Nuevo Portil

La playa de Nuevo Portil, que está ubicada junto a la Playa de El Portil, forma parte del municipio de Cartaya, en Huelva.
Se trata de una bella playa, localizada bajo un acantilado, que cuenta con grandes arenales y que se halla rodeada por frondosos bosques de enebros y pinos. Razón por la cual se presenta como el destino ideal para disfrutar de un buen descanso.
Los adeptos al deporte, encuentran en la playa de Nuevo Portal el escenario perfecto para desarrollar actividades deportivas, ya sea en su campo de golf, la Marina o el clunn deportivo, éste último situado en la contigua playa de El Rompido.
Hasta no hace mucho tiempo atrás, era una playa virgen. Pero hoy en día dispone de urbanizaciones de primer nivel, que se combinan con un entorno natural de excepcional belleza. De todos modos, vale aclarar que su población es una de las más bajas del litoral de España, lo cual explica porqué su nivel de ocupación es menor aún en temporada de verano.
Desde la base náutica, es posible acceder en barca a una playa virgen que se localiza en La Flecha de El Rompido, un espacio natural protegido que consta de una lengua de arena ubicada en la franja del litoral que crece cera de unos 40 metros anuales, lo que lo convierte en un fenómeno único en España. Dicho espacio natural, que se formó con sedimentos traídos por el oleaje y la acción del viento, acoge a un gran número de especies protegidas. También aquí, a escasos dos kilómetros de la playa de La Antilla, está  la Playa de Nueva Umbría, una playa nudista.
Aparte de la playa, también puede visitarse el Castillo de San Miguel, una fortaleza árabe en cuyos alrededores se realizó el hallazgo de antiguos restos arqueológicos.

Imagen:

http://viajardespacio.com/wp-content/uploads/2012/07/nuevoportil1.jpg

¡Descubre el Valle de Esmelle!

El Ayuntamiento de Ferrol, en La Coruña, posee un lugar excepcional que no podemos dejar de visitar: el Valle de Esmelle, el cual está ubicado en la zona de la costa.

Este valle cuenta con un gran número de ríos y riachuelos, que se combinan con la postal verde y tupida que ofrece el paisaje de su entorno.

Si hay algo que podemos destacar de este bello valle es la tranquilidad que reina en él, pues si bien durante la época estival recibe muchos visitantes, su población no supera los 1000 habitantes. En sus calles hay muy poco tráfico, y tampoco hay industrias ni comercios que produzcan ruidos molestos. Todo ello, sumado a que Esmelle se encuentra circunscipto por espacios de abundante vegetación, convierten a este lugar en el perfecto para pasar unos días a puro relax.

Además, Esmelle es poseedor de una de las playas más bellas de Ferrolterra. Se trata de una playa virgen, que dispone de numerosas dunas y una gran laguna. Por otro lado, el valle tiene numerosas rutas rurales, que resultan perfectas para realizar paseos, apreciando lo maravilloso del paisaje, en el cual se conjugan el monte, la costa y el valle.

Este lugar posee también un centro de bici de montaña, un espacio de acceso libre en el cual aquellos que así lo deseen tienen la posibilidad de practicar deporte, al tiempo que disfrutan de la riqueza del paisaje y la cultura de este destino. A su vez, en este centro se estimula el uso de la bicicleta como una forma de cuidar el medio ambiente y conservar  el hábitat.

Para los más osados, está la posibilidad de surcar los aires practicando parapente. Para ello, es posible despegar con facilidad desde la  montaña o elevación que se elija, y descender contemplando la belleza del paisaje.

Imagen:

http://esphoto500x500.mnstatic.com/valle-de-esmelle_4619661.jpg

Visita Mogán, el mejor plan para tus vacaciones

Mogán es un encantador municipio de gran afluencia turística que se halla al suroeste de la isla de Gran Canaria, en un bonito valle que se prolonga desde el barranco de El Mulato hasta la zona de la costa.

