Ocio y naturaleza en Piloña

El Concejo de Piloña, ubicado en el oriente de Asturias, está integrado por 24 parroquias. En el centro de la Villa, justo frente al edificio Consistorial, se halla la Iglesia de San Antonio, que vale la pena visitar.
En la arquitectura civil, hay dos construcciones que representan un verdadero emblema del patrimonio arquitectónico local. Por una parte, está el Torreón de Lodeña, de origen medieval y, por el otro, hallamos la Torre del Omedal, que data del siglo XVl.
No hay que dejar de mencionar al conjunto de palacios y casonas que existen en este municipio, como es el caso del Palacio de Sorribas y el Palacio de Cutre en la Goleta, así como el Palacio de Rubianes, en Cereceda. Una de las visitas obligadas es, sin dudas, el pueblo de Espinaréu, de importante interés turístico pues cuenta con la mayor concentración de hórreos de Asturias.
Del patrimonio religioso sobresalela Iglesia de Santa María de Villamayor, que ha sido declarada Monumento Nacional, al igual que la Iglesia de San Juan de Berbío, ambas consideradas arquitectónicas de gran interés. También vale la pena mencionar al Santuario dela Virgen de la Cueva,  un enclave de soberbia belleza que está situado en Infiesto, la capital del concejo. Por otra parte, en Piloña si hay algo que abunda son los parajes naturales, pues cuenta con desfiladeros de gran riqueza biológica, siendo los más populares los ubicados junto al curso del río Espinaréu. Otro lugar de especial interés es La Marea, cuyo río es poseedor de mucha fama por sus truchas. Los montes del lugar conforman el territorio perfecto para la caza, pudiendo encontrar  diversas especies típicas de Asturias, como el jabalí, el venado, el gamo el corzo y el rebeco.
Además, este atractivo concejo dispone de un espacio protegido, la Sierra del Sueve, cerca de la cual se encuentra la Cueva del Sidrón, donde se hallaron restos fósiles con rasgos similares a los del hombre de Neandertal. 
Por otro lado, existen diversas aéreas recreativas, como es el caso de  La Pesanca, Espinaréu, muy recomendable por su encanto y sus bonitas rutas y senderos que permiten disfrutar de un buen paseo.

Descubriendo Tarancón

Tarancón, ciudad ubicada al oeste de la provincia de Cuenca, en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, está circunscripta por dos importantes cuencas hidrográficas, la del Tajo y la del Guadiana. Se caracteriza por la preponderancia de fuentes, manantiales y pozos.
En los alrededores de la localidad se erige el Santuario de Riánsares, del siglo XIX, el cual fue reconstruido luego de su derrumbe durante la guerra civil española.  Continue reading

Qué ver en Córdoba

La ciudad de Córdoba, se destaca por poseer el segundo casco histórico más grande de Europa, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, lo cual la convierte en dueña de un importante legado cultural y monumental.
Tanto su situación estratégica, por su cercanía al Río Guadalquivir, como la herencia de los distintos pueblos que se asentaron en estas tierras, convirtieron a la ciudad en un lugar realmente privilegiado.
Es en el casco histórico donde se ubican la mayoría de los edificios históricos, siendo el  más importante la Mezquita de Córdoba y actual Catedral que, conjuntamente con el Puente Romano, forman la parte más conocida de la ciudad. De la época romana, se conservan el Templo romano, el Mausoleo, el Teatro romano, el Foro colonial, el anfiteatro y los restos del Palacio del Emperador Maximiano Hercúleo, concentrados en el Yacimiento Arqueológico de Cercadilla.
En las cercanías a la Mezquita-Catedral, se sitúa la antigua Judería, compuesta por numerosas calles irregulares, en las que se emplazan la Sinagoga y la Casa de Separad, entre otros sitios de interés. En el suroeste del casco histórico, está el Alcázar de los Reyes Cristianos, que antiguamente sirvió de alojamiento de los reyes y fue sede de la Inquisición. Contiguo al mismo, se localizan las Caballerizas Reales, sitio de crianza del caballo andaluz, en cuyas proximidades están los antiguos Baños Califales. 
A lo largo del curso del Guadalquivir, se hallan los Molinos del Guadalquivir, construcciones de la época musulmana que hacían uso de la fuerza de la corriente para moler la harina. 
De la muralla, que rodea la totalidad del casco histórico,  se conservan algunos lienzos; como por ejemplo la Puerta de Almodóvar, la Puerta de Sevilla y la Puerta del Puente, además de la Torre de la Malmuerta, la Torre de Belén y la Torre de la Puerta del Rincón, entre otras
Algunos de los edificios palaciegos que se aglutinan en el casco antiguo son el Palacio de Viana, Palacio de la Merced, Palacio de los Luna y el Palacio del Marqués de Benamejí, entre otros.
En las afueras de la ciudad, se localiza el conjunto arqueológico de la ciudad de Madinat Al-Zahra, que junto con la Alhambra de Granada representa la cumbre de la arquitectura hispanomusulmana.
Además de recorrer su gran variedad de museos, vale la pena disfrutar del Jardín Botánico, que se alza a orillas del Guadalquivir, y que alberga el Museo de Etnobotánica y el Museo de Paleobotánica, éste último es famoso por realizar exposiciones de fósiles vegetales de todas las edades geológicas.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/b/b2/Alcazar_%2812%29.jpg

