Patrimonio arqueológico y natural de Ardales

Ardales es un municipio malagueño cuyo casco urbano de trazado medieval se emplaza en la falda de un accidentado cerro, en la cima del cual se encuentran las ruinas del Castillo de la Peña.
Poseedor de un interesante patrimonio arqueológico y natural, es posible conocer en primera persona su historia al recorrer la ciudad. Así, por ejemplo, puede visitarse la Cueva de Ardales, también conocida como de la Calinoria o de Doña Trinidad, que data de tiempos prehistóricos. En su interior, conserva pinturas rupestres, así como diversos enterramientos del calcolítico y un yacimiento del periodo neolítico. En la Plaza de la Constitución, contigua al edificio del Ayuntamiento, se encuentra la Sala de Interpretación de la Cueva Prehistórica de Ardales, donde son expuestas algunas reproducciones de los grabados y pinturas de la cueva.
El mencionado Castillo de la Peña y el Puente de la Molina, son de la época de dominación romana. El puente se alza sobre las aguas del río Turón, descendiendo por la calle de los Carros, desde la plaza de San Isidro.
A escasos cinco kilómetros del casco urbano, en la zona de las Mesas de Villaverde, está la Ciudad Mozárabe de Bobastro, un conjunto arqueológico medieval de sumo interés, del cual sobresale la iglesia rupestre por su combinación de elementos arquitectónicos.
Entre sus edificios de carácter religioso merece mención especial la Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios, templo de estilo mudéjar localizado junto a los restos del Castillo de la Peña. Construida a fines del siglo XV sobre una antigua mezquita, capta la atención de los visitantes por su bella portada barroca. En tanto que en la parte baja del pueblo, se localizan el Convento de los Capuchos y la Ermita de la Encarnación.
El Desfiladero de los Gaitanes y el embalse de El Conde de Guadalhorce, son otros de sus atractivos.

Imagen:

Wikipedia

Deportes de aventura en Llavorsí

En la Comarca del Pallars Sobirá, visitamos Llavorsí, un municipio catalán que posee seis pueblos agregados, a saber: Aidí, Santa Romà de Tavèrnoles, Arestui, Baiasca, Romadriu y Montenartró. 
Las casas se disponen escalonadas en las pendientes, en torno a la Plaza de la Iglesia, esta última presidida por la Iglesia   Parroquial de Santa Ana. En la zona noreste de la villa, están los restos de la antigua capilla románica de Santa Eulalia. También, puede apreciarse los restos del antiguo Castillo de Gilanery, el cual ha sido rehabilitado.
Al sur de la población, se ubica  el Santuario de Madre de Dios de Biuse, sitio que pertenece al antiguo Castillo de Biuse, del Condado de Pallars. Vale destacar que en 1985, muy cerca de esta ermita fueron encontradas numerosas piezas de la Edad del Bronce.
Llavorsí se caracteriza por su paisaje de montaña, escarpado y abrupto, por el que pasa el Río Noguera Pallaresa, el cual es perfecto para practicar diversos  deportes de aventura, como rafting, kayak, o piragüismo, entre otros, a través de un recorrido de 14 kilómetros, con tramos de diferente dificultad. La mejor época para realizar rafting es en los meses de mayo a junio, debido a que el caudal del río aumenta producto del deshielo.
A su vez, gracias a la excelente ubicación de esta localidad, el senderismo es otra actividad que predomina, pudiendo optar por diversas rutas. Aunque uno de los principales objetivos de los amantes de los deportes de aventura es el ascenso a la Pica d’Estats (3143 m.), el pico más alto de Cataluña.
Llavorsí es un pueblo rural, ideal para disfrutar de un fin de semana con mucha adrenalina. ¡Te invitamos a visitarlo!