En el litoral de Mogán se localiza su puerto pesquero, en antiguamente fue la única vía de comunicación con el resto de la isla. Aquí se puede tomar alguna embarcación turística, como es el caso del submarino amarillo, para conocer el mundo subacuático de la zona; el glass bottom ferry, por cuyo suelo de cristal puede apreciarse el fondo marino; réplicas de viejos veleros, para visitar Puerto Rico y Maspalomas; o barcos de altura, ideal para los aficionados a la pesca.

Tomarse un día para recorrer el Puerto de Mogán puede ser un plan inmejorable, en especial los viernes por la mañana, cuando los muelles pesqueros son ocupados por un gran mercado.

Su pequeña playa, que abarca unos 400 m, es perfecta para visitar en familia ya que los espigones laterales hacen que parezca una piscina. En sus alrededores, hay diversos  restaurantes que ofrecen numerosas exquisiteces, como los calamares o chipirones. Por uno de los laterales de la playa, hay una entrada de mar mediante la cual es posible surcar alguno de los canales en los que está dividido el pueblo. Cruzando el puente, se puede ir desde la playa hasta el pueblecito.

La postal que ofrece el pueblo marinero, está conformada por casas encaladas adornadas con coloridas flores.

Pero sin dudas lo que más caracteriza a Puerto Mogán son los canales de agua salada que lo atraviesan, los cuales se hallan cruzados por puentes que le confieren un gran encanto al lugar. Si tienes la oportunidad de visitar este bellísimo puerto de mar, seguramente querrás regresar.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/e/ea/PdM2.jpg/800px-PdM2.jpg

Turismo activo y mucha playa en Zarauz

La villa de Zarauz, situada a escasos  25 kilómetros de San Sebastián, es un bello destino para visitar ya que ofrece un amplio abanico de propuestas para descubrir sus numerosos atractivos.
Con el mar Cantábrico como postal de fondo,  no es difícil suponer que uno de sus principales encantos no es otro que la playa, bañada por aguas frías y con fuerte oleaje, ideal para los amantes del surf y el turismo activo. Además, dispone de un paisaje compuesto por dunas, formado por la acción del viento.
Si te agrada la aventura, entonces no te perderás la posibilidad de surcar en parapente los cielos de Zarauz, practicar golf o realizar excursiones para descubrir los bellos paisajes que posee la villa, apreciando la flora y fauna del lugar además de la bonita imagen que ofrecen los campos guipuzcoanos.
Es posible afirmar que Zarauz presenta una combinación perfecta entre tradición y modernidad, lo cual se vislumbra en este  enclave rodeado de naturaleza que posee un estilo propio de otras épocas y culturas, que habitaron la costa cantábrica en el pasado. Los adeptos a la cultura, podrán inspirarse con el conjunto arqueológico monumental de la villa que dispone de unos siete yacimientos, en donde se han descubierto los restos de los antiguos pobladores de esta tierra, que habitaron en ella desde la Edad de Piedra hasta la Medieval. También, aquí se han encontrado importantes vestigios  del legado romano.
También, la diversidad de culturas se ve claramente representada en la parroquia de Santa María la Real, de forma conjunta con la torre y el campanario de Zarauz. Este conjunto monumental permite acercarse a la historia oculta de pueblos originarios de la Edad de Hierro, descubriendo a la vez necrópolis medievales así como el templo gótico que data de finales del siglo XV.
Visita Zarauz y podrás comprobar que sobran las palabras para describir este maravilloso lugar.

