Moriles, tierra del buen vino

Moriles es un municipio de la Campiña Sur de Córdoba, muy conocido por ser donde se produce uno de los mejores vinos de España. De hecho, los orígenes de este lugar se hallan estrechamente ligados al vino, porque alberga amplias zonas en sus alrededores donde se  pisa la uva.
Para conocer mejor la población, podemos comenzar por visitar la Parroquia de San Jerónimo; un templo de estilo neoclásico en cuyo interior posee un retablo del siglo XVII.
Las Bodegas de San Rafael, con sus techos de ladrillo y la maquinaria para la extracción del vino, que conservan en su estado original, es otro de los sitios de interés para conocer.
Fuera del casco urbano es posible apreciar el verdadero encanto de su entorno natural en lugares como la Laguna del Rincón, un reservorio natural en donde se pueden contemplar algunas especies en extinción.
También, aquellos que opten por el turismo rural no pueden dejar de conocer el Cortijo Lagar el Patriarcal, cuyas instalaciones han sido declaradas de interés turístico.
Aparte del exquisito vino fino propio de la zona, no hay que perderse la oportunidad de degustar los platos típicos de Moriles, como es el caso de los flamenquines.

Imagen:

http://mw2.google.com/mw-panoramio/photos/medium/30765911.jpg

Moriles, la cuna del buen vino

Moriles es una localidad de la Campiña Sur de Córdoba que es muy popular por su vino, considerado uno de los mejores de España. Es por ese motivo, que todo aquél que visita este municipio no pierde la oportunidad de probar el rico vino fino  de Moriles. De hecho, en todo su entorno es posible contemplar amplias zonas de viñedos y lagares, donde se pisa la uva para la obtención del vino.
Además de este producto, que fue elaborado por la población desde sus orígenes, vale la pena apreciar los yacimientos arqueológicos que dan cuenta del paso de unas nueve culturas distintas.
En la ruta cultural por este municipio, prefijamos efectuar varias paradas. Una de ellas es en la Parroquia de San Jerónimo; un templo de estilo claramente neoclásico en cuyo interior alberga un antiguo retablo que perteneció en el pasado a otra población.
En esta tierra del buen vino, las Bodegas de San Rafael son de paso obligado. Las mismas conservan su estructura original, con tejados de ladrillo y la maquinaria correspondiente para la elaboración del vino.
Saliendo del casco urbano, es posible disfrutar de su entorno natural visitando por ejemplo la Laguna del Rincón, una reserva natural que alberga una rica flora y fauna.
Para aquellos que gustan de hacer turismo rural, una buena opción es acercarse hasta el Cortijo Lagar el Patriarcal, cuyas instalaciones han sido nombradas de interés turístico.
En cuanto a la gastronomía de Moriles, los flamenquines es uno de los platos más característicos de esta población, siendo perfectos para acompañar con una buena copa de vino de la zona. Todo es válido para disfrutar de este destino de especial encanto.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/5/52/01.Moriles_vista_general.jpg/800px-01.Moriles_vista_general.jpg