El paisaje imponente de las Bardenas Reales

El Parque Natural Las Bardenas Reales, ubicado en el límite entre Navarra y Aragón, es poseedor de un paisaje árido único que invita a realizar un recorrido lleno de retos a través de su geografía, conduciendo al visitante por páramos desérticos y roquedales inhóspitos.
Este parque, que se extiende a lo largo de casi 42.000 hectáreas, por sus características se asemeja al gran desierto del Mojave, localizado en los Estados Unidos, en especial en la parte de la depresión de la Bardena Blanca. El espectacular paraje puede recorrerse tomando algunas de las rutas señalizadas que hay para 4×4.
Es preciso señalar que las Bardenas no posee núcleos poblacionales, a pesar que las puertas de acceso a este paraje desolado son Arguedas, por el este, y Carcastillo, por el norte.
Al sumergirnos en el interior de las Bardenas podremos comprobar a simple vista la existencia de tres paisajes bien distintos en un solo paraje. En primer lugar se encuentra el Llano, una meseta desiada con una mínima erosión. Luego, veremos la Bardena Blanca, donde las planicies se combinan con los barrancos y cabezos. Por último, apreciaremos la Bardena Negra, cuyo paisaje está compuesto por mesetas de diferentes alturas.
Vale decir que si visitamos el Parque Natural de las Bardenas, no podermos irnos sin habernos sacado una foto en el Castildeterra, impactante momumento natural cuya forma se asimila a la de una pirámide truncada. Para apreciar mejor el encanto de este parque, es conveniente acercarse al Mirador de Pilatos, situado en la Bardena Negra, próximo a la Reserva Natural del Rincón del Bu.
Los más aventureros seguramente se animarán a pasear por las Bardenas en segway, una suerte de patinete eléctrico de dos ruedas. Aunque también lo pueden hacer a caballo. La duración y longitud de las rutas varían y parten desde Arguedas o bien desde la carretera de Tudela, en la zona de acceso a la reserva.

Imagen:

Wikipedia

Comillas, para recorrer de punta a punta

Comillas es una de las villas de Cantabria más visitadas, especialmente por su maravilloso conjunto arquitectónico que se encuentra enmarcado por un entorno natural de excepcional belleza.
Bañada por las aguas del mar Cantábrico, esta localidad marinera conserva las huellas que han dejado artistas de la talla de Gaudí, Martorell o Llimona.
Declarada Bien de Interés Cultural, la Universidad Pontificia, en sus tres edificios, es un claro ejemplo de la evolución de los estilos arquitectónicos. Mientras que el empedrado casco histórico fue designado conjunto histórico-artístico. Todo esto, demuestra que Comillas es una localidad que merece ser recorrida en su totalidad.
En el parque natural de la localidad podemos asistir a los diversos centros de información con los que cuenta, los cuales servirán de guía para los visitantes. Al mismo tiempo, cuenta con zonas de recreo y senderos debidamente señalizados, para una mejor aproximación a la naturaleza del lugar.
Por otro lado, cabe señalar que Comillas es poseedora de un conjunto de elementos arquitectónicos de enorme valor, entre los que sobresale el Capricho de Gaudí, una residencia de verano con fantásticos torreones y azulejos con relieve de girasoles, con un diseño digno de un cuento.
También son especial interés el Palacio de Sobrellano y la capilla panteón, entre otros. Todos ellos, muestra viviente del modernismo catalán.
El Palacio de Sobrellano, inaugurado en 1888, encierra diversos estilos que van desde   el gótico civil inglés hasta elementos palaciegos venecianos. Posee una estructura bien sencilla, que incluye un hall central distribuidor y una escalera monumental de mármol blanco.
Contigua al palacio se ubica la Capilla-Panteón de los marqueses de Comillas, que fue construida por el catalán Martorell, como una especie de catedral en miniatura, y que dispone de mobiliario de Antoni Gaudí.
La ruta modernista por Comillas se ve completada con el Santo Hospital de Comillas, la Fuente de Tres Caños y la Coteruca, que fuera casa de verano de la familia Riera.
Por último, y no por eso menos importante, resulta altamente recomendable visitar el Paseo Marítimo y su playa, un lugar ideal para disfrutar del Mar Cantábrico en su máxima expresión.

