Finestrat, un destino con mucho encanto

Finestrat es un municipio de la provincia de Alicante, en cuyo término municipal se alza la popular montaña del “Puig Campana”, de unos 1.410 metros de altitud. Es considerado uno de los lugares de mayor encanto de la Costa Blanca, por lo que no podemos dejar de visitarlo.
En su casco histórico aún puede observarse casas, que poseen el Puig Campana de fondo, que respetan la estructura tradicional. Tales construcciones se encuentran literalmente colgadas en el cerro donde se sitúa el núcleo urbano de la población, lo que le confiere una impronta muy particular a todo el casco histórico.
En nuestro paso por la villa, podemos visitar la Iglesia de San Bartolomé, un templo de estilo barroco de fachada sencilla.
Continuando con el paseo, llegamos al Castillo, el cual está ubicado en la parte más alta de la población. Se trata de una fortificación cuya construcción data de la época almohade. Dentro del mismo recinto, se halla la Ermita del Santísimo Cristo del Remedio.
Próximo al núcleo urbano de Finestrat se alza la Torre, construida hacia el siglo XII y que fue declarada Bien de Interés Cultural.
En su entorno natural destaca La Font del Molí, la fuente principal del término municipal que consta de 15 caños. Sirve de punto de partida para el ascenso al Puig Campana, así como para diferentes excursiones.
Por su parte, el Puig Campana, debido a su proximidad a la línea de la costa y sus particulares formas, constituye uno de los puntos más representativos de la Costa Blanca. Es el espacio ideal para disfrutar de la naturaleza, por lo que es muy elegido por  senderistas, escaladores y aventureros.
Otro de los sitios de gran encanto es Castellets, una cresta rocosa que se extiende entre Finestrat y el Barranco “del Xarquer”, donde se puede practicar senderismo y escalada.
Además, el término municipal de Finestrat posee unos 300 metros de costa, donde se localiza la Cala de Finestrat.

Imagen:

http://www.alicantevivo.org

Ruta por la Moheda Alta y Sierra Brava

Los amantes de la naturaleza no pueden dejar de hacer la ruta que va desde el embalse de Cubilar al embalse de Sierra Brava. A lo largo de 37 km, la ruta los llevará por el área denominada Zona Centro y las Vegas Altas del Guadiana, ubicada al centro-este de Extremadura. El trayecto abarca los términos municipales de Obando, Navalvillar de Pela, Vegas Altas y Madrigalejo.

Una sola jornada es suficiente para completar el itinerario, pudiendo alternar el coche con breves caminatas. Durante el recorrido, es posible apreciar diferentes hábitats, dedicados en su mayoría a aprovechamientos agrícolas y ganaderos, lo cual propicia la observación de distintas especies de aves fáciles. En efecto, el itinerario les permitirá pasar por zonas de diversos cultivos, dehesas y pastizales, hasta llegar a una gran llanura, donde está el embalse de Sierra Brava, punto en el que culmina el recorrido.

Conviene visitar el Centro de Interpretación Moheda Alta, para luego continuar hacia la finca Gorbea y pasar la dehesa, donde abundan  los cultivos de cereal de secano y arrozales y pueden observarse grullas y aguiluchos laguneros en los dormideros. Al arribar al embalse de Sierra Brava, es recomendable transitar por el camino perimetral que se encuentra antes de la presa para contemplar la gran diversidad de especies de aves acuáticas que allí habitan.

Cabe señalar que el otoño y el invierno son el momento perfecto para emprender esta ruta, ya que es cuando puede observarse una mayor concentración de aves, en especial de ánsares, grullas y avefrías. Los aficionados a la ornitología, seguramente no querrán perderse la oportunidad de realizar esta ruta.