Imagen:

www.guiarestaurantes.org

 

Guía de lugares de Rota

Rota es una ciudad que está ubicada al norte de la Bahía de Cádiz, en Costa Ballena, la cual le ofrece a quienes la visitan múltiples actividades al aire libre para disfrutar de las vacaciones.
En la zona de Los Corrales, área de pesca, encontrará un verdadero monumento natural que data de la época romana, al cual se puede asistir con una visita guiada.
También, no puede perderse la posibilidad de conocer el  Centro de Interpretación del Litoral, para deslumbrarse con la riqueza de la flora y fauna marina.
El Parque Natural de la Almadraba es otro de los sitios que merecen ser destacados. Está integrado por alrededor de 200 mil metros cuadrados de dunas de arena dorada. Es ideal para descansar, gozando del aire puro de la zona.
Si desea relajarse le recomendamos dar un paseo por la playa o por el parque dunar, practicar senderismo contemplando bellas vistas, o realizar el recorrido en bicicleta. En tanto que si busca realizar algo un poco más intenso, nada mejor que practicar vela,  natación,  tenis, o cabalgar.
Pero, de todas las opciones disponibles en Rota, la playa es la mejor debido a que esta localidad dispone de más de media docena de playas, solitarias y urbanas. Así, podrá tumbarse a tomar sol en la playa de la Costilla o, mejor aún, optar por El Rompidillo o Punta Candor, playas casi vírgenes y tranquilas, rodeadas de pinares y dunas.
Además, en Rota podrá visitar el Castillo de Luna, edificado sobre los restos de un ribat musulmán. Durante el verano, es utilizado como escenario para la realización de espectáculos al aire libre.
Luego puede dirigirse hacia la Iglesia fortificada de la O, del siglo XVI, que se encuentra frente al castillo.
La Torre de la Merced y el Museo Ruiz Mateos, son lugares que merecen también la atención de los visitantes.

Fuente:

Lanzarote: Sol y Playa sin tener que esperar al Verano

No tienes por qué esperar a junio para disfrutar de los días de Sol en la costa. Por suerte nuestro planeta dispone de lugares de ensueño donde tomarse unas merecidas vacaciones. Seguro que ya estás buscando hoteles en España, el Caribe y el Mediterráneo más concretamente. Desde viajar despacio te recomendamos que visites la isla de Lanzarote, situada en la parte más septentrional del archipiélago canario. No hace falta irse demasiado lejos para calentar motores para el verano, ya que en Lanzarote ya se disfrutan de temperaturas cálidas que invitan a bañarse en el mar. El clima de Lanzarote es subtropical y en febrero o marzo supera con creces los 20 grados centígrados. Pero ya sabes que el calor tiene más que ver con el clima seco y subdesértico del islote, que hace que, a pesar de sus temperaturas suaves, haga calor. La isla de Lanzarote disfruta además de una topología envidiable con multitud de paisajes y espacios protegidos. La composición del archipiélago canario es de origen volcánico y en Lazarote podemos encontrar el volcán de La Corona, que se encuentra inactivo. Pero lo que hace destacar a Lanzarote es el gran número y variedad de playas, de arena fina y blanca, pero también las hay de arena más dura y oscura. Los surferos pueden practicar su deporte en Playas como la de Tinajo, donde se disputan campeonatos de sur a nivel Mundial. Sin embargo, dispone de calas vírgenes donde perderte en la Playa de Arrecife o la de Yaiza. España es uno de los lugares preferidos por los turistas para irse de vacaciones y, sobre todo, lugares como Lanzarote. ¿Por qué has de irte tan lejos para tomar el Sol y refrescarte en el agua? Nuestro país tiene la suerte de tener paraísos que muchos de nosotros no hemos descubierto. Abre los ojos al turismo en España.