Imagen:

www.diariodelviajero.com

Paisaje paradisíaco de Carboneras

foto-carboneras

Carboneras es un pueblo acogedor que está situado en el Levante de la Costa de Almería, España. Ofrece a sus visitantes un paisaje deslumbrante gracias a sus enclaves naturales y hermosas playas. Resulta ideal para pasar unos días de descanso, disfrutando de la tranquilidad y del clima agradable que reina en el lugar en cualquier época del año. Continue reading

Parque natural Punta de la Mora

Si estás buscando un lugar tranquilo para ir de vacaciones, no lo pienses más y decídete por la Punta de la Mora, un parque natural de la provincia de Tarragona que ha sido declarado zona de interés natural.
Sin dudas, se trata de una de las pocas zonas de la Costa Dorada que se mantiene ajena a las transformaciones derivadas de las actividades turísticas e industriales. Gracias a lo cual es posible disfrutar de playas tranquilas, de aguas cristalinas y no muy concurridas, siendo que para llegar a ellas hay que dar un paseo entre los pinos. El aislamiento de la playa de Punta de la Mora, también conocida como Waikiki, favoreció su condición de playa nudista.
Otro de los grandes atractivos de la zona son las diversas fortificaciones y el Castillo de Tamarit, uno de los castillos más bellos que aún se conservan en el país, y que le confiere un toque señorial al resto del parque.
Para recorrer a pie este maravilloso paraíso, hay que partir de Platja Llarga y atravesar unos acantilados, en los que es posible apreciar los vestigios de lo que al parecer fue una cantera romana, para luego adentrarse cuesta arriba por el bosque a través de un sendero.
De ese modo, encontramos a la playa de Cala Fonda, que surge desde las alturas,  cuyo acceso es bastante complicado, por lo que la tranquilidad se halla asegurada. A ella le sigue la de Roca Plana, también un tanto recóndita y poco frecuentada. Desde aquí, retomando el sendero entre pinos, se puede ascender hasta la torre de la Mora, una torre vigía de planta circular que data del siglo XVI.
Para salir del paraje, habrá que rodear un camping vallado y cruzar la carretera nacional para visitar las magníficas canteras romanas del Mèdol, las cuales están repletas de honduras, tajos calizos y una frondosa vegetación.
Anímate a pasar unas vacaciones distintas en lo más puro de la naturaleza en la Punta de la Mora.

Conociendo el legado cultural de Toledo

toledo

Toledo es una hermosa ciudad española que se caracteriza fundamentalmente por su riqueza monumental, también conocida como “la ciudad de las tres culturas” ya que conserva un importante legado constituido por iglesias, palacios, sinagogas, mezquitas, gracias a lo cual su casco antiguo ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad. Continue reading

Breve recorrido por Hornachuelos

Si desea pasar un fin de semana acogedor, Hornachuelos es una excelente opción. Se trata de un pequeño municipio que está ubicado en la provincia de Córdoba, y limita al norte con el  valle del Guadalquivir.
Lo más destacado del lugar es su entorno natural. Aquí se encuentra el Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos, que se extiende por gran parte de la villa, abarcando una superficie de 67.202 hectáreas. Es una clara muestra del bosque mediterráneo, en el que predominan las encinas y alcornoques, además de un monte bajo de jaras, madroño, mirto y una enorme riqueza faunística. El río Bembézar, así como numerosos embalses y arroyos, completan el increíble escenario de estas tierras. Continue reading

Acebal de Garagüeta: lugar de paseo por excelencia

El Acebal de Garagüeta es una reserva natural ubicada al norte de la provincia de Soria, en Castilla-La Mancha. Abarca poco más de 400 hectáreas en pleno Sistema Ibérico Norte, entre los puertos de Oncala y Piqueras. Este paraje, de gran valor ecológico y paisajístico, constituye una de las reservas de acebal más importantes del continente europeo.

Dicho espacio protegido es un excelente lugar de paseo. A nuestro paso podremos apreciar la diversidad de la fauna que allí habita, representada por diferentes ejemplares de mamíferos, como zorros, liebres, conejos, jabalíes, etc; aves, como águilas, búho real y buitres; además de reptiles y anfibios.

En cuanto a la flora, además de los bosques de acebo, predominan los pastizales de alta montaña así como numerosas especies arbóreas, tales como hayas, avellanos, robles y arces.

Los canchales, fabulosos ríos de piedras sedimentarias de origen glacial, también forman parte de la estampa del lugar.

Además, en el acebal pueden observarse diversas construcciones vinculadas a la actividad ganadera, refugios para los visitantes y la singular choza del pastor, ésta última ubicada en pleno centro del monte.

Una buena opción es dar un paseo por los bosques de acebos, pues hay numerosas sendas que conducen hacia impactantes cuevas naturales, las cuales sirven de refugio tanto para animales domésticos como salvajes.

Imagen:

Wikipedia

Una escapada a Cadaqués

Cadaques1

Hacia el norte del litoral de Cataluña se sitúa la ciudad de Cadaqués, que cuenta con un paisaje natural envidiable, donde predominan las sierras que hacen las veces de acantilados en la costa, propicio para disfrutar de un óptimo descanso.
Este poblado cuenta con estupendas playas y ensenadas, características por sus aguas cristalinas, una gran atracción para los visitantes que deseen gozar del mar, además de practicar diversos deportes acuáticos como buceo y navegación a vela. Continue reading