Lo mejor de Calles

En esta ocasión, haremos una visita a Calles, un municipio perteneciente a la Comarca de Los Serranos, en la Comunidad Valenciana. La villa se encuentra ubicada en un llano, sobre la margen derecha del río Tuéjar.
El pueblo se alza en torno a la iglesia parroquial de la Purísima Concepción, la cual se localiza en el centro de Calles.
El término municipal posee una superficie por demás montañosa y abrupta, pudiéndose destacar las elevaciones de Peña Uncel (993 m.), Mataja (1.024 m.),  Castellano (1.059 m.) y Escorpión (645 m.).
El territorio de Calles, se encuentra bañado por las aguas de los ríos Tuéjar y Turia, éste último transcurre entre los imponentes paredones del paraje conocido como La Cerrada.
Si salimos de paseo por Calles, podemos hacer un alto en la Ermita de Santa Quiteria, Patrona del municipio, la cual se ubica justo en el centro de una curva cerrada de la carretera, frente al pueblo.
También, vale la pena acercarse hasta la Iglesia de la Purísima Concepción, un templo originario templo del siglo XVII, cuya fachada puede apreciarse desde la Plaza de la Iglesia.
Otro de los atractivos del lugar es el Acueducto romano de laPeña Cortá”, el cual es considerado uno de los más excepcionales de la Comunidad Valenciana. Dicho acueducto empieza en el Azud del río Tuéjar, a 600 metros sobre el nivel del mar. Esta obra monumental, realizada con el propósito de salvar el Barranco de la Cueva del Gato, debe su nombre al corte tan singular que se ha realizado sobre la roca para la construcción del acueducto.
Además, Calles se caracteriza por sus diversas torres que se alzan en su entorno, de las que sobresalen la Torrecilla, que fue utilizada como torre de vigilancia, y la Torre de Castro, una estructura de origen medieval.

Imagen:

http://refugioderosa.webcindario.com/paisajes/VALENCIA/calles.jpg

Principales monumentos de Monóvar

Monóvar es un municipio de la Comunidad Valenciana, cuyo casco urbano está erigido sobre una colina en la cual se hallan el castillo y la ermita de Santa Bárbara, por lo que  la zona antigua se encuentra configurada por angostas calles inclinadas.

El Teatro Principal de Monóvar, inaugurado en 1858, es un edificio que tras su reinaguración en 2002 fue completamente rehabilitado, en el cual se celebran los más importantes eventos culturales de la ciudad.

La iglesia de San Juan Bautista, de estilo barroco, es un templo del siglo XVIII con planta de cruz latina que sobresale especialmente por su portada. Posee dos torres, una de ella aún sin terminar.

Otro de los monumentos religiosos es la Iglesia del ex Convento de Capuchinos, una construcción datada en 1729 que fue utilizada como seminario. En 1835, el convento cayó en estado de abandono. En la actualidad, tan solo sigue en pie la iglesia conventual de Nuestra Señora del Pilar, que posee el escudo del duque de Híjar y un atractivo decorado interior.

La Torre del Reloj, situada sobre un montículo, domina la ciudad junto con el Castillo y Santa Bárbara. Fue construida en el año 1734 con el propósito de alojar el reloj y las campanas del municipio.

El Ayuntamiento es un edificio de estilo académico que fue comenzado a construir en 1845. En este lugar, se hallaba la cárcel y la Sala de Concejo, dando nombre a la plaza donde se alza. Posee planta cuadrada y consta de tres niveles.

El Castillo de Monóvar, perteneciente a la época Almohade. Por su uibicación, presidía la red de fortificaciones que delimitaban el río Vinalopó. Del conjunto sobresale la torre cuadrangular, que se adapta al relieve del cerro.

La Ermita de Santa Bárbara, declarada Monumento Histórico-Artístico, es un templo del siglo XVIII que se alza sobre una de las dos colinas que dominan Monóvar. Desde su balcón es posible contemplar estupendas vistas panorámicas, que incluyen el valle del Vinalopó y el cerro del Cid.

