Velefique: pueblo de acogida

Velefique es un pueblo de Almería, poseedor de un importante legado histórico. Antiguamente era conocido por su carácter de pueblo de acogida, pues en la época de los musulmanes guareció en sus tierras a una secta jarichí que era muy hostigada en Córdoba.
Antes de ello, allá por el siglo VIII, cobijó a un grupo de bereberes que se establecieron en toda la comarca, conducidos por la reina al-Kahima. De todos modos, fue durante la época de los moriscos cuando alcanzó su mayor esplendor. En efecto, gran parte de las edificaciones todavía conservan su fachada blanca que junto  a la pizarra, muy frecuente en sus callejas, vuelven al paseo por esta villa una experiencia más que recomendable.
Entre sus yacimientos arqueológicos, se destacan una fortaleza datada en la Edad Media, situada en la ladera que lleva hacia la Sierra de Filabres; y los restos de la muralla de la Casa de la Balsa.
Además, Velefique cuenta con interesantes monumentos en su casco urbano, como por ejemplo la Iglesia de Santa María, un templo del siglo XV en cuyo interior conserva una imagen de la Purísima Concepción, de gran valor histórico y artístico. Desde su torre, puede contemplarse una postal del valle de la Sierra de Filabres, considerada una zona perfecta para practicar senderismo.
Si visitamos Velefique, no podemos dejar de probar el cocido de morcilla o los bollos de nata, manjares característicos de la gastronomía local.

Imagen:

http://velefique.files.wordpress.com/2010/06/velefique-verano-de-2006-por-fernando-gomez-mancha-13-1600×1200.jpg

Salamanca, única e imperdible como pocas

 

Salamanca, es conocida por ser una ciudad de una vasta riqueza monumental. Manifestaciones artísticas del románico, gótico, plateresco y barroco pueden apreciarse en las catedrales, palacios, iglesias y conventos.
Entre sus principales atractivos se encuentra la Cueva de Salamanca, situada en la iglesia de San Cebrián. Según la leyenda, en esta cueva el diablo enseñaba magia negra a los estudiantes. Otro sitio de marcado interés es el Huerto de Calixto y Melibea, un bello jardín de rasgos musulmanes que invita a un paseo que exalta  los sentidos con el aroma de sus plantas y árboles frutales.
Al mismo tiempo, vale la pena realizar una visita al centenario Café Novelty, sitio que sirvió de inspiración para el famoso  escritor Torrente Ballester.

Continue reading

La arquitectura popular de Cornago

Cornago es una villa de la provincia de La Rioja, que se halla ubicada en la margen derecha del río Linares.

Uno de sus principales encantos es el Castillo de Cornago, un edificio rectangular  que posee cuatro torres en sus extremos. Vale destacar que el interior del mismo se encuentra vacío debido a que fue convertido en cementerio.

Cerca del castillo está la iglesia parroquial de San Pedro, una construcción de sillería y ladrillos de una sola nave, que data del siglo XV. Junto a ella se ubica la capilla de la Virgen de la Soledad, en cuyo interior es posible apreciar un atractivo retablo mayor de estilo barroco.

El conjunto arquitectónico del templo y el castillo, y el paseo que se alza junto a él, conforman una visita sumamente interesante. Incluso, desde allí se pueden contemplar panorámicas maravillosas de  la comarca.

Otro de los monumentos más destacados es el Palacio de Los Baroja, una fortaleza del siglo XVI que se localiza en el Barrio más antiguo de Cornago.

En el término municipal, vale la pena visitar la Ermita de San Blas, situada donde se cree que en el pasado se erigió  el barrio judío. Según los lugareños, antiguamente esta ermita era una sinagoga.

En el pasado, Cornago fue un pueblo amurallado y aún se conservan algunas puertas de la muralla. Vale la pena señalar que esta Villa posee un ambiente especial y de singular belleza, ya que sus calles se encuentran empedradas y surcadas por importantes construcciones,  como la de los Ramírez de Baroja.

