Viaje a Sahún

Si elegimos pasar unos días en Sahún, podremos disfrutar de su casco urbano, el cual cuenta con numerosos ejemplos de la arquitectura popular, con grandes casas provistas de amplias galerías, con enormes muros construidos en piedra, así como con bellas fachadas de estilo alpino. Incluso, el pueblo cuenta con rincones que permiten apreciar el encanto de las montañas.
La iglesia parroquial, de origen románico, está provista de una sola nave y un ábside. Ha sido remodelada en el siglo XVII y se destaca por su magnífica torre campanario. En las proximidades, hay muchos sitios de visita obligada, como es el caso de la ermita de San Aventín, una típica construcción románica de una nave única y un ábside semicircular, que fue erigida durante el siglo XII. En el extremo, hay diversos elementos decorativos de época, así como arquillos ciegos y ajedrezados de estilo jaqués.
Además, podemos visitar el Santuario de Nuestra Señora de Guayente, el cual se encuentra ubicado sobre una peña. El altar mayor dispone de un encantador retablo de estilo renacentista, que presenta 10 relieves hechos en madera policromada, los cuales escenifican diferentes partes de la vida de la Santísima Virgen.
Por otra parte, se puede practicar barranquismorafting,  en tierras del Esera; parapente, cerca de Chía y Castejón de Sos; esquí, en la estación de Cerlery. En fin, cuenta con todo lo necesario para los viajeros más exigentes y amantes de la naturaleza.

Imagen:

http://www.laspain.com/Huesca/Sahun_Huesca4.jpg

Deportes de aventura en Llavorsí

En la Comarca del Pallars Sobirá, visitamos Llavorsí, un municipio catalán que posee seis pueblos agregados, a saber: Aidí, Santa Romà de Tavèrnoles, Arestui, Baiasca, Romadriu y Montenartró. 
Las casas se disponen escalonadas en las pendientes, en torno a la Plaza de la Iglesia, esta última presidida por la Iglesia   Parroquial de Santa Ana. En la zona noreste de la villa, están los restos de la antigua capilla románica de Santa Eulalia. También, puede apreciarse los restos del antiguo Castillo de Gilanery, el cual ha sido rehabilitado.
Al sur de la población, se ubica  el Santuario de Madre de Dios de Biuse, sitio que pertenece al antiguo Castillo de Biuse, del Condado de Pallars. Vale destacar que en 1985, muy cerca de esta ermita fueron encontradas numerosas piezas de la Edad del Bronce.
Llavorsí se caracteriza por su paisaje de montaña, escarpado y abrupto, por el que pasa el Río Noguera Pallaresa, el cual es perfecto para practicar diversos  deportes de aventura, como rafting, kayak, o piragüismo, entre otros, a través de un recorrido de 14 kilómetros, con tramos de diferente dificultad. La mejor época para realizar rafting es en los meses de mayo a junio, debido a que el caudal del río aumenta producto del deshielo.
A su vez, gracias a la excelente ubicación de esta localidad, el senderismo es otra actividad que predomina, pudiendo optar por diversas rutas. Aunque uno de los principales objetivos de los amantes de los deportes de aventura es el ascenso a la Pica d’Estats (3143 m.), el pico más alto de Cataluña.
Llavorsí es un pueblo rural, ideal para disfrutar de un fin de semana con mucha adrenalina. ¡Te invitamos a visitarlo!

Torla, historia viva

La villa de Torla, situada en la provincia de Huesca, es poseedora de  una vasta historia y un patrimonio por demás singular.
Su casco antiguo, de origen medieval, se encuentra en perfecto estado de conservación, guardando auténticas muestras de la arquitectura tradicional altoaragonesa, como es el caso del Casón de los Viu, un palacio datado en el siglo XIV,  considerado una de las construcciones más importantes de todo el valle.
Otras construcciones interesantes son la Casa Ruba, Casa Bun y la Casa Lardiés, por mencionar algunas, las cuales se hallan construidas en piedra, y ostentan escudos nobiliarios en sus fachadas.
De la arquitectura religiosa, sobresale la iglesia parroquial, un templo del s. XVI, de estilo gótico tardío, que ha sido recientemente restaurado, admirado por su bella portada románica.           
Por otro lado, el magnífico escenario en el que se alza la villa posibilita la realización de diversas actividades deportivas, como rafting en el río Ara, considerado uno de los últimos ríos vírgenes del pirineo; hidroespeed y barranquismo.
El paraje montañés, durante el verano, es ideal para practicar senderismo, realizar ascensiones y escalada. Mientras que, en el invierno, se puede disfrutar del esquí de montaña, alpinismo y escalada en hielo.
Sin lugar a dudas, el principal lugar de interés de Torla es el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Monte Perdido, con sus 3355 metros de altitud, sobresale por ser el macizo calcáreo más alto del continente europeo, en cuyo relieve es posible encontrar una importante diversidad de ecosistemas.

Imagen:

http://www.huesca.eu/wp-content/uploads/torla2.jpg