Montillana turística

En los Montes Orientales de Granada, se halla el municipio de Montillana, el cual no supera los 2000 habitantes.

Este lugar posee una larga y rica historia que se remonta a la era prehistórica, pues así ha quedado demostrado tras el hallazgo de su acrópolis romana descubierta, ocurrido recién en el año 1990, que está ubicado en el paraje del “Roaero”. Pero no fue sino hasta la época de la dominación musulmana cuando se fundó Montillana como núcleo urbano, debiendo soportar por su situación fronteriza el asedio permanente de los jinetes cristianos que estaban acuartelados en Baeza.

Además, esta localidad fue conquistada por los Reyes Católicos cuando se dirigían rumbo a Granada, a pesar que también debió sufrir situaciones por la rebelación de los moriscos durante el siglo XVI, así como la falta de población generada por la expulsión de los mismos. De acuerdo a la tradición, el origen del municipio de Montillana reside en un cortijo denominado Puente de Don Gonzalo y según datos confirmados por  la Real Cancillería de Granada, a fines del siglo XVI un tal Fernando Álvarez de Sotomayor, procedente de Noalejo, se adjudicó el título de Señor de “La Montillana”.

En cuanto al patrimonio artístico más emblemático del lugar se puede mencionar a la iglesia parroquial de Santa Ana, levantada durante el siglo XVIII, según se cree sobre las ruinas de un antiguo templo. Posee forma de cruz latina y en su interior es conservada una imagen de la Inmaculada.

Hasta no hace mucho tiempo, había un antiguo lavadero público que fue demolido por una cuestión de necesidades urbanísticas puesto que carecía de valor arquitectónico.

 El casco urbano de Montillana es bastante singular y de gran atractivo, característica que le confiere el entramado de calles. Al mismo tiempo, vale destacar las encantadoras panorámicas paisajísticas que se obtienen desde diferentes puntos de sus alrededores.

Imagen

http://montillana.blogspot.es/img/FOTO1.JPG

Naturaleza y cultura de Huétor Tájar

La provincia de Granada esconde lugares de inmenso atractivo y en los cuales se respira absoluta tranquilidad, y Huétor Tájar es uno de ellos. Este municipio sobresale por sus encantos, no sólo naturales sino también culturales y gastronómicos.

Para conocer los principales rincones de la villa, recomendamos realizar un recorrido cultural por su entorno, poseedor de una de las tierras más fértiles de toda la provincia granadina. Al pasear por el casco urbano es posible apreciar una torre vigía, que en el pasado formó parte de la popularmente conocida Fortaleza de Taharca. En ese preciso lugar se han descubierto monedas, restos de ánforas y diversos utensilios, sin embargo hoy en día la torre es todo lo que queda de esa estructura. Se la puede apreciar a simple vista desde la parte alta de la plaza del Ayuntamiento. En esa misma plaza se encuentra la Iglesia parroquial de Santa Isabel, templo del siglo XV en cuyo interior conserva un campanario de ladrillos.

Luego de recorrer los monumentos más importantes de la localidad, vale la pena caminar por los alrededores, donde se encuentran las cooperativas dedicadas al cultivo de espárragos. Es preciso señalar que aún hoy se conservan los sistemas de riego de la época musulmana, por lo que el paseo posee doble atractivo.

Después, seguramente el viajero deseará degustar algunos de los tantos platos típicos elaborados a base de los famosos espárragos, los cuales comúnmente suelen servirse en guisos, a la plancha, fritos o en pasteles. Pero además los espárragos son protagonistas de una de las celebraciones principales de esta localidad, la recogida del espárrago, que tiene lugar a mediados de marzo.

Imagen:

Wikipedia

Navidad en Granada

España tiene mucho para ofrecer más allá de sus dos ciudades más emblemáticas Madrid y Barcelona. Otra de las localidades españolas más populares  es Granada, dueña de un gran encanto y una diversidad cultural que atrae a miles de turistas cada año.
Granada es un destino turístico muy popular, poseedor de una rica historia cultural, que goza de gran relevancia dentro de la cultura española. Se encuentra ubicada a los pies de las montañas de Sierra Nevada, donde confluyen los ríos Beiro, Darro y Genil.
El flamenco, los restaurantes de tapas y los clubes de golpes, son sólo algunas de las cosas que caracterizan a la ciudad, la cual se distingue también por sus monumentos islámicos, que se concentran en el antiguo barrio musulmán, y las pastelerías más exquisitas del país.
El clima es agradable, por lo general el ambiente es cálido, salvo durante los meses de invierno donde el clima puede tornarse un tanto frío.
La Alhambra, una ciudadela árabe y el palacio, constituye uno de los sitios islámicos más visitados de Granada. Se trata de una de las visitas obligadas de la ciudad,  debido a su enorme belleza arquitectónica así como por su riqueza histórica y cultural.
Otro de sus principales atractivos turísticos es la estación de Sierra Nevada, situada cerca de la ciudad, donde es posible aprovechar a practicar diversos deportes de invierno, sobre todo el esquí.
No caben dudas de que Granada es el sitio perfecto para los amantes del turismo y los viajes. Por lo que si estás pensando en visitar Granada para esta Navidad, prepárate para vivir una experiencia única gracias a la gran cantidad de lugares bonitos con los que cuenta, disfrutando a su vez de la calidez humana de su gente.

Imagen:

http://misiglo.files.wordpress.com/2010/05/granada-1-wikipedia.jpg