Recorrido por Málaga

Un recorrido por la ciudad de Málaga, en Andalucía, nos permitirá conocer el encanto que conserva en cada uno de sus rincones.
Uno de los principales monumentos es la Alcazaba, palacio que perteneció a los reyes nazaritas, cuya construcción se inició en el siglo XI, donde actualmente funciona el Museo Arqueológico Provincial, sitio donde se exponen piezas de diferentes períodos y culturas, predominando las de la era paleolítica. Además de recorrer sus jardines, aquí pueden apreciarse las Ruinas de un viejo Teatro Romano, en cuyo escenario se encuentra la Casa de Cultura.
En sus cercanías, está el Castillo de Gibralfaro, que posee dos torres que se conectan a través de un pasadizo con la Alcazaba.
Otra de las construcciones emblemáticas es la Catedral, que fue construida a lo largo de dos siglos sobre la Mezquita Mayor. Debido a que una de sus torres todavía no ha terminado de construirse, los locales la denominan popularmente “la manquita”.
En el centro histórico de la ciudad, más precisamente en el Palacio de Buenavista, se ubica el Museo Picasso, que alberga una valiosa colección del artista.
El Museo de Bellas Artes, que alberga una de las más grandes colecciones pictóricas del siglo XIX; el Museo de Artes y Tradiciones Populares, en donde es posible conocer los modos de vida característicos de la región; y el Museo Diocesano de Arte Sacro, que acoge interesantes colecciones de pintura, invitan a disfrutar de una experiencia más que enriquecedora.
De sus iglesias, sobresale el Santuario de la Virgen de la Victoria, en donde la Cripta con el Sepulcro de los Condes de Buena Vista capta la atención del visitante por su belleza.
Los jardines de Málaga, como el Parque de Picasso, el Parque de Málaga, El Retiro y la Puerta Oscura, por citar algunos, son otros de sus encantos.
Por supuesto que no podemos dejar la ciudad sin antes visitar la Casa natal de Pablo Picasso, situada en la Plaza de la Merced.

Imagen:

http://viajardespacio.com/wp-content/uploads/2012/07/448px-Alcazaba1.jpg

El encanto de la pequeña villa de Cedrillas

Cedrillas es una localidad muy pequeña de la provincia de Teruel, que está ubicada entre las sierras de Gúdar, Camarena y el Pobo.
Uno de sus mayores atractivos es el Castillo que, al igual que la localidad, se alza sobre un cabezo de leves pendientes que cubre los restos de un poblado ibero-romano situado allí antes.
Para disfrutar de la arquitectura del lugar, vale la pena realizar un recorrido por la Iglesia del Salvador, una construcción de estilo gótico-renacentista que se emplaza en la Plaza la Constitución,  la Ermita del Loreto, de dos siglos de antigüedad, y la Ermita de Santa Quiteria, la más antigua de la localidad.
Entre sus monumentos, es posible destacar El Santo, que posee una fuente adosada en cuyo interior se puede apreciar el escudo de la villa en piedra, datado en 1569, y el Partenón, un edificio por demás representativo y singular de Cedrillas.
En su entorno natural sobresale el Yacimiento Ibérico La Talayuela, que data de la Edad de Bronce y que se sitúa sobre restos de muros de piedra, cenizas y adobes.
Uno de los mejores lugares para disfrutar de la naturaleza es el Merendero del Pinar, por demás bello y acogedor. Desde aquí, se puede emprender la ruta que lleva al nacimiento del río Mijares, un sitio repleto de líquenes, remansos de aguas cristalinas y  pequeñas cascadas, un verdadero espectáculo de la naturaleza.
Por otra parte, en el término municipal de Cedrillas es posible encontrar numerosas masadas centenarias, las cuales se hallan rodeadas de campos de cereal, huertos y zonas de regadío.
También, desde Cedrillas podemos acceder a El Chaparral, una amplia meseta de pinar albar, negral y carrasco, perfecta para la recolección de hongos y setas típicos de esta zona.
Para la práctica de deportes, podemos optar por dirigirnos hacia las Estaciones de Esquí de Valdelinares y de Javalambre, situadas en las proximidades de Cedrillas, ideales para realizar todo tipo de actividades en cualquier época del año.

Imagen:

http://noticiasdecastillos.blogspot.com/2010/07/el-torreon-del-castillo-de-cedrillas.html