Oferta de ocio en Sotogrande

Muy cerca de la Costa del Sol, junto al Estrecho de Gibraltar, se alza Sotogrande, una prestigiosa localidad considerada así porque buena parte de sus habitantes goza de un buen pasar económico. Por eso, es muy común que sus calles estén surcadas por sensacionales casas. De hecho, en su entorno además es posible encontrar una amplia oferta de hoteles de lujo y restaurantes de primer nivel, así como instalaciones para la práctica de todo tipo de deportes.
Los amantes del polo pueden asistir al Club de Polo Santa María, sitio donde se disputan torneos de carácter internacional. Este centro, pone a su disposición once canchas y una escuela de polo.
También, esta urbanización gaditana posee numerosos campos de golf, entre los cuales sobresale el de Valderrama, sitio que supo ser la sede de diversos campeonatos mundiales.
Por su parte, el Centro Hípico Sotogrande es el lugar elegido para disfrutar de todo tipo de actividades, teniendo la posibilidad de tomar clases de equitación, asistir a competiciones o realizar algunas de las rutas ecuestres que allí se proponen. 
La oferta deportiva local se ve completada por las actividades que se organizan en el puerto deportivo, al igual que en el Real Club Marítimo. El padel y el tenis, son otras de las propuestas que atraen a los adeptos a la vida sana.
A los más pequeños, les encantará visitar el Sotogrande Kids Club o el Iguana Park, sitios que concentran una importante oferta de ocio destinadas a toda la familia.
Para aquellos que desean realizar un recorrido cultural, nada mejor que ir hasta San Roque, localidad ubicada próxima a Sotogrande, más precisamente al  Teatro Juan Luis Galiardo y la Galería Municipal de Arte, donde se suelen llevar a cabo interesantes exposiciones y conferencias. Al mismo tiempo, se puede aprovechar para recorrer sus fantásticos museos, como por ejemplo el Museo Carteia, el Taurino o el Museo Ortega Brú.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/4/49/Playa_de_Sotogrande.jpg/800px-Playa_de_Sotogrande.jpg

Sotogrande: destino de lujo

Sotogrande, ciudad gaditana situada en el término municipal de San Roque, es un destino de lujo. Casas espectaculares, amplia oferta de ocio, hoteles y restaurantes de primer nivel, conforman la postal del lugar, considerado como una de las urbanizaciones residenciales de mayor prestigio de Europa.
El Club de Polo Santa María, con sus once canchas, se encuentra entre los  mejores de Europa. Eso explica que sea sede de grandes torneos internacionales.
Entre sus campos de golf se destaca el Valderrama, que desde el año 1989 es el líder indiscutido en el continente europeo.
El Centro Hípico Sotogrande, ubicado en el antiguo Cortijo Valderrama, es ideal para concurrir en familia, pues aquí pueden tomarse clases de equitación, disfrutar de las competiciones o realizar rutas ecuestres, entre muchas otras actividades, en un entorno natural sin parangón.
La oferta deportiva de esta urbanización de lujo se completa con el puerto deportivo y el Real Club Marítimo.
Las propuestas para los más pequeños incluyen visitas al Iguana Park y el Sotogrande Kids Club, donde se desarrollan juegos, fiestas y todo tipo de entretenimientos.
Dada su cercanía, vale la pena aprovechar la oportunidad para visitar la localidad de San Roque, cuya oferta cultural contempla la realización de exposiciones de fotografía, pintura y conciertos, actividades que suelen tener lugar en el Teatro Juan Luis Galiardo y la Galería Municipal de Arte. En cuanto a su oferta museística, puede visitarse el Museo Taurino, así como el Ortega Brú o el Museo Carteia. En este último se exhiben restos del yacimiento arqueológico homónimo, que pertenecieron a la ciudad fundada por los fenicios y primera colonia de los romanos en el país.