 

Los mejores enclaves de Sorbas

Sorbas es un municipio almeriense que dispone de grandes atractivos turísticos, como es el caso del Paraje Natural Karst en Yesos de Sorbas, un enclave semidesértico que se extiende a lo largo de más de 2.000 hectáreas y que es considerado uno de los más importantes del mundo. En este paraje, originado por efecto del agua de lluvia durante miles de años, hay diversas cuevas como la del Agua, la de Covadura, la del Tesoro y la de Yesos, siendo éstas dos últimas las más bellas de todas.
Al recorrer el caso urbano, si hay algo que le llamará la atención al viajero es contemplar las casas que se hallan suspendidas al borde del barranco de Afa, en lo que se conoce como “Cuenca la chica”. Por su entramado de calles de origen morisco, hay numerosos miradores, como el de La Torreta, el del Calvario, el del Porche y el del Castillo, desde donde además de apreciar el espectáculo que brindan las casas colgantes puede apreciarse la belleza de su entorno natural.
Los monumentos más importantes de la ciudad se encuentran en la plaza principal: el Ayuntamiento, el Teatro de Villaespesa, la Casa del Duque y la Iglesia de Santa María, entre otros.
En torno al núcleo de población se hallan los enclaves de mayor interés: La Mela y Cariatiz, sitios en donde se localizan varias cuevas con pinturas rupestres; y Los Molinos del Río Agua, ruta señalizada que resulta perfecta para practicar senderismo.
Los interesados en la artesanía tradicional de Sorbas, no tienen más que acercarse al  barrio de la Alfarería, al cual también se lo conoce como de Las Cantarerías, donde se encuentran los talleres en los que se elaboran diversas piezas y objetos de cerámica.
Para saborear lo mejor de la gastronomía de Sorbas, recomendamos probar los gurullos con conejos, las migas con tropezones, las gachas y sus exquisitos embutidos, entre otros manjares.

Imagen:

Wikipedia

Rutas turísticas por Alboloduy

A escasos 34 kilómetros de Almería emerge Alboloduy, una localidad de gran encanto perteneciente a la comarca de la Alpujarra, tierra de bodegas y molinos.
Al transitar por sus calles es posible apreciar el legado árabe, muestra de ello es la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista que representa su monumento más importante.
Los aficionados al senderismo no pueden dejar pasar la oportunidad de realizar la ruta de La vereda de Alcozayar, una vía de dificultad baja que recorre bosques, permite apreciar las ruinas de la era neolítica y culmina en la Balsita Salogre. Los restos del Castillo de El Hizán, declarado Bien de Interés Cultural, así como la fortaleza de El Peñón del Moro, son una excelente propuesta para el visitante.
Desde Alboloduy pueden emprenderse diversas rutas turísticas, como el Sendero Salto del Caballo que discurre por el Parque Nacional de Sierra Nevada y que llega hasta la Rambla de los Yesos, cuyo paisaje kárstico le confiere un atractivo especial.  Se puede realizar en cualquier época del año.
Otra ruta recomendada es La Vereda de Alcozayar, la cual recorre las veredas de antiguos mineros disfrutando el verde que predomina en el paisaje hasta arribar a la Balsica Salogre, donde se hallan las ruinas de un asentamiento neolítico.
El acueducto romano, con sus empuñaduras de bronce, es otro de sus principales atractivos. En la época de la ocupación romana, al sitio se lo conocía como Taracín, tal como lo evidencian las diferentes monedas y cerámicas que aquí fueron halladas. Es interesante saber que en la era medieval fue una de las primeras alquerías fundadas por los musulmanes, allá por el siglo VIII.
En fin, Alboloduy es un pueblo tranquilo que, a pesar de no ser un centro turístico, posee muchos tesoros por descubrir.

Imagen

Wikipedia

Visita Zafarraya

Zafarraya es un pueblo granadino que está situado en el “Boquete de Zafarraya”, un paso de montaña natural que une la Axarquía de Málaga con la sierra de Alhama y que por sus características es considerado uno de los más interesantes accidentes geográficos de la zona.  Tras pasar este camino natural y la población de Ventas de Zafarraya, hallamos los Llanos de Zafarraya, sitio en el que se ubica esta bella localidad de veranos frescos e inviernos suaves.
Uno de los principales hallazgos que se han realizado en este municipio es el de los restos del hombre de Zafarraya, de unos 30.000 años de antigüedad, que conforman un importante testimonio acerca del Neandertal.
Estas tierras fueron habitadas también por fenicios y romanos, tal como lo demuestran los diversos yacimientos arqueológicos que se han encontrado, que son básicamente calzadas y algunos objetos de aquella época.
También, pueden apreciarse los restos que se conservan de algunas torres de comunicación, que en el pasado conectaban la costa con el interior de la península.
Vale destacar que la mayor parte de esta villa resultó destruida por  el terremoto que sacudió a la región en el año 1884. Luego de su reconstrucción, el municipio se constituye de forma independiente.
Al pasear por el casco urbano se observan a simple vista algunos de sus monumentos más destacadas, como es el caso de la Ermita de Nuestro Señor de las Tres Marías, que atesora en su interior una imagen legendaria del un rostro de Jesús dibujado en un cristal; y la Iglesia de la Inmaculada Concepción, que tras ser devastada por el sismo fue reconstruida casi por completo, de modo que sólo conserva unos pocos vestigios de la estructura original.
Además de un interesante patrimonio histórico, Zafarraya cuenta con valiosos parajes naturales, como El Refugio, El Boquete y las Parideras, donde se puede practicar senderismo. En el caso de El Boquete, hay disponible una ruta para recorrer en bicicleta de montaña.

