Broto

Broto es un municipio de la provincia de Huesca, cabecera natural del Valle de Broto.
El núcleo urbano de Broto se estructura en torno a la carretera nacional, la Avenida de Ordesa, sobre la cual se disponen todos los comercios.
En la parte más elevada del pueblo se halla la Iglesia de San Pedro, una construcción del  siglo XVI que presenta características transicionales de los estilos más destacados de la época, de modo que combina la arquitectura gótica aragonesa con el renacentismo. Por sus grandes dimensiones, es un claro ejemplo de iglesia fortificada altaragonesa.
En las cercanías de la villa de Broto están también las ermitas de San Blas, cuyo antiguo retablo es hoy expuesto en Zaragoza, y la de San Clemente, ambas pertenecientes al siglo XVI.
Al sur de la carretera, se ubica la Plaza de las Herrerías, también conocida como Plaza de la Santa Cruz o de los Porches, que ofrece una de las estampas más bonitas de la villa.
Los dos barrios que conforman Broto, a saber el barrio de la Santa Cruz en el norte y el Barrio de los Porches al sur, se hallan separados por las aguas del río Ara. Vale aclarar que en los pueblos del Alto Aragón se acostumbra considerar como barrios a simples conglomerados de casas que, como sucede en este caso, se encuentran divididos tan solo  por un curso de agua sobre el cual se alza un puente. En el pasado, ambos barrios se hallaban comunicados por un único puente medieval, el cual fue destruido durante la Guerra Civil.
En la actualidad, sólo se conserva el puente románico que atraviesa sobre el río Sorrosal junto a la denominada Cascada del Sorrosal. El mismo, está cerrado al tránsito de personas, quienes deben pasar por un puente paralelo ubicado a pocos metros, que conduce a Oto.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/c/ce/25.Broto_-_Campanario.JPG/450px-25.Broto_-_Campanario.JPG