En la ladera del castillo se hallan los restos de la Nevera, un edificio de origen morisco que era utilizado para almacenar nieve durante el invierno para poder usarla luego en el verano con fines terapéuticos y también para la conservación de alimentos.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/8/8b/Cornago_43334322.jpg/800px-Cornago_43334322.jpg

Conoce Hondarribia

La ciudad de Hondarribia está ubicada en la provincia vasca de Guipúzcoa, a escasos 20 kilómetros de San Sebastián.
El casco antiguo de la ciudad está conformado por una plaza militar amurallada, ya que en sus orígenes,  debido a su situación geográfica, sufría permanentes ataques de piratas. Por el gran número de monumentos y edificios, esta zona de Hondarribia ha sido declarada Monumento Histórico Artístico.
Dentro del recinto amurallado, se encuentra la plaza de Armas, donde podrás conocer el Castillo del emperador Carlos V, el cual hoy en día es un parador. Muy cerca de allí, está la parroquia de Santa María de la Asunción, un templo de estilo gótico que data del siglo XV que sobresale por su alta torre de estilo barroco.
Nada mejor que recorrer a pie el casco antiguo, de ese modo podrás disfrutar de cada uno de los detalles. En la Calle Mayor se pueden apreciar atractivos edificios de arquitectura civil, como es el caso del Ayuntamiento, el cual se destaca por su fachada de estilo barroco y que alberga una importante colección de armas. Siguiendo por la misma calle, se encuentran el Palacio de Casadevante, el Palacio de Zuloaga y la Casa de los Guevara.
Fuera del recinto amurallado, se encuentran bellos barrios frente al mar, como  el barrio de La Marina, en cuyas calles jalonadas se agolpan antiguas casas pintorescas, conformando una postal maravillosa. También, vale la pena saborear los ricos platos que sirven en los tradicionales restaurantes.
Asimismo, Hondarribia posee una amplia playa, en donde se pueden practicar diversos deportes tales como windsurf, submarinismo y esquí acuático. Desde la playa, parten excursiones al Castillo de San Telmo y al faro de Higuer.
En cuanto a la cocina local, el pescado es el elemento básico de la alimentación, por lo que podrás deleitarte probando kokotxas de merluza en salsa verde, el centollo y el besugo a la parrilla.
Conoce la cultura vasca, visitando la bella ciudad de Hondarribia.

Caminando por las calles de Tudela

Situada a orillas del río Ebro, muy cerca de Zaragoza, Pamplona, Logroño y Soria, la ciudad de Tudela  es una de las más importantes de la provincia de Navarra. Es poseedora de una gran riqueza cultural, como resultado de la herencia que han dejado  musulmanes, judíos y mozárabes, que habitaron estas tierras durante más de 400 años, lo cual se ve reflejado en cada uno de sus monumentos.
Tudela suele ser muy elegida para realizar turismo medioambiental, debido a que en las cercanías de la localidad está Bardenas; una especie de desierto de particular belleza, además del paisaje conmovedor que ofrece el Ebro.
Una de las entradas monumentales a la ciudad es el puente románico, el cual  cruza el Ebro y constituye, además, un bello mirador. Continue reading

Ceuta: ¡playas, monumentos y mucho más!

