Nos vamos al Puerto de Santa María

 

El Puerto se enmarca en la Costa de la Luz, en una sección del litoral atlántico donde los pinares llegan, entre marismas, hasta la misma arena de la playa. El envidiable clima de esta población andaluza hace que sea un destino idóneo para quienes quieran disfrutar del sol, el mar y los deportes al aire libre. Y en este increíble paisaje natural, de profunda tradición marinera, se han instalado lujosos complejos turísticos, provistos de todas las comodidades que el viajero pueda desear. Urbanizaciones como Vistahermosa, Puerto Sherry o Casino de Bahía de Cádiz son algunas de ellas.

Entre los distintos sitios para conocer tenemos el Castillo de San Marcos que es uno de los edificios más sobresalientes de esta población. Levantado sobre una antigua mezquita, conserva una capilla cristiana en su Torre del Homenaje. En su trazado se descubren elementos tanto almohades como góticos, fruto de los años de convivencia cultural. Se trata de un conjunto arquitectónico declarado Bien de Interés Cultural.

Entre las construcciones religiosas de El Puerto de Santa María destaca la realización de la iglesia Mayor Prioral, cuya planta inicial se remonta al siglo XV. A esta época pertenece la Portada del Perdón, que mantiene elementos góticos, como pináculos, arbotantes y gárgolas, aunque el resto del conjunto data de una fecha posterior. Por su parte, la Puerta del Sol se diseñó en el siglo XVII, como atestiguan columnas estriadas, decoración floral y medallones.

También declarado Bien de Interés Cultural, encontramos el Monasterio de la Victoria, antiguo hospital y centro penitenciario. Su aspecto de fortaleza alterna características propias del gótico tardío con las del renacimiento. Merece la pena reseñar su espléndida portada exterior.

El Puerto es un excelente lugar para degustar lo mejor de la gastronomía gaditana. En la Bahía de Cádiz, la mesa se surte de pescados y mariscos del Océano Atlántico, que se ven acompañados por verduras y hortalizas de la huerta. La tortillita de camarones, urta a la roteña y sopa marinera son algunas de las recetas que el viajero no debe perderse. Los chocos con patatas, la almejas, el adobo, la caballa con fideos completarán cualquier menú degustación. El vino, de la Denominación de Origen de Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda.

Desde El Puerto de Santa María se hace inexcusable coger el “Vaporcito del Puerto”, que conducirá al visitante al otro lado de la bahía, a Cádiz. Aquí, los barrios de La Viña, Santa María y el Pópulo nos adentrarán en la mejor tradición carnavalera y flamenca de la región. Aunque si hablamos de flamenco, Jerez de la Frontera es cuna de las gargantas más afamadas.

No hay forma de perderse pasar por Cadiz y el Puerto de Santa María!

¡Felices vacaciones!

Fuente de la imagen

¡Ven a conocer Llanes!

A orillas del mar Cantábrico, en el Principado de Asturias, se ubica Llanes, una ciudad que cuenta con un importante legado histórico y cultural de sus antiguos pobladores. En su casco antiguo, que ha sido declarado Conjunto Histórico-Artístico, presenta importantes monumentos y edificios.
De este modo, podrás visitar sitios como el palacio del conde de la Vega del Sella, una construcción barroca del siglo XVIII que conserva un interesante museo en su interior. También, vale la pena conocer el torrexón de los Posada, uno de los símbolos de la ciudad, la iglesia de San Salvador, templo originario del siglo XII que presenta una combinación de estilos, y el palacio de los duques de Estrada, el cual sobresale por su  pórtico oriental.
Otra de las fortalezas de Llanes, es el palacete de Sinforiano Dosal, que data de comienzos del siglo XX y exhibe un estilo ecléctico cosmopolita. Por su parte, la sociedad Casino Teatro, declarado Monumento Histórico Artístico, es otro lugar emblemático de la ciudad junto con la muralla románica.
En el paseo de San Pedro y el de San Antón, así como el del río Carrocedo y el puerto, es posible recorrer avenidas plagadas tiendas y restaurantes tradicionales, además de una variada oferta nocturna, que incluye bares y discotecas.
Por su parte, los amantes de la naturaleza y del aire libre quedarán fascinados con las playas de Llanes, entre las que se destacan las de San Antolín, Torimbia, Celorio, Poo, Sablón, Barro, y Toró. En tanto que el paseo marítimo de San Pedro, que se halla bordeando imponentes acantilados sobre el mar Cantábrico, es una buena opción para ellos.
En cuanto a la gastronomía de Llanes, la misma se basa sobre todo en pescados de roca y mariscos a la sidra, que es la receta típica del lugar. También, pueden probarse  la lubina a la plancha o al horno, la langosta a la llanisca, el rape al horno y el tradicional pantruque, una masa de harina de maíz y huevo con añadido de cebolla y tocino.
En fin, preciosos paisajes y un conjunto histórico-artístico digno de admirar, es lo que te ofrece esta bella ciudad. ¡Ven a conocer Llanes!