Imagen:

spanishhotproperties.es

Ciudad de Ibiza y alrededores

La ciudad de Ibiza se caracteriza por sus casas blancas que se disponen en la falda de una montaña. Se trata de un destino muy alegre, donde sus pintorescas callejuelas invitan al visitante a dar un paseo, para recorrer sus puestecillos y tiendas.
Al margen de su variada oferta de ocio, Ibiza es un enclave histórico en el cual vale la pena visitar el Museo Monográfico del Puig de Molins, el máximo exponente de Arte Púnico de toda Europa; el Barrio de la Penya y de la Bomba, de animada vida diurna y nocturna; D’alt Vila, el centro histórico de Ibiza; entre muchos otros lugares.
La ciudad de Ibiza se encuentra a escasos kilómetros de bellas playas, como la Playa d’en Bossa, Cala Talamaca, Cala Llonga y tantas otras.
Pero ya que estamos aquí, no podemos dejar de recorrer las principales ciudades de la isla. Al norte de Ibiza podemos visitar Santa Eulalia, un pueblo de pescadores por demás pintoresco que es muy elegido por los turistas, pues cuenta con estupendas playas como  Es Canar, Playa de Santa Eulalia y Cala Blanca.
Luego, podemos visitar San Juan (Sant Joan), que además de bellísmas playas acoge a la Cueva des Cuieram, una reliquia histórica en donde se halla un templo cartaginense en advocación a la diosa Tania.
Tras atravesar una serie de pequeños pueblos llegamos a San Antonio Abad, un destino muy popular por su animada vida nocturna. Además, su costa es maravillosa, en ella se encuentran por ejemplo la Cala Gració o Cala Blanch.
Por su parte, en San José (Sant Josep) es posible apreciar una de las iglesias ibicencas más bellas así como magníficas playas como las de Cala D’Or, Es Vedra, Cala Tárida y Cala Bassa.
En la parte sur de la isla, se concentran otros atractivos, con calas y playas, algunas de ellas solitarias. Aquí está además  la Cueva de Ses Fontelles, en donde pueden contemplarse pinturas murales de gran antiguedad.

 Imagen:

http://lucianodamico73.wordpress.com/eivissa/

Actividades para hacer en Chulilla

Chulilla, perteneciente a la Comarca de La Serranía, es una ciudad de carácter montañoso que está ubicada en la cuenca alta del Río Turia.
La población se halla dominada por el Castillo árabe, que conserva del lado de la población torreones y murallas. La fortaleza posee, entre otras cosas, un recinto señorial con torre y restos de la residencia y cuatro aljibes. Mientras que, en la parte que da al río, está el  cañón denominado “Las Hoces del Turia”, de unos 6 kilómetros de longitud. Éste es, quizás, uno de los parajes más bellos y, a su vez, menos conocido de la Comunidad Valenciana. Sus paredes atraen por igual escaladores y naturistas.
Su rico patrimonio natural, transforma a esta localidad en el espacio perfecto para practicar senderismo, disfrutando de itinerarios por las zonas de mayor atractivo de la comarca, marcadas por la diversidad de paisajes fluviales, frondosas campiñas y abruptas zonas de montaña.
También, Chulilla es ideal para la práctica de escalada  deportiva y rutas en bici, para bicicleta de montaña y de carretera.
Junto al Río Turia, se dispone el Balneario de Fuencaliente., el cual sobresale por las propiedades  de sus aguas, perfectas para tratar afecciones reumáticas y respiratorias, así como trastornos de motricidad, celulitis, etc.
El Barranco de Falfiguera, por su parte, es otro de los grandes encantos de esta estupenda población. Este paraje, posee una zona de difícil acceso, descubierta en 1998,  que alberga pinturas rupestres de gran valor histórico.
Por otro lado, de la arquitectura religiosa puede visitarse la Iglesia de la Virgen de los Ángeles, construida sobre una antigua mezquita, y la Ermita de Santa Bárbara, un edificio originariamente gótico que dispone de una sola nave con pilastras y bóveda de crucería.
Otra de las cosas que sobresalen del paisaje de Chulilla son las numerosas fuentes, algunas de ellas  permanentes y otras que surgen en función de las lluvias. La principal y más grande de todas es la Fuente del Balneario, que abastece al balneario y al  pueblo en su totalidad. También, vale la pena mencionar a las fuentes de la Rinconá, Corachana,  Terrosa, Mortaina, Pelma, La Maza y El Lebrecillo, entre muchas otras.
De este modo, no es difícil afirmar que Chulilla es un buen lugar para descansar, disfrutando de la naturaleza de su entorno y de la amplia oferta de actividades deportivas y lúdicas.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/b/b1/ES_Valencia_Chulilla.jpg/800px-ES_Valencia_Chulilla.jpg