Imagen:

Wikipedia

Acebal de Garagüeta: lugar de paseo por excelencia

El Acebal de Garagüeta es una reserva natural ubicada al norte de la provincia de Soria, en Castilla-La Mancha. Abarca poco más de 400 hectáreas en pleno Sistema Ibérico Norte, entre los puertos de Oncala y Piqueras. Este paraje, de gran valor ecológico y paisajístico, constituye una de las reservas de acebal más importantes del continente europeo.

Dicho espacio protegido es un excelente lugar de paseo. A nuestro paso podremos apreciar la diversidad de la fauna que allí habita, representada por diferentes ejemplares de mamíferos, como zorros, liebres, conejos, jabalíes, etc; aves, como águilas, búho real y buitres; además de reptiles y anfibios.

En cuanto a la flora, además de los bosques de acebo, predominan los pastizales de alta montaña así como numerosas especies arbóreas, tales como hayas, avellanos, robles y arces.

Los canchales, fabulosos ríos de piedras sedimentarias de origen glacial, también forman parte de la estampa del lugar.

Además, en el acebal pueden observarse diversas construcciones vinculadas a la actividad ganadera, refugios para los visitantes y la singular choza del pastor, ésta última ubicada en pleno centro del monte.

Una buena opción es dar un paseo por los bosques de acebos, pues hay numerosas sendas que conducen hacia impactantes cuevas naturales, las cuales sirven de refugio tanto para animales domésticos como salvajes.

Imagen:

Wikipedia

Senderismo en Calatayud

La ciudad de Calatayud, situada en la provincia de Zaragoza, en Aragón, dispone en todo su territorio de un gran número de caminos y sendas señalizadas que conducen al viajero por diferentes rincones por demás tranquilos.  Los senderos de la región se encuentran marcados de acuerdo a su extensión como de Pequeño Recorrido (PR) o Gran Recorrido (GR).
Sus valles, praderas y sierras se caracterizan por su vegetación exuberante. Entre sus principales enclaves naturales se encuentran las hoces del río Mesa, las sierras de Armantes y de la Virgen e Ibdes con su peculiar paisaje de las chimeneas de las hadas. También, resultan de especial interés el Parque Natural del Monasterio de Piedra, así como los valles del Ribota y Jiloca. Las aguas del río Jalón y sus afluentes conforman una importante red fluvial, dando lugar a un gran número de cascadas, embalses y grutas que embellecen el paisaje.
Los amantes del senderismo, seguramente se sentirán atraídos por visitar el Balneario La Virgen, que se halla sobre el río Mesa. Por aquí, hay una importante cantidad de senderos intercomunicados, encabezados por el GR 90.2 Sistema Ibérico, el cual comunica las ciudades de Tobed, Paracuellos de la Ribera, Codos, Aluenda, Viver de Vicor y Embid de la Ribera.
Por su parte, el PR-Z94 conduce al caminante hacia la profundidad de las Sierras de Vicort y del Espigar, en un sendero que discurre entre campos de cultivo y huertas.
Por otro lado, hay numerosas rutas que permiten ir de Jaraba a Calmarza. En función a la que escoja transitar el viajero, éste podrá descubrir diversos lugares, como por ejemplo el Puente del Diablo,  el Santuario de la Virgen, el mirador del Mesa, la Cañada del Campillo y el mirador de los Buitres.
Aquellos que deseen practicar bicicleta de montaña, tienen la opción de hacerlo tomando el sendero PR-Z92 que llega hasta la Sierra de Pardos. De todos modos, es importante saber que como se trata de un terreno pedregoso, solamente algunos tramos son aptos para transitar en bicicleta.

