Ocio y naturaleza en Sallent de Gállego

Sallent de Gállego es un bello municipio del Alto Gállego, erigido en un magnífico paraje natural a los pies del Embalse de Lanuza y el Río Aguas Limpias.       
Su centro urbano se encuentra atiborrado de las tradicionales casonas del pirineo, construidas sobre macizos muros de piedra. Los tejados, de grandes pendientes, se hallan rematados por chimeneas de  formas muy particulares.
A través de un puente bajo medieval, por demás pintoresco, conocido como Puente del Paco, es posible cruzar las aguas del río.
La Iglesia Parroquial, por su parte, es una estupenda construcción erigida en el siglo XVI. Consta de una sola nave, en cuyo interior se conserva el retablo del altar mayor que data del siglo XVI y que ha sido declarado Monumento Histórico Artístico.
En Sallent es posible realizar numerosas actividades, que incluyen deporte, ocio, naturaleza, entre otras. También, el senderismo y la escalada pueden practicarse en los picos cercanos de Musales, Anayet, Midi d’Ossau o Balaitus.
Asimismo, el embalse de Lanuza y el río Gorgol son lugares muy elegidos para la realización de deportes náuticos y barranquismo. La amplia oferta deportiva y de ocio se completa con rutas a caballo por los alrededores de Sallent de Gállego y diversas modalidades de esquí en las estaciones de Panticosa y Formigal, ubicadas en las cercanías de la localidad.
Si nos dirigimos hacia el sur llegaremos al pantano de Búbal, en cuyo entorno hay diferentes alternativas para aprovechar.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/1/1d/Dans_les_rues_de_Sallent_de_G%C3%A1llego_2.jpg/800px-Dans_les_rues_de_Sallent_de_G%C3%A1llego_2.jpg

Por las sendas de Campóo de Enmedio

Campóo de Enmedio es un  municipio situado en pleno Valle de Campóo, que se erige en torno a la ciudad de Reinosa y que está conformado por 16 pueblos, de los cuales Matamorosa es la capital.

Posee un interesante patrimonio monumental, en el que se destacan las ruinas de Julióbriga, la ciudad romana más importante de Cantabria, que está ubicada en el actual pueblo de Retortillo. Otro de los principales monumentos es la colegiata románica de San Pedro de Cervatos, uno de los monasterios de mayor poderío de Cantabria. Asimismo, las iglesias románicas de Bolmir, Aldueso, Retortillo, Cañeda y Fombellida,  componen uno de los conjuntos más atractivos de la región.

En lo que respecta al patrimonio natural, el municipio posee parajes de gran interés especial interés, como es el caso del hayedo de Celada Marlantes, el bosque de Cervatos y la cabecera del río Hormigas. Al mismo tiempo, Campóo de Enmedio cuenta con dos corredores faunísticos, el primero comprende el tramo de Las Hachas, entre Cañeda y Lantueno, que posibilita el tránsito de los animales desde el Parque Natural Saja-Besaya a los montes de Aguayo y Campóo de Yuso. Mientras que el tramo que se extiende entre Cervatos y Pozazal, al sur del término municipal, constituye el paso obligado para la fauna que se desplaza hacia los montes de Valdeprado del Río, Norte de Burgos y Valderredible.

El término municipal de Campóo de Enmedio se encuentra atravesado por diversos caminos, como el “Sendero Histórico”, que proviene de Ampurias e ingresa a Cantabria por el Alto del Escudo. Tras recorrer Campóo de Yuso, la senda entra a Enmedio y continúa por la carretera hasta Reinosa, para luego pasar por el Pozo las Sanguijuelas y el nacimiento del río Besaya, hasta llegar a Aradillos, el Collado Somahoz y Brañosera, prosiguiendo después rumbo a Finisterre.

Otra opción para los aficionados al senderismo es recorrer el “Sendero del Ebro“, el cual sigue el curso de este río desde Fontibre hasta su desembocadura. El tramo que corresponde a Campóo de Enmedio ingresa desde Salces hasta Nestares y Reinosa, prosiguiendo por Bolmir, las ruinas de Julióbriga en Retortillo, finalizando la primera etapa en el santuario de Montesclaros.

