Bienvenidos a Toledo, la ciudad de las Tres Culturas

Toledo representa, por cierto, un destino perfecto para realizar una escapada de fin de semana desde Madrid. Ubicada a orillas del río Tajo, se levanta esta ciudad que supo ser la capital del país durante cuatro siglos, durante la dominación visigoda.
Toledo, conocida también como la ciudad de las Tres Culturas por haber albergado cristianos, musulmanes y judíos, es un lugar sensacional para ir tras las huellas del pasado medieval que dan cuenta de cada una de estas culturas, como es el caso de la Catedral de la ciudad, la Mezquita de la Luz y la sinagoga de Santa María la Blanca. También, vale la pena visitar el Museo Sefardí, considerado el mejor de España conjuntamente con el del Call de Girona.
El Alcázar representa otro de los monumentos toledanos más significativos, el cual sirvió de escenario de un importante episodio durante la Guerra Civil española y que hoy alberga el Museo Militar. Desde aquí se pueden apreciar bellas vistas de la ciudad y del río Tajo.
Por su parte, las estrechas calles del casco antiguo de Toledo invitan al paseo, sobre todo por las noches gracias a su importante ambiente nocturno que incluye bares de copas y locales donde bailar y pasar un buen rato.
La gastronomía de la ciudad es un capítulo aparte. Platos como la perdiz a la toledana y el venado de los montes de la provincia, así como postres como el mazapán son muy populares.
No podemos retirarnos de Toledo sin antes visitar la Ronda del Valle, el paseo por el exterior de las murallas de la ciudad, que transcurre entre palmerales y el sonido del agua que fluye río abajo. Sólo nos llevará poco más de una hora, permitiéndonos  apreciar los cigarrales y la zona que circunda al Parador Nacional.

Los mejores destinos para celebrar Halloween

Ya se aproxima la Noche de Brujas, y para aquellos que quieren disfrutar de Halloween les damos una guía con las ciudades más propicias para pasar el 31 de octubre, en donde no has de olvidar tus disfraces originales para la ocasión.
Esta celebración tan particular surgió hace más de 3000 años de la mano de los Celtas, un pueblo guerrero que vivía en zonas de Irlanda, Inglaterra, Escocia y Francia.
En primer lugar, puedes lucir tus disfraces en la ciudad cosmopolita de Madrid, donde la cadena inglesa de hoteles, Travelodge, celebra cada año la fiesta de Halloween. Sus instalaciones son decoradas con las típicas calabazas, velas, calaveras y telas de araña. Todo esto en un ambiente festivo donde los niños son los verdaderos protagonistas.
También, en Madrid puedes celebrar Halloween en el Parque Warner, que extiende los festejos durante todo el mes de octubre.  Aquí, su principal atractivo es el nuevo Túnel del Terror ‘Infierno’ en la zona de Old West Territory, el cual está inspirado en las mejores películas de terror de Warner Bros.  Aquí, calabazas y maizales dan la bienvenida a los visitantes, quienes durante el recorrido  podrán apreciar figuras fantasmagóricas de todo tipo, que van desde vampiros sedientos y muertos que reviven, pasando luego por catacumbas parisinas, parajes siniestros y cámaras renacentistas.
Otra ciudad importante por la que podemos optar para celebrar la Noche de Brujas es Nueva York, la cual ofrece lugares sensacionales para visitar como su Casa Encantada, la casa de Amityville, donde es posible experimentar sensaciones realmente terroríficas e incluso se puede participar del tradicional desfile de Halloween, el Greenwich Village Halloween Parade.
Salem, es otra de las ciudades estadounidenses que celebran con todo Halloween. Salem es muy famosa por sus juicios de caza de brujas, y durante todo el mes de octubre sirve de escenario para más de 140 eventos en los cuales es posible visitar mansiones embrujadas y participar de numerosas fiestas y ferias.
Por otra parte, Savannah, ciudad del estado de Georgia, EE.UU, es otro de los destinos que puedes elegir.  Según cuenta la leyenda, en esta ciudad es posible escuchar lamentos de fantasmas, razón por la cual se organizan salidas nocturnas al cementerio. Además, la ciudad ofrece un total de 20 recorridos, entre los que se incluye la visita del Midnight in the Garden of Good and Evil.
Mientras que si decidimos visitar Londres, en el Reino Unido, hallaremos el ambiente perfecto para festejar una noche llena de misterio participando de diversos eventos. Así, podrás celebrar Halloween desde distintos puntos de la ciudad, pudiendo optar por el bosque encantado de London Eye o realizar un crucero embrujado que relatará las mejores historias de terror en un paseo a lo largo del Támesis.
Ahora bien, si buscamos un destino sin igual podemos decantarnos por visitar la ciudad de Bran, en Rumania, donde se mantiene viva  la leyenda de Drácula. Así, podremos conocer desde el castillo donde se dice que vivió este legendario personaje, u otros  castillos antiguos, como los de Poenari y Hunyad.

