Tour por Villanueva de Alcardete

Villanueva de Alcardete, perteneciente a la Comarca de La Mancha, es una antigua población que se encuentra asentada a orillas del río Gigüela.

Su vasta historia queda reflejada en sus diversos monumentos, tal es el caso de la Ermita de Nuestra Señora de Gracia, una construcción de planta de cruz latina cubierta por bóveda de cañón. La ermita fue erigida en el siglo XVIII y exhibe un claro estilo neoclásico.

En la villa también puede visitarse la Ermita de San Isidro, templo que fue construido en el año 1950 sobre unos terrenos que fueron cedidos por D. José Collado Castell. Este edificio de una sola nave es de planta rectángular, y posee su interior muy iluminado gracias a los dos ventanucos atractivamente adornados con los que cuenta.

Otro de los ejemplos de arquitectura religiosa es la Ermita de San Roque, templo de planta rectangular cuya nave central, de gran valor arquitectónico, se halla cubierta por artesonado de par y nudillo.

Una visita a la Iglesia Parroquial Santiago Apóstol no puede faltar en el itinerario del viajero. Se trata de un templo del S. XVI que no posee un estilo arquitectónico definido, pues presenta una combinación de elementos góticos, renacentistas, barrocos y románicos.  A pesar de sus grandes dimensiones, posee un interior en el que prima la simplicidad.

Entre sus atractivos también puede mencionarse al Pilar Abrevadero, edificio cilíndrico que contiene un pozo, del cual era extraída el agua mediante un mecanismo impulsado por mulas. El agua se vertía al exterior por un caño y caía sobre pilas de piedra, de donde bebían los animales. El edificio es usado actualmente como sala de exposiciones.

El paseo puede continuar por el Pósito de Simón de Villanueva, una casa en la que, además de vender y prestar granos, funcionaba como un banco.

Una de las estampas de mayor atractivo de este pueblo es la que ofrece el Puente del Clemente, una construcción romana que presenta 6 ojos con arcos de medio punto, a través del cual es posible llegar a diferentes parajes del término municipal.

Imagen:

diputoledo.es

De paso por la ciudad manchega de Miguel Esteban

Si se encuentra de paseo por Toledo, una buena oportunidad es optar por dirigirse hasta la localidad de Miguel Esteban, una ciudad acogedora y cautivante a la vez por la belleza de su entorno.
El municipio dispone de rincones naturales excepcionales, como es el caso de la reserva ornitológica de Los Charcones, a tan solo 2 km., la cual posee un elevado valor ecológico dado a la abundancia y diversidad de especies de aves que la habitan. La reserva se encuentra a dos kilómetros del pueblo. El área natural de El Toboso, emplazada sobre una zona de lagunas, descolla por su fauna, motivo por el cual ha sido declarada refugio de caza.  Continue reading