Descanso en El Rompido

La playa de El Rompido, perteneciente al municipio de Cartaya, en sus orígenes fue un pueblo de pescadores, pero con el tiempo logró convertirse en el espacio ideal para el turismo familiar. En un principio, no disponía de importantes urbanizaciones, hecho que motivó a los veraneantes acercarse hasta aquí por lo maravilloso de su playa, que se sitúa en una zona protegida, como lo es la Reserva Natural Marismas del río Piedras y Flecha de El Rompido.
La Flecha, de 12 kilómetros de extensión, es una lengua de arena única en su tipo en España, que se alza frente a la franja litoral y que crece por año alrededor de 40 metros. De gran valor geomorfológico, se formó por la acción del viento y las olas por espacio de dos siglos con sedimentos aluviales.
En dicha franja se propició la formación de una encantadora playa virgen, a la cual puede accederse en barca, tomando como punto de partida a Nuevo Portil. Este paraje, es poseedor de una magnífica diversidad de ejemplares tanto animales como vegetales. Además, aquí se halla Nueva Umbría, una playa nudista.
El paisaje de las playas pareciera no haber cambiado con el paso del tiempo, puesto que aún conservan su ambiente familiar y costumbrista, a pesar de que se construyeron algunos complejos hoteleros de primer nivel.
Entre sus principales lugares de interés se destacan el Castillo de San Miguel,  Aquopolis Cartaya y el Kartódromo Cartaya.

 Imagen:

http://viajardespacio.com/wp-content/uploads/2012/07/playa-el-rompido1.jpg

 

Conoce Hondarribia

La ciudad de Hondarribia está ubicada en la provincia vasca de Guipúzcoa, a escasos 20 kilómetros de San Sebastián.
El casco antiguo de la ciudad está conformado por una plaza militar amurallada, ya que en sus orígenes,  debido a su situación geográfica, sufría permanentes ataques de piratas. Por el gran número de monumentos y edificios, esta zona de Hondarribia ha sido declarada Monumento Histórico Artístico.
Dentro del recinto amurallado, se encuentra la plaza de Armas, donde podrás conocer el Castillo del emperador Carlos V, el cual hoy en día es un parador. Muy cerca de allí, está la parroquia de Santa María de la Asunción, un templo de estilo gótico que data del siglo XV que sobresale por su alta torre de estilo barroco.
Nada mejor que recorrer a pie el casco antiguo, de ese modo podrás disfrutar de cada uno de los detalles. En la Calle Mayor se pueden apreciar atractivos edificios de arquitectura civil, como es el caso del Ayuntamiento, el cual se destaca por su fachada de estilo barroco y que alberga una importante colección de armas. Siguiendo por la misma calle, se encuentran el Palacio de Casadevante, el Palacio de Zuloaga y la Casa de los Guevara.
Fuera del recinto amurallado, se encuentran bellos barrios frente al mar, como  el barrio de La Marina, en cuyas calles jalonadas se agolpan antiguas casas pintorescas, conformando una postal maravillosa. También, vale la pena saborear los ricos platos que sirven en los tradicionales restaurantes.
Asimismo, Hondarribia posee una amplia playa, en donde se pueden practicar diversos deportes tales como windsurf, submarinismo y esquí acuático. Desde la playa, parten excursiones al Castillo de San Telmo y al faro de Higuer.
En cuanto a la cocina local, el pescado es el elemento básico de la alimentación, por lo que podrás deleitarte probando kokotxas de merluza en salsa verde, el centollo y el besugo a la parrilla.
Conoce la cultura vasca, visitando la bella ciudad de Hondarribia.

Nos vamos al Puerto de Santa María

 

El Puerto se enmarca en la Costa de la Luz, en una sección del litoral atlántico donde los pinares llegan, entre marismas, hasta la misma arena de la playa. El envidiable clima de esta población andaluza hace que sea un destino idóneo para quienes quieran disfrutar del sol, el mar y los deportes al aire libre. Y en este increíble paisaje natural, de profunda tradición marinera, se han instalado lujosos complejos turísticos, provistos de todas las comodidades que el viajero pueda desear. Urbanizaciones como Vistahermosa, Puerto Sherry o Casino de Bahía de Cádiz son algunas de ellas.

Entre los distintos sitios para conocer tenemos el Castillo de San Marcos que es uno de los edificios más sobresalientes de esta población. Levantado sobre una antigua mezquita, conserva una capilla cristiana en su Torre del Homenaje. En su trazado se descubren elementos tanto almohades como góticos, fruto de los años de convivencia cultural. Se trata de un conjunto arquitectónico declarado Bien de Interés Cultural.