La populosa y encatadora Madrid

Si hay un lugar en España que merece ser visitado es, sin dudas, la bella y populosa ciudad de Madrid, un destino en el que se entremezclan imponentes edificios de arquitectura contemporánea, con tradicionales palacios, museos y monumentos de gran valor histórico.
Los amantes de la historia y la vida cultural encontrarán en Madrid excelentes sitios para visitar como el afamado “Triángulo de oro”, el cual está conformado por el Museo de La Reina Sofía, que alberga lo mejor del arte moderno español, destacándose “El Guernica” de Picasso; el Museo del Prado, donde se halla la pinacoteca más importante del mundo; y el Museo Thyssen-Bornemisza, que expone obras de arte que van desde el siglo XVII al XX de los principales representantes occidentales.
Por otra parte, resulta imposible no visitar el Palacio Real, la Catedral de la Almudena, la Puerta del Sol y la Plaza Mayor, ésta última una auténtica postal madrileña que sirve de escenario para la celebración de conciertos populares y la realización del Mercado Filatélico y Numismático, los domingos por la mañana. Durante la semana, se destaca la presencia de una gran cantidad de pintores que trabajan en la calle haciendo retratos.
Para los apasionados del fútbol, nada mejor que visitar el popular estadio del Real Madrid en donde, además de disfrutar de un buen partido, es posible recorrer su museo.
Otro sitio que no puedes dejar de conocer es la Casa de Campo, la cual abarca unas 1800 hectáreas y contiene el Parque de Atracciones, el Zoo de Madrid, el Rockódromo y el Lago, todos ellos sitios que te permitirán pasar un momento acogedor.
Como en toda gran metrópolis, Madrid posee una importante zona financiera y comercial, la cual se concentra en los alrededores de la Puerta del Sol, la calle Serrano y la plaza de Goya. Es en esa zona donde se localizan las sofisticadas tiendas de Armani, Gucci, Zara y El Corte Inglés.
Al mismo tiempo, Madrid es poseedora de una importante vida nocturna. En los barrios de Austrias-Huertas, entre la Puerta del Sol, la calle Atocha y el Paseo del Prado, hay numerosos pubs y discos. Argüelles-Moncloa, Alonso Martínez y Chueca, son otras de las zonas que disponen de una surtida oferta de ocio para todos los gustos y edades. Y es que a los madrileños les gusta mucho salir de fiesta, estar en la calle y socializar. Tienen fama de ser amables y abiertos, por lo que no es ningún problema hacer amigos en Madrid.
Por último, no puedes dejar de visitar Las Ventas, la plaza de toros más grande de España y la tercera del mundo.

