Turismo verde en Cabrales

Cabrales, concejo ubicado al oeste del Principado de Asturias,  constituye uno de los parajes más atractivos del interior de la región,  el escenario ideal para la práctica de toda clase de deportes. También, este lugar goza de buena fama por ser la cuna del exquisito queso de Cabrales.
Cabrales cuenta con una orografía muy accidentada, siendo que la mayor parte de su territorio integra el Macizo Central de los Picos de Europa, con elevaciones que superan los 2.000 metros de altura. Los valles principales, se encuentran formados por los ríos Casaño y Cares, los cuales  atraen por su rica fauna fluvial a muchos pescadores de todo el país.
Los amantes del senderismo y el alpinismo, encuentran en Cabrales el lugar perfecto para realizar todas las posibilidades de alta, media y baja montaña. Aquí, es donde se erige  el legendario Picu Urriellu o Naranjo de Bulnes (2.519 m), un verdadero icono de los Picos de Europa. Mucha gente se acerca a esta región para recorrer sus múltiples caminos de montaña, deleitándose con un paisaje sensacional y respirando el aire de la cordillera Cantábrica.
Por su relieve cárstico, existen diseminadas por la región numerosas cuevas y simas, destacándose el Sistema del Trave y la Torca de Urriellu, consideradas entre las más profundas del mundo y que fueron declaradas Monumento Natural. Al margen de la espeleología, el turismo verde de Cabrales da la oportunidad de practicar piragüismo y parapente, así como de realizar rutas a caballo.
Otro gran atractivo de este concejo es el queso de Cabrales, cuyo sabor intenso es conocido en toda España. Cabe destacar que el proceso de maduración de éste queso azul se efectúa en las cuevas naturales que abundan en toda el área de los Picos de Europa. Incluso, para los que les gusta este producto existe la posibilidad de participar del certamen del queso de Cabrales, que se desarrolla el último domingo de agosto cada año en la localidad de Arenas de Cabrales.

Imagen:

www.tierradelosorigenes.com

 

Hoces del río Duratón: paisaje excavado en roca caliza

Hoces-del-río-DuratónAl noreste de la provincia de Segovia, en las proximidades de la villa de Sepúlveda, se halla el Parque Natural de las Hoces del río Duratón, cuyo cauce fluvial está enmarcado por un profundo cañón con desniveles de hasta 100 metros. Se trata de una zona de gran riqueza arqueológica e histórica, ideal para disfrutar realizando turismo de aventura.
A los valores naturales de este paraje se añaden otros atractivos de especial interés, como es el caso de la ermita de San Frutos, de origen romano, las cuevas, que contienen grabados de la Edad del Bronce, y el conjunto arquitectónico de Sepúlveda, así como algunos puentes y calzadas romanas.
Para llegar a la ermita de San Frutos, antiguo cenobio benedictino, es necesario cruzar un puente de piedra y sortear La Cuchillada, una enorme grieta. Además de visitar el templo, construido en el siglo XII, vale la pena encaminarse hacia el cementerio que se halla en sus cercanías, en el cual hay diversos enterramientos antropomórficos altomedievales.
Para recorrer este paraje puede tomarse la Senda Larga, que va desde el Puente de Talcano hasta el Puente de Villaseca, cuya extensión es de 12 km.
Otras rutas que se pueden escoger son la Senda de los Dos Ríos, trayecto de mediana dificultad de unos 5Km, o la Senda de la Molinilla, que comienza en el Puente de Villaseca  y culmina en la Presa de la Molinilla.
Cerca de la presa de Burgomillodo hay un tramo embalsado del río en el que puede practicarse piragüismo. Aunque si la intención es hacerlo en época de cría, entre enero y julio, es necesario solicitar un permiso en la Casa del Parque.
Durante la visita resulta interesante explorar las diversas cavernas que se hallan entre Sepúlveda y la presa del embalse de Burgomillodo, formadas por la acción de las aguas del río sobre las rocas calizas. Una de las más popilares es la cueva de Los Siete Altares, situada junto a la carretera que comunica Cantalejo con Villaseca, que alberga altares de origen visigodo. Otras cavernas que pueden recorrerse con las de La Molinilla, el Pájaro, La Huelga o El Cabrón, en las cuales pueden apreciarse valiosas pinturas rupestres.

Imagen:

Wikipedia

Principales atractivos de Hecho

Hecho, es una localidad que pertenece al municipio del Valle de Hecho, en la provincia de Huesca, que sobresale por la arquitectura popular de su casco urbano.
Las grandes balconadas que se abren en bonitas fachadas de piedra,  y las techumbres coronadas por las tradicionales chimeneas de la zona, son la impronta del lugar. La Casa Mazo y la Casa Gascón, son dos claros ejemplos de la arquitectura típica del pirineo jacetano.
También, es posible apreciar otros modelos de construcciones populares, que llaman la atención por las bordas, cruceros y humilladeros que se diseminan por toda la población.
La Iglesia Parroquial dedicada a San Martín, la principal construcción religiosa de la ciudad, data de los siglos XI o XII.  El templo sufrió un voraz incendio durante la Guerra de la Independencia, por lo que debió ser remodelada casi en su totalidad, conservándose tan solo su estructura y el ábside. Dispone de una planta de cruz latina con tres naves y portada clásica.
Asimismo, vale destacar a la Torre Ysil del siglo XVI, que construida a pedido de Felipe II para ser empleada como torre de vigilancia en la Calzada Romana.
Aparte de su pintoresco núcleo urbano, otros lugares que valen la pena visitar son el Museo Etnológico “Casa Mazo”, donde se exhiben los trajes tradicionales que fueron usados hasta mediados del siglo XX; y el Museo de Escultura Contemporánea al Aire Libre, donde se conservan numerosas esculturas contemporáneas de piedra, además de obras pictóricas.
En su alrededores se alza el Castillo de Acher, una formación geológica que se encuentra circunscripta por murallas rocosas, por lo que se asemeja a una fortaleza.
En la zona, existen frondosos bosques situados a los pies de los valles conocidos como “selvas”, como es el caso de la Selva de Oza, un magnífico paraje que sirve de hábitat para numerosas especies endémicas.
Otro de los principales atractivos de la región es el Río Aragón y sus alrededores, espacio ideal para la práctica del piragüismo y barranquismo.

Imagen:

http://www.cuentatuviaje.net/uploads2/image/A–PUEBLOS/ECHO/HECHO.jpg