La Casa-Museo Azorín es el lugar ideal para conocer vida y obra del reconocido escritor español, José Martínez Ruiz. Se trata de una vivienda del siglo XIX, en donde se desarrollan interesantes actividades culturales y que destaca por su biblioteca, la cual contiene aproximadamente 17.500 libros.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/9/9e/Monovar.Ermita_de_Santa_B%C3%A1rbara.jpg

Mágica experiencia en Bilbao

 

Bilbao es una maravillosa ciudad del norte de España, capital de la provincia de Bizkaia, en donde se concentran las actividades económicas más importantes de la región.
Bilbao sorprende a cualquiera que la visite por la impactante combinación de arquitectura contemporánea y antigua que presenta, por la disposición de sus pequeñas calles y sus amplias avenidas. Se trata, sin dudas, de una ciudad muy interesante que cuenta con bellos lugares como el casco antiguo, zona donde se levanta la famosa Catedral de Santiago, la cual data del siglo XVI. Continue reading

Recorrido por Málaga

Un recorrido por la ciudad de Málaga, en Andalucía, nos permitirá conocer el encanto que conserva en cada uno de sus rincones.
Uno de los principales monumentos es la Alcazaba, palacio que perteneció a los reyes nazaritas, cuya construcción se inició en el siglo XI, donde actualmente funciona el Museo Arqueológico Provincial, sitio donde se exponen piezas de diferentes períodos y culturas, predominando las de la era paleolítica. Además de recorrer sus jardines, aquí pueden apreciarse las Ruinas de un viejo Teatro Romano, en cuyo escenario se encuentra la Casa de Cultura.
En sus cercanías, está el Castillo de Gibralfaro, que posee dos torres que se conectan a través de un pasadizo con la Alcazaba.
Otra de las construcciones emblemáticas es la Catedral, que fue construida a lo largo de dos siglos sobre la Mezquita Mayor. Debido a que una de sus torres todavía no ha terminado de construirse, los locales la denominan popularmente “la manquita”.
En el centro histórico de la ciudad, más precisamente en el Palacio de Buenavista, se ubica el Museo Picasso, que alberga una valiosa colección del artista.
El Museo de Bellas Artes, que alberga una de las más grandes colecciones pictóricas del siglo XIX; el Museo de Artes y Tradiciones Populares, en donde es posible conocer los modos de vida característicos de la región; y el Museo Diocesano de Arte Sacro, que acoge interesantes colecciones de pintura, invitan a disfrutar de una experiencia más que enriquecedora.
De sus iglesias, sobresale el Santuario de la Virgen de la Victoria, en donde la Cripta con el Sepulcro de los Condes de Buena Vista capta la atención del visitante por su belleza.
Los jardines de Málaga, como el Parque de Picasso, el Parque de Málaga, El Retiro y la Puerta Oscura, por citar algunos, son otros de sus encantos.
Por supuesto que no podemos dejar la ciudad sin antes visitar la Casa natal de Pablo Picasso, situada en la Plaza de la Merced.

Imagen:

http://viajardespacio.com/wp-content/uploads/2012/07/448px-Alcazaba1.jpg

El encanto de la pequeña villa de Cedrillas

Cedrillas es una localidad muy pequeña de la provincia de Teruel, que está ubicada entre las sierras de Gúdar, Camarena y el Pobo.
Uno de sus mayores atractivos es el Castillo que, al igual que la localidad, se alza sobre un cabezo de leves pendientes que cubre los restos de un poblado ibero-romano situado allí antes.
Para disfrutar de la arquitectura del lugar, vale la pena realizar un recorrido por la Iglesia del Salvador, una construcción de estilo gótico-renacentista que se emplaza en la Plaza la Constitución,  la Ermita del Loreto, de dos siglos de antigüedad, y la Ermita de Santa Quiteria, la más antigua de la localidad.
Entre sus monumentos, es posible destacar El Santo, que posee una fuente adosada en cuyo interior se puede apreciar el escudo de la villa en piedra, datado en 1569, y el Partenón, un edificio por demás representativo y singular de Cedrillas.
En su entorno natural sobresale el Yacimiento Ibérico La Talayuela, que data de la Edad de Bronce y que se sitúa sobre restos de muros de piedra, cenizas y adobes.
Uno de los mejores lugares para disfrutar de la naturaleza es el Merendero del Pinar, por demás bello y acogedor. Desde aquí, se puede emprender la ruta que lleva al nacimiento del río Mijares, un sitio repleto de líquenes, remansos de aguas cristalinas y  pequeñas cascadas, un verdadero espectáculo de la naturaleza.
Por otra parte, en el término municipal de Cedrillas es posible encontrar numerosas masadas centenarias, las cuales se hallan rodeadas de campos de cereal, huertos y zonas de regadío.
También, desde Cedrillas podemos acceder a El Chaparral, una amplia meseta de pinar albar, negral y carrasco, perfecta para la recolección de hongos y setas típicos de esta zona.
Para la práctica de deportes, podemos optar por dirigirnos hacia las Estaciones de Esquí de Valdelinares y de Javalambre, situadas en las proximidades de Cedrillas, ideales para realizar todo tipo de actividades en cualquier época del año.

Imagen:

http://noticiasdecastillos.blogspot.com/2010/07/el-torreon-del-castillo-de-cedrillas.html

Reinosa y las rutas monumentales

Reinosa, localidad ubicada al sur de Cantabria, es la capital de la comarca de Campoo y, por su cercanía a estaciones de esquí y las visitas a donde tiene su origen el río Ebro, en Fontibre, es un destino muy elegido por los turistas.
Su mayor atractivo recae básicamente en la posibilidad que existe de realizar desde Reinosa diversas rutas monumentales, que conducen a sitios de especial interés como el yacimiento arqueológico de la ciudad romana de Julióbriga (Retortillo), y numerosos santuarios rupestres altomedievales.
Uno de sus principales monumentos es la Iglesia parroquial de San Sebastián, templo barroco construido entre los años 1754 y 1774, que sobresale por su portada meridional y su torre ornamentada con pináculos.
De todos modos, los mayores atractivos monumentales se hallan fuera de la ciudad de Reinosa.  Así, por ejemplo, recomendamos visitar la ciudad romana de Julióbriga, ubicada en Retordillo, a tan sólo 4 kilómetros de Reinosa. Su construcción data del
siglo I a.C., y ha sido abandonada durante la crisis bajoimperial. Si bien se encuentra en estado ruinoso, todavía pueden contemplarse los vestigios de un edificio del foro, así como diversas viviendas adornadas con mosaicos.
También, a escasos 3 Km. de Reinosa, en dirección a Retortillo y Julióbriga, se encuentra Bolmir, un pueblo que destaca por su iglesia parroquial de San Cipriano. Este pequeño templo que ha sido restaurado, conserva sobrias formas románicas que datarían de la primera mitad del siglo XII. Del conjunto sobresalen los capiteles de los ventanales.
Aproximadamente a 2 Kilómetros de Bolmir se ubica la iglesia de Santa María de Retortillo, construida sobre el lugar que antiguamente ocupaba el foro de Julióbriga.
Se mantiene casi como en sus orígenes, aunque como la construcción fue realizada en etapas algunas partes fueron sustituidas. Lo que llama la atención de esta iglesia es el tímpano incrustado en el muro meridional.
Además, merece la pena visitar la colegiata de San Pedro de Cervatos, considerada una de las mejores iglesias de la región debido a su arquitectura y su peculiar decoración. Pero el principal atractivo de este templo reside en la colección de esculturas de temática erótica que alberga, por eso es muy famosa entre los amantes del arte.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/6/6b/Reinosa_010_Ebro_river.jpg/558px-Reinosa_010_Ebro_river.jpg

El sabor medieval de Covarrubias

Covarrubias es una villa medieval situada al sur de la provincia de Burgos. Por aquí pasa la Ruta turística del conde Fernán González, la cual comprende la ermita de   las Viñas, de origen visigótico, así como las ruinas del monasterio de San Pedro de Arlanza.