Foto: Fuente

Conociendo la extensión de La Mancha

En esta oportunidad tomaremos una ruta que nos permitirá bordear el territorio natural de La Mancha y que nos llevará por localidades de gran interés histórico.
En esta ruta por las vastas llanuras de La Mancha, partiremos desde Tarancón para allegarnos hasta Horcajo de Santiago, pasando por el principal enclave arqueológico de toda la provincia: el poblado romano de Segóbriga.
Tarancón, es una población que ha sabido conservar casi intacto su patrimonio monumental, un verdadero legado de su gran historia.
En la parte alta, se encuentra el popular barrio del Castillejo, donde se ubica la Parroquia de la Asunción, una construcción de estilo gótico que sobresale por su retablo plateresco. También, son de especial interés el Convento de Franciscanos así como numerosas casas señoriales que se disponen dispersas por el núcleo urbano, como por ejemplo el Palacio de los Parada, la Casa Leganesa y el Palacio de los Duques de Riansares, entre otros.
Tarancón, debido a su situación geográfica, que conecta  Madrid con el levante español, es un buen punto de partida para vislumbrar los grandes atractivos que nos depara la Mancha conquense.
De este modo, pasaremos luego por Uclés, una pequeña población que en el pasado tuvo una enorme relevancia histórica, pues contó con un destacado castillo que se localizaba en lo alto del cerro, del que hoy sólo se conservan la torre Albarana, dos torreones y un tramo de muralla.
El ayuntamiento así como las casas que circunscriben la Plaza Mayor, también son atractivos que valen la pena apreciar. De todos modos, el monumento emblemático de la localidad es el Monasterio de la Orden de Santiago, construido entre los siglos XVI y XVII y que posee una sola nave con capillas laterales, dominando el paisaje desde la cima de la colina. Lo más destacable de este lugar son las dos fachadas, el artesonado del refectorio y la monumental escalinata que comunica las dos plantas del claustro.
La etapa siguiente de nuestra ruta nos conduce a la localidad de Saelices, muy popular por conservar los restos arqueológicos de Segóbriga. Se trata de un yacimiento ibero-romano en el que se ha podido recuperar el trazado urbano, aparte del teatro, una gran necrópolis, el anfiteatro y las termas.
Cerca del yacimiento hay un museo donde son exhibidas algunas de las piezas que fueron halladas en la excavación.
Continuando la travesía hacia el sur haremos una parada en la localidad de Villamayor de Santiago, muy ligada a la Orden de Santiago. Es una villa de origen medieval, en cuyo centro histórico es posible contemplar diversos edificios señoriales y palacios, la mayoría construidos por los comendadores de la Orden, que aquí residieron.
En torno a la Plaza Mayor está la Iglesia de la Asunción, originaria del siglo XVI. También, es digno de visitar la Ermita de Magaceda, donde se rinde culto a la patrona de la ciudad.
Por último, realizaremos un alto en Horcajo de Santiago, una localidad que es conocida por su festividad del Vítor, en honor de la Inmaculada, la cual tiene lugar cada 7 y 8 de diciembre, y en cuyo acto central se realiza una gran procesión que recorre las cuatro ermitas del pueblo durante 24 horas de manera ininterrumpida.
Horcajo dispone de monumentos excepcionales, como es el caso de la Casa de la Cadena, además de plazas de lo más tradicionales, como la Plaza de la Tercia o la Plaza de la Barbacana.

Imagen:

http://www.spaincenter.org/turismo/cuenca/provincia/tarancon-4.jpg

Paisajes únicos en El Escorial

 

Si visitas Madrid, y tienes tiempo puedes deleitarte con los paisajes de El Escorial.

A una hora de viaje, a unos 60 kilómetros, podrás realizar un fascinante paseo que combina naturaleza, paisaje, historia y arte.

Sobre la sierra de Guadarrama se encuentra el pueblo de San Lorenzo de El Escorial, enmarcado por frondosos bosques de pinos, callejuelas adoquinadas y casitas de ensueño. Sobre ellos se levanta uno de los monumentos más significativos de todos los tiempos: el monasterio El Escorial, anualmente visitado tanto por turistas locales como extranjeros.

Felipe II utilizó este Real Sitio como panteón familiar. Las obras de su construcción comenzaron en el año 1563, a cargo de Juan de Toledo. Muerto éste, prosiguió con sus trabajos Juan de Herrera, finalizando su construcción en el año 1584. El edificio está realizado en piedra granítica y dividido en tres zonas verticales, siendo la central el Patio de los Reyes. En sus ángulos hay cuatro torres, de 55 metros, rematadas por bolas de metal. Entre las dependencias del edificio se cuentan los Ministerios, la Casa de los Oficios, la Compaña, Infantes y Reina, que se unen mediante arcos. La iglesia es de planta de cruz griega y, en su capilla mayor, están los monumentos funerarios de Carlos V y Felipe II

El diseño del Escorial se encargó a Juan Bautista de Toledo, arquitecto español formado en Italia como ayudante de Miguel Angel en la construcción de la basílica de San Pedro (Roma). Muerto éste, le sucedió Juan de Herrera como arquitecto mayor. Juan de Herrera ejecutó la obra bajo un estilo sereno que se conoció como “estilo herreriano”, caracterizado por la austeridad de sus líneas. Simetría y equilibrio son los adjetivos que mejor definen la arquitectura de El Escorial.

