Puertomingalvo, ciudad amurallada

Puertomingalvo, balcón del Maestrazgo al Mediterráneo, es una pequeña localidad amurallada que está situada en los confines de Aragón, en pleno Parque Cultural del Maestrazgo.
La población, que conserva un estilo noble y rural, dispone de edificaciones de dos o tres alturas, de carácter por demás popular. A lo largo de todo el casco histórico es posible apreciar atractivos portales, aleros de madera y detalles ornamentales, lo cual le ha valido su declaración como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Conjunto Histórico Artístico, allá por el año 1982.
Si deseamos apreciar una de las principales muestras del gótico civil, pues entonces debemos visitar el Ayuntamiento, una construcción del siglo XIV, que representa la verdadera joya del municipio. La estructura es de piedra de sillería en su totalidad, y cuenta con ventanas geminadas de una sola pieza, conservando por completo  su estructura de concejo medieval.
El Hospicio Poma o Fundación St. María de Gracia, cuya fundación data de la primera mitad del siglo XV, es una institución de Aragón de gran historia, que merece ser conocida.
Otro de los grandes atractivos del lugar es el Castillo, una fortaleza del siglo XII que es todo un ejemplo de la arquitectura militar, pues fue construido con fines estratégicos y defensivos. Está ubicado en la parte alta del espolón de roca calcárea en el cual está asentada la villa.
Los barrancos, así como las simas y cuevas, sendas y caminos, dan la posibilidad de practicar actividades y deportes al aire libre como por ejemplo descenso de barrancos, senderismo, equitación, escalada y espeleología.
También, vale la pena darse una vuelta por las ermitas del pueblo, como es el caso de la Ermita de San Bernabé, localizada en un enclave de verdes prados, y la de Santa Bárbara, situada en las afueras y desde donde se puede observar la bella postal que entrega el mar Mediterráneo en los días claros.

Imagen:

http://www.laspain.com/Teruel/Puertomingalvo_Teruel4.jpg

Vacaciones en la costa andaluza

Durante el verano, las costas de Andalucía se transforman en el punto de encuentro de millones de viajeros, provenientes de todas partes del mundo, quienes buscan en ellas poder disfrutar del sol, la playa y, en especial, mucho relax. El verano aún no ha acabado y septiembre continúa siendo un mes donde el clima agradable de la zona invita a gozar de la costa.
Vale destacar que Andalucía dispone de mil kilómetros de costa bañados por el Mediterráneo y el Océano Atlántico, conformando un paisaje bien diverso que va desde la desembocadura del río Guadiana hasta la costa del Cabo de Gata y que se halla dividido en cuatro importantes zonas, a saber: la Costa de la Luz, Costa del Sol, Costa Tropical de Granada y la Costa de Almería.
La Costa de la Luz, situada en el golfo de Cádiz, abarca los litorales de Cádiz y Huelva. Así, puedes disfrutar del sol en las playas de Ayamonte, Isla Canela, Conil de la Frontera, Isla Cristina, Zahara de los Atunes, Chiclana, Punta Umbría, Matalascañas, Chipiona, Costa Ballena, y el paraíso de los surfistas de Tarifa, por mencionar algunas. Además, en la Costa de la Luz encontrarás rincones perfectos para el turismo natural, como es el caso del puerto de Cádiz, así como el Cabo Trafalgar y el Parque Nacional del Coto de Doñana.
Por su parte, la Costa del Sol se presenta como uno de los puntos turísticos más elegidos de España, el cual se extiende a lo largo del  litoral mediterráneo gaditano y el de la provincia de Málaga. Su principal punto de interés no es otro que Marbella y su Puerto Banús. También, sobresalen lugares como Nerja, Benalmádena, Fuengirola, Torremolinos, Manilva, Estepona y San Roque, etc. La Costa de la Luz dispone de una infraestructura turística de primer nivel y posee todo lo necesario para satisfacer los gustos de toda clase de turistas, sobre todo de los aficionados al golf.
En tanto que la Costa Tropical de Granada, ocupa la franja costera de la provincia granadina, que se caracteriza por su microclima de características tropicales, siendo Almuñécar, Salobreña y Motril sus principales centros de veraneo.
Por último, mencionaremos a la Costa de Almería, sin dudas, la menos urbanizada y la más agreste en comparación con el resto. Aquí, es posible descansar en sitios como Mojácar, Roquetas de Mar, Carboneras, Pulpí o Cueva de Almanzora, además de aprovechar para recorrer el Parque Nacional de Cabo de Gata, el cual está provisto de paisajes de sensacional belleza que incluyen desde el desierto subtropical interior hasta preciosas calas recónditas de aguas cristalinas.