Imagen:

Wikipedia

Iznatoraf natural

Quienes desean pasar unos días en contacto con la naturaleza, qué mejor que optar por hacerlo en Iznatoraf, un destino que, además de contar con un entorno natural envidiable, posee un trazado árabe, con callejuelas angostas y laberínticas que se disponen dentro de un recinto amurallado.
Recorriendo esa especie de laberinto que nos ofrece el casco urbano, podemos visitar la Iglesia de la Asunción, cuyo edificio de estilo barroco y manierista sobresale por sobre el resto del caserío. En su interior, conserva algunos tesoros como la sillería del coro y una colección de orfebrería.
Más allá de ello, los restos de las antiguas murallas son el principal monumento de este municipio, de cuyo recinto defensivo se mantienen en pie dos torreones así como cinco puertas que dan acceso a la villa.
Por su parte, la Ermita del Cristo de la Vera Cruz es otro de los edificios de especial interés. Se trata de un templo del siglo XVII, a pesar de que ciertos restos que se conservan en su interior parecen denotar que fue levantado en época anterior.
De sus enclaves naturales, se destacan la Cueva del Peinero, ubicado a poco más de 60 kilómetros de la población, que cuenta con una zona de recreo y un refugio forestal; el Paraje de La Parra, que también posee merendero; y el Paraje de Jesús del Monte, a donde puede llegarse en bicicleta o coche. Todos estos parajes, forman parte del Parque Natural de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas.
Durante los primeros días de septiembre, se llevan a cabo las Fiestas del Cristo de la Vera Cruz, con motivo de las cuales se realizan verbenas y encierros de vaquillas. ¡Una experiencia para no perderse!

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/2/2d/JDCANO_IZNATORAF.jpg

Valle del Ambroz: paisaje de montañas y dehesas

El Valle del Ambroz es un paraje de la provincia de Cáceres en el que conviven diferentes ecosistemas, situación propiciada por el contraste de altitudes.

A aquellos que deseen conocer este lugar, les proponemos hacer una ruta de montaña partiendo desde Hervás, para luego continuar camino por las dehesas que se encuentran entre las ruinas romanas de Cáparra y el embalse de Gabriel y Galán.

Comenzando el recorrido en Hervás, se debe tomar la carretera que conduce hacia Cabezuela del Valle. Durante el trayecto, es posible apreciar la rica flora y fauna de la zona, que incluye especies bien variadas. Una buena opción es complementar la subida al Puerto de Honduras en vehículo realizando algunos tramos a pie, sobre todo en las zonas de cumbres o bosque.

La segunda parte de la ruta nos lleva hacia la dehesa. Para ello, hay que tomar la salida de la autovía que va en dirección a Guijo de Granadilla y la presa de Gabriel y Galán, la cual está ubicada justo al lado de la estación de tren de Villar de Plasencia, actualmente abandonada. Durante el periplo, que nos lleva a atravesar una dehesa típica, pueden contemplarse diferentes especies como abubillas, rabilargos, grullas, etc. Luego de haber recorrido exactamente unos 4,4km, viramos a la izquierda para tomar otra carretera que nos llevará a una charca ganadera situada en el paraje de Fresnedillas donde podremos contemplar cigüeñas negras, carracas, chorlitos dorados y garcetas, entre otras especies.

Tras retomar el camino inicial y pasar junto a las ruinas y el arco romano de Cáparra, continuamos rumbo a la presa de Gabriel y Galán. Una vez allí, nos disponemos a apreciar la belleza natural del lugar y a observar a la diversidad de aves que lo habitan.

Imagen:

Wikipedia

Sierras centrales de Badajoz

Aquellos que deseen apreciar la riqueza ornitológica de Extremadura no pueden dejar de realizar una ruta por las Sierras centrales de Badajoz, itinerario que se extiende por las localidades de Almendralejo, Alange, Oliva de Mérida y Hornachos.

Las serranías del centro de Badajoz son consideradas auténticos “ecosistemas-islas” de enorme valor ornitológico que albergan un gran número de aves rapaces.

La ruta propuesta es larga y puede realizarse en coche en dos jornadas completas. Comenzaremos visitando la “Iglesia de la Purificación de Almendralejo”, templo religioso que ha sido declarado como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) pues alberga una gran  colonia de Cernícalo Primilla. Luego, proseguiremos por la histórica Vía de la Plata en dirección a Mérida, camino que discurre entre viñas y olivares de la llanura de Tierra de Barros, hasta llegar al “Embalse de Alange y Sierras Centrales de Badajoz”. Después de sobrepasar esta serranía seguiremos hacia Almendralejo, no sin antes realizar una parada en la Laguna de Melchor Gómez, un pequeño humedal en el que abunda la vegetación acuática.

Al atravesar el imponente muro de presa del Embalse de Alange, nos detendremos bajo los riscos del Cerro del Castillo de Alange, punto perfecto para la observación ornitológica. Aquí, es interesante recorrer a pie el trayecto que va desde la solana del Castillo hasta Alange, pudiendo realizar un alto en el camino en un yacimiento arqueológico que se encuentra en la misma calzada.

