Almansa turística

Almansa es una villa de la provincia de Albacete, cuyos atractivos turísticos están encabezados por el Castillo de Almansa, una espectacular fortaleza que se alza sobre la enorme roca que preside la ciudad.

El entramado de callejuelas del casco antiguo se dibuja en torno al Castillo de Almansa, considerado uno de los mejor conservados de la provincia y declarado Conjunto Histórico Artístico. Fue edificado en el siglo XIV, según se cree sobre antiguas fortificaciones, y en su interior conserva interesantes obras de cantería góticas.

Aparte del mencionado castillo, puede visitarse el Centro de Investigación y Documentación de la Batalla de Almansa, donde se exhibe documentación de la época, así como maquetas, uniformes y diversos objetos que fueron recuperados del campo de batalla. La Sala de Interpretación de la Batalla se divide en 3 partes, una donde se puede conocer el marco histórico de dicho enfrentamiento, otra donde se informa los sitios y parajes en los que se desarrolló la batalla, y un tercer bloque audiovisual de gran calidad didáctica. Vale destacar que el centro es el primero dedicado a un acontecimiento histórico de Castilla-La Mancha de carácter internacional.

El recorrido puede continuar por la Iglesia de la Asunción, el Palacio de los Condes de Cirat, el Convento de las Agustinas o el Santuario de Nuestra Señora de Belén. En su entorno, pueden apreciarse las fortificaciones existentes en Higueruela y Alpera. Aquí se encuentra la Cueva de la Vieja, que ha sido declarada Monumento Histórico Artístico y Patrimonio de la Humanidad por albergar excelentes ejemplos del arte rupestre levantino.

Imagen:

Wikipedia

Rutas por Mura

La provincia de Barcelona alberga muchos sitios interesantes para recorrer, tal es el caso de Mura, un municipio de la comarca del Bages que está ubicado en el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac.
Esta población, cuyos orígenes se remontan al año 978, se erigió en torno a la iglesia románica de Sant Martí, conservando aún hoy su encanto medieval en sus plazas y calles empedradas.
Este pueblo pintoresco se encuentra rodeado de cuevas, pozas, torrentes, pozas y cuevas, así como de fuentes y balmas, estas últimas son galerías que se forman en la base de las rocas producto de la erosión y que se hallan en torno a los diversos senderos y caminos.
Al estar ubicado en plena montaña, entre verdes promontorios, hace que Mura cuente con paisajes fabulosos. Una sola carretera, no muy transitada, lo atraviesa de un extremo a otro.  Y si bien es un pueblo pequeño, posee algunos bares con terraza que invitan a hacer un alto para tomar algo.
Para conocer a fondo Mura, vale la pena realizar las rutas de Riera de Nespres y Més de Mil Fonts, de dificultad mínima. 
Partimos del Centro de Información de Mura y nos disponemos a atravesar la riera a través de un puente de cemento hasta llegar rápidamente a la Font de la Mascarosa. Pasamos por la Font de la Noguera y el Molí, y continuamos hasta la Font de la Coma, que se halla entre huertos.
Al retomar el camino principal, pasaremos junto al Forn de Calç, un horno de cal que utilizado en el pasado para la extracción de este mineral de las rocas.
La próxima parada es en la Font del Foradot, un salto de agua natural detrás del cual hay una cueva pequeña que se ha formado en la roca. 
Luego nos dirigimos a la Font del Formatget, una fuente pequeña resguardada por un árbol donde podemos tomar un descanso.
Tras ello,  retornamos a Mura para tomar el camino que nos conduce primero a la Font de l’Era y después a la Ermita, desde la cual parte un sendero que sigue la riera. Unos metros más adelante de la Font de l’Escolà se halla el salto de agua Gorg del Pare, un auténtico paraíso terrenal.

Imagen:

Wikipedia

Corral de Almaguer

Corral de Almaguer es una localidad situada al este de la provincia de Toledo, en Castilla-La Mancha, que sobresale ampliamente por su belleza monumental.

