El entorno natural de Jaraiz de la Vera

Jaraiz de la Vera, municipio perteneciente a la comarca de la Vera, es una buena opción para pasar unos días. Posee diversos lugares de interés, como es el caso de la Plaza Mayor, la cual es bastante fuera de lo común ya que se halla  dividida en dos partes y culmina en forma de cuña.
Paseando por Jaraiz, hallaremos sitios para visitar como la Iglesia parroquial de Santa María, una de las fábricas parroquiales e mayor antigüedad de la comarca; y la Parroquia de San Miguel, que se destaca por su órgano de gran historia puesto que fue robado, vendido, comprado y desaparecido hasta que logró ser recuperado. La Iglesia de San Miguel de Jaraiz, posee una construcción que  poco conserva de la original debido a las sucesivas refacciones a las que fue sometida.
En las inmediaciones de la Plaza Mayor, se ubica el Palacio de Obispo Manzado, una edificación de 3 plantas en cuya fachada puede apreciarse el escudo de la familia Manzado.
La picota o Rollo es uno de los monumentos del municipio que simbolizaba el poder para administrar la justicia. El mismo, se halla erigido sobre cuatro escalones y posee forma cilíndrica. En la parte alta, se pueden observar tres brazos que culminan en diversas cabezas de animales o gárgolas.
Pero más allá de todo esto, lo que más sobresale en Jaraiz de la Vera es la particular belleza de su entorno natural así como sus zonas rurales. El Lago de Jaraiz, que cuenta con piscinas naturales acondicionadas, es una muestra de ello. 
También, es recomendable realizar las rutas de senderismo que ofrece el lugar, para poder apreciar de cerca durante la caminata los más bellos paisajes. Así, es posible optar por diversas rutas, como las de Rota del robledo y Cerrogordo, Cerro de las Cabezas, Pilas del Collado, la ruta de las Fuentes y la de las Brujas, por mencionar solo algunas.
Entre sus fiestas más representativas, se encuentran los carnavales, los festejos patronales de la Virgen del Salobrar, de San Antonio de Padua y de San Cristobal, además de las celebraciones del tabaco y el pimiento.

Imagen:

www.rutas-y-rincones.com/rlavera.html

El poderoso atractivo de Obejo

Obejo, situado en la provincia de Córdoba, es un municipio que cayó en el olvido durante el periodo de la Reconquista producto de su aislamiento, en el cual la belleza del paisaje de la Vega y las casas blancas y escalonadas son su sello de presentación.
En el Cerro Muriano se encuentra el yacimiento más importante de esta localidad, pues allí se hallan las minas de cobre que son conocidas desde el calcolítico. Asimismo, se han descubierto cerámicas y diversos objetos romanos en el término municipal.
En el itinerario del viajero no puede faltar la visita a la parroquia de San Antonio Abad, templo levantado en el siglo XIII que conserva una torre mudéjar de sumo encanto. Cerca de la iglesia, se pueden contemplar los restos de un antiguo castillo. La ermita de San Benito, originaria del siglo XVIII, y el Museo del Cobre, son otros de los edificios que componen el patrimonio arquitectónico y cultural de Obejo.
En cuanto a la gastronomía, los platos típicos de los obejeños son el cabrito en salsa de almendras, el escabeche de pollo o carne, los buñuelos de San Benito y el cochifrito de lechón, por mencionar sólo algunos.
Aquellos que deseen participar de las fiestas locales deben saber que las mismas inician el 17 enero, que es cuando se celebra el día de San Antonio Abad. En tanto que el 21 de marzo se lleva a cabo la Danza de las Espadas en honor a San Benito.

Imagen:

obejo.es

Por las rutas de Palencia

En esta oportunidad, daremos un paseo por la provincia de Palencia, en Castilla y León, atraídos por una extraordinaria gama de paisajes disímiles, que incluyen montaña, vega, tierra de campos y cerrato, en los que se combinan los colores provistos por ríos y arroyos, nieve permanente, flores y verdes bosques. De ahí que podamos identificar a Palencia por la espectacular paleta de colores que ofrece. Continue reading