Imagen:

Wikipedia

Bárcena Mayor, el pueblo más antiguo de Cantabria

Bárcena Mayor es una antiquísima población, una de las más bellas de Cantabria, que se encuentra situada en el valle de Cabuérniga, en el corazón del Parque Natural de Saja-Besaya. Por lo que es el destino perfecto para quienes gusten del turismo rural.
A la villa se accede por Correpoco, en cuyas praderas se celebra cada año, a mediados del mes de agosto, la feria del ganado. El trazado de sus calles, así como el aspecto pintoresco de sus casas y su  maravilloso entorno natural, convierten a esta población en un pueblo lleno de encanto.
Según se dice, éste es el pueblo más antiguo de Cantabria y tal vez de España. Ha sido declarado conjunto histórico-artístico, debido a su asombroso estado de conservación.
Bárcena Mayor conserva sus antiguas construcciones, con sus típicas casas montañesas de galerías de madera y portalones, de las que sobresalen algunos soportales con arcos de sillares y clásica talla en madera con decoración en vigas, pilares y aleros. En fin, estas casonas representan lo mejor de su arquitectura original, algo que solo puede apreciarse en estas poblaciones de montaña.
Recorriendo sus callejuelas, es posible descubrir su carácter medieval y montañés, lo cual se evidencia en los zaguanes, lavaderos, hornos de pan y pajares.
También, aquí el visitante podrá disfrutar del trabajo de la madera que realizan los grandes artesanos del lugar, como las albarcas, las cachavas, los cubiertos, etc.
Siguiendo el curso de los ríos Saja y Argoza, en pleno entorno natural, se llega al alto del valle de Cabuérniga, conjunto histórico-artístico que contiene lo mejor de la arquitectura popular de la comunidad de Cantabria. Otros puntos de especial interés son el puerto de la Polombera, el Mirador de Cardosa, el Tajahierro y el Pozo del Amo.
Para aquellos que deseen practicar senderismo, encontrarán en Bárcena Mayor un buen punto de partida para incursionar en el medio natural, ascendiendo hasta la ermita o al puerto de Palombera, dando un paseo hasta la antiguo área de acampada del pueblo, el Llano Castrillo, entre otros senderos.

Imagen:

http://campingvalderredible.squarespace.com/

Deportes de aventura en Llavorsí

En la Comarca del Pallars Sobirá, visitamos Llavorsí, un municipio catalán que posee seis pueblos agregados, a saber: Aidí, Santa Romà de Tavèrnoles, Arestui, Baiasca, Romadriu y Montenartró. 
Las casas se disponen escalonadas en las pendientes, en torno a la Plaza de la Iglesia, esta última presidida por la Iglesia   Parroquial de Santa Ana. En la zona noreste de la villa, están los restos de la antigua capilla románica de Santa Eulalia. También, puede apreciarse los restos del antiguo Castillo de Gilanery, el cual ha sido rehabilitado.
Al sur de la población, se ubica  el Santuario de Madre de Dios de Biuse, sitio que pertenece al antiguo Castillo de Biuse, del Condado de Pallars. Vale destacar que en 1985, muy cerca de esta ermita fueron encontradas numerosas piezas de la Edad del Bronce.
Llavorsí se caracteriza por su paisaje de montaña, escarpado y abrupto, por el que pasa el Río Noguera Pallaresa, el cual es perfecto para practicar diversos  deportes de aventura, como rafting, kayak, o piragüismo, entre otros, a través de un recorrido de 14 kilómetros, con tramos de diferente dificultad. La mejor época para realizar rafting es en los meses de mayo a junio, debido a que el caudal del río aumenta producto del deshielo.
A su vez, gracias a la excelente ubicación de esta localidad, el senderismo es otra actividad que predomina, pudiendo optar por diversas rutas. Aunque uno de los principales objetivos de los amantes de los deportes de aventura es el ascenso a la Pica d’Estats (3143 m.), el pico más alto de Cataluña.
Llavorsí es un pueblo rural, ideal para disfrutar de un fin de semana con mucha adrenalina. ¡Te invitamos a visitarlo!