Morro Jable, un destino sin igual

Fuerteventura es la isla más desértica de las Canarias, razón por la cual esto la hace acreedora de las mejores playas de arena dorada de las costas del Océano Atlántico. En Fuerteventura, vale la pena visitar Morro Jable, uno de los centros urbanos más trascendentes del municipio de Pájara.
Al sur de la isla, te aguarda Morro Jable, que impacta con sus más de 4300 metros de playa de aguas serenas. Se trata del destino indicado para aquellos que deseen escapar del ruido y descansar.
Morro Jable forma parte del conjunto de playas de Jandía, que junto a Playa del Matorral, de Esquinzo-Butihondo, del Barranco de los Canarios, de Sotavento, Costa Calma y La Lajita integran los casi 70 kilómetros de costas y dunas, con un paisaje natural inigualable.
Morro Jable ofrece inmejorables condiciones para la práctica de toda clase de deportes náuticos, como surf, buceo, pesca, submarinismo, paseos en catamarán y windsurfing. También, dispone de óptimas instalaciones para practicar otros deportes como tenis, equitación, golf y mountain-bike.
Su núcleo poblacional de Morro Jable se extiende a lo largo de su puerto pesquero. No pierdas la oportunidad de conocer la Campana de Morro Jable, la cual consiste en una gran boya acompañada de una atractiva leyenda. En el extremo de la Playa del Matorral está el Faro de Morro Jable, una construcción original y llamativa que representa un verdadero hito de referencia en el entorno costero, que se compone  de una torre troncocónica de 60 metros de altura.
Si viajas a Morro Jable no puedes resistirte a probar sus exquisitos platillos a base de pescados frescos y carne de cabrito.
En fin, si buscas un destino mágico, en Fuerteventura lo encontrarás. Después de conocer Morro Jable, no existirá otro lugar igual.