Mijas, bella por donde se la mire

Mijas, es un municipio que está situado en plena Costa del Sol Occidental y que se caracteriza por su entorno de lomas, cerros y ondulaciones. Está dividido en tres núcleos urbanos: Mijas Pueblo, en la sierra, Las Lagunas, en Mijas Costa, y La Cala, núcleo costero donde se extienden sus 12 km. de playa.
Podemos empezar por visitar la Ermita Virgen de la Peña, donde se venera la imagen de la patrona de Mijas. Su particularidad reside en que se halla  excavada en una roca, contigua al mirador de El Compás.
En la falda de la sierra, se localiza la Ermita del Calvario, la cual fue construida  en 1710 y que en el pasado era utilizada por los monjes Carmelitas como retiro espiritual. Si bien la ermita abre sus puertas únicamente los viernes de Cuaresma, vale la pena subir para apreciar las sensacionales vistas que ofrece de la  costa y del mediterráneo.
El Museo de Miniaturas “Carromato de Max”, que exhibe obras de más de 50 países, constituye uno de los museos más curiosos del mundo. Este lugar puede ser considerado de visita obligada por el carácter de sus muestras.
Para aquél que quiera conocer más sobre el pasado del municipio, puede visitar la Casa Museo, un sitio de carácter etnográfico que da cuenta de los antiguos oficios y tradiciones de la villa. Aquí, además de realizar sendas exposiciones de arte, se recrean dos molinos de aceite, una bodega de vino y una casa tradicional.
Otros atractivos de gran interés son la Plaza de Toros, que llama la atención por su forma ovalada; así como la muralla, que presenta los restos de la antigua fortaleza donde se emplazaba la villa; los jardines, que fueron diseñados para que esté cubierto de flores durante todo el año; y el mirador, uno de los más impactantes de la costa.
Párrafo aparte merecen las Cuevas de la Antigua Fragua, que representan una fiel muestra de la arquitectura natural de Mijas. Por la orografía del terreno, muchas casas utilizaban estos espacios como cuadras con el fin de guardar los animales o incluso como alacena, debido a que mantienen la misma temperatura a lo largo de todo el año.
La Serranía de Mijas, constituye un lugar ideal para contemplar bellas vistas panorámicas y disfrutar de un tranquilo paseo por su entorno natural. Hay diversas  rutas de senderos, que permiten apreciar de cerca la morfología de la serranía, que se caracteriza por sus pronunciadas cañadas y atractivas cuevas.
En sus 12 km. de costa, Mijas posee estupendas playas, como Faro Calaburras, el Charcón, la Butiplaya y Calahonda, por mencionar sólo algunas.
Junto al paseo marítimo, se halla el Centro de Interpretación de las Torres Vigías, más conocida como Torreón, una bonita torre almenara que, en sus orígenes, poseía un carácter defensivo.
Por otro lado, gracias al buen clima de Mijas, se pueden practicar  infinidad de actividades deportivas al aire libre, como parapente, ala delta, senderismo, golf, submarinismo y deportes de montaña.
De más está decir que si visitamos Mijas no podremos resistirnos a subirnos a los Burros-Taxis, uno de sus principales atractivos turísticos, para dar una vuelta o, simplemente, para fotografiarnos.

Imagen:

