Iznatoraf natural

Quienes desean pasar unos días en contacto con la naturaleza, qué mejor que optar por hacerlo en Iznatoraf, un destino que, además de contar con un entorno natural envidiable, posee un trazado árabe, con callejuelas angostas y laberínticas que se disponen dentro de un recinto amurallado.
Recorriendo esa especie de laberinto que nos ofrece el casco urbano, podemos visitar la Iglesia de la Asunción, cuyo edificio de estilo barroco y manierista sobresale por sobre el resto del caserío. En su interior, conserva algunos tesoros como la sillería del coro y una colección de orfebrería.
Más allá de ello, los restos de las antiguas murallas son el principal monumento de este municipio, de cuyo recinto defensivo se mantienen en pie dos torreones así como cinco puertas que dan acceso a la villa.
Por su parte, la Ermita del Cristo de la Vera Cruz es otro de los edificios de especial interés. Se trata de un templo del siglo XVII, a pesar de que ciertos restos que se conservan en su interior parecen denotar que fue levantado en época anterior.
De sus enclaves naturales, se destacan la Cueva del Peinero, ubicado a poco más de 60 kilómetros de la población, que cuenta con una zona de recreo y un refugio forestal; el Paraje de La Parra, que también posee merendero; y el Paraje de Jesús del Monte, a donde puede llegarse en bicicleta o coche. Todos estos parajes, forman parte del Parque Natural de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas.
Durante los primeros días de septiembre, se llevan a cabo las Fiestas del Cristo de la Vera Cruz, con motivo de las cuales se realizan verbenas y encierros de vaquillas. ¡Una experiencia para no perderse!

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/2/2d/JDCANO_IZNATORAF.jpg

Posted in Sin categoría