Una de sus principales construcciones es la Iglesia Parroquial que está ubicada en la plaza Mayor. Se trata de un edificio de estilo gótico, que terminó de construirse en 1515 y que posee tres naves y un crucero. La capilla de los Collados, de planta cuadrada, dispone de bóveda de crucería y arco de medio punto.  Mientras que la capilla de los Gascos contiene dos estatuas orantes de mármol, y la Capilla de los Ayón y Briceños posee un acceso de arco de piedra en silleria.

La Ermita de Ntra. Sra. De la Muela, por su parte, erigida en el siglo XVII, posee dimensiones semejantes a las de  un antiguo monasterio. De estilo renacentista, alberga la figura de la patrona del pueblo durante ocho meses, la cual ha sido mutilada a mano de los musulmanes, durante el califato de Córdoba, y hallada luego debajo de una muela de piedra, de ahí su nombre.

La Ermita de San Sebastián, a la que popularmente se la conoce como ermita de San Antón, es una construcción del siglo XVII que se halla localizada en lo que en su momento fueron los arrabales del pueblo. Aún hoy se celebran misas en ella.

De la arquitectura tradicional se destaca la Casa de los Collados, de estilo gótico, mudéjar y renacentista. Esta vivienda posee dos fachadas y su estructura se dispone en torno a un patio rectangular. La totalidad de las dependencias del techumbre cuentan con forjados de madera que están decorados con pinturas de diversos estilos.

La Casa Chacón es un edificio estilo renacentista que consta de dos cuerpos. Sus ventanas poseen atractivas rejas, en las que sobresale el escudo de la familia de los Briceños.

La  Casa de la Encomienda, de origen judío destaca por las decoraciones de las puertas de los salones principales. Hasta entrado el siglo XIX perteneció a  la Orden de Santiago.

La Casa Maldonado y Medrano, conocida también como casa de postas, fue un edificio del Estado que era utilizado como parador por los Reyes. De claro estilo neoclásico, se encuentra situado en la plaza mayor, formando junto con la iglesia parroquial y la casa Higueras un interesante conjunto arquitectónico.

 Imagen:

http://www.diputoledo.es/munitur/fotos_historia/054.jpg

Campodron, enclave medieval

Campodron, en la comarca de Ripollès, es un lugar mágico como pocos, debido a la belleza paisajística que lo destaca y el trazado medieval que aún conserva la villa.
Podemos visitar el museo dedicado a la vida y obra de Isaac Albéniz, músico oriundo del lugar, o dar un paseo por el espectacular puente románico que se alza sobre el río Ter, conocido como el Pont Nou, que ha sido declarado Monumento Histórico – Artístico por ser uno de los elementos más emblemáticos de Campodron. También, es interesante transitar por sus estrechos callejones, vislumbrando la peculiar arquitectónica de los antiguos edificios construidos en piedra, siendo un verdadero viaje en el tiempo por el Pirineo Catalán.
Para continuar con el paseo, podemos elegir recorrer sus dos núcleos medievales: Vila de Baix, ubicado a orillas del río Ter, y la Vila de Dalt; que se alza en una de las márgenes del Ritort. Es en esta última zona donde se encuentran las construcciones más significativas, como por ejemplo la iglesia de Sant Pere, templo románico del siglo XII que perteneció a un antiguo monasterio y la iglesia de Santa María, con reminiscencias góticas y románicas. Mientras que en Vila de Baix destacan la iglesia del Carmen y el edificio consistorial.
En las afueras del casco urbano, también existen diversos rincones de gran atractivo, como es el caso de la estación de esquí Valtter 2000, una de las más populares de esta zona  del Pirineo.
Caminando río arriba por el Alto Ter, encontraremos el entorno perfecto para practicar senderismo o realizar rutas de montaña, sobre todo en los pueblos de Llanars, Villalonga de Ter y Setcasest.
Llanars, es un típico pueblo de montaña, donde se emplazan grandes mansiones entre sus callejones. En el caso de Villalonga de Ter, este enclave medieval sorprende por su riqueza monumental.
Mientras que en Setcasest, destaca por sus casas con atractivos balcones adornados con flores. Sus calles, que fueron restauradas, le dan un aire especial a este pueblo.