http://www.destinoespana.com/

Por La Puebla de Valverde

La Puebla de Valverde es una localidad de la Comarca de Gúdar-Javalambre, en Teruel, que se levanta justo al pie de la Sierra de Javalambre.
Dentro de su término municipal, se halla el punto más alto de la provincia de Teruel, con 2020 metros, y de sus mojones comienzan las pistas de esquí de la Estación de Esquí de Javalambre.
Se trata de un paraje característico de la alta montaña mediterránea, que ha sido modelado por efecto de procesos periglaciares y kársticos, lo cual le ha valido  la inclusión en el listado de Lugares de Importancia Comunitaria.
El núcleo poblacional se ubica sobre una colina, estructurado en torno a la Calle Mayor. Entre sus principales atractivos se encuentran la Iglesia Parroquial de Santa Emerenciana, templo de una sola nave de estilo gótico-renacentista, la Ermita de Loreto, del siglo XVI, y las Casas de la Calle Mayor, las construcciones más tradicionales del lugar.
De la antigua muralla, conserva el Portal de Teruel, con portada de sillería apuntada y el Portal de Valencia, que está ubicado en un lienzo de la muralla en buen estado de conservación y junto al cual se hallan los restos de un Torreón. Ambas puertas, datan de los siglos XII-XIII.
Mención especial merece el yacimiento arqueológico de Los Castillejos, que conserva restos de edificaciones y lienzos de murallas de origen ibérico y romano. 

Imagen:

http://viaverdeteruel.blogspot.com/2010/11/la-puebla-de-valverde.html

Qué ver en Córdoba

La ciudad de Córdoba, se destaca por poseer el segundo casco histórico más grande de Europa, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, lo cual la convierte en dueña de un importante legado cultural y monumental.
Tanto su situación estratégica, por su cercanía al Río Guadalquivir, como la herencia de los distintos pueblos que se asentaron en estas tierras, convirtieron a la ciudad en un lugar realmente privilegiado.
Es en el casco histórico donde se ubican la mayoría de los edificios históricos, siendo el  más importante la Mezquita de Córdoba y actual Catedral que, conjuntamente con el Puente Romano, forman la parte más conocida de la ciudad. De la época romana, se conservan el Templo romano, el Mausoleo, el Teatro romano, el Foro colonial, el anfiteatro y los restos del Palacio del Emperador Maximiano Hercúleo, concentrados en el Yacimiento Arqueológico de Cercadilla.
En las cercanías a la Mezquita-Catedral, se sitúa la antigua Judería, compuesta por numerosas calles irregulares, en las que se emplazan la Sinagoga y la Casa de Separad, entre otros sitios de interés. En el suroeste del casco histórico, está el Alcázar de los Reyes Cristianos, que antiguamente sirvió de alojamiento de los reyes y fue sede de la Inquisición. Contiguo al mismo, se localizan las Caballerizas Reales, sitio de crianza del caballo andaluz, en cuyas proximidades están los antiguos Baños Califales. 
A lo largo del curso del Guadalquivir, se hallan los Molinos del Guadalquivir, construcciones de la época musulmana que hacían uso de la fuerza de la corriente para moler la harina. 
De la muralla, que rodea la totalidad del casco histórico,  se conservan algunos lienzos; como por ejemplo la Puerta de Almodóvar, la Puerta de Sevilla y la Puerta del Puente, además de la Torre de la Malmuerta, la Torre de Belén y la Torre de la Puerta del Rincón, entre otras
Algunos de los edificios palaciegos que se aglutinan en el casco antiguo son el Palacio de Viana, Palacio de la Merced, Palacio de los Luna y el Palacio del Marqués de Benamejí, entre otros.
En las afueras de la ciudad, se localiza el conjunto arqueológico de la ciudad de Madinat Al-Zahra, que junto con la Alhambra de Granada representa la cumbre de la arquitectura hispanomusulmana.
Además de recorrer su gran variedad de museos, vale la pena disfrutar del Jardín Botánico, que se alza a orillas del Guadalquivir, y que alberga el Museo de Etnobotánica y el Museo de Paleobotánica, éste último es famoso por realizar exposiciones de fósiles vegetales de todas las edades geológicas.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/b/b2/Alcazar_%2812%29.jpg