También, se puede visitar la zona de las Minas de Tierrablanca de La Zapatera, desde donde se obtienen maravillosas panorámicas de la Sierra de Peñas Blancas. Más adelante, realizaremos el descenso frente a la Cueva de la Zapatera en la Sierra de Juan Bueno, para continuar hasta Oliva de Mérida. La ruta incluye, además, una caminata por “Sierra Grande de Hornachos”, espacio natural de excepcional riqueza avifaunística que está conformado por Sierra de Pinos y Sierra Grande.

Paseo por Langreo

En la comarca de Valle del Nalón  se halla Langreo, un municipio que se encuentra rodeado  por las sierras de Foyedo y Paranza, además del cordal de Langreo.
Dicha villa, cuenta en su haber con importantes construcciones de enorme interés artístico. Tal es el caso de la Torre de la Quintana, la cual fue erigida durante el siglo XIV y que posee además una casa anexa, una especie de fortificación que exhibe el típico estilo de las casonas rurales.
Al mismo tiempo, Langreo posee dos atractivas casas barrocas: la casa de La Buelga, una construcción del siglo XVI que sobresale, además de por su arco y escudo, por una pequeña capilla anexa; y la casa de la Cima de Villa, una edificación de tres plantas que posee una capilla neogótica y dos retablos de estilo barroco. Además de estas dos construcciones, pede visitarse la Casa de los García Bernardo, la cual ha sido declarada Monumento Nacional debido a su marcado interés turístico.
Otra muestra sobresaliente de la arquitectura del lugar lo constituye el Palacio de Camposagrado, también conocido como Palacio de los Dorado. Se trata una vieja casa solar que perteneció a los Bernaldo de Quirós y que se encuentra circunscripta por bosques y jardines.
En el caso de las construcciones religiosas bien vale la pena visitar la Ermita de Nuestra Señora de El Carbayu, en cuyo interior conserva un atractivo retablo barroco. Además, desde aquí es posible disfrutar de las magníficas  panorámicas del Picu Polio.
Por su parte, la Iglesia de San Esteban, que ha sido declarada Monumento Nacional, sorprende por sus bellas portadas y por su estupenda estructura realizada enteramente en piedra y mampostería.
Respecto a los espacios naturales de Langreo, no podemos dejar de mencionar al bosquete de carrascos, de hasta diez  metros, y abedules en La Cuenca del Villar; y el  bosque de hayas, éste último ubicado en donde nace el Río Samuño.

Fuente:

  • http://ciudad.turismo.hispavista.com/c3637-langreo

Fin de semana en Los LLanos de Aridane

En la isla canaria de La Palma se halla la localidad de Llanos de Aridane, un sitio dotado de una naturaleza formidable y parajes espléndidos que lo dejarán maravillado, como es el caso de los de Volcanes de Ariadne, el Tubo Volcánico de Todoque, el Barranco de Las Angustias, Tamanca y El Remo.
Al mismo tiempo, Llanos de Aridane cuenta con un patrimonio monumental de sumo interés, encontrándose así lugares como la iglesia de Nuestra Señora de los Remedios, de estilo mudéjar, la cual fue erigida en el siglo XVI y que posee atractivos retablos barrocos, además de una torre a modo de fortaleza.  En su interior, alberga tallas flamencas, barrocas y neoclásicas, ornamentos sacros y platería. Continue reading

Burujón al natural

Burujón es una localidad ubicada en la comarca de Torrijos, al centro de la provincia de Toledo, que limita con las ciudades de Escalonilla, Puebla de Montalbán, Torrijos, Gerindote y Albarreal de Tajo. Este lugar es conocido por albergar a Las Barrancas de Burujón, uno de los parajes más bonitos y sorprendentes de la provincia y, por ende, su principal atractivo turístico.

Las Barrancas de Burujón se sitúan a unos 6 kilómetros del término municipal. Se trata de un conjunto de pronunciadas pendientes de tierra caliza de aproximadamente un kilómetro de extensión, modeladas durante siglos por la erosión del viento y de las aguas del Tajo, en cuyo interior alberga al embalse de Castrejón. En la actualidad, es una senda ecológica que dispone de miradores naturales, los cuales resultan más que perfectos para la observación de aves que allí se refugian. El Pico del Cambrón, que supera los cien metros de altitud, es su mayor elevación.

