Oferta de ocio en La Massana

La Massana presenta los aspectos típicos de la Andorra tradicional, los cuales se combinan con una oferta de ocio y cultura imperdible. Se trata de un destino perfecto para disfrutar de la naturaleza. Durante la época invernal, el esquí es el deporte más elegido por todos, aunque también se suele practicar otras variantes como raquetas de nieve, esquí de montaña, bicicletas de nieve y paseos a caballo.
Cuando la nieve desaparece, las excursiones al Parque Natural del Comapedrosa son la mejor opción, ya que constituyen una experiencia sensacional para conocer la flora y la fauna típica de alta montaña, además de recorrer las rutas de diferentes grados de dificultades.
La Massana, se encuentra presidida por el pico más elevado del Principado de Andorra, el Comapedrosa, que ofrece una vista espectacular.
Durante el verano, las estaciones de esquí ofrecen una gran variedad de opciones, como rutas en 4×4, escalada, barranquismo, etc, así como la posibilidad de conocer Vallnord, el auténtico Mountain Park de los Pirineos.
En la parroquia de La Massana existen diversas iglesias de estilo románico, como la de Sant Cristòfol de Anyós y la de Sant Climent de Pal. Vale destacar que en este pueblo se localiza el Centro de Interpretación del Románico, que expone las claves de la incorporación de este estilo en Andorra.
Respecto a los museos, podemos mencionar la casa Rull de Sispony, que transporta  a quien la visita a la vida de una familia de campesinos adinerada del siglo XIX. De todos modos, la joya museística del lugar es la Farga Rossell, que da cuenta del funcionamiento de una de las fundiciones del país.
En relación a la gastronomía, predomina la cocina de montaña, cuyos platos incluyen carne de cerdo, aves, caza, setas y verduras.    
En la zona céntrica del pueblo está el edificio comunal polivalente La Closeta, sede del Ayuntamiento, el Hogar del Jubilado, la Escuela de música, Tráfico, Asistencia Social y el Aparcamiento Público.
También en el centro se encuentra  el telecabina, que conecta la villa con la estación de esquí de Pal-Arinsal, accediendo a las pistas cómodamente apreciando a la vez del paisaje.