La ciudad de Ceuta es un destino en el que prevalece la diversidad cultural. Sus playas, monumentos y el gran atractivo de sus paisajes, le confieren un encanto especial.
En el casco histórico se encuentra la  plaza de Nuestra Señora de África, cuyo principal atractivo es el monumento a los caídos en la Guerra de África, enfrentamiento que tuvo lugar entre 1859-60. La plaza de Santiago, la de los Reyes y la plaza de la Constitución, son otros de los espacios verdes que invitan a descansar luego de una jornada turística.
Su principal templo religioso es la Catedral de la Asunción de la Virgen,  cuyo edificio fue en el pasado una mezquita musulmana. Pero además de este importante monumento, podemos visitar la iglesia de San Ildefonso,  que alberga la imagen del Cristo de Medinaceli, y la ermita de Nuestra Señora del Valle, la más antigua de Ceuta. La Sinagoga de Bet-El, así como la iglesia de Nuestra Señora de los Remedios y la de San Francisco, completan el itinerario por la arquitectura de carácter religioso.
Las antiguas Murallas Reales y el Foso de San Felipe, la principal construcción militar de la ciudad es algo que no podemos dejar de ver. Aunque tampoco podemos perdernos la oportunidad de apreciar la muralla del Paseo de las Palmeras.
Otro de los encantos de Ceuta son sus  diversos miradores, que ofrecen una bella postal  de su bahía y puerto marítimo. En uno de los miradores está el Castillo-Museo del Desnarigado, que alberga una interesante colección de objetos militares.
Los baños árabes, así como las mezquitas de Muley el-Mehdi y de Sidi Embarek, son un claro ejemplo de su legado morisco.
Durante el paseo, podemos incluir una visita al Museo de Ceuta, al de la Legión y al Museo de los Regulares, los cuales son parte más importante de la oferta cultural de la ciudad.
Para pasar una jornada distendida, sólo basta con ir al Parque Marítimo del Mediterráneo, que se destaca por su bellos jardines, lagos artificiales y cascadas circunscriptas por palmeras.
Una excursión al Monte Hacho, nos permitirá contemplar estupendas vistas panorámicas del estrecho de Gibraltar y del Mar Mediterráneo.
En cuanto a sus playas, las más concurridas son la de la Ribera y la playa de el Chorrillo.

Imagen:

Wikipedia

Visitando San Juan de Aznalfarache

San Juan de Aznalfarache, municipio español enclavado en la provincia de Sevilla, Andalucía, se halla justo al lado de la Ciudad de Sevilla, a orillas del Guadalquivir.
Uno de los principales símbolos del lugar es el Monumento al Sagrado Corazón de Jesús, el cual ocupa una superficie de 3 hectáreas en la Barriada de Ntra. Sra. de Loreto. Consiste en dos núcleos de construcciones de ladrillo, independientes pero comunicados entre sí por un patio porticado semicircular, en cuyo centro se erige el  monumento al Corazón de Jesús en el que sobresalen elementos mudéjar y barroco. Continue reading

Miranda de Castañar: postal de balcones naturales

De paso por Salamanca, podemos optar por dirigirnos hacia Miranda de Castañar, villa amurallada situada en la Sierra de Francia,  en cuyo casco urbano pueden apreciarse interesantes ejemplos de arquitectura popular y sus balcones naturales, además de monumentos tales como el castillo y la iglesia.
El castillo de Miranda del Castañar, es una fortaleza del siglo XV que se halla en buen estado de conservación, gracias a que ha sido restaurado. Su torre del homenaje domina el casco antiguo de dicha población. Del recinto amurallado, construido en el siglo XIII, se conservan las puertas de San Ginés, de Nuestra Señora, la de la Villa y la del Postigo.
Junto a la muralla podemos recorrer la Ronda Nocturna, callejeo interior de especial encanto que discurre por debajo de las casas por donde la guardia nocturna se ocupaba antiguamente de la protección de sus vecinos. No debemos perder la oportunidad de transitar por el tramo abovedado apuntado u ojival que pasa bajo la iglesia.
La Iglesia de Santiago y San Ginés de Arles, es un templo parroquial de estilo gótico que data de los siglos XIII y XIV. Está dividida en tres naves, y en su interior alberga un pequeño museo. Mantiene su estructura y diversas piezas artísticas que valen la pena ser apreciadas.
También, podemos programar una visita a la Ermita de Nuestra Señora La Virgen de la Cuesta, construida en homenaje a la Patrona de la ciudad. Desde aquí pueden contemplarse maravillosas vistas de la Peña de Francia.
Otros monumentos de Miranda del Castañar que merecen ser destacados son la Plaza de Toros, el patio de armas del castillo Miranda, la Casa del Excribano, palacete solariego construido en el siglo XVII, La Carnicería Real, sigular muestra de la antigua arquitectura civil que posee mostrador a la calle y un antiguo matadero, por mencionar sólo algunos.