Con unas 2.673 ventanas, 1.200 puertas y un sinnúmero de esculturas lo dejan a uno con la boca abierta y sin poder pestañear. De estilo renacentista este monasterio también cuenta con 15 claustros, 16 patios, 86 escalinatas, 9 torres, 14 zaguanes, 73 estatuas y 88 fuentes. Y por si esto fuera poco, también hay una fascinante basílica con un inmenso altar, donde descansan los reyes españoles.

El horario de visitas a la Basílica es de martes a domingo de 10:00 a 17:00 horas. En primavera y verano el horario se amplía hasta las 18:00 horas

Por todas estas maravillas, el monasterio El Escorial ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984. Después de tanta historia y arte, es ideal descansar la vista y las piernas por las calles del pueblo y sentarse en un buen bar o restaurante local.

Por último la famosa silla de Felipe II. Se trata de una roca labrada donde él solía sentarse a contemplar la construcción de su majestuoso monasterio. Desde allí tendrás la mejor panorámica de todo ese impresionante conjunto arquitectónico.

Además de la obligada visita turística al conjunto monumental, El Escorial seduce por su buena gastronomía, típica en los alrededores de la sierra madrileña. Son especialmente famosas en este zona las carnes cocinadas.

¡Felices Vacaciones!

Erika.

 

Fuente de la foto

Madrid: luces que festejan el nuevo año

Cuando hablamos de las fiestas navideñas, lo cierto es que suponen un cambio radical para cualquier ciudad del mundo. Las luces y el ambiente semifestivo invita a descubrir las capitales, de una forma diferente. En el caso de Madrid, no iba a ser menos.

Si nos acercamos a pasar unos días en el epicentro español, tendremos la sensación de observar una ciudad diferente. Se trata de un ambiente que inunda calles y restaurantes de cualquier barrio, pero que también, intenta distinguirse del resto imponiendo sus modas propias.

Continue reading

Imperdible oferta de cultura y ocio en Madrid

Madrid, ciudad cosmopolita si las hay, es una de las capitales más ricas en cuanto a atractivos turísticos se trata. De ese modo, en esta increíble ciudad podemos apreciar una serie de palacios señoriales, embajadas, museos y plazas, además de disfrutar de una más que animada vida nocturna.
Una de las zonas donde el ocio y la cultura abundan por igual es la Gran Vía, situada junto a la calle Alcalá, que alberga numerosos establecimientos históricos, tiendas de moda y cafeterías realmente emblemáticas. Algunos de los edificios de esta área han sido declarados patrimonio nacional. Sin dudas, se trata de una de las mejores zonas comerciales de Madrid.
Los amantes de la cultura, encuentran en Madrid el sitio perfecto para visitar ya que cuenta con lugares sensacionales como el Paseo del Prado, un verdadero eje cultural que concentra tres de los museos más importantes del mundo: el Museo Reina Sofía, que alberga una destacada colección de obras nacionales de diferentes disciplinas del arte moderno y contemporáneo; el Museo Thyssen, el cual  reúne la colección del barón Thyssen; y el Museo del Prado,  donde se exponen pinturas de todas las épocas.
La zona del casco antiguo de Madrid es la que mayor número de turistas concentra, gracias a sus destacados atractivos como el Palacio Real, la Plaza Mayor, la Puerta del Sol y la Puerta de Alcalá, los cuales se conjugan con callejuelas estrechas, bodegas de gran renombre y bares donde se pueden degustar todo tipo de exquisiteces.
Otras zonas de enorme interés son el Barrio de la Latina, ideal para ir al teatro y comer algo en alguno de sus destacados restaurantes; y el Barrio de Chueca, donde se concentran numerosos comercios y que goza de una gran vida nocturna.

