Ocio y naturaleza en Piloña

El Concejo de Piloña, ubicado en el oriente de Asturias, está integrado por 24 parroquias. En el centro de la Villa, justo frente al edificio Consistorial, se halla la Iglesia de San Antonio, que vale la pena visitar.
En la arquitectura civil, hay dos construcciones que representan un verdadero emblema del patrimonio arquitectónico local. Por una parte, está el Torreón de Lodeña, de origen medieval y, por el otro, hallamos la Torre del Omedal, que data del siglo XVl.
No hay que dejar de mencionar al conjunto de palacios y casonas que existen en este municipio, como es el caso del Palacio de Sorribas y el Palacio de Cutre en la Goleta, así como el Palacio de Rubianes, en Cereceda. Una de las visitas obligadas es, sin dudas, el pueblo de Espinaréu, de importante interés turístico pues cuenta con la mayor concentración de hórreos de Asturias.
Del patrimonio religioso sobresalela Iglesia de Santa María de Villamayor, que ha sido declarada Monumento Nacional, al igual que la Iglesia de San Juan de Berbío, ambas consideradas arquitectónicas de gran interés. También vale la pena mencionar al Santuario dela Virgen de la Cueva,  un enclave de soberbia belleza que está situado en Infiesto, la capital del concejo. Por otra parte, en Piloña si hay algo que abunda son los parajes naturales, pues cuenta con desfiladeros de gran riqueza biológica, siendo los más populares los ubicados junto al curso del río Espinaréu. Otro lugar de especial interés es La Marea, cuyo río es poseedor de mucha fama por sus truchas. Los montes del lugar conforman el territorio perfecto para la caza, pudiendo encontrar  diversas especies típicas de Asturias, como el jabalí, el venado, el gamo el corzo y el rebeco.
Además, este atractivo concejo dispone de un espacio protegido, la Sierra del Sueve, cerca de la cual se encuentra la Cueva del Sidrón, donde se hallaron restos fósiles con rasgos similares a los del hombre de Neandertal. 
Por otro lado, existen diversas aéreas recreativas, como es el caso de  La Pesanca, Espinaréu, muy recomendable por su encanto y sus bonitas rutas y senderos que permiten disfrutar de un buen paseo.