Bienvenidos a Toledo, la ciudad de las Tres Culturas

Toledo representa, por cierto, un destino perfecto para realizar una escapada de fin de semana desde Madrid. Ubicada a orillas del río Tajo, se levanta esta ciudad que supo ser la capital del país durante cuatro siglos, durante la dominación visigoda.
Toledo, conocida también como la ciudad de las Tres Culturas por haber albergado cristianos, musulmanes y judíos, es un lugar sensacional para ir tras las huellas del pasado medieval que dan cuenta de cada una de estas culturas, como es el caso de la Catedral de la ciudad, la Mezquita de la Luz y la sinagoga de Santa María la Blanca. También, vale la pena visitar el Museo Sefardí, considerado el mejor de España conjuntamente con el del Call de Girona.
El Alcázar representa otro de los monumentos toledanos más significativos, el cual sirvió de escenario de un importante episodio durante la Guerra Civil española y que hoy alberga el Museo Militar. Desde aquí se pueden apreciar bellas vistas de la ciudad y del río Tajo.
Por su parte, las estrechas calles del casco antiguo de Toledo invitan al paseo, sobre todo por las noches gracias a su importante ambiente nocturno que incluye bares de copas y locales donde bailar y pasar un buen rato.
La gastronomía de la ciudad es un capítulo aparte. Platos como la perdiz a la toledana y el venado de los montes de la provincia, así como postres como el mazapán son muy populares.
No podemos retirarnos de Toledo sin antes visitar la Ronda del Valle, el paseo por el exterior de las murallas de la ciudad, que transcurre entre palmerales y el sonido del agua que fluye río abajo. Sólo nos llevará poco más de una hora, permitiéndonos  apreciar los cigarrales y la zona que circunda al Parador Nacional.

Sitios recomendados en Manilva

Manilva es un municipio ubicado en la Costa del Sol que posee cinco núcleos urbanos, de los cuales se destacan visiblemente los de Sabinillas y el Puerto de la Duquesa, por la gran afluencia turística que reciben.
Pero además, Manilva dispone de otros atractivos interesantes, como es el caso de sus diversos yacimientos arqueológicos que se hallan diseminados por toda su extensión. La mayor parte de sus yacimientos datan de la época romana, como por ejemplo la Villa de Sabanillas, Las Lagunetas y el Haza de Casareño, etc. Aunque hay algunos, como el Cerro del Castillo, que son de la Edad de Bronce, y otros que pertenecen a la época medieval, como es el caso de La Alcaría y el Cerro del Tesorillo, por mencionar algunos.
Al mismo tiempo, es el sitio perfecto para aquellos que les agrada recorrer rutas, disfrutando del contacto con la naturaleza, ya sea a pie, en bicicleta o a caballo.
Recorriendo su núcleo urbano, es posible apreciar sus principales oficios, como la Iglesia de Santa Ana, construida en el siglo XVIII, el Ingenio Chico, erigido a pedido del Duque de Arcos, y Villa Matilde, donde en la actualidad se exhiben algunos restos romanos que fueron hallados en Manilva.
En cuanto a la gastronomía, las sopas de tomate o de espárragos, entre otras exquisiteces, son sus platos más tradicionales.
En septiembre, se lleva a cabo la Feria de la Vendimia en la que se realiza la típica pisa de la uva, además de la degustación de vinos y una serie de actividades recreativas.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/8/85/Playa_de_Sabinillas.jpg/800px-Playa_de_Sabinillas.jpg

Camino a Corralejo

Corralejo, ciudad situada en el norte de la isla de Fuerteventura, en las Islas Canarias, constituye uno de los destinos turísticos que más visitantes recibe en la región.
Corralejo ofrece un paisaje paradisíaco compuesto por médanos y bosques de eucaliptos, donde el azul profundo del mar oficia de fondo. Su principal atracción son sus, sin dudas, sus playas, extensos kilómetros de aguas cálidas cristalinas y finas arenas, lo que conforma un verdadero paraíso.
En Corralejo es posible realizar distintos deportes acuáticos, como el jet ski, windsurf y submarinismo. De ese modo, quedarás fascinado con el increíble colorido de la flora y la fauna que vive en las profundidades del mar.
Al mismo tiempo, no puedes perderte la posibilidad de conocer el Parque Natural de Corralejo para realizar un paseo por demás exótico.
El puerto, que concentra la actividad económica de Corralejo, representa la postal típica de la ciudad. En esta zona, es donde se hallan bellos restaurantes de tradición familiar, donde es posible deleitarse con los mejores platos de la cocina local, siendo recomendable  probar las gambas al ajillo, el pejerrey o el salmón; contemplando y relajándose a la vez con la bella panorámica del lugar.
Desde el puerto se pueden realizar excursiones hacia la Isla volcánica de Lobos, ubicada frente a las costas de Corralejo, que constituye un extenso parque natural habitado por una gran cantidad de especies de animales y plantas locales.
Por otro lado, la ciudad posee además importantes iglesias, casas señoriales y monumentos de gran valor histórico y artístico.
Uno de los momentos ideales para visitar Corralejo es en la época de Carnaval, ya que sus calles se tiñen de color y todo se vuelve fiesta durante varios días. De todos modos, bien vale decir que Corralejo es un destino ideal todo el año. ¡No te lo pierdas!