Podemos comenzar el periplo por la Plaza Doña Urraca, que está delimitada por los soportales de antiguas casas-palacios. De frente se ubica el Ayuntamiento, que en el pasado fue residencia de los condes de Lara, conocida como Palacio Fernán Gonzalez.

El Torreón Fernán Gonzalez, también conocido como torreón de doña Urraca, pues se cree que allí fue asesinada la Infanta Urraca; se encuentra adosado a la muralla del interior de la villa, que antiguamente supo albergar también al palacio del abad. Esta construcción es, al igual que el recinto amurallado, todo un símbolo defensivo de Covarrubias.

Por su parte, la Iglesia de Santo Tomás, originaria del siglo XII pero reconstruida en el siglo XV. Se trata de un templo de tres naves, cubiertas con bóvedas de crucería, que alberga  diversos sepulcros, alguno de ellos de estilo gótico.

También, podemos dar un paseo  por la Plaza Doña Sancha, una atractiva plaza medieval de forma irregular, que está circunscripta por el Torreón de Fernán González. Aquí se alza la Casa Doña Sancha, una construcción del siglo XV en la cual se cree vivió la infanta, y que hoy es centro de interesantes muestras de arte.

Continuamos viaje hasta la Colegiata de San Cosme y San Damián, que ha sido fundada en el siglo VII, y reconstruida seis siglos después, que sobresale por sus retablos y numerosos sepulcros. Además, contiene un Museo Parroquial, donde se exhiben piezas de orfebrería, tallas góticas, entre otros elementos de especial interés.

Ven a conocer Covarrubias, ¡la villa te espera!

Imagen:

Wikipedia

Recuerdos de Abla

Abla es una localidad de la Comunidad de Andalucía, situada entre Granada y Almería, dentro de cuyo territorio  incluye al núcleo poblacional Las Adelfas.
Ya desde la prehistoria, específicamente durante el periodo de los Millares, Abla disponía de diversos asentamientos. Luego, en el s. III a. C., fueron asentándose los íberos en el Castillo de Abla. También los romanos se sintieron atraídos por el encanto de este lugar, lo cual queda demostrado en un mausoleo romano que fue erigido para darle sepultura a un personaje relevante de la época. Dicho mausoleo, fue utilizado para fines diversos, pero lo que lo hizo perdurar hasta hoy es la Ermita a San Sebastián que allí funciona, aunque se encuentra en muy mal estado de conservación. También, resultan de interés para el visitante el Pedestal de Aviliano, ubicado en la plaza de San Antón, y la Ermita que lleva el mismo nombre, datada en el s. XVII.
Tras la reconquista a mano de los cristianos, el pueblo creció considerablemente. Así, por ejemplo, en 1629 fue construida la Ermita de los Santos Mártires, en homenaje a los patronos del municipio, Apolo, Isacio y Crotalo. Esta Ermita ha ido objeto de numerosas reformas.
Por su parte, la Iglesia Parroquial de Abla, separada del ayuntamiento por una calle estrecha, es casi una de las visitas obligadas, al igual que su plaza mayor, considerada una de las más bonitas de Almería.
Del pasado árabe, se conservan algunos restos de una alcazaba, situados en la parte más alta del pueblo. De ella, sólo quedan en pie algunos cimientos, parte de sus muros y un aljibe. Desde aquí, puede contemplarse el barrio del Castillo, que se caracteriza por su interesante arquitectura tradicional.
Aquellos que quieran llevarse un recuerdo de su visita a estas tierras, pueden comprar alguna jarapa en los talleres artesanos de Abla.

Imagen:

http://mw2.google.com/mw-panoramio/photos/medium/6814692.jpg