Descubre Villaharta

A 40 kilómetros de la ciudad de Córdoba, en la parte alta del cerro Villa Alta, se encuentra Villaharta, un municipio donde la agricultura y la ganadería son la base de su economía.
Si bien el patrimonio arquitectónico y cultural de esta localidad no es muy cuantioso, bien vale la pena darse una vuelta por el Monasterio-Museo de Pedrique y la iglesia de la Piedad, esta última construida en el siglo XVII, que son sus principales monumentos.
En otras épocas, en la artesanía de Villaharta predominaban los trabajos con mimbre, sin embargo estos forman parte de una tradición que se ha ido perdiendo con el transcurso del tiempo. Actualmente, dichas artesanías solamente son realizadas por  algunas personas mayores a modo de entretenimiento.
La gastronomía de este municipio se destaca por ser muy variada, la cual incluye deliciosos platos tales como el potaje de garbanzos, el caldillo, el asadillo, las migas y las tortas de chicharrones, etc.
En cuanto a las fiestas propias de esta localidad, podemos mencionar aquella que se celebra el 1 de febrero por la noche, en vísperas de La Candelaria, en la cual se queman muñecas de trapo y papel en las hogueras encendidas por los habitantes del lugar.
Otras de sus principales festividades son la feria de Villaharta, que se realiza a fines de julio en honor a Nuestra Señora del Carmen, y la fiesta de San Rafael, que tiene lugar el 7 de mayo y el 24 de octubre.

Imagen:

cordobapedia.wikanda.es

Camino a Tazones

Tazones es un pequeño pueblo asturiano de apenas 300 habitantes que posee un encanto especial, gracias a su paisaje compuesto por casas bajas y calles empedradas. Sin dudas es una localidad distinta a cualquier otra, colorida y con un romántico reflejo en el mar.

Por aquí es posible transitar por caminos que no conducen a ningún lado, pero algunos de ellos llevan hacia promontorios desde donde se obtienen vistas inmejorables del entorno. Para llegar a este pueblo podemos hacerlo desde Villaviciosa, por una carretera que discurre junto a la ría. En el trayecto, es posible contemplar la belleza inexorable de la playa de Rodiles. Al arribar a Tazones debemos descender por una vía asfaltada, rodeada por una vegetación exuberante, hasta alcanzar al nivel del mar que sirve de antesala a este lugar paradisiaco.

Si bien en el pasado Tazones fue un puerto ballenero, hoy en día sólo se dedica a la pesca autóctona, que da lugar a una rica oferta de pescado y chigres en los restaurantes locales.

Según se dice, Tazones es famosa también por ser donde desembarcó Carlos V, durante su primer viaje a España, allá por el año 1517, con el propósito de hacerse cargo de su corona. Este es uno de los tantos motivos por los que esta localidad ha sido declarada Conjunto Histórico Artístico. Es interesante aclarar que muchos consideran que esto no ha sido más que una leyenda. De todos modos, es un datp que ha dado lugar al día de San Roquín, una tradición festiva que se conmemora cada 17 de agosto en la que los vecinos se visten con trajes de época, a modo de representar a alguno de los miembros de la corte de Carlos V.

En los pedreros circundantes se ubica uno de los más destacados yacimientos de huellas de dinosaurios de todo el continente europeo. En los alrededores del faro hay infinidad de icnitas tridáctilas. También, pasando el espigón del puerto, pueden observarse huellas jurásicas.

De modo que si contamos con tiempo libre, visitar Tazones es una buena idea, para caminar por este lugar de inmenso atractivo.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/0/04/Tazones_Asturias.jpg/800px-Tazones_Asturias.jpg

Turismo rural en Algatocín

Aquellos que gustan del turismo rural descubrirán en Algatocín, ubicado al pie de la sierpecilla, un pueblo realmente atractivo para tal fin. 
Su tradicional núcleo urbano, de calles empinadas y angostas, se conjuga a la perfección con un entrono natural de excepcional belleza.
Los lugareños no dudan en afirmar que el nombre de este pueblo deviene de la antigua leyenda de Algatois, quien fuera una princesa árabe. Y según se cuenta, la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, el monumento más emblemático de Algatocín, ha sido construido sobre el palacio de dicha princesa, allá por el siglo XVI.
Durante el paseo, es posible apreciar las pintorescas fachadas porticadas datadas en el siglo XVIII. También, conviene hacer un alto en la Ermita del Santo Cristo, que se localiza en la zona más alta del municipio. Es desde este lugar donde se obtienen estupendas vistas panorámicas de la Serranía de Ronda, así como del valle del Genal y algunos pueblos cercanos, como Alpandeire y Faraján. Incluso, en los días de mayor claridad, es posible divisar hasta el Peñón de Gibraltar.
Para disfrutar de su excepcional entorno natural, una buena opción es emprender un recorrido por las diversas rutas de senderismo, como la Ruta de la Ermita, la de la Sierra,  además de los caminos de Benalauría y de Salitre.
Lo más popular de la gastronomía local son las gachas de harina con miel de caldera, el gazpacho y los guisos de chivo, entre otras exquisiteces, así como los platillos a base de cerdo ibérico.
En cuanto a sus principales festividades, la Feria de Agosto, la Romería de San Isidro Labrador, que tiene lugar en Mayo, y la Feria de San Francisco, celebrada cada mes de Octubre, son algunas de ellas.