Patrimonio arquitectónico de Llerena

Llerena, ciudad que  ha sido declarada por la calidad de sus tesoros como Conjunto Histórico Artístico y que se encuentra ubicada en la Baja Extremadura, sorprende por su patrimonio arquitectónico que conjuga armoniosamente diversos estilos con la herencia mudéjar.
Visitanto el Casco Histórico de Llerena podemos apreciar los mejores exponentes de su patrimonio arquitectónico, siendo uno de los más emblemáticos la Iglesia de Nuestra Señora de la Granada, templo que se caracteriza por su balconada con arcos de dos plantas y su torre del campanario.
Otros edificios religiosos de gran belleza son la Iglesia de Santiago, sitio en el cual fue enterrado el último Maestre de la Orden de Santiago, así como los conventos de La Concepción, La Merced y Santa Clara. Este último, localizado en la calle de la Corredera, cuenta con un mirador de planta poligonal, retablos barrocos y pinturas murales, además de importantes obras del reconocido escultor español Juan Martínez Montañés.
Mención especial merece la plaza de España, que a lo largo de su historia fue utilizada como coso taurino, mercado y punto de reunión para festejos. Aquí, además de la Iglesia de Nuestra Señora de Granada, se encuentra el portal de la Casineta, al que popularmente se lo conoce también como el Portal de la Cárcel, de las Boticas, del Pan o de las Tiendas, que desde sus orígenes ha sido un punto central en la vida del pueblo. En el ala este de la plaza se encuentra el Ayuntamiento y el portal de Morales, donde vivió el pintor Francisco de Zurbarán.
En Llerena, también es posible apreciar sus diversos edificios palaciegos, como es el caso del Palacio Episcopal, el Maestral, el de los Zapata y el Consistorial, que pertenecieron a las grandes familias.

Imagen:

Wikipedia

Senderos y paseos por los alrededores de Ezcaray

Ezcaray es un municipio situado en Comunidad de La Rioja, cuyas aldeas se alzan en un entorno natural excepcionalmente bello.
Sus calles antiguas conforman un entramado donde pueden apreciarse diversos palacios y casa solariegas, que datan de los siglos XVII y XVIII, entre los que se destacan el Palacio del Arzobispo Barroeta y el Palacio Ángel, que sorprenden por sus detalles arquitectónicos.
A tan sólo 15 kilómetros de la población se halla Valdezcaray, Estación de Esquí y Montaña de La Rioja, ubicada en la Sierra de la Demanda. Cuenta con modernas instalaciones, sensacionales pistas, telesillas, cañones de nieve, y todo lo necesario para ser considerada una de las estaciones de esquí más completas del norte de España.
La sierra de la Demanda en su totalidad puede considerarse como el mejor lugar para llevar a cabo actividades al aire libre, sobre todo bicicleta de montaña y senderismo, además de diferentes deportes de nieve o montaña.
Uno de los tantos senderos, que podemos recorrer a pie, bicicleta o a caballo es el de la Vía Verde del Oja, que recorría la Rioja Alta, tomando como punto inicial el río Ebro en Haro hasta llegar a la Sierra de la Demanda, situada en Ezcaray. Sus 9 estaciones discurren por un medio natural que abarca las choperas de Haro y las estribaciones de la Sierra, así como los bosques de ribera de las márgenes del río Oja.
Otro paseo que vale la pena hacer es el del Camino de Herradura, que transcurre entre Ezcaray y Posadas,  y que conduce a lugares como el Campamento del Molino Viejo y la Fuente del Perico. Así, podremos conocer la aldea de San Antón y la de Posadas.
Si deseamos hacer paseos más cortos, podemos optar por el que conduce a la ermita de Santa Bárbara o el paseo del río Oja, los cuales cuentan con áreas recreativas y un entorno natural increíble.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/3/3f/Ezcaray.jpg

¡A disfrutar de Almuñécar!

Almuñécar es una ciudad de la provincia de Granada que ofrece un paisaje en el cual predominan el mar y las montañas, además de brindar bellas playas a lo largo de 20 kilómetros que resultan ideales para la práctica de  deportes acuáticos.
Si buscas un sitio para disfrutar en familia lo encontrarás en la playa de Calabajío, ya que dispone de aguas poco profundas, siendo ideal para quienes viajan con niños. Dicha playa, cuenta con un maravilloso entorno natural, el cual es posible apreciar realizando senderismo. Mientras que para aquellos que buscan diversión, vale la pena conocer  Puerta del Mar, que posee una importante infraestructura hotelera así como numerosos lugares de ocio y diversión.
Por su parte, La Herradura que es el sitio por excelencia para los amantes del buceo y aficionados a este deporte.
Más allá de sus maravillas naturales, Almuñécar cuenta con monumentos y edificios de enorme interés, que constituyen el legado de antiguos poblados y civilizaciones. Así, es posible apreciar monumentos tales como el acueducto, las termas y la famosa Cueva de Siete Palacios. También, es aconsejable realizar una visita al  Museo Arqueológico, donde se llevan a cabo interesantes exposiciones con piezas de yacimientos cercanos.
Los musulmanes han dejado un vasto legado arquitectónico, que incluye palacios e iglesias.
El casco urbano, que se caracteriza por sus laberínticas calles, está circunscripto por una muralla medieval, donde se erige el castillo de San Miguel.
Por otro lado, en la playa de Tesorillo se pueden contemplar las viejas atalayas de vigilancia, las cuales fueron utilizadas en el pasado a modo de resguardo contra los ataques de piratas y forasteros.
También, vale la pena dar una vuelta por el castillo de la Herradura, en donde es posible participar de visitas guiadas. Luego, no dudes en ir al Museo de Historia de la Ciudad, donde se realizan exposiciones permanentes y momentáneas  acerca de la historia de la ciudad.

Fuente: Foto