Foto


reparacion ordenadores Madrid
cursos java
accesorios portatil
motocultores
audi segunda mano
Ciudades del mundo

Velefique: pueblo de acogida

Velefique es un pueblo de Almería, poseedor de un importante legado histórico. Antiguamente era conocido por su carácter de pueblo de acogida, pues en la época de los musulmanes guareció en sus tierras a una secta jarichí que era muy hostigada en Córdoba.
Antes de ello, allá por el siglo VIII, cobijó a un grupo de bereberes que se establecieron en toda la comarca, conducidos por la reina al-Kahima. De todos modos, fue durante la época de los moriscos cuando alcanzó su mayor esplendor. En efecto, gran parte de las edificaciones todavía conservan su fachada blanca que junto  a la pizarra, muy frecuente en sus callejas, vuelven al paseo por esta villa una experiencia más que recomendable.
Entre sus yacimientos arqueológicos, se destacan una fortaleza datada en la Edad Media, situada en la ladera que lleva hacia la Sierra de Filabres; y los restos de la muralla de la Casa de la Balsa.
Además, Velefique cuenta con interesantes monumentos en su casco urbano, como por ejemplo la Iglesia de Santa María, un templo del siglo XV en cuyo interior conserva una imagen de la Purísima Concepción, de gran valor histórico y artístico. Desde su torre, puede contemplarse una postal del valle de la Sierra de Filabres, considerada una zona perfecta para practicar senderismo.
Si visitamos Velefique, no podemos dejar de probar el cocido de morcilla o los bollos de nata, manjares característicos de la gastronomía local.

Imagen:

http://velefique.files.wordpress.com/2010/06/velefique-verano-de-2006-por-fernando-gomez-mancha-13-1600×1200.jpg

Oferta de ocio en La Massana

La Massana presenta los aspectos típicos de la Andorra tradicional, los cuales se combinan con una oferta de ocio y cultura imperdible. Se trata de un destino perfecto para disfrutar de la naturaleza. Durante la época invernal, el esquí es el deporte más elegido por todos, aunque también se suele practicar otras variantes como raquetas de nieve, esquí de montaña, bicicletas de nieve y paseos a caballo.
Cuando la nieve desaparece, las excursiones al Parque Natural del Comapedrosa son la mejor opción, ya que constituyen una experiencia sensacional para conocer la flora y la fauna típica de alta montaña, además de recorrer las rutas de diferentes grados de dificultades.
La Massana, se encuentra presidida por el pico más elevado del Principado de Andorra, el Comapedrosa, que ofrece una vista espectacular.
Durante el verano, las estaciones de esquí ofrecen una gran variedad de opciones, como rutas en 4×4, escalada, barranquismo, etc, así como la posibilidad de conocer Vallnord, el auténtico Mountain Park de los Pirineos.
En la parroquia de La Massana existen diversas iglesias de estilo románico, como la de Sant Cristòfol de Anyós y la de Sant Climent de Pal. Vale destacar que en este pueblo se localiza el Centro de Interpretación del Románico, que expone las claves de la incorporación de este estilo en Andorra.
Respecto a los museos, podemos mencionar la casa Rull de Sispony, que transporta  a quien la visita a la vida de una familia de campesinos adinerada del siglo XIX. De todos modos, la joya museística del lugar es la Farga Rossell, que da cuenta del funcionamiento de una de las fundiciones del país.
En relación a la gastronomía, predomina la cocina de montaña, cuyos platos incluyen carne de cerdo, aves, caza, setas y verduras.    
En la zona céntrica del pueblo está el edificio comunal polivalente La Closeta, sede del Ayuntamiento, el Hogar del Jubilado, la Escuela de música, Tráfico, Asistencia Social y el Aparcamiento Público.
También en el centro se encuentra  el telecabina, que conecta la villa con la estación de esquí de Pal-Arinsal, accediendo a las pistas cómodamente apreciando a la vez del paisaje.

