Puerto de la Duquesa, por la gran afluencia turística que reciben.
Pero además, Manilva dispone de otros atractivos interesantes, como es el caso de sus diversos yacimientos arqueológicos que se hallan diseminados por toda su extensión. La mayor parte de sus yacimientos datan de la época romana, como por ejemplo la Villa de Sabanillas, Las Lagunetas y el Haza de Casareño, etc. Aunque hay algunos, como el Cerro del Castillo, que son de la Edad de Bronce, y otros que pertenecen a la época medieval, como es el caso de La Alcaría y el Cerro del Tesorillo, por mencionar algunos.
Al mismo tiempo, es el sitio perfecto para aquellos que les agrada recorrer rutas, disfrutando del contacto con la naturaleza, ya sea a pie, en bicicleta o a caballo.
Recorriendo su núcleo urbano, es posible apreciar sus principales oficios, como la Iglesia de Santa Ana, construida en el siglo XVIII, el Ingenio Chico, erigido a pedido del Duque de Arcos, y Villa Matilde, donde en la actualidad se exhiben algunos restos romanos que fueron hallados en Manilva.
En cuanto a la gastronomía, las sopas de tomate o de espárragos, entre otras exquisiteces, son sus platos más tradicionales.
En septiembre, se lleva a cabo la Feria de la Vendimia en la que se realiza la típica pisa de la uva, además de la degustación de vinos y una serie de actividades recreativas.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/8/85/Playa_de_Sabinillas.jpg/800px-Playa_de_Sabinillas.jpg

Turismo rural en Benarrabá

Benarrabá es un pueblo andaluz, situado en el Valle del Genal, en la provincia de Málaga; que cuenta con una gran variedad de paisajes para disfrutar, lo que lo convierte en un sitio ideal para el turismo rural y para la práctica de actividades deportivas, como el senderismo.
A orillas del río Genal, es posible recorrer parajes de gran encanto, como Los Pepes, La Peña y el Reventón, entre otros, los cuales disponen de lugares de baño para beneplácito de los visitantes. También, hay áreas de bosque mediterráneos, como es el caso de el Cotillo, que albergan ejemplares vegetales típicos de la región. Todos estos lugares, configuran un entorno privilegiado para recorrer a caballo o en bicicleta de montaña.
Por otro lado, Benarrabá posee miradores naturales maravillosos, como la Sierra de Frontales y El Peñón, desde donde es posible contemplar panorámicas excepcionales de la zona y alrededores.
Paseando por las calles del casco urbano de esta villa, de origen morisco, entre las que sobresalen la iglesia parroquial, carácterística por la cúpula de azulejos de su torre, que es considerada el edificio más importante de la población; así como la antigua Ermita del Santo Cristo de la Vera Cruz y el conjunto de casas dieciochescas.
La Iglesia Parroquial de San Sebastián, que data del siglo XVII, se cree que fue construida sobre los restos de una vieja mezquita. Además de su fachada, recubierta con cerámica azul, el templo sobresale por los relieves de escenas religiosas presentes en sus techos.

Imagen:

http://www.turismoderonda.es/excursiones/imagenes/benarraba1.jpg

Mallorca te espera

Mallorca es un destino de increíble belleza, que cuenta con una amplia variedad de sitios para recorrer, como museos, galerías de arte, centros comerciales, parques, playas, teatros, y demás sitios de esparcimiento. Se trata de una de las joyas del Mediterráneo, por lo que no caben dudas porqué es un lugar turístico por excelencia.
Su capital, Palma de Mallorca, es la ciudad más grande de la isla, y donde se concentran maravillosos lugares para visitar.
Entre sus principales sitios de interés se encuentran Castell de Bellver, el centro histórico de Palma, donde sobresalen la Catedral de Mallorca y el Museo Catedralicio, y el Museo de Arte Español Contemporáneo.
Al norte de la isla se localiza Port de Pollença, una ciudad famosa  por sus restaurantes y su animada vida nocturna. La capilla de El Calvario junto con la procesión del Viernes Santo son sus mayores atracciones.
Por otro lado, no podemos dejar de mencionar a Alcudia, una ciudad sin igual que se halla rodeada por antiguas murallas y que es muy elegida por los adeptos al ciclismo. En las afueras de la villa está S’Alubufera Parque Nacional, lugar perfecto para la observación de aves. Las ruinas romanas así como la ciudad vieja son otros de los encantos que nos depara Mallorca.
El punto más septentrional de la isla es Cap de Formentor, en donde se obtienen vistas sensacionales desde el faro.
Valldemossa, en la sierra de Tramuntana, constituye otro de los puntos de visita obligada. Aquí se erige el monasterio, el cual fuera hogar del compositor polaco Chopin.
Por otro lado, las Cuevas de Mallorca ofrecen una experiencia única al visitante, siendo las Cuevas del Dragón una de las más visitadas del mundo. Existen cerca de 200 cuevas en toda la isla, aunque solamente unas pocas se encuentran abiertas al público.

Conoce el pasado morisco de Frigiliana

Frigiliana es un pueblo de La Axarquía, situado en Málaga, que llama la atención por sus casas de tejas anaranjadas, cuyas blancas fachadas están adornadas con flores de todos los colores. Paseando por sus calles, es posible apreciar el pasado morisco de este lugar.
El casco antiguo, llamado “barribarto” por los locales, luce el reflejo del azulejo que da cuenta de la historia de esta población. En efecto, aquí pueden contemplarse doce paneles de cerámica que relatan cómo era la vida en la época de los moriscos. Sin embargo, la historia de este pueblo se remonta más atrás aún, tal como dan cuenta de ello los restos hallados que datan de entre los años 3.000 y 1.700 a.c. Los romanos dejaron su huella también en Frigiliana.
Frigiliana, gracias a su entorno natural y tranquilo, es el destino perfecto para pasar unas vacaciones alejados del mundanal ruido. Lo bueno de este pueblo es que se encuentra cerca de importantes centros de población, los cuales vale la pena visitar sobre todo si se desea acceder a una oferta de ocio mayor. De todos modos, Frigiliana cuenta con una interesante oferta cultural y lúdica, en especial durante los meses de verano, que incluye por ejemplo la celebración del Festival Frigiliana 3 Culturas, un encuentro multitudinario que tiene lugar cada mes de agosto.
Teniendo en cuenta que el municipio forma parte del Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, es posible conocer mejor su entorno natural a través de numerosas rutas de senderismo que llevan a los viajeros hasta parajes de gran belleza.