Nuevo Portil

La playa de Nuevo Portil, que está ubicada junto a la Playa de El Portil, forma parte del municipio de Cartaya, en Huelva.
Se trata de una bella playa, localizada bajo un acantilado, que cuenta con grandes arenales y que se halla rodeada por frondosos bosques de enebros y pinos. Razón por la cual se presenta como el destino ideal para disfrutar de un buen descanso.
Los adeptos al deporte, encuentran en la playa de Nuevo Portal el escenario perfecto para desarrollar actividades deportivas, ya sea en su campo de golf, la Marina o el clunn deportivo, éste último situado en la contigua playa de El Rompido.
Hasta no hace mucho tiempo atrás, era una playa virgen. Pero hoy en día dispone de urbanizaciones de primer nivel, que se combinan con un entorno natural de excepcional belleza. De todos modos, vale aclarar que su población es una de las más bajas del litoral de España, lo cual explica porqué su nivel de ocupación es menor aún en temporada de verano.
Desde la base náutica, es posible acceder en barca a una playa virgen que se localiza en La Flecha de El Rompido, un espacio natural protegido que consta de una lengua de arena ubicada en la franja del litoral que crece cera de unos 40 metros anuales, lo que lo convierte en un fenómeno único en España. Dicho espacio natural, que se formó con sedimentos traídos por el oleaje y la acción del viento, acoge a un gran número de especies protegidas. También aquí, a escasos dos kilómetros de la playa de La Antilla, está  la Playa de Nueva Umbría, una playa nudista.
Aparte de la playa, también puede visitarse el Castillo de San Miguel, una fortaleza árabe en cuyos alrededores se realizó el hallazgo de antiguos restos arqueológicos.

Imagen:

http://viajardespacio.com/wp-content/uploads/2012/07/nuevoportil1.jpg

Recorrido cultural por Bonares

Bonares es un municipio de Huelva que es muy conocido por ser donde se celebra las Cruces de Mayo, un festejo popular que tiene lugar a fines del mes de agosto, el cual ha sido  declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía. Este es un buen dato a tener en cuenta, ya que participar de dicha celebración es una gran oportunidad para disfrutar del clima increíble que se vive en estas tierras durante esa fecha.
La población, por otro lado, conserva además interesantes restos arqueológicos, que corresponden a la época de dominación romana. Se trata de dos necrópolis, ubicadas en las fincas Los Bojeos y la del Alcornocal, que llaman la atención de todo aquel que las visita.
Fuera del casco urbano, en lo alto de una colina, se localiza la Ermita de Santa María Salomé, desde donde es posible obtener, gracias a su excelente ubicación, estupendas vistas de la comarca en su totalidad. En el interior del templo, pueden apreciarse tradicionales zócalos de estilo preponderantemente sevillano.
En el núcleo poblacional, es posible realizar un recorrido cultural para contemplar diversos monumentos, como es el caso de las doce capillas de las Cruces de Mayo, cuyo conjunto posee un gran valor artístico. Mientras que en el centro de la Plaza de España, sobresale la puerta de la Plaza de Abastos.
Por su parte, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, datada en el siglo XVII, es otra de las edificaciones que valen la pena conocer. En su interior, atesora imágenes que han sido atribuidas a Alonso Cano.
Para disfrutar al máximo de su entorno natural, lo mejor es optar por tomar alguna de las tantas  rutas de senderismo con las que cuenta el municipio, como es el caso de la que se extiende desde el paraje El Corchito hasta el Alboreto del Villar. Conformando una experiencia realmente única para los visitantes.

Imagen:

http://www.feriasturisticas.com/directorio/bonares/wp-content/uploads/2008/10/bonares-plaza-espana-2.JPG

Descubriendo los atractivos de Huelva

huelva

La ciudad de Huelva, capital de la provincia homónima, está situada en Andalucía, España. Dispone de numerosos espacios culturales como museos, galerías y monumentos, que dan cuenta de su riqueza devenida de la confluencia de civilizaciones que se suscitaron en Huelva a lo largo de su historia. Continue reading