Adeje, el sitio que buscabas para tus vacaciones

De paso por la Villa de Adeje, encontrarás una singular población poseedora de diversas atracciones naturales, históricas y culturales.
La ciudad sobresale por su arquitectura, ofreciendo una combinación de los antiguos estilos coloniales con las tendencias típicas de la zona sur de la Isla de Tenerife. El abanico arquitectónico, se completa con una serie de construcciones modernas del siglo XX.
El Granero, representa el emblema de la arquitectura popular canaria de los siglos XVII y XVIII. Es una construcción rural de muros de piedra, madera y tejado a cuatro aguas. Aquí, se realizan numerosas exposiciones artísticas y culturales relacionadas con la tradición de la zona.
La Casa Fuerte, una construcción que sirve de muestra del pasado de la ciudad de Adeje, fue erigida con fines defensivos en el siglo XVI y  a lo largo de más de tres siglos fue el centro de la ciudad y sede de un importante archivo histórico, el cual es conservado hoy en día en el Museo Canario de Las Palmas.
La iglesia parroquial de Santa Úrsula, es otro lugar digno de conocer. Se trata de una construcción verdaderamente atípica para su época, debido a que en el siglo XVI, cuando fue construida, la arquitectura de la región era bastante más cargada y llena de secciones. La construcción, tan sencilla como estupenda, combina artesonados mudéjares con retablos de estilo colonial barroco.
En la Villa de Adeje también se recomienda visitar el Museo de Arte Sacro, el cual alberga una colección de piezas de índole religiosa que datan desde el siglo XIV al XIX, así como tapices gobelinos.
La ciudad de Adeje, sirve como punto de partida para recorrer la parte sur de la Isla de Tenerife, donde está el paseo del Parque Nacional del Teide.
En cuanto a las playas, en la Costa de Adeje hallarás un maravilloso conjunto de costas de aguas cristalinas y climas agradables que te darán la posibilidad de practicar diversos deportes náuticos, como la navegación a vela, windsurf, submarinismo o pesca de altura.
Asimismo, en Adeje podrás rentar barcos y veleros para efectuar plácidos paseos por los mares, realizando el avistaje de ballenas y delfines.
En cuanto a la cocina del lugar, Adeje se caracteriza por los platos a base de pescados y mariscos.
Sin lugar a dudas, Adeje es el sitio que estabas buscando para pasar unas excelentes vacaciones.

Pontevedra, ciudad pintoresca

Pontevedra, una ciudad bella por donde se la mire, es la capital de la provincia  de la provincia homónima. Localizada en el fondo de la ría y en la desembocadura del río Lérez, es muy popular gracias a sus pintorescas plazas.
La Praza do Teucro, circunscripta por casas patriarcales pertenecientes a los siglos XVII y XVIII, está dedicada a  Teucro, quien, conforme a lo que expresa la leyenda, fue el guerrero de Troya que fundó Pontevedra a imagen y semejanza de su pueblo natal. Dicha plaza, se destaca por los maravillosos escudos tallados en piedra que exhibe. Por su parte, la Praza da Ferrería también resulta especial debido a que está unida a las plazas de Ourense, Estrela y a los jardines de Casto Sampedro, lo cual da lugar a un atractivo paseo en el que puede apreciarse la Fuente de la Ferrería que data del siglo XVI. Continue reading

Descanso soñado en Isla Canela

Para todos aquellos que están buscando escapar de la rutina, existe Isla Canela, un lugar sensacional que les dará la posibilidad de perderse del trajín diario.
Isla Canela posee un paraje espectacular, con playas vírgenes y un increíble entorno natural. Se trata, además, de un lugar sumamente tranquilo, que se encuentra en franca expansión urbanística y turística.
En la isla, que forma parte de la Costa de la Luz, podrás pasar una temporada estupenda, disfrutando de paseos fluviales por el río Guadiana, una excursión muy reconfortante por cierto. 
Además, podrás conocer los alrededores de la isla gracias al Puente Internacional del Guadiana, el cual ha sido construido para aportar nuevos horizontes turísticos a esta comunidad, que recibe visitantes de todas partes, en especial  desde Algarve.
Sus playas, conforman una franja de arena fina muy extensa que realmente dejarán impactado. Es fácil de sorprenderse con las dunas y las marismas, muy atractivas ya sea para oriundos como para turistas.
Para los amantes del deporte, Isla Canela dispone de un magnífico  campo de golf, que se destaca por encima de todos los de la región. En caso que no seas un  experto golfista, podrás conformarte disfrutando de un paraje muy bello. También podrás visitar Ayamonte y Punta del Moral, dos lugares dignos de visitar.
También, podrás conocer la Torre Canela, una construcción del siglo XVI que representa un verdadero legado de la historia. Mientras que en el Barrio de la Canela, se recomienda visitar la capilla del Carmen, una iglesia del siglo XIX, que se halla muy bien conservada y en cuyo interior se conserva la imagen de la Virgen del Carmen, la cual cada 16 de julio, durante las romerías, es llevada en andas hasta el río de la Isla Canela en una jornada difícil de olvidar.
En cuanto a la gastronomía marina del lugar, los pescados y los mariscos componen los principales platillos.
Al mismo tiempo, este bonito destino te brinda la posibilidad de disfrutar del mejor turismo verde de la zona, una atractiva propuesta en la que podrás remontar ríos, conocer laberintos de caños y las marismas.
En fin, muchas son las razones que permiten afirmar que Isla Canela es un lugar paradisíaco y una sensacional opción para todos aquellos que decidan alejarse de la pesada rutina y gozar de tranquilidad, tanto en cada una de sus playas como en los paseos turísticos que te ofrece este destino.