Principales puntos de interés de Denia

Si eliges la costa de Alicante para pasar unas buenas vacaciones, nada mejor que visitar Denia, una pequeña pero próspera ciudad que cuenta con uno de los puertos principales de la zona, además de una importante oferta para el turismo.
Uno de los emblemas de Denia es el Castillo, construido entre el siglo XI y XII, el cual se halla ubicado en pleno centro de la ciudad y alberga el Palau del Governador  y el Museo Arqueológico. Dicha construcción, conserva diversos testimonios de otras épocas, como por ejemplo la Torre del Gerro, las torres vigías y las almenas. Desde aquí, es posible apreciar maravillosas vistas  del mar, la villa y el sertón.
Otro de los sitios de interés más representativos del lugar es el Museo del Juguete, en donde pueden apreciarse juguetes datados de comienzos del siglo XX hasta la fecha.
Por supuesto que Denia sobresale, también, por sus bonitas playas y calas, que cada año son galardonadas con la Bandera Azul. Unos 20 kilómetros de costa, cobijan paisajes paradisíacos que ofrecen a los visitantes la oportunidad de disfrutar del sol, sumado al encanto del Mediterráneo. Las rocosas calas protegen el atractivo de sus playas, bañadas por cristalinas aguas con un rico fondo marino.
Denia es considerada como la ciudad española con mayor cantidad de celebraciones, que incluyen romerías, fallas y fiestas religiosas, además de ferias y carnavales que visten de color las calles de esta población.
En definitiva, esta acogedora ciudad dispone de una variada oferta de sitios donde pasar un rato ameno en compañía de amigos, como numerosos restaurantes, bares de copas, pubs, discotecas y terrazas.
Si dispones de tiempo, también puedes realizar un recorrido por las ciudades aledañas o un paseo en barco por Javea, Altea y Benidorm, todos ellos increíbles destinos de la Costa Blanca.  ¡No te lo puedes perder!

El exotismo de Melilla

En la costa norteafricana, más precisamente en la región de Kelaya, se levanta la ciudad de Melilla, conocida por contar con un clima privilegiado, además de atractivas aguas cristalinas,  que transforman a este enclave español en el paraíso para los amantes del submarinismo.
Para aquellos que desean disfrutar del sol y darse una zambullida en el mar, nada mejor que optar por hacerlo en cualquiera de las playas de arena muy fina y bañadas por el Mediterráneo, que se hallan  a lo largo de toda su costa. Continue reading

Foto del puerto de Mahón

El puerto natural de Mahón

Foto del puerto de Mahón

Puerto de Mahón

La ciudad de Mahón, capital de Menorca, se sitúa en uno de los más bellos puertos naturales del Mar Mediterráneo. Además de tratarse de una ciudad con una gran tradición histórica, debido a que durante siglos ha sido escenario de desembarcos famosos, es un lugar que posee atractivos rincones, dignos de conocer.
Posee un buen número de iglesias, preciosos edificios y palacios cargados de historia. La mayor concentración de edificios históricos se puede observar en los alrededores de  las plazas Colón, Sant Francesc, Conquesta y Miranda, precisamente dentro de la zona del casco histórico.
Si deseas conocer los principales monumentos de Mahón, sólo tienes que dirigirte hacia la plaza de España, sitio en donde se encuentra la Iglesia de Santa María, una construcción de estilo gótico que data del siglo XIII y que fue remodelada en el XVIII. Asimismo, también podrás apreciar el Ayuntamiento, un edificio de estilo renacentista que se destaca por el reloj que luce en su fachada, el cual fue llevado a la isla de Menorca por el primer gobernador británico, Richard Kane.
En torno a la Plaza del Carmen, se ubica la iglesia que lleva el mismo nombre, datada en el siglo XVIII. También, vale la pena visitar la iglesia de Sant Francesc, antiguo convento franciscano de Jesús que actualmente sirve de sede para el Museo de Menorca. A través de sus diferentes salas, es posible realizar un recorrido por la historia y las costumbres del pueblo menorquín.
Por otro lado, en las proximidades de Mahón se localizan algunos de los yacimientos prehistóricos más antiguos y significativos de la zona, como por ejemplo el de Trepucó.
Para los que deseen ir de compras, deberán dirigirse a la peatonal Carrer Nou, en donde se alzan un sinnúmero de tiendas que ofrecen un surtido espectro de productos artesanales de la zona.
Otro de los sitios más maravillosos, y que no puedes dejar de conocer durante tu visita en  Mahón, es la zona del puerto natural, donde existe una importante oferta de ocio y donde además se hallan una gran cantidad de bares y restaurantes para que puedas degustar lo mejor de la comida local contemplando el paisaje conmovedor que brinda el mar.
Debido a que Mahón forma parte del 60% de Menorca que es considerada zona protegida, es el lugar perfecto para realizar actividades, como el senderismo y el ciclismo, en contacto directo con la naturaleza.
Es preciso señalar que la oferta hotelera de Mahón es bien amplia, habiendo alojamientos para todos los gustos y bolsillos. No lo dudes más, Mahón te espera.