Imagen:

Wikipedia

Valdeverdeja

Valdeverdeja es una villa toledana de la comarca del Campo del Arañuelo, poseedora de un atractivo entramado rural, que se encuentra rodeada por las aguas del río Tajo.
Hay indicios de que esta población estuvo habitada desde el Neolítico. También, en estas tierras verdejas es posible apreciar el legado romano, pues los pueblos prerromanos dejaron aquí una escultura zoomorfa, así como diversas aras romanas.
Durante la época medieval, Valdeverdeja perteneció al señorío de la Puebla de Santiago del Campo Arañuelo y luego pasó a manos de la Orden de Santa María de España, fundada por Alfonso X el Sabio para potenciar la armada castellana. Tiempo después volvió a pertenecer a los Reyes Católicos, siendo entregada en 1423 a don Pedro López de Zúñiga. Para finalmente en 1668 obtener el título de Villa, dejando de ese modo de pertenecer a la Puebla de Santiago del Campo Arañuelo.
La iglesia parroquial de San Blas, datada en el siglo XVI, es una magnífica construcción de sillería de granito que dispone de tres naves y un imponente  crucero conformado por arcos torales. Se encuentra rodeada por  un extenso espacio diáfano, el cual según se cree puede haber sido un antiguo cementerio.
Otro sitio de especial interés es la ermita de los Desamparados, cuya subida por la que se accede a la ermita se halla rodeada por un bonito via crucis realizado con cruces de granito.
En líneas generales, el conjunto urbano se encuentra en muy bien estado de conservación, resultando sumamente atractivo.

Pujerra y su entorno

La Serranía de Ronda, en Málaga, acoge lugares realmente excepcionales, dueños de atractivas leyendas, como es el caso de Pujerra.  Se trata de un municipio que, aunque pequeño, sorprende al visitante por su trazado, así como por su entorno natural.
En efecto, el encanto sobrecogedor de la Sierra Bermeja, se conjuga armónicamente con los frondosos bosques que componen el Valle del Genal, lo cual convierte a Pujerra en el sitio indicado para quienes les atrae el turismo rural o disfrutan de practicar senderismo, entre otros deportes de aventura.
Al igual que en otras poblaciones aledañas, en su núcleo poblacional, de callejas sinuosas y angostas, la iglesia constituye el principal edificio del lugar. Se trata de la Iglesia del Espíritu Santo, datada en el siglo XVI, que sobresale por su torre de campanario.
En la zona de acceso al municipio, se emplaza una fuente que contiene un mural, el cual da cuenta de los orígenes del pueblo. Una vez que ingresamos a él, es posible allegarse hasta un mirador para apreciar una estupenda vista panorámica del Alto Genal.
Otro sitio de interés es, por cierto, la Ermita de San Antonio, la cual se localiza a tan sólo 1,5 kilómetros de Pujerra.
Para disfrutar mejor de la naturaleza del lugar, bien vale la pena visitar el Molino del Puente, que está en estado ruinoso, el cual se erige junto al río Genal. Este paraje es bastante concurrido durante el verano, pues aquí es posible darse una zambullida y reposar guarecido por los bosques.
También, podemos realizar una excursión al  Monte de Guaitará, un bosque de pinares que se destaca visiblemente entre la vegetación que circunda este paraje.
Por supuesto que mientras estemos de paso por este pueblo, no podremos evitar la tentación de degustar un sabroso gazpacho, el plato típico de la gastronomía local.

Imagen:

http://www.turismoderonda.es/excursiones/imagenes/pujerra1.jpg

Consuegra y sus molinos de viento

Para conocer de cerca las tradiciones manchegas nada mejor que visitar Consuegra, un pueblo del sureste de la provincia de Toledo que atrapa al visitante por su calidad paisajística.  Sus 12 Molinos de Viento, que se encuentran entre los mejor conservados de España, y el Castillo de la Muela, configuran un recorrido excepcional  por tierras de Castilla-La Mancha.