Conociendo la extensión de La Mancha

En esta oportunidad tomaremos una ruta que nos permitirá bordear el territorio natural de La Mancha y que nos llevará por localidades de gran interés histórico.
En esta ruta por las vastas llanuras de La Mancha, partiremos desde Tarancón para allegarnos hasta Horcajo de Santiago, pasando por el principal enclave arqueológico de toda la provincia: el poblado romano de Segóbriga.
Tarancón, es una población que ha sabido conservar casi intacto su patrimonio monumental, un verdadero legado de su gran historia.
En la parte alta, se encuentra el popular barrio del Castillejo, donde se ubica la Parroquia de la Asunción, una construcción de estilo gótico que sobresale por su retablo plateresco. También, son de especial interés el Convento de Franciscanos así como numerosas casas señoriales que se disponen dispersas por el núcleo urbano, como por ejemplo el Palacio de los Parada, la Casa Leganesa y el Palacio de los Duques de Riansares, entre otros.
Tarancón, debido a su situación geográfica, que conecta  Madrid con el levante español, es un buen punto de partida para vislumbrar los grandes atractivos que nos depara la Mancha conquense.
De este modo, pasaremos luego por Uclés, una pequeña población que en el pasado tuvo una enorme relevancia histórica, pues contó con un destacado castillo que se localizaba en lo alto del cerro, del que hoy sólo se conservan la torre Albarana, dos torreones y un tramo de muralla.
El ayuntamiento así como las casas que circunscriben la Plaza Mayor, también son atractivos que valen la pena apreciar. De todos modos, el monumento emblemático de la localidad es el Monasterio de la Orden de Santiago, construido entre los siglos XVI y XVII y que posee una sola nave con capillas laterales, dominando el paisaje desde la cima de la colina. Lo más destacable de este lugar son las dos fachadas, el artesonado del refectorio y la monumental escalinata que comunica las dos plantas del claustro.
La etapa siguiente de nuestra ruta nos conduce a la localidad de Saelices, muy popular por conservar los restos arqueológicos de Segóbriga. Se trata de un yacimiento ibero-romano en el que se ha podido recuperar el trazado urbano, aparte del teatro, una gran necrópolis, el anfiteatro y las termas.
Cerca del yacimiento hay un museo donde son exhibidas algunas de las piezas que fueron halladas en la excavación.
Continuando la travesía hacia el sur haremos una parada en la localidad de Villamayor de Santiago, muy ligada a la Orden de Santiago. Es una villa de origen medieval, en cuyo centro histórico es posible contemplar diversos edificios señoriales y palacios, la mayoría construidos por los comendadores de la Orden, que aquí residieron.
En torno a la Plaza Mayor está la Iglesia de la Asunción, originaria del siglo XVI. También, es digno de visitar la Ermita de Magaceda, donde se rinde culto a la patrona de la ciudad.
Por último, realizaremos un alto en Horcajo de Santiago, una localidad que es conocida por su festividad del Vítor, en honor de la Inmaculada, la cual tiene lugar cada 7 y 8 de diciembre, y en cuyo acto central se realiza una gran procesión que recorre las cuatro ermitas del pueblo durante 24 horas de manera ininterrumpida.
Horcajo dispone de monumentos excepcionales, como es el caso de la Casa de la Cadena, además de plazas de lo más tradicionales, como la Plaza de la Tercia o la Plaza de la Barbacana.

Imagen:

http://www.spaincenter.org/turismo/cuenca/provincia/tarancon-4.jpg

Turismo cultural en Villatobas

Villatobas es una pequeña población situada en la Comarca de La Mancha que destaca por su entorno natural, donde el terreno llano se ve interrumpido por algunos cerros.

La Plaza de Moros, ubicado cerca del arroyo Robledo, es uno de los sitios que dan cuenta del pasado de la villa. Se trata de un yacimiento arqueológico en el cual se conservan restos de un poblado amurallado que data de la Edad de Hierro. Uno de sus principales atractivos es la muralla con dos torres que circunda el conjunto.

La arquitectura religiosa es uno de los sellos distintivos de Villatobas. Así, por ejemplo, puede visitarse la Ermita San Jorge, una construcción del S. XVI que, por el avanzado estado de deterioro en el que estuvo durante largos años, fue reconstruida por los vecinos entre 2005 y 2006.

La Ermita de San José, que acabó de construirse en 1647, alberga un sobrio retablo del S. XVII y un lienzo que representa la Huída a Egipto. El edificio es de planta rectangular, con bóveda de medio punto.

La Ermita de Santa Ana es otro de los monumentos religiosos que vale la pena conocer. El templo original fue erigido en el siglo XVII, disponía de muros de piedras, conforme a la arquitectura popular. A partir de la década del 70 la ermita permaneció en estado ruinoso, lo cual llevó a que en 2007 los vecinos la reconstruyeran por completo sobre su antiguo emplazamiento.

De todos modos, el principal edificio religioso es la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de la Asunción, fechada entre los siglos XVI y XVII. El templo dispone de tres naves cubiertas con bóvedas de crucería ojival. Si te agrada el turismo cultural, Villatobas es un buen destino para disfrutarlo.

Imagen:

diputoledo.es