Rutas por Cillorigo de Liébana

El Valle de Cillorigo forma parte de la comarca de Liébana junto a otros tres valles: el del río Deva (Valdebaró), Quiviesa (Valle de Cereceda) y Buyón (Valdeprado). El área occidental del municipio de Cillorigo es muy accidentada debido a la presencia de los Picos de Europa, en tanto que en el norte del término municipal  pueden contemplarse las gargantas de los ríos Corvera y Urdón, así como el Desfiladero de la Hermida. En dirección al este, se halla el fantástico Valle de Bedoya, que se esconde en las  laderas del Peña Sagra. ´

También esta zona se destaca por su patrimonio histórico-artístico, en el que se incluye la iglesia mozárabe de Santa María de Lebeña, templo del siglo X que es considerado una de las joyas arquitectónicas más interesantes de Cantabria. En todos los pueblos pueden apreciarse estupendas muestras de arquitectura popular, pero Cillorigo se presenta como una auténtica reserva de patrimonio.

En Cillorigo de Liébana hay múltiples opciones para caminar, desde las rutas por el macizo oriental de los Picos de Europa hasta paseos por los poblados del valle. Para acceder con mayor facilidad a las cumbres del macizo oriental de los Picos de Europa se recomienda hacerlo desde el Circo de Ándara, donde hay un refugio que es de gran ayuda si deseamos movernos por esta zona. Es el Casetón de Ándara, ubicado a 1.700 metros de altitud, en la base de la Pica del Mancondíu. De este modo, podemos ascender a las cumbres más elevadas del macizo: la Morra de Lechugales (2.441), Silla Caballo (2.438) y Pica del Jierru (2.426); u optar por subir a la cima del Samelar (2.227) y el Pico San Carlos, de fácil acceso. Desde estas cumbres es posible contemplar panorámicas maravillosas. Debido a que se trata de picos muy elevados donde la nieve está presente la mayor parte del año, solamente se aconseja su ascensión durante el verano.

Otra alternativa es realizar una excursión a Collado Pelea, una travesía que va desde Cabañes a Bejes. Se puede ascender también desde Lebeña a través del barrio de Allende. Incluso, podemos acercarnos hasta el Puerto de las Brañas desde una pista que parte del Collado Pelea, una encantadora zona de pastos cercana al nacimiento del río Corvera.

El municipio cuenta además con senderos señalizados, como es el caso del “Sendero de la Reserva de Saja” (GR-71), que va desde Polaciones por las laderas de Peña Sagra e ingresa por el Collado de Taba a Cillorigo, descendiendo por la ermita de San Tirso y el monte Casillas. El recorrido continúa por la margen izquierda del Deva, pasando por Tama, Pendes, Cabañes, Collado Pelea y Bejes. La última etapa se extiende desde Bejes hasta Sotres (Asturias), en el interior del Parque Nacional de los Picos de Europa.

Imagen:

http://www.ayuntamiento.org/fotos/ayuntamiento-cillorigo-de-liebana-225425.jpg

 

Por los senderos de Ochagavía

Junto al bosque de Irati y al norte del Valle de Salazar, se halla Ochagavía, uno de los pueblos más tradicionales del Pirineo Navarro. La estampa de su puente medieval y sus calles empedradas caracterizan este lugar.
Ochagavía se encuentra rodeada de bosques milenarios, ríos de aguas límpidas y elevadas cumbres, convirtiendo a la población en un lugar privilegiado para disfrutar de la naturaleza.
A tan sólo 24 km del lugar, en un terreno escarpado y abrupto, está la Selva de Irati, una de las áreas boscosas de mayor importancia de la Península Ibérica. Al tiempo que constituye una de las manchas de hayedo-abetal mejor conservadas y de más extensión del continente europeo. Este paraje, por su red de senderos, es ideal para recorrerlo a pie.
Otro de los protagonistas del entorno natural de Ochagavía es el Pico de Orhi (2.021 metros), uno de los picos más altos del Pirineo Navarro, y una de las delicias de quienes gustan de practicar montañismo,  que emerge por sobre la Selva de Irati, con formas bien definidas. Un paseo de aproximadamente una hora nos conducirá a la cima, donde es posible apreciar estupendas vistas.
Todos los años, en agosto, puede visitarse, bajo la supervisión de guías expertos, el Santuario de Nuestra Señora de Muskilda, donde podremos conocer los pormenores de la historia de la basílica y las construcciones aledañas.
Además, en Ochagavía hay una red de  senderos balizados, ideales para   pasear y descubrir sus secretos. 