Descanso soñado en Isla Canela

Para todos aquellos que están buscando escapar de la rutina, existe Isla Canela, un lugar sensacional que les dará la posibilidad de perderse del trajín diario.
Isla Canela posee un paraje espectacular, con playas vírgenes y un increíble entorno natural. Se trata, además, de un lugar sumamente tranquilo, que se encuentra en franca expansión urbanística y turística.
En la isla, que forma parte de la Costa de la Luz, podrás pasar una temporada estupenda, disfrutando de paseos fluviales por el río Guadiana, una excursión muy reconfortante por cierto. 
Además, podrás conocer los alrededores de la isla gracias al Puente Internacional del Guadiana, el cual ha sido construido para aportar nuevos horizontes turísticos a esta comunidad, que recibe visitantes de todas partes, en especial  desde Algarve.
Sus playas, conforman una franja de arena fina muy extensa que realmente dejarán impactado. Es fácil de sorprenderse con las dunas y las marismas, muy atractivas ya sea para oriundos como para turistas.
Para los amantes del deporte, Isla Canela dispone de un magnífico  campo de golf, que se destaca por encima de todos los de la región. En caso que no seas un  experto golfista, podrás conformarte disfrutando de un paraje muy bello. También podrás visitar Ayamonte y Punta del Moral, dos lugares dignos de visitar.
También, podrás conocer la Torre Canela, una construcción del siglo XVI que representa un verdadero legado de la historia. Mientras que en el Barrio de la Canela, se recomienda visitar la capilla del Carmen, una iglesia del siglo XIX, que se halla muy bien conservada y en cuyo interior se conserva la imagen de la Virgen del Carmen, la cual cada 16 de julio, durante las romerías, es llevada en andas hasta el río de la Isla Canela en una jornada difícil de olvidar.
En cuanto a la gastronomía marina del lugar, los pescados y los mariscos componen los principales platillos.
Al mismo tiempo, este bonito destino te brinda la posibilidad de disfrutar del mejor turismo verde de la zona, una atractiva propuesta en la que podrás remontar ríos, conocer laberintos de caños y las marismas.
En fin, muchas son las razones que permiten afirmar que Isla Canela es un lugar paradisíaco y una sensacional opción para todos aquellos que decidan alejarse de la pesada rutina y gozar de tranquilidad, tanto en cada una de sus playas como en los paseos turísticos que te ofrece este destino.

Niebla en el intramuros

Niebla es una villa que está situada en una colina que se  alza sobre el río Tinto, en la provincia andaluza de Huelva. Dueña de una historia milenaria, quizá lo que más se destaca de este lugar es su muralla almohade, de unos dos kilómetros de extensión, que rodea por completo el perímetro de la ciudad y representa el recinto más grande y mejor conservado de toda Europa.
En el intramuros, declarado conjunto histórico monumental, la localidad aún conserva parte de su antiguo trazado. Entre sus principales monumentos se encuentran el alcázar de los Condes de Niebla, la iglesia de San Martín  y la iglesia de Santa María de la Granada. Esta última fue en el pasado catedral bizantina, luego mezquita árabe y a partir del siglo XVI se convirtió en un templo cristiano.  Saliendo del recinto amurallado, el acueducto, la calzada, las termas y el puente romanos son visita obligada.
Cerca de Niebla están los prehistóricos dólmenes, como el de Soto, situado en la localidad de Trigueros, mientras que en la zona de Los Bermejales se conservan interesantes restos neolíticos.
Las puertas del recinto amurallado, así como la antigua mezquita que fue convertida en la iglesia de la Granada, son otras muestras del legado árabe.
Cada verano, en el Castillo de los Guzmanes se realiza el Festival de Teatro y Danza Castillo de Niebla.
De todos modos, buena parte del patrimonio histórico, como numerosas casas solariegas, iglesias, conventos y ermitas, ha desaparecido debido a terremotos que azotaron el lugar o simplemente al abandono.
Para disfrutar la naturaleza del lugar, se puede acampar en el Pantano San Walabonso, ubicado a 15 km de la villa, visitar el paraje de El Guijo,  donde hay un pantano en el que pueden realizarse deportes náuticos, la zona protegida de Charca de la Balastrera, donde nidifican numerosas especies, y Jareta, sitio de recreo y esparcimiento ubicado a sólo 2 km. de Niebla. Un poco más allá, puede visitarse el Pantano del Tamajosoa, que además de una gran cascada sobresale por su exuberante vegetación.

Imagen:

Wikipedia

El entorno multicolor de Riotinto

Riotinto, pueblo ubicado en la provincia de Huelva, no se asemeja demasiado a los demás pueblos andaluces, debido a las características del paisaje, su relación directa con la minería y el legado histórico de la época de la ocupación inglesa. Por todo ello, merece ser considerado como un referente turístico de Andalucía.
La visita a Riotinto y sus alrededores es como vivir una aventura mágica, por lo extraordinario de su paisaje y su rica historia. Sólo con contemplar la arquitectónica urbana es posible distinguir su carácter colonizador, legado de la ocupación de estas tierras por los ingleses durante los siglos XIX y XX. Las diferentes barriadas que conforman el pueblo están muy bien delimitadas y diferenciadas. De ellas se destacan El Valle, el Alto de la Mesa, y Bella Vista.
El panorama se completa con la ya instalada cultura minera, con el atractivo que supone contemplar las montañas excavadas, los bosques de encinas y embalses.
La configuración que puede observarse actualmente de estas minas ha sido generada por la explotación que impulsaron empresarios británicos cuando promediaba el siglo XIX dada la enorme riqueza del suelo onubense.
Uno de los acontecimientos más relevantes para el crecimiento del municipio ha sido la construcción de las vías de ferrocarril en el trayecto comprendido entre Riotinto y Huelva, lo cual dio cuenta el importante poderío económico que poseía Riotinto. Gracias a ello, pudieron transportarse minerales hasta el Muelle del Tinto, en Huelva.
Puede visitarse la casa del Consejo, en el pasado usada como lugar de reunión por los dirigentes británicos, que se conserva tal como era en sus inicios.
Otras opciones son asistir al Museo Minero de Riotinto, único en su tipo en España, que ofrece un repaso sobre la historia de la minería en este antiguo yacimiento; realizar un paseo en el Ferrocarril Turístico Minero o conocer la Mina de Peña de Hierro.

El entorno serrano de Aracena

En esta oportunidad realizaremos un recorrido por Aracena, una localidad perteneciente a la provincia andaluza de Huelva,  que dispone de mucho para ver y descubrir.
Su término municipal se sitúa en pleno centro de la Sierra de Huelva, en la zona más occidental de Sierra Morena. Al mismo tiempo, forma parte del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, un espacio natural de 184.000 hectáreas de composición caliza.
En nuestro paso por la ciudad, hallaremos diversos museos como el Museo Geológico Minero, donde se puede apreciar una interesante exposición sobre minerales,  el Museo Arqueológico, que exhibe interesantes restos arqueológicos que fueron encontrados en yacimientos cercanos a Aracena, el Museo de Escultura al Aire de Aracena, dedicado a Obras de Pepe Noja, y el mas peculiar de todos, el Museo del jamón y del cerdo Ibérico, que ofrece un recorrido por todos los elementos que forman parte en la producción y elaboración del jamón. Continue reading

Turismo familiar en Matalascañas

Matalascañas es un núcleo costero ubicado en la provincia de Huelva, al lado del Parque Nacional de Doñana, situación que lo convierte en un excelente destino para descubrir la belleza de su entorno natural.
La zona de la playa de Matalascañas, se caracteriza por su alta concentración urbanística, debido en gran parte a la elevada cantidad de plazas hoteleras con las que cuenta, la mayor de toda la provincia. Además, la playa ofrece una gran variedad de servicios, que incluyen tiendas, restaurantes y chiringuitos, entre otros.
Este destino, es muy elegido para realizar turismo en familia. En efecto, la mayoría de los visitantes que suelen veranear aquí provienen de Sevilla, debido a su cercanía a la capital andaluza, siendo Julio y Agosto los meses en los que se registra mayor ocupación.
Al dar un paseo por la playa, se logra divisar un gran peñasco dentro del agua, que son los restos de la Torre de la Higuera que quedaron luego del terremoto que tuvo epicentro en Lisboa allá por el año 1755. Esta torre vigía, datada en el siglo XVI y que era utlizada con fines defensivos, es una de las 12 que se conservan en la Costa de la Luz.
Por otro lado, la cercanía de Matalascañas a El Rocío hace que resulte interesante visitar dicha aldea que se destaca por su ermita de la Virgen del Rocío.

Imagen:

http://viajardespacio.com/wp-content/uploads/2012/07/450px-Faro_de_Matalasca%C3%B1as.jpg