Los doce molinos, que en el pasado supieron coronar la denominada Crestería Manchega, se encuentran en la cima del Cerro Calderico, un promontorio que domina la ciudad. Cuatro de ellos, el Rucio, el Espartero, el Sancho y el Bolero, aún conservan la maquinaria en óptimas condiciones. De todos, el Molino Sancho resulta el más interesante. El Vista Alegre, Chispas, Clavileño, Caballero del Verde Gabán, Alcancía, Mambrino, Cardeño y Mochilas, completan este excepcional conjunto de molinos.

Por su parte, el Castillo de la Muela es una fortaleza de arquitectura militar sanjuanista construida entre los siglos X y XIII, que fue habitada por los caballeros de la Orden de San Juan. En su interior es posible visitar el patio de armas, las murallas, los aljibes, la ermita, las terrazas y el jardín, entre otras dependencias. El castillo se encuentra en lo alto del Cerro Calderico, situación que hace posible observar desde sus terrazas magníficas vistas panorámicas del entorno, incluyendo de la docena de molinos de viento manchegos que se erigen junto a él.

Las festividades, entre las que se incluyen las de la Rosa del Azafrán, que se realiza en noviembre, y la de Consuegra Medieval, durante el mes de agosto, también son muestra del pasado medieval y de las antiguas tradiciones del pueblo.

Imagen:

Wikipedia

El mágico entorno de Almargen

Almargen, es un pequeño y acogedor pueblo de Málaga que por su ambiente tranquilo y paisaje tipico de campiña resulta perfecto para realizar turismo rural y cultural. Se trata de un destino donde puede disfrutarse del ocio al aire libre, practicando senderismo u otras actividades deportivas, tanto en la Sierra de Almargen, el Manantial de Casas Blancas o en el entorno ofrecido por el Río Salado.
Las aguas del Manantial de Casas Blancas se caracterizan por sus altas concentraciones de yodo, por lo que poseen propiedades curativas, siendo apropiadas para el tratamiento de enfermedades de la piel y del aparato digestivo.
Los orígenes de esta localidad datan de la Edad del Cobre, tal como lo atestiguan los diversos yacimientos arqueológicos que fueron hallados en su término municipal, como es el caso de El Almirón, una necrópolis de cuevas artificiales de gran belleza. También pueden visitarse los restos de termas romanas que se sitúan en la zona del citado manantial.
Al recorrer el casco urbano, es posible apreciar la Iglesia de la Inmaculada Concepción, el principal monumento de Almargen. El templo, que fue construido en el siglo XVI y reformado aproximadamente un siglo después, sobresale por su fachada de estilo manierista y por los artesonados mudéjares de la nave central. 
Claro que no podemos irnos de esta bella ciudad sin llevarnos algunas de sus artesanías típicas de recuerdo, como pueden ser aperos de labranza y objetos de forja.
De su gastronomía, recomendamos probar las setas, las sopas de espárragos y sus embutidos y chacinas de elaboración artesanal.
Aquellos que deseen visitar este pueblo durante sus principales festividades, pueden hacerlo entre el 26 y 27 de septiembre, fecha en la que se celebran las fiestas en honor a San Cosme y San Damián, o durante la primera semana de agosto, cuando tiene lugar  la feria del pueblo.

Imagen:

esp.andalucia.com

La herencia arquitectónica de Dos Torres

Dos Torres, es un pueblo de la provincia de Córdoba que merece ser visitado para apreciar su herencia arquitectónica y disfrutar de su cultura.

Entre sus monumentos religiosos se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que fue construida entre los siglos XV y XVII y en la cual se combinan de forma armoniosa los estilos renacentista, barroco, gótico y mudéjar andaluz, Se trata de un templo de planta de cruz latina que se halla separado en tres naves. El magnífico altar mayor fue añadido luego en las obras de ampliación durante el siglo XVI.

Puede visitarse también la Iglesia de Santiago, templo que data del siglo XV, que constituye el monumento más representativo de la antigua villa de Torrefranca. Posee una sola nave, y sobresale por las roscas irregulares de los arcos que sostienen la cubierta. Aquí, actualmente se halla la Casa de la Cultura,  donde se realizan buena parte de las actividades culturales de esta localidad.