Imagen:

Wikipedia

Burujón al natural

Burujón es una localidad ubicada en la comarca de Torrijos, al centro de la provincia de Toledo, que limita con las ciudades de Escalonilla, Puebla de Montalbán, Torrijos, Gerindote y Albarreal de Tajo. Este lugar es conocido por albergar a Las Barrancas de Burujón, uno de los parajes más bonitos y sorprendentes de la provincia y, por ende, su principal atractivo turístico.

Las Barrancas de Burujón se sitúan a unos 6 kilómetros del término municipal. Se trata de un conjunto de pronunciadas pendientes de tierra caliza de aproximadamente un kilómetro de extensión, modeladas durante siglos por la erosión del viento y de las aguas del Tajo, en cuyo interior alberga al embalse de Castrejón. En la actualidad, es una senda ecológica que dispone de miradores naturales, los cuales resultan más que perfectos para la observación de aves que allí se refugian. El Pico del Cambrón, que supera los cien metros de altitud, es su mayor elevación.

En el casco urbano destaca la Capilla de San Pantaleón, que fue construida a fines del siglo XVII. La capilla consta de una nave lateral, usada en el pasado como baptisterio, y parte de la estructura de la antigua iglesia parroquial. La actual Iglesia Parroquial, dedicada a San Pedro Apóstol, es de estilo vanguardista y acabó de construirse en 1961. Sus elementos más sobresalientes son la Puerta San Sebastián, la Pila Bautismal y la Reliquia de San Pantaleón.

Otro de los sitios de interés es el Ayuntamiento, edificio construido en 1920, aunque en el año 2005 fue sometido a reformas. En su torre, exhibe un reloj analógico del siglo XIX.

Además, cerca de la plaza de España, puede contemplarse el escudo de los Condes de Cifuentes, quienes compraron la localidad allá por el año 1629 a Felipe IV.

En pocas palabras, Burujón sorprende al viajero con un monumento natural, tan sorprendente como desconocido, como aditamento a sus ya clásicos sitios de interés.

Imagen:

diputoledo.es

Benahavís: golf, gastronomía y naturaleza por doquier

Benahavís, es un pueblo de montaña de la Costa del Sol Occidental, un paraíso natural cuyo entorno fue calificado como Complejo Serrano de Interés Ambiental. Es el destino preferido por los amantes del golf, pues cuenta con seis campos para practicar este deporte, y de la gastronomía, ya que dispone de una interesante oferta de restauración que ha hecho que el municipio sea conocido como el Comedor de la Costa del Sol.
El origen árabe de este encantador pueblo del interior de Málaga se ve reflejado en el Castillo de Montemayor, uno de sus principales monumentos. Se trata de una fortificación del siglo X, que desempeñó un rol crucial en las batallas que se desarrollaron entre los distintos reinos de Taifas. Desde el castillo pueden contemplarse magníficas panorámicas de la costa, incluyendo el litoral africano.
Otros de sus edificios históricos son la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, construida sobre un antiguo templo del siglo XVIII, un palacio levantado durante el siglo XVI y sus diversas torres vigías, como es el caso de la Torre de Daidín, Campanillas y la de Leonora.
En cuanto a su entorno natural y paisajístico, Las Angosturas es el enclave de mayor belleza y riqueza en lo que a flora y fauna se trata. Es una suerte de cañón sumamente estrecho, declarado Monumento de Interés Natural, por el cual discurren las aguas del río Guadalmina. Este entorno, situado en las faldas del monte Matrona, resulta perfecto para practicar senderismo y bicicleta de montaña, entre otros deportes de aventura.
Para deleitarse con los mejores platos de la gastronomía de los benahavileños, basta con probar los guisos de perdiz y conejo, una rica zarzuela de pescado y marisco, o alguna receta a base de cordero o cochinillo, entre otras exquisiteces.