Playas de Zahara de los Atunes

Zahara de los Atunes es una localidad de la provincia de Cádiz, que cuenta con una gran afluencia de turistas gracias a que cuenta con maravillosas playas vírgenes, de arena fina y dorada, además de un apacible clima.
La playa de Zahara, que se prolonga hasta el cabo de Gracia, posee un entorno de excepcional belleza, en el que el color de su frondoza naturaleza contrasta con las aguas cristalinas del mar. Desde aquí, pueden obtenerse vistas del continente africano. Además, resulta el lugar ideal para la realización de deportes acuáticos, tales como submarinismo y windsurf. Esta playa se halla dominada por el Faro de Gracia, cuya construcción data del siglo XVI, desde donde se puede contemplar el paisaje ofrecido por la playa del Cañuelo, ubicada en terreno militar que se dispone en el interior del Parque Natural del Estrecho.
Otras playas situadas en los alrededores de Zahara son: la playa de Cañillos y Pajares, en el municipio de Barbate, y la de Zahara de los Atunes y Atlanterra, que se erige en la zona conocida como Atlanterra.
La enorme belleza y la variedad de servicios con los que cuenta la playa de Zahara, le ha valido ser condecorada con la bandera azul, galardón otorgado cada año por la Fundación Europea de Educación Ambiental a todas aquellas playas y puertos que disponen de determinadas condiciones ambientales y que son poseedoras de completas instalaciones. La oferta de ocio se concentra especialmente en los diversos bares de copas, muy populares por los conciertos nocturnos que allí se organizan, así como en los distintos chiringuitos y restaurantes que se hallan dispersos por toda la localidad. Por su parte, los mercadillos artesanales también suelen ser muy concurridos por quienes visitan este destino.
Gracias a su espectacular entorno natural, los turistas pueden realizar actividades de todo tipo, que incluyen desde paseos en barcos de recreo hasta rutas a caballo por la zona de la playa y caminatas por el interior del Parque Natural del Estrecho.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/4/4d/ZaharaAtunes1120.jpg/800px-ZaharaAtunes1120.jpg

El Camino de la Costa

El Camino de la Costa que se extiende desde Irún, en el límite con Francia, hasta Pobeña, en el acceso a Cantabria, nos ofrece una perspectiva distinta de Euskadi. EL trayecto es una forma de recuperar las antiguas costumbres de los reyes de Europa en su peregrinación a Santiago de Compostela
El Camino de la Costa data de la misma época que el Camino Francés, el más transitado por los peregrinos que van hasta Santiago. En el pasado, era utilizado principalmente por los miembros de la corona y nobleza europea que deseaban evitar transitar por los territorios en los que se libraba la Reconquista.
La ruta tiene su punto de inicio en Irún, en el Puente Internacional de Santiago, sobre las aguas del río Bidasoa. Desde aquí, tras hacer un recorrido por su casco histórico, vale la pena dirigirse hacia Hondarribia, una ciudad amurallada monumental que concentra una variada oferta turística.
Luego pasar por Pasajes de San Juan y Pasajes de San Pedro, dos atractivos pueblos pesqueros, arribamos a la capital guipuzcoana, San Sebastián. Allí, se puede dar un paseo por el casco viejo, visitar el Kursaal, recorrer el Paseo de la Concha, subir hasta el mirador del monte Igueldo o divertirse a pleno en su parque de atracciones.
Al abandonar San Sebastián, la ruta conduce hasta Zarautz, una villa marinera a la que suelen concurrir los aficionados al surf.
A mitad de camino, rumbo al interior, se localiza Gernika, una ciudad de gran atractivo que ha sido inmortalizada en una de las obras más famosas de Picasso. La Casa de Juntas y el Árbol de Gernika, no pueden faltar en el itinerario. 
Tras dejar Gernika y pasar por Lezama y Zamudio, se llega a Bilbao, ciudad que dispone de una interesante oferta de ocio y cultura, que incluye como sus principales tesoros a la basílica de Begoña, el Museo Guggenheim y el Teatro Arriaga.
Saliendo de Bilbao, el periplo prosigue por las ciudades Barakaldo, Sestao y Portugalete, que se alzan sobre la margen izquierda de la ría del Nervión. En Portugalete está el Puente Colgante, también conocido como Puente de Vizcaya, una estructura de hierro, construida en 1893, que comunica Portugalete con Getxo y que ha sido declarado patrimonio de la humanidad.
El punto más occidental de la costa vizcaína es Muskiz, desde donde se puede ascender hasta Pobeña, sitio en el que se encuentra La Arena, la única playa natural de esta zona. Sus acantilados dan cuenta de su proximidad de Cantabria y marcan la finalización del Camino de la Costa vasca.