¡Ven a conocer Llanes!

A orillas del mar Cantábrico, en el Principado de Asturias, se ubica Llanes, una ciudad que cuenta con un importante legado histórico y cultural de sus antiguos pobladores. En su casco antiguo, que ha sido declarado Conjunto Histórico-Artístico, presenta importantes monumentos y edificios.
De este modo, podrás visitar sitios como el palacio del conde de la Vega del Sella, una construcción barroca del siglo XVIII que conserva un interesante museo en su interior. También, vale la pena conocer el torrexón de los Posada, uno de los símbolos de la ciudad, la iglesia de San Salvador, templo originario del siglo XII que presenta una combinación de estilos, y el palacio de los duques de Estrada, el cual sobresale por su  pórtico oriental.
Otra de las fortalezas de Llanes, es el palacete de Sinforiano Dosal, que data de comienzos del siglo XX y exhibe un estilo ecléctico cosmopolita. Por su parte, la sociedad Casino Teatro, declarado Monumento Histórico Artístico, es otro lugar emblemático de la ciudad junto con la muralla románica.
En el paseo de San Pedro y el de San Antón, así como el del río Carrocedo y el puerto, es posible recorrer avenidas plagadas tiendas y restaurantes tradicionales, además de una variada oferta nocturna, que incluye bares y discotecas.
Por su parte, los amantes de la naturaleza y del aire libre quedarán fascinados con las playas de Llanes, entre las que se destacan las de San Antolín, Torimbia, Celorio, Poo, Sablón, Barro, y Toró. En tanto que el paseo marítimo de San Pedro, que se halla bordeando imponentes acantilados sobre el mar Cantábrico, es una buena opción para ellos.
En cuanto a la gastronomía de Llanes, la misma se basa sobre todo en pescados de roca y mariscos a la sidra, que es la receta típica del lugar. También, pueden probarse  la lubina a la plancha o al horno, la langosta a la llanisca, el rape al horno y el tradicional pantruque, una masa de harina de maíz y huevo con añadido de cebolla y tocino.
En fin, preciosos paisajes y un conjunto histórico-artístico digno de admirar, es lo que te ofrece esta bella ciudad. ¡Ven a conocer Llanes!

Morro Jable, un destino sin igual

Fuerteventura es la isla más desértica de las Canarias, razón por la cual esto la hace acreedora de las mejores playas de arena dorada de las costas del Océano Atlántico. En Fuerteventura, vale la pena visitar Morro Jable, uno de los centros urbanos más trascendentes del municipio de Pájara.
Al sur de la isla, te aguarda Morro Jable, que impacta con sus más de 4300 metros de playa de aguas serenas. Se trata del destino indicado para aquellos que deseen escapar del ruido y descansar.
Morro Jable forma parte del conjunto de playas de Jandía, que junto a Playa del Matorral, de Esquinzo-Butihondo, del Barranco de los Canarios, de Sotavento, Costa Calma y La Lajita integran los casi 70 kilómetros de costas y dunas, con un paisaje natural inigualable.
Morro Jable ofrece inmejorables condiciones para la práctica de toda clase de deportes náuticos, como surf, buceo, pesca, submarinismo, paseos en catamarán y windsurfing. También, dispone de óptimas instalaciones para practicar otros deportes como tenis, equitación, golf y mountain-bike.
Su núcleo poblacional de Morro Jable se extiende a lo largo de su puerto pesquero. No pierdas la oportunidad de conocer la Campana de Morro Jable, la cual consiste en una gran boya acompañada de una atractiva leyenda. En el extremo de la Playa del Matorral está el Faro de Morro Jable, una construcción original y llamativa que representa un verdadero hito de referencia en el entorno costero, que se compone  de una torre troncocónica de 60 metros de altura.
Si viajas a Morro Jable no puedes resistirte a probar sus exquisitos platillos a base de pescados frescos y carne de cabrito.
En fin, si buscas un destino mágico, en Fuerteventura lo encontrarás. Después de conocer Morro Jable, no existirá otro lugar igual.