En el casco urbano destaca la Capilla de San Pantaleón, que fue construida a fines del siglo XVII. La capilla consta de una nave lateral, usada en el pasado como baptisterio, y parte de la estructura de la antigua iglesia parroquial. La actual Iglesia Parroquial, dedicada a San Pedro Apóstol, es de estilo vanguardista y acabó de construirse en 1961. Sus elementos más sobresalientes son la Puerta San Sebastián, la Pila Bautismal y la Reliquia de San Pantaleón.

Otro de los sitios de interés es el Ayuntamiento, edificio construido en 1920, aunque en el año 2005 fue sometido a reformas. En su torre, exhibe un reloj analógico del siglo XIX.

Además, cerca de la plaza de España, puede contemplarse el escudo de los Condes de Cifuentes, quienes compraron la localidad allá por el año 1629 a Felipe IV.

En pocas palabras, Burujón sorprende al viajero con un monumento natural, tan sorprendente como desconocido, como aditamento a sus ya clásicos sitios de interés.

Imagen:

diputoledo.es

El entorno serrano de Aznalcóllar

Aznalcóllar es un municipio de casi 6 mil habitantes que está ubicado al noroeste de la provincia de Sevilla, en la zona limítrofe con Huelva.

El entorno de Aznalcóllar está calificado desde 1986 como Complejo Serrano de Interés Ambiental. En Corredor Verde del Guadiamar, curso fluvial que comunica el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche (Sierra Morena) con el Parque Nacional y Natural de Doñana, confluyen el Pantano de Aznalcóllar, el río Agrio y las Marismas del Guadalquivir. Esta zona está abierta al público, y ofrece una interesante diversidad de especies vegetales y animales.

El paseo por este municipio puede incluir la visita a la Capilla de la Cruz de Arriba, edificio de una sola nave que data del año 1899, en cuyo interior alberga el retablo de la cruz y el de la virgen.

Asimismo, reviste de interés apreciar los restos del antiguo acueducto romano de itálica, el cual comenzó a contruirse en el siglo I.

Del Castillo de Aznalcóllar, fortaleza de origen medieval situada detrás del cementerio, solamente se conserva una pequeña parte pero bien vale la pena visitarlo.

La Capilla de la Cruz de Abajo es otra de las muestras de la arquitectura religiosa local. La capilla fue construida en 1946 en el mismo sitio en el que se hallaba la cruz de hierro fechada del 1780. Es una construcción de planta rectangular y cubierta por bóvedas de cañón, que contiene interesantes piezas de orfebrería.

El paseo culmina en la Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación, templo del siglo XVIII y de estilo barroco, cuyo crucero está cubierto por una cúpula.

Diferentes propuestas para recorrer el Embalse de Orellana

El Embalse de Orellana, situado entre las comarcas de La Serena y Vegas Altas del Guadiana, es uno de los tres grandes embalses que regulan las aguas del río Guadiana. Los valores ambientales que alberga son una excelente razón para emprender una ruta por este paraje.

La localidad de Casas de Don Pedro es el punto de inicio de esta ruta. Allí, tomaremos la carretera BA-137 rumbo a Talarrubias. A tan solo  1 km de distancia, vale la pena desviarnos un instante para conocer el Azud de Casas de Don Pedro, sitio perfecto para observar aves acuáticas. Luego, retomamos el camino hasta llegar al Camping “Puerto Peña”, que se encuentra justo al lado del Centro de Interpretación de la Fauna Rupícola de Puerto Peña. Proseguimos en dirección a Valdecaballeros hasta el “Mirador de Puerto Peña”, lugar de parada obligada si deseamos dedicarnos a la observación de las aves de los roquedos.

El segundo tramo de la ruta discurre entre Puerto Peña y Puebla de Alcocer. El tráfico en este trayecto suele ser escaso, podremos disfrutar de un recorrido apacible hasta arribar a Talarrubias y de apreciar diferentes hábitats, entre los que se incluyen dehesas, pastizales y olivares. En las afueras de Puebla de Alcocer están las ruinas del Convento de Nuestra Señora de la Asunción, habitadas por una importante colonia de cernícalos primillas.

La tercera parte de la ruta se extiende desde Puebla de Alcocer, pasando por Cogolludo, hasta Orellana la Vieja. En este caso, circularemos por un tranquilo camino mientras disfrutamos del maravilloso paisaje verde de las sierras.

El último tramo, nos llevará desde Orellana La Vieja hasta Puebla de Alcocer, para apreciar el entorno del Embalse de Orellana y observar  las aves estepáricas que habitan entre los pastizales naturales y cultivos de cereal.

Imagen:

Wikipedia