Otra de las joyas arquitectónicas es la antigua Basílica Paleocristiana, conocida actualmente como Pozo de la Nieve, cuyos orígenes se remontan a los  siglos I al IV d.C. Su importancia radica en que se trata de uno de los pocos monumentos que existen de  este tipo en Andalucía. Se destaca, sobre todo, por la bóveda que cubre el cubículo. El pozo fue abierto recién en el siglo XVIII.

De todos modos, podría decirse que el mayor atractivo de Dos Torres recae en la monumentalidad de la Plaza Mayor, la cual se caracteriza por sus soportales, que fue la antigua cárcel de Torremilano. Su estructura posee diversas similitudes con la arquitectura castellana y extremeña.

También, se puede realizar un recorrido por las ermitas de la Villa, que forman parte del  Conjunto Histórico: San Bartolomé, San Sebastián, San Roque, Nuestra Señora de Loreto y la Ermita del Santo Cristo. Con excepción de esta última, que se ubica en el centro de Dos Torres, el resto están orientadas hacia los cuatro puntos cardinales. Estas construcciones datan entre los siglos XVI y XVIII, y poseen las características constructivas típicas de la región, con nave única y muros de piedra.

Por último, merece una visita el Puente Romano de Santiago, que se alza sobre el arroyo Milano, comunicando el barrio de San Juan con el resto de la población.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/7/78/DosTorresSoportalesPlaza.jpg/800px-DosTorresSoportalesPlaza.jpg

Rutas y senderos de Arredondo

Arredondo, es una encantadora localidad del Alto Asón, en Cantabria. Su territorio, escarpado y agreste, no es muy concurrido debido a que se encuentra fuera de paso de las rutas habituales.

Los macizos calizos de cumbres elevadas, que accidentan el relieve tanto de Arredondo como de los municipios aledaños, engloban en su interior un conjunto de cavidades de características únicas. Dentro del término municipal de Arredondo, se ubica el Sistema del Cueto-Coventosa, que con sus 815 metros de desnivel es considerado uno de los más importantes de España. También, vale la pena mencionar a la Cueva de la Vallina,  que se destaca entre las cientos de cuevas y torcas que existen. Este excepcional mundo subterráneo convierte a Arredondo en uno de los sitios preferidos por los espeleólogos de toda Europa.

Desde no hace mucho tiempo, este territorio ha comenzado a ser frecuentado por montañeros y senderistas, pues Arredondo se ha encargado de promocionar este tipo de actividades en esta parte de Cantabria, desconocida por muchos. Esto ha dado lugar en la región a la señalización de algunos senderos de Pequeño Recorrido (PR), que han sido incorporados a una red de carácter comarcal.

Uno de los recorridos más recomendables para realizar, debido a que no reviste dificultades, es el “Camino de las Cabeceras de Alisas”, un sendero de 12 kilómetros con comienza y finaliza junto a la iglesia de Bustablao. El inicio del recorrido nos conduce por la pista asfaltada que llega al barrio de Tabladillo, subiendo luego hasta las cumbres de Alisas, en las que puede observarse un estupendo ejemplar de tejo. Después, el circuito discurre entre cabañas y rodea las cabeceras del valle, donde puede tomarse un desvío a la derecha para acceder hasta El Braneu, collado desde donde se vislumbra el valle del río Miera. Retomando el camino, se desciende hasta el barrio del Avellanal y Bustablao. Si bien se trata de una ruta fácil, es necesario saber que existe un desnivel de 400 metros que hay que salvar, con algunas pendientes pronunciadas.

También, se puede optar por recorrer el “Camino de Peña Lavalle”, ruta que asciende hasta los alrededores de la cumbre que lleva el mismo nombre, donde se asienta la Sima del Cueto. El sendero comienza en Arredondo, sube hasta el barrio de Socueva y pasa por las proximidades de la antigua  ermita rupestre de San Juan de Socueva, y continúa ascendiendo hasta las cabañas de Buzulucueva. El camino sube hasta un collado cercano a la cumbre, desde donde es posible contemplar una magnífica vista panorámica del valle del Asón. Son 6 kilómetros y más de 800 metros de desnivel, siendo por su dureza una excursión de jornada completa.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/9/9d/Iglesia_de_San_Pelayo.JPG/450px-Iglesia_de_San_Pelayo.JPG