Vacaciones en la costa andaluza

Durante el verano, las costas de Andalucía se transforman en el punto de encuentro de millones de viajeros, provenientes de todas partes del mundo, quienes buscan en ellas poder disfrutar del sol, la playa y, en especial, mucho relax. El verano aún no ha acabado y septiembre continúa siendo un mes donde el clima agradable de la zona invita a gozar de la costa.
Vale destacar que Andalucía dispone de mil kilómetros de costa bañados por el Mediterráneo y el Océano Atlántico, conformando un paisaje bien diverso que va desde la desembocadura del río Guadiana hasta la costa del Cabo de Gata y que se halla dividido en cuatro importantes zonas, a saber: la Costa de la Luz, Costa del Sol, Costa Tropical de Granada y la Costa de Almería.
La Costa de la Luz, situada en el golfo de Cádiz, abarca los litorales de Cádiz y Huelva. Así, puedes disfrutar del sol en las playas de Ayamonte, Isla Canela, Conil de la Frontera, Isla Cristina, Zahara de los Atunes, Chiclana, Punta Umbría, Matalascañas, Chipiona, Costa Ballena, y el paraíso de los surfistas de Tarifa, por mencionar algunas. Además, en la Costa de la Luz encontrarás rincones perfectos para el turismo natural, como es el caso del puerto de Cádiz, así como el Cabo Trafalgar y el Parque Nacional del Coto de Doñana.
Por su parte, la Costa del Sol se presenta como uno de los puntos turísticos más elegidos de España, el cual se extiende a lo largo del  litoral mediterráneo gaditano y el de la provincia de Málaga. Su principal punto de interés no es otro que Marbella y su Puerto Banús. También, sobresalen lugares como Nerja, Benalmádena, Fuengirola, Torremolinos, Manilva, Estepona y San Roque, etc. La Costa de la Luz dispone de una infraestructura turística de primer nivel y posee todo lo necesario para satisfacer los gustos de toda clase de turistas, sobre todo de los aficionados al golf.
En tanto que la Costa Tropical de Granada, ocupa la franja costera de la provincia granadina, que se caracteriza por su microclima de características tropicales, siendo Almuñécar, Salobreña y Motril sus principales centros de veraneo.
Por último, mencionaremos a la Costa de Almería, sin dudas, la menos urbanizada y la más agreste en comparación con el resto. Aquí, es posible descansar en sitios como Mojácar, Roquetas de Mar, Carboneras, Pulpí o Cueva de Almanzora, además de aprovechar para recorrer el Parque Nacional de Cabo de Gata, el cual está provisto de paisajes de sensacional belleza que incluyen desde el desierto subtropical interior hasta preciosas calas recónditas de aguas cristalinas.

La Ruta del Jamón

En el Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, en Huelva, hay una zona destinada a la crianza de cerdos ibéricos para la producción del jamón de Huelva, considerado el mejor del mundo.
La Ruta del Jamón de Huelva empieza en Aracena, localidad que entre los siglos XIX y XX  era el lugar elegido por la realeza española y los aristócratas sevillanos para vacacionar. Esta región estuvo dominada por los celtas, árabes y portugueses, así como por los monjes-soldados del Temple. Su principal atractivo es el castillo de Aracena, construido por los portugueses sobre los restos de una fortaleza islámica anterior, que integraba la línea defensiva del valle del Guadalquivir. Junto al castillo se alza la iglesia de Nuestra. Señora del Mayor Dolor, templo de estilo gótico y románico, cuya construcción fue iniciada durante el siglo XII. Además, vale la pena incluir en el recorrido al Museo del Jamón y del Cerdo Ibérico. Aquí, cada tercer fin de semana de octubre, se celebra la Feria Regional del Jamón y del Cerdo Ibérico.
Rumbo a Linares de la Sierra, el viajero descubrirá este encantador pueblo blanco localizado en un valle profundo, lleno de alcornoques y encinas, que ha sido declarado Bien de Interés Cultural. Continuando en dirección a Alájar, la Iglesia de San Marcos es la visita obligada.
Separada a menos de 1 km de Alájar, se encuentra la Peña de Arias Montano, una montaña de piedra caliza en la que se sitúan algo más de 30 grutas naturales, en su mayoría habitadas desde tiempos prehistóricos.
Al llegar a Fuenteheridos, merece la pena visitar la fuente de los Doce Caños, de la cual brotan más de dos millones de litros de agua al día. Además, el viajero se puede acercar hasta los Jardines de Onuba, que alberga alrededor de 100 especies vegetales originarias de América, Asia y África.
Otro de los destinos incluidos en esta ruta es Castaño del Robledo, donde se encuentran los Riscos Altos (962 m), el punto más alto de Huelva, famosos por conservar un interesante bosque de robles melojos. Seis kilómetros más adelante está Jabugo, pueblo circunscripto por frondosos bosques, en su mayoría de encinares, que dispone de magníficos enclaves naturales, como por ejemplo El Becerro y la Cueva de la Mora. Prosiguiendo la travesía, el turista se topará con Galaroza, una villa de casas blancas y calles empedradas en cuyo entorno se encuentra El Talenque, área recreativa que intefra el Parque Natural, además del cerro de Santa Brígida, desde donde se obtienen increíbles vistas panorámicas de la localidad.
Continuando por Santa Ana la Real, resulta interesante visitar el cerro Castillejo y los Chorros de Joyarancón, un salto de agua de aproximadamente 50 m de altura cuyo caudal aumenta considerablemente en época de lluvia.
La siguiente parada es en Almonaster la Real. En su núcleo urbano, se hallan el castillo-fortaleza, construido con fines defensivos, y una mezquita del siglo X que fue transformada en iglesia cristiana tres siglos después. 
Para completar la ruta, el viajero debe pasar primero por Cortegana, localidad rodeada por la Sierra Pelada y la rivera del Aserrador; finalizando en Aroche, sitio en el que se destaca Piedras del Diablo, un conjunto dólmenes y monumentos megalíticos de especial interés.

Imagen:

Wikipedia