Viaje inolvidable a Ceuta

Ceuta es una estupenda ciudad española del norte de África, desde la cual pueden verse, al unísono, tres naciones y dos continentes. También, es el sitio donde las aguas del Mediterráneo se unen a las del Océano Atlántico. Presenta un crisol de culturas, ya que en ella se han mezclado desde tiempos inmemoriales musulmanes, cristianos, judíos e hindúes. En fin, se trata de un verdadero paraíso para quienes gustan del sol y la vida de playa.
Una de sus principales atracciones es el Parque Marítimo del Mediterráneo, un extraordinario lugar de insoslayable belleza que ha sido diseñado por César Manrique sobre terrenos ganados al mar. Aquí, es posible disfrutar del baño, el relax y practicar diversos deportes. Posee tres lagos de agua salada, que es bombeada desde el mar, los cuales están rodeados de vegetación exótica, imponentes cascadas, bellos jardines tropicales y un gran solarium. Al mismo tiempo, presenta un circuito botánico con numerosas esculturas móviles, restaurantes, pubs y mesones, así como una sensacional Exposición Permanente César Manrique. Sin dudas, no alcanzan las palabras para describir este lugar impresionante.
Para disfrutar del sol, Ceuta cuenta con una amplia variedad de playas, para todos los gustos. En la bahía sur, se encuentran las playas urbanas de La Ribera y El Chorrillo. Más al sur, existen diversas calitas y pequeñas playas.
En la bahía norte, sobre la costa Atlántica, sobresalen las playas Benítez y Benzú, muy populares entre la gente del lugar. La playa Benzú es ideal para la práctica del submarinismo. Desde estas costas, es posible contemplar el tránsito de barcos en el estrecho de Gibraltar.
Para aquellos que gustan de llevarse siempre algún souvenir del lugar que visitan, es bueno saber que se pueden adquirir artículos de calidad a precios muy razonables debido a que Ceuta goza de algunos privilegios fiscales y, por lo tanto, no se pagan ciertos impuestos.
Los apasionados del deporte, encuentran en Ceuta el sitio ideal para desarrollar todo tipo de actividades, que van desde kayak aventura, equitación, senderismo y motor aventura, hasta la pesca submarina, buceo y navegación.
En tanto que aquellos que opten por el turismo cultural en Ceuta, la ciudad posee una gran cantidad de museos y exposiciones de primer nivel, además de yacimientos arqueológicos, monumentos y edificios religiosos, que incluyen catedrales, mezquitas, sinagogas y oratorios hindúes.
Podría decirse que a Ceuta no le falta nada: verdes bosques, magníficas playas, dos mares y la increíble vista sobre los dos continentes y las tres naciones, la transforman en una ciudad inolvidable. ¿Te lo vas a perder?

Excursión a la Isla de Tabarca

Es indiscutible que la Costa Blanca nos depara paisajes de enorme belleza, bañados por el mar Mediterráneo. En esta oportunidad, daremos un paseo por la Isla de Tabarca, de Alicante, situada a escasos minutos de las poblaciones de esta importante como extensa costa.
La Isla de Tabarca  representa la visita obligada, ya sea que nos encontremos en Alicante, Elche o Benidorm. Es la única isla habitada de la Comunidad Valenciana en la que es posible pasar unas vacaciones fantásticas rodeados de mar.
Tabarca posee unos 1.800 metros de extensión y se halla rodeada por otros islotes más pequeños, como la Cantera, La Galera y la Nao. La isla es dueña de una gran historia, ya que era el sitio elegido por los piratas durante la Edad Media y luego fue ocupada por familias de pescadores.
La isla sobresale, sin dudas, por su rica mezcla de fauna y flora, y por su reserva marina de Mediterráneo, ideal para realizar submarinismo. Existen numerosas empresas que organizan estas prácticas, claro está siempre preservando su biodiversidad.
Para llegar a la isla, basta con arribar al puerto de Alicante desde donde parten los barcos. También, se llevan a cabo excursiones en catamarán.
En la isla, se puede disfrutar del sol en sus espectaculares calas y playas. Además, el pueblo es muy bonito, pudiendo realizar una parada para comer en cualquiera de sus pintorescos restaurantes.