Visita al Parque Regional de Calblanque

El Parque Regional de Calblanque, ubicado a escasos diez kilómetros de La Manga en Murcia, es un paraje que permanece prácticamente intacto y que se alza a orillas del Mediterráneo.  Si hay algo que sorprende a todos los visitantes de este lugar es la calidad de sus paisajes, los cuales pueden apreciarse perfectamente conservados.
Este sensacional paraje se encuentra rodeado de una cadena montañosa, que lo protege y separa de la costa.
El Parque Regional de Calblanque posee una extensión de  2 mil hectáreas, las cuales se hallan protegidas ante cualquier amenaza urbanística por lo que representa una zona privilegiada para  realizar una escapada de fin de semana.
Lo que, sin dudas, atrae a la mayoría de los viajeros no es otra cosa que  sus playas de excelente calidad, siendo las más recomendables las playas de las Cañas y la de Calblanque, ambas muy concurridas por los naturistas. No obstante, hay otras como la de Negrete o la de los Dentones que también merecen la pena conocer. La arena posee un color casi rojizo, que contrasta de forma notoria con  sus aguas absolutamente transparentes.
Al mismo tiempo, este parque es un destino perfecto para los amantes del ciclismo debido a que La Mancomunidad de Servicios Turísticos del Mar Menor dispone de un circuito circular de aproximadamente unos 15 kilómetros, en donde se pueden observar algunos oasis, vegetación exótica y algunas explotaciones mineras que permanecen abandonadas.
El parque, a su vez, también es muy popular por ser un refugio de flamencos y por albergar las salineras del Rasall que están todavía en explotación.

Imagen:

http://1.bp.blogspot.com/