El paisaje dunar de Maspalomas

Si buscas un destino de sol y playas paradisiacas para descansar al máximo, pues Maspalomas es el lugar indicado. Situada en el extremo sur de la Isla de Gran Canaria, es una moderna ciudad que atrapa al visitante por su enorme riqueza paisajística.
Maspalomas es muy popular debido a sus dunas de arena dorada que poseen una extensión de unos cuatro kilómetros cuadrados, conformando una vasta riqueza natural. A lo largo de los 17 kilómetros de costa que posee el municipio, se encuentran las mejores playas y calas del archipiélago canario, aunque la más reconocida por su belleza es Maspalomas.
La playa de Maspalomas, cuenta con una extensión de alrededor de cinco kilómetros y medio de fina arena blanca y llega hasta el emblemático Faro de Maspalomas, situado junto al campo dunar. Se trata del faro más antiguo que está en funcionamiento en la isla y es considerado como Bien de Interés General. Aquí, precisamente, se halla el puerto deportivo de la playa de Pasitoblanco.
La por demás agradable temperatura que posee el agua, no solo en esta playa sino en todas las de la isla, unos 18 grados en invierno y 22 grados en verano, así como la excelente temperatura ambiente que ronda entre los 20 y 25 grados, sirven como carta de presentación del lugar y como excusa indiscutible para no querer abandonar este sitio maravilloso.
También, no puedes dejar pasar la oportunidad de dar un paseo junto al mar, además de realizar excursiones de aventura en camello por las dunas. Al mismo tiempo, puedes practicar todo tipo de deportes, ya sea acuáticos como tenis, ciclismo y golf.
El encanto de este lugar no es sólo propio de sus playas, sino que también abarca el Delta de Maspalomas, el cual está compuesto por la Charca de Maspalomas, el Campo de Dunas y el Palmeral.
La Charca constituye un verdadero oasis de agua salada que posee una singular vegetación, junto con una importante población ictícola y avícola única. El Palmeral, situado a continuación, está conformado por palmeras canarias y dátiles africanos que son traídos por las aves. El tercer ecosistema es el de Las Dunas, el cual compite en encanto y belleza con el resto.
Las Playas de Maspalomas son, sin duda alguna, un regalo para la vista y disponen de todo el equipamiento necesario para que tu estadía sea la que soñabas. De modo que encontrarás una variada oferta hotelera, propuestas de ocio y diversión para todas las edades, además de restaurantes, pubs, casinos y discotecas.
En cuanto a la gastronomía local, sobresalen los productos de la tierra, pescados, quesos, gofio, mojos y frutos tropicales.
Elige Maspalomas, el éxito de tus vacaciones ya está verdaderamente asegurado.

Foto