Imagen:

Wikipedia

Oferta de ocio en El Toyo

El Toyo es una urbanización de luzo, que se alza junto al Parque Natural de Cabo de Gata, a escasos 13 km. de Almería. En el trazado de la misma se han respetado los más altos estándares medioambientales, con el propósito de conservar la naturaleza del lugar y, a la vez, brindar confort y excelentes servicios a los visitantes.
La población, situada justo al lado de la playa, cuenta con 35 hectáreas de espacios ajardinados, con palmeras y diversos ejemplares de vegetación autóctona, un lago artificial, que posee un gran puente, un campo de golf,  un paseo marítimo con miradores de madera y numerosas sendas para bicicletas.
Al sur se hallan las urbanizaciones privadas, provistas en su mayoría con piscinas y pistas deportivas. En el centro, hay una amplia zona donde se disponen las villas de lujo. Mientras que en el sector más cercano a la línea costera hay hoteles de primera categoría.
En torno al lago, en la “Plaza del Mar“, se despliega una atrativa zona de ocio, que contiene restaurantes y bares, en cuyas terrazas es posible apreciar el encanto del lugar.
Por todo ello, es posible decir que El Toyo es el destino perfecto para distenderse, descansando en sus maravillosas playas de arena clara. Para los más activos, la urbanización cuenta con una importante oferta de ocio, la cual incluye deportes de aventura, submarinismo y paseos en camello.
Desde sus playas se puede acceder a la Casa Fuerte de la Cruceta, una construcción del siglo XVIII a la que puede apreciarse desde su exterior, debido a que no está permitido el ingreso de personas al interior de la misma.
Si llegamos hasta aquí, no podemos dejar de ir a Retamar, otra urbanización turística que tiene todo para relajarse y disfrutar unos días de puro ocio.

Imagen:

http://viajardespacio.com/wp-content/uploads/2012/07/playa_22.gif

Turismo familiar en Finestrat

Finestrat es un pintoresco pueblo cuyo paisaje costero, del que sobresale su Cala, se combina con el de montaña, donde se alza el Puig Campana (1.410 metros).  Se trata de un destino más que acogedor, ideal para visitar en familia o para pasar unos días solo a puro relax.
A tan sólo 5 kilómetros de distancia se halla el casco antiguo, el cual se dispone en lo alto de un cerro en cuya ladera se extienen sus calles estrechas, surcadas por bonitas casas colgantes.
En Cala Finestrat, además de disfrutar de sus aguas cálidas y cristalinas, es posible admirar su bello entorno de colinas. Se trata de una playa tranquila, ideal para pasar el día en familia, aunque también se puede optar por ir hacia las playas de Benidorm, ubicadas 3km al sur, que son sumamente bulliciosas.
En la zona de la costa se puede practicar todo tipo de deportes náuticos, mientras que la montaña es el mejor lugar para realizar diversas actividades, que incluyen desde excursiones hasta escalada.
La oferta de ocio local es tan variada que convierte a este destino en el ideal para el turismo familiar. A escasos 6 kilómetros del lugar se halla Terra Mítica, un parque temático sobre la historia de antiguas civilizaciones. Cerca de allí está Aqualandia, un parque acuático que dispone de toboganes inmensos, y Mundomar, parque marino que acoge ejemplares de animales exóticos, así como delfines y pingüinos.
También, otra opción es realizar un viaje en submarino desde Cala Finestrat hasta la Isla de Benidorm, para apreciar la riqueza de sus fondos marinos.
Y si todo esto no lo ha convencido aún, vale destacar que en Finestrat se lleva a cabo cada mes numerosas actividades culturales y de ocio, muchas de las cuales tienen como escenario a la playa o el Auditorio del Castell.