Denia en todo su esplendor

Denia es una ciudad de mucha historia y de una cultura envidiable que no recibe una gran afluencia de turistas, sino que desde siempre ha sido el lugar elegido por los intelectuales del siglo pasado para descansar, y que aún conserva mucho de su estilo original.
La localidad se alza en una bahía, dominada por el imponente macizo montañoso Montgó, desde el cual en los días de buen clima es posible contemplar preciosas vistas de Ibiza.
El puerto, ubicado en el centro de la bahía, ofrece algunos atractivos para los visitantes. Por las mañanas, es posible participar de las subastas de pescado que allí se realizan, mientras que durante el resto del día vale la pena disfrutar de sus terrazas o, simplemente, dar un paseo. Desde aquí, salen los  ferrys con rumbo a Mallorca e Ibiza.
El castillo, es una fortaleza que fue construida entre los siglos XI y XII, aunque fue ampliada posteriormente hasta llegar a ser el  conjunto monumental que es hoy. Desde sus torres es posible apreciar estupendas vistas. En verano, aquí se pueden presenciar interesantes conciertos.
En las laderas de la colina sobre la que se alza el Castillo, se hallaron vestigios de viviendas así como de fortificaciones de una ciudad romana. Tales restos, son exhibidos en el Museo Arqueológico que funciona en las instalaciones del castillo.
En torno al castillo está el casco antiguo, el cual se caracteriza por sus angostas y pintorescas callejas. Una visita al Museo Etnológico y el Museo del Juguete, nos permitirá adentrarnos en diversos aspectos históricos del lugar.
Baix la mar, ubicado en las cercanías del puerto, es un antiguo barrio de marineros que se destaca por sus casas bajas y bonitas plazas.
Si de playa se trata, en Denia podremos disfrutar de sus 16 kilómetros de arenales, que se extienden al norte del  Area de Les Marines. También, los aficionados al buceo, encontrarán aquí un fondo marino de singular riqueza que vale la pena ser apreciado.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/4/4a/Castillo_de_Denia.jpg/800px-Castillo_de_Denia.jpg

Oferta de ocio en Castellón

La ciudad de Castellón, situada en la provincia que lleva el mismo nombre, ofrece un paisaje bañado por las aguas del Mediterráneo. Cuenta con dos núcleos urbanos: el casco de la ciudad, en donde es posible hallar una importante oferta cultural además de múltiples actividades diurnas y nocturnas, y el Grao, que es la zona que se ubica junto al puerto y que se encuentra circunscripta por magníficas playas.
En la zona del casco urbano, vale la pena acercarse hasta  la atractiva Plaza Mayor, desde donde se pueden apreciar la Catedral de Santa María, un edificio de estilo gótico, y el Fadrí, la torre del campanario perteneciente al siglo XVI que se ubica junto a la casa abadía en donde funciona una de las bibliotecas más destacadas de la Comunidad Valenciana. Al mismo tiempo, se pueden apreciar la Lonja y el Ayuntamiento. Continue reading