Recorriendo la localidad madrileña de Rascafría

En el valle de Lozoya, al noreste de la comunidad de Madrid, se sitúa uno de los pueblos con mayor encanto a 90 kilómetros de la capital española, Rascafría. Está a casi 1200 metros de altura lo que lo convierten en una de las localidades más altas del territorio madrileño. Está rodeado por diferentes sierras y montes que dan vida a esta población enclavada en este gran paisaje natural.

m1

Una de las joyas que se pueden encontrar a un par de kilómetros de la localidad y a los pies del macizo de Peñalara es el Monasterio de El Paular. La Cartuja fue fundada en el siglo XIV y estaba formada por diferentes palacios y zonas de caza de Juan I. Aquí se puede disfrutar del Parque Natural de Peñálara, una zona al aire libre donde poder contemplar las huellas dejadas por los glaciares hace miles de años. Los amantes de la naturaleza podrán subir al pico más alto, a 2500 metros de altitud y conocer las diferentes especies animales y vegetales del entorno. Y es que precisamente la variación de alturas y el complicado relieve han propiciado que evolucionen más de 340 tipos de la flora del lugar, muchas de ellas protegidas por su singularidad.

Junto al Monasterio está el Puente del Perdón, donde los condenados podían suplicar clemencia en él antes de ser llevados a la Casa de la Horca. Se construyó en el siglo XIV pero en el siglo XVIII se reformó ya que debido a las crecidas del río se había ido deteriorando considerablemente. Desde la época medieval hasta nuestros días, la localidad ha ido creciendo económicamente con diferentes comercios como los antiguos molinos harineros, el mesón o hasta un pequeño hospital. Sin embargo, Rascafría ha sido tradicionalmente un pueblo dedicado a la ganadería, aunque a partir del siglo XIX se fue desarrollando el movimiento industrial y evolucionó considerablemente.

m2

Una de las opciones que se pueden hacer desde aquí es ir a la localidad cercana de Oteruelo, donde está la Sala de Luis Feito. En este gran espacio dedicado a la vida y obra del artista Luis Feito se hace un recorrido cultural por los cuadros más importantes del pintor madrileño. Abre de lunes a viernes en horario de tardes y los fines de semana también por las tardes. Sin duda, Rascafría es una población ideal para hacer una escapada de un fin de semana o de unos cuantos días desde la capital de España. En www.madridafondo.com encontrarás toda la información que necesitas en tu visita, como alojamientos, lugares donde comer o sitios que visitar.

Navidad en Granada

España tiene mucho para ofrecer más allá de sus dos ciudades más emblemáticas Madrid y Barcelona. Otra de las localidades españolas más populares  es Granada, dueña de un gran encanto y una diversidad cultural que atrae a miles de turistas cada año.
Granada es un destino turístico muy popular, poseedor de una rica historia cultural, que goza de gran relevancia dentro de la cultura española. Se encuentra ubicada a los pies de las montañas de Sierra Nevada, donde confluyen los ríos Beiro, Darro y Genil.
El flamenco, los restaurantes de tapas y los clubes de golpes, son sólo algunas de las cosas que caracterizan a la ciudad, la cual se distingue también por sus monumentos islámicos, que se concentran en el antiguo barrio musulmán, y las pastelerías más exquisitas del país.
El clima es agradable, por lo general el ambiente es cálido, salvo durante los meses de invierno donde el clima puede tornarse un tanto frío.
La Alhambra, una ciudadela árabe y el palacio, constituye uno de los sitios islámicos más visitados de Granada. Se trata de una de las visitas obligadas de la ciudad,  debido a su enorme belleza arquitectónica así como por su riqueza histórica y cultural.
Otro de sus principales atractivos turísticos es la estación de Sierra Nevada, situada cerca de la ciudad, donde es posible aprovechar a practicar diversos deportes de invierno, sobre todo el esquí.
No caben dudas de que Granada es el sitio perfecto para los amantes del turismo y los viajes. Por lo que si estás pensando en visitar Granada para esta Navidad, prepárate para vivir una experiencia única gracias a la gran cantidad de lugares bonitos con los que cuenta, disfrutando a su vez de la calidez humana de su gente.

Imagen:

http://misiglo.files.wordpress.com/2010/05/granada-1-wikipedia.jpg