Imagen:

http://www.comunitatvalenciana.com/files/imagecache/img_entidades_480/playas/img/finestrat_011_1_2_3_2_4.jpg

Conoce el legado románico de León

León, ciudad situada en la Comunidad de Castilla y León, es un destino que nos conducirá hacia lugares que conservan el legado dejado por los romanos, así como a monumentos de origen medieval. A su vez, León nos ofrece la posiblidad de recorrer los puntos clave del Camino de Santiago.
Para empezar, podemos acercarnos hasta la catedral de Santa María, templo que exhibe un impactante estilo gótico francés y en cuyo interior es posible contemplar sus atractivas vidrieras. Otro de los monumentos religiosos que más se destacan es la  basílica de San Isidoro, construcción de estilo románico que contiene un panteón donde descansan los restos de los reyes de origen leonés.
Para apreciar mejor la arquitectura religiosa de la ciudad, vale la pena visitar el Convento de San Marcos, además de las iglesias de Nuestra Señora del Mercado, la de de San Salvador de Palat del Rey y la iglesia de San Marcelo.
Uno de los lugares de parada obligada es la Casa de Botines, obra de Antonio Gaudí. Pero también podemos aprovechar para realizar un recorrido por las murallas de origen romano, de las cuales solamente quedan algunos restos, como es el caso de la Puerta de la Moneda.
Otra alternativa interesante es marcar un itinerario por sus  palacios, que son una clara muestra del esplendor que tuvo antiguamente la ciudad de León. Así, por ejemplo, podemos incluir en nuestro periplo al palacio de Los Guzmanes, de forma cuadrangular, y el Palacio del Conde Luna, característico por su encantadora portada de piedra.  El Palacio del Marqués de Torreblanca, el Medieval y el de los Marqueses del Prado, no tienen desperdicio.
Si vamos de paseo, tenemos que hacer en León, un paseo por su Plaza Mayor y la Puerta del Castillo que  en la antigüedad era una de las puertas de entrada a la ciudad. Hay que hacer en León un recorrido por la judería donde se encuentra el Castrum Ludeorum y yacimientos que muestran como vivía la comunidad hebrea. Una visita  obligatoria que hay que hacer en León es por el barrio húmedo donde están la mayor parte de bares y restaurantes de la ciudad.
Para conocer mejor la cultura e historia de esta impactante ciudad, podemos recorrer sus museos, como el Museo de León, que expone piezas de la historia de la provincia junto a una interesante colección de objetos romanos, el Museo de la Real Colegiata de San Isidoro, al que popularmente se lo conoce como la Capilla Sixtina del Románico por el gran número de frescos que alberga, y el Museo Etnográfico Ildefonso Fierro, donde pueden apreciarse objetos tradicionales de la cultura leonesa.

Imagen:

Wikipedia

Turismo de mar y montaña en la Costa Vasca

Para descubrir el encanto del litoral vasco, emprendemos un viaje por la carretera que va desde San Sebastián hasta Zumaya. A lo largo del camino, tendremos la posibilidad de conocer los pueblos que, además de sus interesantes tradiciones, cuentan con una costa dibujada por acantilados y playas que invitan al ocio.
En apenas unos pocos kilómetros la costa donostiarra aglutina una amplia oferta de turismo de mar y montaña, que nos lleva a conocer sus principales atractivos culturales y paisajísticos. Tan sólo 55 kilómetros separan San Sebastián de Zumaya, pero en ese trayecto es posible realizar algunas paradas, como en las poblaciones como Orio, Zarauz o Guetaria.
En Orio, nuestra primera parada, tendremos la oportunidad de contemplar la ribera del río Oria y adentrarnos en él en piragua o canoa. A escasos 15 minutos de esta población, se encuentra el barrio de Talaimendi en Zarauz, sitio que presenta el entorno rural tan típico de la costa vasca. Luego de visitar la ermita de San Pelayo, tomamos la senda que sube al alto de Talaimendi, maravillosa atalaya desde donde se obtienen excelentes panorámicas de una de las playas de mayor extensión del Cantábrico, muy elegida por los amantes del surf por sus grandiosas olas.
En dirección al oeste, se halla el promontorio de San Antón de Guetaria, al cual se lo conoce popularmente como El Ratón dado a su similitud con un roedor. El nombre de este monte deviene de una ermita que fue destruida a mano de los franceses a fines del siglo XIX, donde hoy los verdaderos protagonistas de este lugar son los prados y los campos de vides.
Partiendo de Guetaria hacia Zumaya, nos detenemos en la playa de Itzurun, sitio en el que se halla un centro de talasoterapia muy singular. Se trata del Hotel Talasoterapia Zelai, que se alza sobre el antiguo Palacete Zelai, muy famoso por sus piscinas de agua marina y termal. Vale destacar que el fondo marino de la playa de Itzurun conforma uno de los mejores ecosistemas de toda Europa. En sus acantilados se encuentra un interesante tesoro natural, la playa fósil, que se caracteriza por sus formaciones rocosas milenarias.

Imagen:

letsbonus.com