Viaje a El Campello

Si buscamos un destino apacible para vacacionar, entonces El Campello es realmente el lugar indicado. Si bien se trata de un pueblo muy tranquilo, éste se halla próximo a las ciudades de Benidorm y Alicante, las cuales cuentan con una animada vida nocturna.
El pueblo posee interesantes edificios históricos, que reflejan lo mejor de la arquitectura tradicional y se alzan en un escenario de mucho encanto, que permanece casi indemne a la acción del  turismo.
Una de las principales atracciones de Campello es la Torre Vigía de la Illeta, una torre defensiva del siglo XVI, que se impone de tal manera que domina el puerto.
El Puerto está dividido en dos partes. Por un lado, encontramos el Puerto Deportivo, donde está el Club Náutico Campello y, por el otro, se halla el Puerto Pesquero. En la  Lonja, se puede participar de subastas o comprar pescado fresco apelando siempre al regateo.
Justo a los pies de la Torre Vigía están las Ruinas de la Illeta, uno de los más sobresalientes yacimientos arqueológicos del Mediterráneo. Se trata de los restos de un asentamiento que supera los 5.000 años de antigüedad, que fue habitado por iberos y romanos respectivamente, del cual se conservan algunos edificios redondos y diversos enseres de la época. Desde aquí comienza el paseo marítimo La Voramar de les Escultures, donde es posible apreciar un conjunto escultórico, obra del artista Vicente Ferrero. Además, podemos amenizar el paseo en sus numerosos bares, cafés y restaurantes.
Por otro lado, El Campello dispone de bellas playas y calas, como Coveta Fumá, Cala Venta, Playa Carrerlamar  y la de Muchavista. Ésta última posee un paseo marítimo, el cual se extiende hasta la Playa de San Juan en Alicante. Para los nudistas, está Cala Cuartel.

 Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/c/c2/Coastal_area%2C_El_Campello%2C_Alicante.jpg/800px-Coastal_area%2C_El_Campello%2C_Alicante.jpg

Viaje a las costas de Cudillero, una increíble reserva natural

Cudillero

Cudillero es un concejo perteneciente a la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias, España, que se halla dotado de gran belleza por sus terrazas urbanísticas, conformadas por casas construidas de manera escalonada, y por su destacada zona portuaria, que lo convierte en una gran villa pesquera. Continue reading

Malpica de Bergantiños: La Costa de la Muerte

La costa de Malpica de Bergantiños, conocida también como Costa de la Muerte por sus aguas turbulentas, se extiende entre Cabo Finisterre y La Coruña. En el puerto de Malpica un enorme un murallón de hormigón sirve de protección para su población pesquera cuando el mar está revuelto.
Al recorrer el puerto, podemos imaginar cómo era la difícil tarea que realizaban en el pasado los marineros que se dedicaban a capturar ballenas., quienes luego eran recibidos por las mujeres que se agolpaban sobre las rocas.
Actualmente, sobre esas mismas rocas hay algunos edificios modernos y pequeñas casas, que conforman un trazado laberíntico de calles en pos de procurar ganarle espacio a la naturaleza.
Pero la furia de la mar contrasta visiblemente con la apacible tranquilidad del interior de Malpica, una paz que envuelve a las parroquias de Cambre, Cerqueda, Buño, Mens y Barizo, lugares que además poseen cierto halo celta, brindándole un toque de belleza extra a la zona.
Para poder conocer más y mejor a esta actractiva población y el calor de sus gentes, nada más conveniente que realizar una visita a la Casa del Pescador, donde se exponen pinturas de Urbano Lugrís, que decidió pasar sus últimos días en Malpica por el amor que sentía por esta localidad.
Aunque aún conserva ese encanto marinero que la caracteriza, Malpica ha empezado a abrirse al turismo gracias a la belleza que posee la Praia Mayor, paseo marítimo cada vez más concurrido, muy elegido por los surfistas.
Una buena idea es recorrer las tabernas tradicionales o participar de la subasta del pescado.
Si miramos en dirección al mar, podremos divisar las tres islas Sisargas: La Grande, La Malante y La Chica, dispuestas alrededor de un faro que fue construido en 1919 y cuyo mantenimiento está a cargo de los marineros, que son los únicos que pisan estas islas. Pero si bien no existen excursiones que nos lleven hacia ellas, podemos acercarnos a bordo de algún barco pesquero para conocerlas.