Morella, ciudad amurallada

Al norte de la provincia de Castellón se encuentra Morella, ciudad capital de la comarca de Els Ports cuyo término municipal es el más grande de la provincia.
Se trata de una ciudad majestuosa, ubicada sobre un monte y coronada por su Castillo en lo alto del mismo. 
Esta ciudad amurallada es dueña de una prolífica historia. Ha sido fundada por los árabes, manteniéndose siempre muy vinculada a personajes y episodios del pasado. De ahí que puede considerarse a Morella como una población de extraordinario interés.
Podemos comenzar por visitar la Basílica Santa María, una construcción gótica que sobresale por el coro y el órgano que data del siglo XVIII. En su interior, dispone de un Museo Eclesiástico, donde es posible apreciar cada uno de los tesoros que allí se conservan.
También, vale la pena acercarse hasta el Convento de Sant Francesc, cuya sala capitular capta la atención por las pinturas al fresco de la danza de la Muerte que conserva.
Bien en lo alto de la población, sobre la “Mola”, una especie de recinto defensivo natural, se alza el Castillo de Morella, símbolo de esta población. En la zona donde se levanta el castillo aparecieron diversos restos prehistóricos; ibéricos y romanos, por lo que ha sido declarado Bien de Interés Cultural.
La muralla, que rodea toda la ciudad, le confiere un encanto especial a Morella. Aún se conservan 6 puertas y 14 torres.
Por otro lado, podemos optar por pasear por el Bosque de Pereroles, el cual constituye uno de los espacios naturales más representativos y valorados por el pueblo morellano. Pereroles, un vasto pinar con diferentes y atractivas rutas, puede decirse que combina un fantástico entorno natural, la quietud de la montaña, la estancia en sus refugios y la oportunidad de experimentar sensacionales aventuras, que pueden ir desde buscar setas en otoño o practicar deportes de alto rendimiento como escalada, senderismo o recorridos en bicicleta de montaña.
Al mismo tiempo, si visitamos Morella podemos hacernos un tiempo para dar un pequeño recorrido por sus museos, el Museo Temps de Dinosaures, que exhibe restos fósiles de diversas especies de dinosaurios del periodo cretácico que fueron encontrados en Morella; y el Museo Temps  D’Historia, el cual dispone de tres salas que están dedicadas a la prehistoria, el gótico y el carlismo, con piezas artísticas y arqueológicas de enorme interés.
Imagen:

http://www.castellon.net/wp-content/uploads/morellacastellon.jpg

Puertomingalvo, ciudad amurallada

Puertomingalvo, balcón del Maestrazgo al Mediterráneo, es una pequeña localidad amurallada que está situada en los confines de Aragón, en pleno Parque Cultural del Maestrazgo.
La población, que conserva un estilo noble y rural, dispone de edificaciones de dos o tres alturas, de carácter por demás popular. A lo largo de todo el casco histórico es posible apreciar atractivos portales, aleros de madera y detalles ornamentales, lo cual le ha valido su declaración como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Conjunto Histórico Artístico, allá por el año 1982.
Si deseamos apreciar una de las principales muestras del gótico civil, pues entonces debemos visitar el Ayuntamiento, una construcción del siglo XIV, que representa la verdadera joya del municipio. La estructura es de piedra de sillería en su totalidad, y cuenta con ventanas geminadas de una sola pieza, conservando por completo  su estructura de concejo medieval.
El Hospicio Poma o Fundación St. María de Gracia, cuya fundación data de la primera mitad del siglo XV, es una institución de Aragón de gran historia, que merece ser conocida.
Otro de los grandes atractivos del lugar es el Castillo, una fortaleza del siglo XII que es todo un ejemplo de la arquitectura militar, pues fue construido con fines estratégicos y defensivos. Está ubicado en la parte alta del espolón de roca calcárea en el cual está asentada la villa.
Los barrancos, así como las simas y cuevas, sendas y caminos, dan la posibilidad de practicar actividades y deportes al aire libre como por ejemplo descenso de barrancos, senderismo, equitación, escalada y espeleología.
También, vale la pena darse una vuelta por las ermitas del pueblo, como es el caso de la Ermita de San Bernabé, localizada en un enclave de verdes prados, y la de Santa Bárbara, situada en las afueras y desde donde se puede observar la bella postal que entrega el mar Mediterráneo en los días claros.

Imagen:

http://www.laspain.com/Teruel/Puertomingalvo_Teruel4.jpg