Entre las construcciones religiosas de El Puerto de Santa María destaca la realización de la iglesia Mayor Prioral, cuya planta inicial se remonta al siglo XV. A esta época pertenece la Portada del Perdón, que mantiene elementos góticos, como pináculos, arbotantes y gárgolas, aunque el resto del conjunto data de una fecha posterior. Por su parte, la Puerta del Sol se diseñó en el siglo XVII, como atestiguan columnas estriadas, decoración floral y medallones.

También declarado Bien de Interés Cultural, encontramos el Monasterio de la Victoria, antiguo hospital y centro penitenciario. Su aspecto de fortaleza alterna características propias del gótico tardío con las del renacimiento. Merece la pena reseñar su espléndida portada exterior.

El Puerto es un excelente lugar para degustar lo mejor de la gastronomía gaditana. En la Bahía de Cádiz, la mesa se surte de pescados y mariscos del Océano Atlántico, que se ven acompañados por verduras y hortalizas de la huerta. La tortillita de camarones, urta a la roteña y sopa marinera son algunas de las recetas que el viajero no debe perderse. Los chocos con patatas, la almejas, el adobo, la caballa con fideos completarán cualquier menú degustación. El vino, de la Denominación de Origen de Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda.

Desde El Puerto de Santa María se hace inexcusable coger el “Vaporcito del Puerto”, que conducirá al visitante al otro lado de la bahía, a Cádiz. Aquí, los barrios de La Viña, Santa María y el Pópulo nos adentrarán en la mejor tradición carnavalera y flamenca de la región. Aunque si hablamos de flamenco, Jerez de la Frontera es cuna de las gargantas más afamadas.

No hay forma de perderse pasar por Cadiz y el Puerto de Santa María!

¡Felices vacaciones!

Fuente de la imagen

Denia en todo su esplendor

Denia es una ciudad de mucha historia y de una cultura envidiable que no recibe una gran afluencia de turistas, sino que desde siempre ha sido el lugar elegido por los intelectuales del siglo pasado para descansar, y que aún conserva mucho de su estilo original.
La localidad se alza en una bahía, dominada por el imponente macizo montañoso Montgó, desde el cual en los días de buen clima es posible contemplar preciosas vistas de Ibiza.
El puerto, ubicado en el centro de la bahía, ofrece algunos atractivos para los visitantes. Por las mañanas, es posible participar de las subastas de pescado que allí se realizan, mientras que durante el resto del día vale la pena disfrutar de sus terrazas o, simplemente, dar un paseo. Desde aquí, salen los  ferrys con rumbo a Mallorca e Ibiza.
El castillo, es una fortaleza que fue construida entre los siglos XI y XII, aunque fue ampliada posteriormente hasta llegar a ser el  conjunto monumental que es hoy. Desde sus torres es posible apreciar estupendas vistas. En verano, aquí se pueden presenciar interesantes conciertos.
En las laderas de la colina sobre la que se alza el Castillo, se hallaron vestigios de viviendas así como de fortificaciones de una ciudad romana. Tales restos, son exhibidos en el Museo Arqueológico que funciona en las instalaciones del castillo.
En torno al castillo está el casco antiguo, el cual se caracteriza por sus angostas y pintorescas callejas. Una visita al Museo Etnológico y el Museo del Juguete, nos permitirá adentrarnos en diversos aspectos históricos del lugar.
Baix la mar, ubicado en las cercanías del puerto, es un antiguo barrio de marineros que se destaca por sus casas bajas y bonitas plazas.
Si de playa se trata, en Denia podremos disfrutar de sus 16 kilómetros de arenales, que se extienden al norte del  Area de Les Marines. También, los aficionados al buceo, encontrarán aquí un fondo marino de singular riqueza que vale la pena ser apreciado.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/4/4a/Castillo_de_Denia.jpg/800px-Castillo_de_Denia.jpg