Imagen:

http://algatocin.blogspot.com.ar/

Villaviciosa de Córdoba

La provincia de Córdoba posee muchos rincones para explorar, tal es el caso de Villaviciosa de Córdoba, localidad que cuyos orígenes se remontan al siglo XVI, momento en que se erigió en torno a la ermita de la Virgen de Villaviciosa.
Lo cautivante de este pueblo son sus parajes, que resultan más que perfectos para la realización de excursiones, ya sea a caballo, en bici o a pie.
Para conocer un poco de su historia y apreciar de cerca la arquitectónica religiosa local, sólo basta con visitar la ermita de Nuestra Señora de Villaviciosa,  la parroquia de San José y la ermita de San Isidro.
Quienes elijan visitar esta localidad no pueden dejar de ir al Castillo de Nevado o a las ruinas del Castillo de Cabeza de Vaca. Otros sitios de especial interés son el puente que se cruza el río Guadiato, construido en la época califal, y la Fuente de la Verbena.
En lo que respecta a la artesanía de Villaviciosa de Córdoba, destacan los trabajos hechos con cuernos de venado que proceden del desmogue anual, así como los artículos elaborados en cuero, anea y hierro forjado.
Una de sus festividades más singulares es la fiesta de los tomillos, que se desarrolla cada 19 de enero, en la cual se queman tomillos y los lugareños bailan alrededor de las hogueras.

Descubre Ciudad Real

Ciudad Real, en Castilla-La Mancha, fue en sus orígenes una ciudad amurallada, algo que queda de manifiesto en la Puerta de Toledo, un estupendo monumento nacional que es al mismo tiempo un claro ejemplo de arquitectura militar.
Otro orgullo de esta ciudad son, sin dudas, las Iglesias de Santiago, San Pedro y la catedral Nuestra Señora del Prado, las cuales componen el triángulo gótico de Ciudad Real.
Los museos, por cierto numerosos, son el escenario ideal para conocer de lleno la historia de esta rica ciudad. En la Casa Museo Elisa Cendrero, es posible apreciar una vasta colección de abanicos que datan de los siglos XVI al XIX, aparte de armas, títulos de nobleza y mobiliario estilo Luis XVI. Por su parte, el Museo del Quijote recrea con montajes multimedia el ambiente del siglo XVI. Mientras que el Museo Provincial, el Continue reading

Turismo cultural en Alpandeire

De visita por Málaga realizaremos un alto en Alpandeire, un municipio que forma parte del Valle del Genal, en la Serranía de Ronda. Su ubicación geográfica hace que la bella estampa que ofrece su casco urbano se combine con un entorno natural sumamente encantador.
Además de poseer una gran cantidad de arroyos, el pueblo cuenta con espacios de singular belleza que son dignos de visitar, como es el caso de los Tajos del Canalizo, el Infiernillo, el Cerro de los Frailes y la Finca de las Amarillas, por mencionar solo algunos.
Esta ciudad fortificada posee en su término municipal diversos yacimientos arqueológicos que dan cuenta de los antiguos pobladores del lugar en sus diferentes épocas.
El casco urbano, de calles angostas y empinadas, aún conserva su traza árabe y mucho de su arquitectura tradicional. Aquí, encontraremos las construcciones y rincones más significativos de la población, entre los que se destacan la Iglesia de San Antonio de Papua, edificada en el siglo XVI y reconstruida dos siglos después, popularmente se la conoce como “la catedral de la serranía”; la Casa Natal de Fray Leopoldo, uno de los monumentos más emblemáticos, la antigua Casa de Pósito, donde actualmente funciona un centro cultural, y el Monolito a Fernando VII, entre otros.
Por otra parte, Alpandeire cuenta con yacimientos arqueológicos prehistóricos, como  los dólmenes de las Encinas Borrachas, los enterramientos de Montero y La Vasija, este útlimo de la época romana.
Entre sus festividades más tradicionales se encuentra el Domingo de Resurrección junto con la Fiesta del Niño del Huerto.
En fin, se trata de un destino de gran interés histórico que vale la pena descubrir durante nuestro paseo por Málaga.

Imagen:

http://andaluciarustica.com/fotos/alpandeire.jpg