Senderismo en Rincón de Ademúz

El Rincón de Ademúz, comarca situada entre las provincias de Cuenca y Teruel, constituye uno de los parajes rurales más atractivos de la Comunidad Valenciana, con un territorio accidentado, de grandes contrastes. Se trata de un destino que ofrece a todo aquél que lo visite numerosas posibilidades para disfrutar de la naturaleza y las actividades al aire libre.
Los adeptos al senderismo, encuentran en Rincón de Ademúz un excelente lugar para la realización de múltiples itinerarios, recorriendo los tradicionales caminos y sendas rurales.
Por otro lado, los aficionados a la caza y a la pesca suelen elegir a esta comarca, además de su rica fauna, por la impronta que ofrecen al paisaje sus bosques y ríos.
La altura de la comarca, y de toda la Comunidad Valenciana, es la cumbre del Calderón (1.839 m). Asimismo, dos amplios senderos europeos permiten aproximar al visitante a sus montañas. De ese modo, el GR-8 se extiende por poblaciones y parajes de Camarena, Riodeva y Villet; mientras el GR-10 recorre los Montes Universales hasta el Macizo de Javalambre. Un circuito de senderos cortos recupera vías pecuarias, caminos tradicionales, permitiendo descubrir poblaciones y parajes de singular belleza.
Dos tercios de la superficie del lugar son de ámbito forestal, lo cual convierte a la zona en un verdadero pulmón verde.
Si bien Rincón de Ademúz se caracteriza por su belleza natural, también cuenta con un modesto patrimonio artístico, que permite vislumbrar parte de su historia y que se encuentra encabezado, sin dudas, por las ruinas del Castillo de Castielfabib así como su iglesia fortaleza de origen medieval.
Otros lugares de interés de Ademúz son la Ermita de la Virgen de la Huerta, restaurada en el siglo XVII; y la Casa de los Picos, de Torrebaja, una antigua residencia-fortaleza señorial.
Las casas que se hallan dispuestas en toda la zona conservan un halo tradicional. Aunque por desgracia parte de este patrimonio se halla deteriorado producto de  la despoblación y la falta de interés por la conservación de las construcciones antiguas. 

Imagen:

http://www.urbevalencia.es/rincon-de-ademuz/

Benalmádena, mucho más que sol y playa

En pleno centro de la ribera mediterránea y la Costa del Sol se ubica Benalmádena, un importante destino turístico donde es posible pasar unas vacaciones a puro sol y playa.
El municipio ofrece un bello paisaje de montaña y, si bien sus picos no son muy elevados, las vistas que ofrecen son realmente sensacionales. De todas maneras, se puede aprovechar para practicar infinidad de actividades de media montaña, en contacto directo con la naturaleza. Hay además un teleférico que da la posibilidad de llegar hasta las cotas más altas del pueblo en algo más de diez minutos.
Sus diversos senderos, son ideales  para realizar largas caminatas disfrutando, a la vez,  de la riqueza botánica de la sierra. Es posible apreciar también, la fauna autóctona del municipio, como por ejemplo águilas, reptiles de diversas clases e inclusive cabras montés.
Pues, bien, no pensemos que Benalmádena es el típico lugar turístico aburrido para veranear, ya que aquí se pueden hacer muchas cosas interesantes además de ir a la playa. Esto lo demuestra la cantidad de personas que llegan a este municipio a lo largo de casi todo el año, y especialmente en verano. Disfruta de la Costa del Sol descansando en Benalmádena. ¡No dejes pasar la oportunidad!

Excursiones en Beceite

Beceite, en la provincia de Teruel, es un municipio aragonés que se alza al pie de los Puertos de Beceite, la más importante cadena montañosa de la región del noreste de la provincia turolense.
Los ríos Matarraña, Ulldemó y el Algars, que discurren por el término municipal, conjuntamente con los bosques, conglomerados y sierras, dan lugar a paisajes montañosos de enorme belleza, que cobijan uno de los ecosistemas más variados y mejor conservados del continente europeo.
El casco urbano, que ha sido declarado Bien de Interés Cultural, alberga grandes atractivos como los Molinos Papeleros, el Puente de Piedra, el Ayuntamiento, la Iglesia de San Bartolomé, la Presoneta y La Botera y el Portal de San Gregorio, entre otros.
En torno a Beceite, se localizan los altos de la unidad montañosa de los Puertos, que integran el entramado territorial del noroeste de la provincia turolense hasta llegar a Tarragona y Castellón. Su carácter agreste así como su situación transicional entre la Cordillera Ibérica y la Cordillera Costero-Catalana, convierten a estas serranías en un sitio de gran valor paisajístico, con una fauna y flora de importante riqueza.
Debido a su ubicación, los senderos de Beceite reciben el nombre de “Caminos de Herradura por los Puertos“. Sus senderos y sendas, representan excursiones exigentes que nos conducen por los más diversos parajes serranos.

Imagen:

http://www.laspain.com/Teruel/Beceite_Teruel1.jpg